Padres

Blog de fátima Idea guardada 7 veces
La valoración media de 18 personas es: Excelente

5 consejos de inteligencia emocional para padres


Fuente: Unsplash


Los vínculos afectivos son esenciales para una convivencia familiar exitosa, proporcionan confianza en la relación padres e hijos. La inteligencia emocional está directamente relacionada con estos vínculos afectivos, pero ¿qué es la inteligencia emocional? Esta es la capacidad que tiene una persona para gestionar una serie de habilidades y actitudes. Cabe destacar que entre las habilidades y actitudes emocionales se incluyen cosas tan importantes como la conciencia, identificar, expresar y controlar sentimientos , así como la de controlar los impulsos, la ansiedad y la tensión. ¿Por qué es importante controlar nuestros sentimientos? Si los padres somos capaces de realizar un control eficaz de nuestros sentimientos, también van a ser capaces de hacerlo nuestros hijos. A continuación, 5 consejos para adquirir inteligencia emocional: 

1. Conciencia de uno mismo 

El autoconocimiento es el punto de partida para aprender sobre inteligencia emocional. Hay que ser conscientes de nuestros estados de ánimo y los efectos que estos pueden causar. Para ser conscientes de nuestros estados de ánimo, primero hay que saber diferenciar nuestras fortalezas y nuestras debilidades. Hay que tener confianza en uno mismo y seguridad en cuanto a las valoraciones que hacemos hacia nuestra persona. 

2. Autoregulación 

Si ya somos conscientes de nuestros estados de ánimo y sus efectos, el siguiente paso es aprender a controlarlos. El autocontrol es clave, consiste en la capacidad que poseemos cada uno para controlar eficazmente nuestras emociones e impulsos conflictivos. Para poder realizar esto último, es muy importante que seamos honestos con nosotros mismos. Hay que ser capaz de asumir la responsabilidad de nuestras acciones, así como tener flexibilidad para adaptarnos a los cambios. 

3. Motivación 

La motivación serán las tendencias emocionales que guiarán nuestros objetivos. Hay diferentes tipos de motivación, pero hay una que destaca sobre el resto y es la motivación por logro, ¿en qué consiste? Es esforzarse por conseguir unas metas que están basadas en unos criterios que se relacionan con la excelencia. Pero lo más importante a tener en cuenta sobre la motivación es la iniciativa, es decir, actuar cuando se necesita que lo hagamos. 

4. Empatía 

La empatía es la conciencia de las preocupaciones y sentimientos de otras personas. Se trata de la comprensión de los demás, la capacidad de entender puntos de vista diferentes al nuestro e interesarnos por ellos. Hay que saber aprovechar las oportunidades que nos brindan otras personas y también ser conscientes del tipo de relaciones y emociones que tienen otras personas. 

5. Habilidades sociales 

Las habilidades sociales las podemos definir como la capacidad para producir respuestas deseables en los demás. Estas se pueden clasificar por la influencia, es decir, las tácticas de persuasión. La comunicación, ser capaces de emitir mensajes que sean claros. Liderazgo, es muy importante dentro de una unidad familiar establecer quien inspira o dirige los cambios para que los niños tengan un modelo de conducta que seguir. Resolución de conflictos, hay que poder trabajar en pareja para la resolución de conflictos os situaciones que pueden generar conflictos.  Pero sobre todas las habilidades sociales que deberían de practicar los padres, la colaboración y la cooperación son unas de las más importantes, hay que ser capaz de trabajar en equipo para alcanzar un objetivo común: la crianza de los hijos y una convivencia en familia exitosa. 

Fuente: Pixabay

Errores comunes que debemos evitar

La inteligencia emocional es una de las habilidades más importante de los padres, realizando los 5 ejercicios anteriores es posible alcanzarla con éxito. Pero aún así, hay errores muy comunes que provocan efectos negativos en los niños y demuestran la falta de trabajo en la inteligencia emocional. A continuación, los 5 errores más comunes: 

Decir no llores a un niño: expresar los sentimientos es una de las bases de la inteligencia emocional y es muy importante permitir que tanto los padres como los niños lo hagan. La supresión de las emociones conduce a un estado de estrés constante que es no solo malo emocionalmente sino también físicamente.   

Decir que no se hace de una manera y tomar el control de la situación: la colaboración y cooperación son muy importantes para establecer relaciones de confianza de pareja y con los hijos. En el caso de los niños, si no le permitimos probar y equivocarse, los niveles de autoestima y confianza van a bajar considerablemente. 

Decir debería darte vergüenza: el liderazgo es una parte importante de las habilidades sociales, pero no hay que desacreditar a tu pareja delante del niño porque el trabajo en equipo y la confianza se verán comprometidos. En cuanto a los niños, decirles que debería darle vergüenza, va a crear efectos negativos porque lo desmotivará para seguir aprendiendo porque va asociado al valor con una connotación negativa. 

Decir que si no obedece, lo dejo en el sitio: esto está referido específicamente a los niños y está relacionado con la empatía que pueden tener los padres. Uno de los mayores temores que suelen tener los niños es el abandono y una amenaza relacionada con este tema puede tener efectos muy negativos porque está relacionada con uno de sus mayores temores. Hay que ser empáticos y tener en cuenta los sentimientos de nuestros hijos. 

Si seguimos los 5 pasos para lograr la inteligencia emocional y tenemos en cuenta los 5 errores más comunes, lograremos efectuar vínculos afectivos de calidad con nuestra pareja e hijos. Esto resultará en una relación familiar armoniosa y saludable, ¿te han ayudado estos consejos? 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos