Padres

Educar para el futuro Idea guardada 5 veces
La valoración media de 6 personas es: Excelente

Tus hijos, tu espejo

Las relaciones con las personas que tenemos a nuestro alrededor nos ofrecen una gran oportunidad de aprendizaje y crecimiento personal. Cuánto más estrecha sea la relación, más oportunidad de auto-conocimiento tenemos a nuestro alcance. Y es que las personas que más queremos son con las que más conflictos tenemos, con quienes más confianza mostramos y por lo tanto más transparentes nos permitimos ser.

Ya he dicho en varias ocasiones que considero a los niños unos grandes maestros, puesto que con ellos mantenemos una de las relaciones personales que más despierta nuestras características dormidas. Con nuestros hijos sacamos a la luz nuestras sombras y también nuestras luces. Podemos descubrirnos ante un enfado que jamás habíamos mostrado con nadie tan solo porque nuestro pequeño haya decidido pintar en la pared, y del mismo modo también podemos descubrir una creatividad que jamás nos hubiésemos imaginado en nosotros al inventarnos cuentos increíbles cuando es hora de dormir.

Los hijos son grandes maestros que te ofrecen la oportunidad de conocerte mejor.

El auto-conocimiento es fundamental para mantener relaciones saludables con cualquier persona, más aún con tus hijos. Muchas veces reaccionamos de formas inimaginables ante lo que para nosotros son provocaciones de nuestros hijos. Vemos en ellos características, actitudes, conductas, que nos sacan de quicio. Nos quedamos en la superficie y creemos que son las características de los niños “las culpables” de nuestras reacciones. Si buceáramos hacia el interior nos daríamos cuenta que en realidad la causa de nuestras reacciones reside en el rechazo hacia nosotros mismos, nuestras heridas no sanadas, la falta de amor y respeto hacia nuestras necesidades y características propias.

Lo que más rechazamos en los demás es lo que estamos rechazando en nosotros mismos, negando, ocultando.

Y la interacción con nuestros peques tenemos múltiples ocasiones para mirarnos en el espejo que son nuestros hijos y descubrir qué es lo que rechazamos de nosotros mismos. ¿Qué es lo que más te altera de tu hijo? Reflexiona. ¿Qué problema existe dentro de ti con eso? ¿Qué miedo se despierta cuando tu hijo se comporta de esa manera? Gracias a estas situaciones que tanto detestas tu hijo te está mostrando tu camino de desarrollo a seguir. Estás ante la oportunidad de vencer un miedo, de conocer y aceptar con amor una parte de ti rechazada, de trabajar alguna característica de tu personalidad que necesites potenciar…

Cuando entras en el camino de descubrir tus propios “conflictos” internos (traumas, miedos, inseguridades, rechazos, negaciones, falta de amor….) comienzas a ver lo que sucede a tu alrededor desde otro punto de vista, comienzas a actuar como deseas hacerlo en lugar de reaccionar automáticamente, comienzas a cambiar y el cambio, siempre es a mejor….es entonces, cuando tu cambias, que todo cambia. Y todo cambia por que tu ves las cosas desde otro punto de vista, porque no se despiertan en ti esos miedos o ese dolor que sentías ante esas situaciones que de un modo inconsciente te recordaban a malas experiencias pasadas.

hijos espejo


Además, todo cambia porque tu ya no te comportas del mismo modo. Nuestro comportamiento tiene consecuencias y reacciones en los demás. Tu actitud, inevitablemente, provoca en los demás otras actitudes. Cuando alguien en la familia se encarga de todo, es resolutivo, rápido, eficaz….¿qué ocurre con las personas de su alrededor? Que se acomodan, que no ven necesidad de ayudar a la otra persona; puede que crean que ella ya lo hace muy bien todo y que es una suerte porque así no tienen que “trabajar” tanto; o puede que se sientan inferiores, incapaces de hacer las cosas tan bien y tan rápido como las hace ella. Todo en esta vida se rige por la ley de la causa y el efecto, y nuestra actitud no es menos.

En ocasiones, muchas, podemos recoger actitudes de los demás que son el efecto de nuestra propia actitud (la causa).

