Padres

PsicologiaYAutoAyuda_Com Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Cómo gestionar las rabietas infantiles


Cómo Gestionar las Rabietas Infantiles

Consejos para tener una actitud de autoridad ante las rabietas de tus hijos evitando perder la calma y gestionando la situación con inteligencia emocional.

Cómo actuar ante las rabietas

Las rabietas de los niños, a veces, desbordan a los padres. Sin duda, la paciencia también se agota ya que además, el cansancio de la conciliación es un factor que influye en el propio ánimo. Para gestionar las rabietas infantiles, el primer paso y el más importante es mantener la autoridad ante los niños. Es decir, tener firmeza en la toma de decisiones recordando que un límite se interioriza a partir de la coherencia. Por el contrario, cuando dices sí a tu hijo y luego le dices que no respecto del mismo asunto, no comprende la información que quieres darle.

Aunque es difícil tener paciencia cuando en un mismo día acumulas un montón de situaciones estresantes, intenta mantenerte relajado durante la rabieta del niño. ¿Cómo puedes conseguirlo? Intenta mantener la concentración en aspecto básicos, por ejemplo, no eleves el tono de voz, respira profundamente. Realiza cinco respiraciones profundas para tomar aire y conectar con el ahora desde una perspectiva positiva.

Es recomendable que no intentes razonar con el niño cuando está experimentando la frustración propia de la rabieta ya que entonces no atiende a razones. Es mejor que esperes a que se calme para poder hablar con él.

Intenta tener empatía. Intenta comprender cuál es el motivo que hace que el niño se sienta de este modo. Puede ser una razón que desde la perspectiva del adulto, no tenga tanta trascendencia. Sin embargo, para el niño, puede tener una mayor dimensión. Observa esta expresión emocional en su parte positiva. El niño todavía no sabe gestionar sus emociones de otro modo, y sin embargo, a través de esta ira expresa aquello que siente.

Observa que el niño está en un entorno de seguridad y que no tiene ningún riesgo de caída. Por ejemplo, comprueba que no hay próxima una zona de escaleras. Cuando el niño tiene una rabieta puede desarrollar cierta agresividad, por esta razón, comprueba que no tiene riesgo de golpearse con ningún elemento exterior. Una vez que compruebas que está en una zona de seguridad, intenta ignorar la situación para no reforzar este tipo de conducta, y sin embargo, elogiar de forma positiva su actitud cuando se tranquilice.

Para un niño pequeño, una desilusión tan sencilla como tomar un bocadillo de un sabor distinto al que había imaginado durante todo el día, y esa ilusión le había mantenido motivado hasta la hora de la merienda, puede ser una frustración que rompe con lo que había proyectado. Intenta recordar tu propia etapa infantil para observar cómo en aquel entonces te tomabas de un modo muy distinto situaciones que ahora te resultan mucho más sencillas. Tu hijo también vivirá este mismo proceso pero necesita tiempo para conseguirlo.

Lee cuentos a tus hijos y comenta las historias poniendo un punto de atención especial en las emociones. De este modo, tu hijo crece en un ambiente de afectividad en el que aprende a poner nombre a sus sentimientos.

Fuente: este post proviene de PsicologiaYAutoAyuda_Com, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

general educación salud-enfermedad ...

Cómo gestionar las Rabietas

Las rabietas de los niños parece que tocan al adulto más allá de un simple fastidio. Todos hemos sido pequeños y hemos tenido nuestras rabietas.  ¿A qué se debían? Pues parece que nuestro pasado se actualiza cuando estamos ante ese niño o niña que grita, llora, pierde el control. “Los niños son auténticos y espontáneos por tanto sienten sus emociones intensamente. Cuando las expresan es para ...

general educación y crianza gestionar rabietas ...

Las rabietas: ¿Cómo gestionarlas?

