Padres

Blog de fabiola 2 Idea guardada 1 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Bebés de dos años

Descubre cómo evoluciona tu bebé

dos años


Parece mentira, aún recordamos como si fuera ayer la llegada de nuestro bebé al mundo y, sin darnos cuenta, ya ha llegado su segundo cumpleaños. Los 24 meses son muy especiales, ya tenemos la experiencia de haber vivido su primer añito y nuestro pequeño ahora es más consciente, podríamos incluso decir que, a partir de los dos años, los bebés dejan de serlo para convertirse en pequeños niños que ya saben hacer un sin fín de actividades.

Apenas les queda un año para comenzar el colegio y aunque parezca que no están preparados, durante el año que nos espera se van a desarrollar muy rápidamente, tanto a nivel intelectual como físico. Sin duda, si tuviésemos que poner un nombre a esta etapa, sería el periodo de las rabietas, de la independencia. El niño lo quiere hacer ya todo solo y protestará con todo lo que le digamos. No hay que asustarse, es su primera etapa de independecia y se le pasará muy rápido, solo tenemos que tener paciencia.

Alimentación de los niños de dos años

A partir de los 24 meses, la alimentación de los niños cambia totalmente. Esto ocurre porque entre los dos y los tres años aparecen por fín los segundos molares, por lo que su dentadura se completa y ya son capaces de morder y masticar bien. Esto abre un gran abanico de posibilidades a la hora de comer: la carne, el pescado, los cereales, legumbres y huevo ya están dentro de su menú diario. Es importante que abandonemos las papillas a esta edad, puesto que los niños necesitan masticar, debemos pasar a la comida sólida.

niño comiendo


Otro punto muy importante, es que, llegado los dos años, los niños tienen una gran coordinación en movimientos, por lo que durante esta etapa lo normal es que quieran coger los cubiertos por sí mismos para comer. Aún necesitan ayuda para comer sopa o pelar algunos alimentos, pero ya pueden ir haciéndolo ellos solitos. Desde este momento, el niño ya puede comer siempre con sus padres a la mesa, lo que mejorará notablemente vuestra relación, además de hacer de la comida un momento agradable.

La leche sigue siendo fundamental en su alimentación diaria. Tanto si sigue tomando leche materna, como si la toma artificial o productos lácteos (queso, yogures...), se recomienda que tome medio litro de leche diaria. Debemos inculcarles desde el primer momento una comida sana y predicar con el ejemplo. Además, después de comer no podéis olvidar cepillaros los dientes, vuestro pequeño puede ir aprendendo con ayuda de sus padres poco a poco.

¡Adios al pañal!

El siguiente gran cambio a partir de los dos años, es la necesidad de que el pequeño aprenda a ir al baño por sí solo. Pero no es una tarea sencilla, para ellos es de las más complicadas, cada niño tiene su propio ritmo y hay que respetarlo, puede que no lo consiga a los dos años. Debemos escoger bien el momento, durante una etapa lineal, puesto que cualquier cambio inesperado (las vacaciones, por ejemplo) puede suponer un atraso en el intento.

bebe baño


Lo importante es hablar con el niño para saber cuándo está dispuesto a dar el paso y hacerle protagonista de todo el proceso para que se sienta orgulloso de conseguirlo. No debemos impacientarnos, ni forzar al niño, poco a poco lo ira consiguiendo. El control de la caca suele lograrse entre los dos y los dos años y medio, a la vez que el control diurno del pis. Sin embargo, el control del pis durante la noche puede tardar algo más, incluso llegar en el tercer o cuarto año, cada niño tiene su proceso particular.

De la cuna a la cama

Si tu hijo aún duerme en la cuna, llega por fin el momento de pasarle a la cama de verdad. El planteamiento de este paso es muy importante, tanto para los niños como para nosotros como padres. No debemos sentir tristeza porque nuestro pequeño 'se haga mayor', al pasarle a la cama. Seamos conscientes de que al fin y al cabo tiene dos años, quedan muchos para que se haga mayor de verdad. Tenemos que animar a nuestro peque, con esa excusa precisamente para que le apetezca pasar por fin a la cama.

cama


Lo mejor es implicar al niño en todo el proceso. Puede acompañarnos a elegir el colchón y los colores de las sábanas y colcha, para que se sienta más implicado en el cambio. Si el motivo del cambio de cuna a la cama es la llegada de un nuevo hermanito, tenemos que conseguir que ambos acontecimientos no coincidan porque de esta manera el niño se sentirá muy desplazado y conseguiremos totalmente lo contrario.

Pequeñas rabietas

Por último, como ya hemos dicho, si algo identifica a la etapa en la que los niños cumplen dos años, son las pequeñas rabietas que reinvindican su 'yo personal'. Los niños quieren hacer todo por sí mismo y su palabra preferida será NO. 'No quiero', '¡No!, '¡Que noooo!', van a ser las frases más escuchadas, acompañadas por los berridos y llantos que tendremos que soportar sin motivo aparente. Puede que nos saquen de quicio, pero apenas tienen dos añitos y no son conscientes de lo que hacen, ellos solo quieren investigar y ser autosuficientes. Ten paciencia y quiérele mucho, ya se le pasará...

rabietas


Agradecimientos: nappent/flickr, Josh Davis/flickr, Jean Pichot/flickr, Monica Holli/flickr, Upsilo Andromedae/flickr

¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

frases niños cosas divertidas niños frases célebres niños

Cosas que te divierten de tu hijo

Cuántas situaciones divertidas provocadas por vuestros hijos guardaréis en la memoria, y seguro que cada vez que las recordáis, volvéis a reíros como cuando sucedieron. Frases disparatadas, situaciones surrealistas, preguntas sorprendentes, algunas de las cuales sin respuesta... Desde luego, el ingenio de los niños a veces es insuperable y nos deja unos momentos de lo más divertidos, de esos que c ...