Padres

Asi piensa una mamá Idea guardada 4 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Mini Thor entra en la escuela infantil

Ya se está terminando el curso, y quizá en la mente solo tenemos las vacaciones, pero Sil viene a contarnos cómo fue la adaptación a la escuela infantil de Mini Thor, por qué estuvo a punto de arrepentirse, y cómo superaron el proceso.

Adaptación a la escuela infantil

El día 5 de septiembre estaba marcado en mi calendario desde hacía meses. Y no precisamente por una fecha conmemorativa especial, triste, nostálgica o romántica. El 5 de septiembre marcaba el inicio de una nueva etapa en nuestras vidas, LA ESCOLAR.

No sé si lo he contado por algún otro medio pero a pesar de mi intención inicial de llevar a MINI THOR al colegio con 12 meses, que es cuando la escuela infantil de mi localidad lo permite, el hecho de que no andara me tiró para atrás, aunque no fue el único motivo. De modo que me organicé con familiares y amigos para pasear al niño, bailarlo y yo poder medio trabajar. De esta manera también me iba mentalizando y preparando para dejarlo en un entorno menos familiar y más académico. Desde abril, mes en que Mini Thor cumplió su primer año hasta el 5 de septiembre ambos hemos tenido tiempo de madurar, yo en mi empeño por escolarizarlo (porque quería pero a la vez no quería, y mi mente entraba en bucle… ¡qué dolor de cabeza me doy a mí misma!) y él en ganar autonomía. Claro está que en estos meses se han sucedido la anécdotas, las críticas y los halagos a partes iguales porque nunca haces las cosas a gusto de TODO el mundo PERO ¡qué más da ya a estas altura lo que me digan!, lo importante es lo que una madre decida a su conveniencia y no a la de extraños, a fin de cuentas una misma ya se atormenta bastante pensando en si estará haciendo lo correcto. Por el camino fui acudiendo a reuniones escolares, hablando con otros padres de su experiencia en la escuela en la que tengo el niño inscrito, y una vez pasado el verano y preparado el material escolar, FINALMENTE llegó el día.

A pesar de mis nervios iniciales, llegado el día marcado en el calendario los acontecimientos se fueron sucediendo de forma cómoda y natural. Como cada mañana, la rutina se impuso: despertarse, cambiar el pañal, vestirse, asearse, desayunar y en lugar de ir de paseo con Na o alguna de sus titas, le dije al pequeño hombrecito: “hoy vamos al cole”.

cumple 17 meses pesa 16 kilos (y mide casi el metro de altura). Inciso: Nunca le he forzado a comer. Es un niño curioso y todo lo quiere probar, todo lo quiere comer. Ahora bien, cuando dice que NO, es que NO. De forma que cuando el miércoles no quiso desayunar, tampoco almorzar, ni comer, ni merendar, ni un snack, ni tampoco cenar… Pensé: “está bien enfermo”. Le fui dando zumo de frutas a lo largo del día para hidratarlo, porque parece que se lo tomaba bien y era lo único que admitía y paralelamente cada determinadas horas le daba un jarabe u otro.

La pediatra también me preguntó cómo estaba yo, y le contesté que fatigada porque el niño está descubriendo el mundo y yo estoy descubriendo que nuestra casa es un arma de destrucción masiva. Cualquier cosa, objeto, trasto inofensivo hasta la pelusa más insignificante se convierte en potencialmente mortal.

Inciso más largo: Mini Thor era un bebote muy bueno y tranquilo. Y sigue siendo un angelote, aunque desde que empezó con sus primeros pasos… La tranquilidad ha ido pasando paulatinamente a un segundo plano. Desde que se despierta hasta que se acuesta, no para, no descansa, me agarra de la mano y me lleva de estancia en estancia para que hagamos cosas, mi niño lleva pilas alcalinas recargables y no se desconectan. En mi despacho quiere trabajar con el ordenador, se sienta en mi silla y manipula en ratón como un profesional. Agarra la calculadora y toca las teclas mientras charruquea con su lenguaje ininteligible. Luego al ropero-trastero donde tengo los periquitos, los llama, los quiere coger. En nuestra habitación dormitorio quiere abrir y cerrar los cajones de su cómoda y sacar la ropa, o sacar la ropa del cesto de la ropa sucia para ponerse unos calcetines de su padre. En la cocina abre y cierra armarios. Toca los botones de la lavadora y del lavavajillas. Me abre el congelador (heladera), como llega al tablero intenta apoderarse de cualquier utensilio cortante. Alguien pensará que porqué no pongo cierres de seguridad para niños…. Pero antes de que se me juzgue y crucifique por mala madre aclararé que los cierres están puestos. Lo que pasa es que mi hijo tiene tanta fuerza que abre y cierra las puertas y cajones con los seguros puestos.

