Padres

Blog de fátima Idea guardada 90 veces
La valoración media de 222 personas es: Muy buena

Cosas que no hay que decir a los hijos

Expresiones habituales que decimos sin pensar

portada
Es tremendamente complicado controlar al detalle la manera en la que hablamos y nos dirigimos a nuestros hijos. Por eso, es bastante habitual que los padres sobre todo, pero también tíos y abuelos, dirijan a los pequeños frases que, sin quererlo ni saberlo, provocan en ellos sentimientos de temor, celos, tristeza, frustración y humillación.  

En realidad, son expresiones muy cotidianas, fruto de las situaciones de estrés, agobio o enfado, que nos llevan a actuar sin atender a las consecuencias. Además, es muy común creer que nuestras palabras no van a tener grandes repercusiones.

 

Así no se llega a ningún sitio

El primer tipo de expresiones que debemos evitar son las del tipo “como no hagas esto..”, “como sigas comportándote así...”. Es cierto que muchas veces son inevitables, pero los expertos opinan que este tipo de amenazas son contraproducentes y no consiguen cambiar la conducta de los niños.

 

Etiquetar a un niño con un “eres tan..” o “eres muy..”, sea positivo o negativo, puede llegar a cambiar su verdadera personalidad. De la misma manera, hay veces que empleamos frases que, sin darnos cuenta, desmoralizan al pequeño porque les hace sentirse avergonzados. Nos referimos a cosas tipo “pareces un bebé”, “¿no te da vergüenza comportarte así?” o “pero mira que eres torpe”.

 

                                     
niños


Por otro lado, hay momentos en los que las rabietas y malas conductas provocan situaciones de estrés que nos llevan a reaccionar con un “eres un niño malo”, “esto es insoportable”, “me estás volviendo loca” o “cada día te portas peor”, y no nos damos cuenta de que los niños pueden creer que es un pensamiento real y permanente, que es lo que opinamos de ellos y, por tanto, afectar directamente sobre su personalidad, pues pueden llegar a asumir que realmente son así.

 

¿Aplaudiendo su esfuerzo?

En ocasiones, cuando le transmitimos al pequeño un “lo puedes hacer mejor” creemos que estamos motivándole para superarse a si mismo. Sin embargo, a veces puede ocurrir que generemos una especie de frustración en el niño si no se ve capaz de hacerlo mejor.

 

                               
niños


Por el contrario, no es bueno decir un “buen trabajo” a cada pequeña cosa que haga, pues así le restaremos importancia a esa frase que debe ser empleada para valorar el esfuerzo del pequeño. Ejemplo: se lo podemos decir cuando recoja sus juguetes, pero no por el dibujo número diez del día.

 

Referir a otros familiares

A veces es inevitable frases como “mira las notas de tu hermano” o “mira lo recogida que tiene la habitación tu hermano”. Está claro que nuestra intención al decir algo así es provocar la reacción del niño para que así recoja, haga los deberes... Sin embargo, lo que podemos conseguir es crear una fuerte rivalidad entre ellos que puede, incluso, provocar una mala relación.

 

                             
hermanos


Es muy habitual que refiramos a la figura del padre en muchos contextos que pueden resultar contraproducentes. Por ejemplo, si decimos “es que eres igual que tu padre” transmitimos una especie de 'rechazo' en el niño a llegar a parecerse a él. Por su parte, un “verás cuando llegue tu padre” te resta autoridad y, además, convertirá al padre en el 'ogro' de la casa.

 

La complicada adolescencia

Cuando somos padres de adolescentes, la situación se complica un poco más pues podemos llegar a un enfrentamiento más 'duro'. Cuando queremos conseguir algo de ellos, sobre todo en lo referido a los estudios, tendemos a usar expresiones como “no vas a llegar a nada”, “yo a tu edad ya trabajaba y mirate tú”, “eres un vago” o “no aprecias lo que tienes”. Todas ellas frases que soltamos pretendiendo provocar una reacción en ellos, pero que solo refuerzan la distancia entre los progenitores y los hijos, su desorientación y frustración y, por tanto, su desinterés por las responsabilidades.

 

                              
niños


 

Del mismo modo, expresiones como “me da igual lo que hagan tus amigos”, “porque lo digo yo” o “me da igual lo que pienses” solo provocarán un rechazo en tu hijo y una relación de tensión y distanciamiento entre ambos.

 

En general, comprobar que resultan muy familiares este tipo de expresiones no significa que se sea un buen o mal padre. La realidad demuestra que son muy comunes en la educación de los niños y que son fruto de la cotidianidad y el esfuerzo diario. Sin embargo, el primer paso para intentar evitarlas es conocerlas, asumirlas y aprender sus posibles consecuencias.

 

Agradecimientos: a Terra, Euroresidentes, Colegio Sagrada Familia, Sinalefa y BioBioChile. Y a Hoy Bolivia, Tus Trucos, Progresa Parador, Blog de Nenes y Prodavinci por las fotografías

¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

crianza natural inteligencia emocional psicología infantil ...

Cosas que no hay que decir a los hijos

Hoy quiero recuperar un post que tuvo muchas respuestas y que estoy segura que dado el tema que es, despertará nuevas inquietudes o curiosidades.... Desde que estoy al timón del canal de Padres, hay un montón de situaciones de la vida diaria en las que, por inercia, me fijo más y analizo en mayor profundidad que antes. Todos hemos visto alguna situación de falta de respeto entre padres e hijos, en ...

niños hablar a los niños hablar a los hijos ...

Frases que no debemos decir a los niños

Ya hemos hablado en alguna ocasión de lo habitual que es que los padres sobre todo, pero también tíos y abuelos, dirijamos a los pequeños frases que, sin quererlo ni saberlo, provocan en ellos sentimientos de temor, celos, tristeza, frustración y humillación. Por eso, vamos a comentar algunas de las más comunes para intentar evitarlas. 1El primer tipo de expresiones que debemos evitar son las del ...

asertividad infantil asertividad decir no ...

La asertividad infantil

Cómo estimular las correctas relaciones sociales

La asertividad es la capacidad que tienen las personas de decir las cosas negativas sin causar daño a las personas. Es una cualidad muy buena, que si aprendemos desde pequeños nos resultará valiosa a lo largo de la vida. ¿Cómo ayudamos a nuestros hijos a ser asertivos? En este reportaje, te lo contamos.

frases niños cosas divertidas niños frases célebres niños

Cosas que te divierten de tu hijo

Cuántas situaciones divertidas provocadas por vuestros hijos guardaréis en la memoria, y seguro que cada vez que las recordáis, volvéis a reíros como cuando sucedieron. Frases disparatadas, situaciones surrealistas, preguntas sorprendentes, algunas de las cuales sin respuesta... Desde luego, el ingenio de los niños a veces es insuperable y nos deja unos momentos de lo más divertidos, de esos que ...

general escuela de padres familia

8 claves para que nuestros hijos sean felices.

Todos los padres y madres del mudo queremos ver a nuestros hijos crecer sanos y felices. Este es el mayor deseo y anhelo, tanto es así que la mayoría nos desvivimos por hacerles felices en la medida que nos es posible. Pero según Silvia Álava, psicóloga infantil y autora “QUEREMOS HIJOS FELICES. Lo que nunca nos enseñaron (de 0 a 6 años)”, libro del que he hablado ámpliamente y en nume ...