Con los niños es sencillo ver cómo si te comportas de manera exigente, dando órdenes, tratándolos con brusquedad, recojas una actitud en ellos poco colaborativa, desafiante, rebelde o quizás lo opuesto, con muestras de miedo y sumisión hacia ti. También podría ocurrir todo lo contrario, que tu actitud demostrara una falta de respeto hacia ti misma y que entonces los niños te devolvieran poca consideración hacia tus necesidades, muchas exigencias, etc. Observa qué te están devolviendo tus hijos y podrás descubrir qué actitud estás teniendo tu con ellos. Sólo cuando tomas conciencia de tu actitud puedes iniciar el proceso para cambiarla….y este es siempre el primer paso: Observar y estar presente.

Te propongo que comiences a observar los efectos que recibes en tu vida y los observes hasta descubrir las causas. Todo lo que hacemos tiene su causa, y nuestras actitudes, defensas, reacciones, muchas veces son la causa de la falta de armonía en las relaciones con nuestros hijos.

También te animo a que observes que se despierta en ti en esas situaciones que te sacan de tus casillas (como antes he dicho). ¿Qué dolor se activa? ¿A qué te recuerda? Quizás llegues a descubrir una herida de la infancia no sanada que te empuja a “defenderte” ante situaciones que tu mente interpreta como parecidas. Es algo largo, se necesita tiempo y repetir una y otra vez situaciones similares que nos den la oportunidad de tomar conciencia de lo que estamos sintiendo y pensando, pero te aseguro que cuando comienzas a descubrir todo tu mundo interior, empiezas a liberarte de pesos que no te dejaban avanzar y disfrutar del camino de la vida.

Los hijos son una maravillosa oportunidad para conocerte a ti mismo, no la única, pero si una muy potente puesto que en la mayoría de casos no nos planteamos “huir” de nuestros hijos. De los padres podemos plantearnos alejarnos para no sufrir, de una pareja podemos plantearnos separarnos para no enfrentarnos a conocernos mejor, pero de los hijos (sin tener en cuenta casos extremos) no nos planteamos dejarlos. Son las personas con quienes estamos más predispuestas a amar incondicionalmente, y ésta es la gran lección de la vida que los niños nos pueden enseñar:

el amor incondicional.

Si este artículo te ha tocado hondo, te dejo aquí el enlace al artículo “Cómo tratar las emociones de los niños” dónde hablo un poco más sobre esto, centrándome en las emociones, y explico algún ejemplo personal que podría ayudarte a descubrir muchas cosas sobre ti misma y tus sentimientos.

Espero te resulte útil este artículo y que, si lo deseas, me ayudes a compartirlo. Necesitamos a muchas personas conociéndose a sí mismas para educar a los niños para un futuro en el que el desarrollo personal y el conocimiento sobre uno mismo será primordial…¿de quién mejor que aprender a conocerse que del ejemplo de sus padres?

¡Muchísimas gracias!

Nuria.

¿Quieres que te envíe a tu email todos los artículos del blog y las novedades de los cursos y formación para padres?

¡Puedes suscribirte gratis a la Newsletter y te mantendré informad@ de todo!

[contact-form-7]

.

Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La disciplina del amor

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos y de eso no hay duda. Lo hacemos lo mejor que sabemos. No existen en general buenos ni malos padres, simplemente que a veces no contamos con las herramienta ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

familia y relaciones convivencia familia ...

Consejos para mejorar la relación con tus hijos

El principal grupo de una sociedad está compuesto por la familia, es allí donde se enseñan los valores, tradiciones, costumbres, responsabilidades, principios de vida, leyes, deberes y derechos. Este grupo suele estar conformado por padres e hijos que se relacionan entre sí, pero si esas relaciones van desmoronándose ¿Cómo haríamos para mejorar la relación con nuestros hijos? Crear un buen ambient ...

psico coaching familiar

Cómo Mejorar la Relación con tus Padres

La relación entre padres e hijos cambia a lo largo de la vida puesto que cada ser humano vive su propio proceso de desarrollo personal. El niño tiende a idealizar a sus padres. Una idealización que finaliza en la adolescencia cuando ya empieza a buscar su propia autonomía encontrando su espacio principal en el poder del grupo. ¿Cómo mejorar la relación con tus padres? En la etapa adulta, la distan ...