Mini Thor lo tiene por varios motivos!!!

 

Así que su madre, que soy yo, cuando ve peligro (casi siempre y casi por todo, como buena primeriza) le digo “psssss, no, no” de forma seca, con autoridad, y con el dedo y cabeza le hago gesto de negación. Él de forma chistosa repite el gesto y cambia de actividad. Ha llegado un momento en el que sabe que no puede hacer algo, como abrir un armario de la cocina, pero se acerca mientras hace y dice ” nno, nno, nno, nno” con esa lengua de trapo que tiene. Y lo abre. Con el seguro puesto. Total sólo tiene que hacer un poco de fuerza y el seguro salta como si nada. En cambio, yo tengo que pelearme con el seguro para abrir el armario y agarrar un estropajo o el jabón de la vajilla. Cuando  veo que el niño con un gesto de su brazo lo desbarata me desespero. Lo mismo con las cantoneras de las mesas,¿¿para qué las puse?? ¿¿ ¡¡Para que el niño se distrajera arrancándolas!!?? ¡Claro, es mejor distracción que los juegos de construcción!

Ante semejante nivel de energía de verdad pensé que la escuela infantil sería ideal, lugar acolchado y sin elementos punzantes para minimizar el riesgo de muerte por contusión o corte. Además, me daría un poco de margen para recoger mi hogar y trabajar. Todo eran ventajas hasta que sus lloros me hicieron reflexionar sobre la conveniencia de la medida. ¿Era demasiado pronto? ¿Estaba siendo egoísta? ¿De verdad el niño lo pasaba tan mal? Mis preguntas fueron respondidas una tarde todavía veraniega que lo dejé una hora en la escuela por necesidad, no por convencimiento, y cuando lo recogí no lloraba. Resultó que no había acudido ningún otro niño a la escuela por diversos motivos y la maestra le había podido dedicar la hora íntegra a Mini Thor, cosa que aprovechó para averiguar sus gustos y acomodarlo para que se sintiera bien. Sea como fuere… ¡Funcionó!

La maestra descubrió que al niño le gusta la música, escucharla, bailarla, que le canten y sobretodo, sobretodo, ¡¡tocar instrumentos!! De modo que cuando el lunes siguiente mi marido lo llevó, la maestra ya tenía los instrumentos musicales preparados para acoger al niño. Y hasta aquí puedo escribir… de momento.



Archivado en: Guarderia, Colegio, Educación, Historias en primera persona, La historia de Mini Thor
Fuente: este post proviene de Asi piensa una mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tiempo compartido

Dos hijas, nacidas con 2 años de diferencia. Cada vez que digo eso, recuerdo lo convencida que estaba yo en su día de que quería que se llevaran poco tiempo. Y lo loca que me llegué a volver con las d ...

El punto Peter Reynolds

Hay libros que cuando los lees te cautivan, o al menos a mi me pasa eso. Hace poco, una de las terremoto eligió un libro de la biblioteca para llevarse a casa que le llamó la atención por la ilustraci ...

Y de repente, crecen

Te inicias en la maternidad y los días no tienen horas, solo distingues que es de día o es de noche. No sabes que día es, ni de la semana ni del mes. Los días son un continuo de lactancia, cambios de ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

general educación educación emocional para niños ...

¿Es recomendable asistir a la escuela infantil?

Hace unos días compartí en mi muro de facebook una noticia, que decía que los pediatras recomendaba que los niños comenzasen la escuela infantil a partir de los dos años. Escribí un comentario apoyando esta decisión, y este hecho causó en mi muro un pequeño debate, por lo que hoy decidí crear este post para explicar en parte los motivos por los que estoy de acuerdo, y además tratando un tema impor ...

general educación educación emocional para niños ...