Las rabietas son protestas, escenas explosivas de rabia, ira o disgusto, son una manifestación del pensamiento, una forma de expresar la frustración y el enfado. A partir de los dos años el niño empieza a diferenciarse del adulto, ya no lo necesita la mayor parte del tiempo, pero aún no es lo suficientemente autónomo para poder gestionar solo sus sentimientos y emociones. Este proceso de separació ...

consejos crianza controlar las rabietas ...

Aprende cómo controlar las rabietas de tus hijos con estos sencillos consejos

La crianza puede ser un asunto problemático si tienes un hijo de carácter fuerte. Por eso, debes aprender cómo controlar las rabietas de tus hijos con estos sencillos consejos. Es frecuente ver como los niños entran en etapas de rebeldía y normalmente las personas tienden a asociar estas rabietas con problemas durante la crianza anterior a estos problemas. En muchos casos eso es cierto, pero por l ...

crianza respetuosa

Rabietas infantiles

Tendemos, por lo general, a menospreciar o minusvalorar las rabietas de los niños o incluso (aún peor) llegamos a negarlas o rechazarlas: un niño bueno no tiene rabieta, no es para tanto, deja de llorar... son frases típicas que se escuchan por ahí. Muchas veces culpabilizamos o juzgamos a los padres del comportamiento del niño, pocas veces nos ponemos en su lugar, es difícil saber reaccionar ante ...

rabietas rabietas infantiles gestionar rabietas ...

Gestionar una rabieta es facilisimo

Me acaba de llamar una amiga contándome que su hijo Mike ya está empezando a tener las famosas rabietas. La situación de ver al niño gritando y pataleando en el suelo ha podido con ella y han terminado histéricos los dos. Las rabietas son comportamientos de lo más natural que comienzan sobre los 12 o 18 meses y disminuyen sobre los 4 años. Se producen por no poder conseguir lo que quieren o llevar ...

crianza respetuosa niños felices rabietas infantiles

Las rabietas infantiles y el control de las emociones

Mucho se ha dicho sobre las rabietas infantiles, de lo normal que son y cómo deberíamos actuar los padres. Yo solo quiero compartir una de mis experiencias y mi propio punto de vista. Cada familia es diferente y cada persona (mamá o papá) tiene una manera distinta de abordar este tipo de situaciones. No quiero imponer mi forma de pensar, ni mucho menos juzgar a otras madres, porque estoy 100% se ...

aprendizaje inteligencia emocional ocio y juegos ...

5 preguntas y respuestas sobre las rabietas infantiles

Con casi toda seguridad, las rabietas son uno de esos grandes temas que siempre tienen cabida en nuestro canal de padres. Y es que ocupan gran parte del tiempo (para algunos demasiado) de los cansados y desmotivados padres que ya no saben a qué o a quién recurrir para que sus hijos se porten bien. Se trata de un tema tan vasto y lleno de matices, que es necesario tener muy claro qué es y a qué no ...

niños disciplina positiva talleres

Taller de Disciplina Positiva: limites y rabietas.

Nuevo taller de Disciplina Positiva con Criansana. Gestionando retos con Disciplina Positiva: Límites y Rabietas. 14 de Marzo del 2015. De 11:00h a 13:30h En la Biblioteca de Can Baratau, Tiana. Precio: 20??? por persona o 30??? por pareja. Facilitadoras: Elvira Sánchez, Judit Teixidor y Nuria Ortega. Será un taller en el que aprenderemos a gestionar los retos con herramientas de Disciplina Pos ...

Infográficos comportamiento Consejos ...

15 Consejos para gestionar las rabietas Infográfico

Las rabietas son uno de los temas que más de cabeza traen a los padres. Seguro que como padre, te habrás enfrentado a más de una, y como profe como profe ese momento rabieta de uno de tus alumnos mientras debes encargarte de los otros 27 es ¡inolvidable! Esta semana he preparado un infográfico con 15 claves fundamentales, desde mi punto de vista, para gestionar lo mejor posible las rabietas. Espe ...