Crianza comunicación disciplina positiva

Mejorar la relación con tus hijos

¿Te has preguntado alguna vez qué hacer para mejorar la relación con tus hijos? Si te lo has preguntado alguna vez seguramente haya sido después de decir: es que mis hijos no me hacen caso, se portan fatal, les dan igual los castigos, hacen lo que les da la gana, no me escuchan, etc etc. ¿Has dicho alguna de estas frases hace poco?, ¿te identificas?. Todas esas frases y otras muchas nos vienen a l ...

Educación respetuosa

14 reflexiones sobre la relación con nuestros hijos.

La relación que mantenemos con nuestros hijos no requiere actitudes diferentes a las que tenemos cuando nos relacionamos con otras personas. Los principios y valores básicos para relacionarte con tu mejor amigo o con tu hijo son los mismos: Aprecio, respeto, honestidad, empatía, asertividad, lealtad, confianza… Después, harás cosas diferentes con un amigo que con tu hijo, por eso tu hijo no ...

crianza/educación pedagogía waldorf aprender a leer y escribir ...

Cómo respetar el proceso natural de aprendizaje de la lectoescritura

Cuando empecé a conocer la pedagogía Waldorf, una de las cosas que había leído y me habían contando es que cuando los niños llegan a primaria (después de haber pasado 3 años en el jardín de infancia donde hacen muchas cosas, pero no aprenden las letras, ni hacen fichas,… Puedes ver cómo es un día en un jardín Waldorf aquí), en muy poco tiempo aprenden a leer y a escribir. Llevo más de diez ...

general maternidad

La relación con mis hijos

Este blog lo comencé a escribir para desahogarme como madre y escribo muchas cosas que me desahogan, pero hoy necesito hablar de mis hijos. Hace menos de cuatro meses me propuse que la relación con mis hijos tenía que cambiar. No quería que ellos me recordaran como una madre gritona y malhumorada siempre. Quiero que mis hijos tengan un buen recuerdo mío. Sentía que no lo estaba haciendo nada bien, ...

general premios maternidad ...

La relación con mis hijos parte 2

Como ya os he contado alguna vez, inicié el blog como reto personal para dejar de gritar a mis enanos e intentar ser mejor madre. Hace unos días os contaba como iban las cosas, si no lo habéis leído aquí os lo dejo y os sigo contando como van. Lo cuento especialmente para las mamis que me hacen preguntas sobre disciplina positiva, que no soy ninguna experta, ojalá lo fuera, solo voy aprendiendo a ...

general desarrollo personal

Cómo alcanzar el éxito personal

¿Preparado para alcanzar el éxito? ¡Estoy muy feliz! Hoy estreno nueva sección en mi web, que espero que os guste  . Como ya sabéis los que me seguís, hasta ahora siempre he escrito sobre educación, recursos para niños, cómo educar niños, actividades para niños… etc. Sin embargo, sentía que algo estaba incompleto. Creo firmemente que no podemos transmitir algo que nosotros no poseemos. Som ...

general maternidad

Aprenderás de tus hijos

Te conviertes en madre por primera vez y dudas sobre si sabrás comprender a tu recién estrenado bebe- Pero sin darte cuenta, de manera instintiva,comienzas a saber cuando tiene hambre por que chupa su puñito, cuando tiene gases por su manera de llorar, cuando tiene sueño por como restriega furiosamente sus ojos... Poco después, te vas convirtiendo en su interprete y traduces todo lo que dice en su ...

general diario rabieta ...

La relación con mis hijos 4, rabieta en plena calle

Fuente pixabay Uno de los momentos más temidos cuando somos padres es cuando por h o por b te montan una pataleta en medio de la calle con un montón de gente mirando. Lo que agobia eso, ¿verdad? ¿A que os ha pasado? Estoy segura que sí. Os cuento como salí airosa el otro día. Para ser sincera casi ni yo misma me lo creía pero sí, así fue. Primero tengo que contaros lo que pasó el día anterior, q ...