¿Es recomendable asistir a la escuela infantil?

Hace unos días compartí en mi muro de facebook una noticia, que decía que los pediatras recomendaba que los niños comenzasen la escuela infantil a partir de los dos años. Escribí un comentario apoyando esta decisión, y este hecho causó en mi muro un pequeño debate, por lo que hoy decidí crear este post para explicar en parte los motivos por los que estoy de acuerdo, y además tratando un tema impor ...

general educación educación emocional para niños ...

7 criterios para escoger la mejor Escuela Infantil para tu hijo

¡Hola a todos! Ya estoy de vuelta de tierras italianas y hoy os traigo uno de esos post que me encantan :). Estamos ya inmersos en el verano, a punto de empezar el mes de agosto, y ya son muchos padres los que están centrados en la búsqueda de los mejores colegios y escuelas infantiles para sus hijos. Es por eso, que hoy os voy a dar una serie de criterios a tener en cuenta a la hora de escoger un ...

general bebés y mamás educación ...

¿Dejas a tu hijo ser autónomo? Criando despacio

Desde que el peque va a la escuela infantil he aprendido muchas cosas. No sólo las ha aprendido él, yo también y me alegro de ello, porque eso quiere decir que estamos en sintonía. Las educadoras han puesto nombre a intuiciones que tenía sobre cómo hablar y tratar en muchas ocasiones a mi peque. Cosas que me salían solas pero sin saber un por qué. Pero, sobre todo, me han abierto los ojos sobre có ...

general bebés y mamás educación ...

Un día en la escuela infantil

¿Qué madre o padre no ha dicho eso de qué a gusto vería a su hijo en clase por un agujerito? Poco antes de las vacaciones de Semana Santa, pudimos pasar un día en la escuela infantil con nuestro hijo y todos sus compañeros. Fue una experiencia preciosa que hizo que tuviéramos una idea más clara y cercana de lo que hacen allí los pequeños de entre dos y tres años toda la mañana. Por más que te cuen ...

general adaptación escuelas infantiles ...

La adaptación a la Escuela Infantil. Gracias Lisa

Sí, ya puedo ir hablando de adaptación después de dos meses de cierta incertidumbre. Y es que esta historia ha sido larga, no sabía cómo iba a acabar. Pero para mi sorpresa ha sido para bien. Para las que no sepáis de qué os hablo, podéis leer cómo fue el primer día en la escuela infantil , los siguientes dos días y otra continuación en elblog de mi vida con lía. Fueron principios muy duros ...

Crianza/Educación Pedagogía Waldorf despedida ...

Adiós al jardín Waldorf… Y ahora en primaria ¿qué?

La primera vez que pisé la escoleta Waldorf a la que Sunflower ha asistido desde los tres años, sentí que aquel era el lugar en el que podía dejar a mi hija con confianza. Todo el espacio era tan inspirador, tan precioso. En la charla explicativa, hice varias preguntas con intención sobre cómo acompañaban los ritmos de los niños, sobre cómo resolvían los conflictos (por ejemplo si un niño mordía a ...

niños general educación ...

Primer día en la Escuela Infantil

Llegó Septiembre, y de nuevo, hay que volver al colegio. El año pasado, tuvimos nuestra primera experiencia, y a Sara le costó muchísimo, y a mí también, no os vayáis a creer. Se quedaba llorando todo el rato, cosa que a mí me partía el alma. Y a pesar del periodo de adaptación, siguió llorando durante varias semanas. Aquí conté la historia. Mucha gente me decía que la niña lloraba por mi forma de ...

psicología infantil adaptación centro educativo ...

¿Por qué los niños lloran cuando comienzan la escuela infantil?

Si septiembre es un mes que se caracteriza por algo, es porque se inicia el curso escolar. Y con ello, muchos niños de todo el mundo comienzan a acudir al colegio/escuela por primera vez en su vida. Pero, ¿realmente que sucede en estos primeros días de escuela? El inicio de la escuela supone un cambio muy importante para los niños, ya que se dan multiples situaciones desconocidas para ellos hasta ...

Educación Pedagogía Educación Infantil ...

Ningún niño va a tener problemas por no asistir a la escuela infantil

Soy educadora infantil de corazón y por vocación. Reconozco y valoro muchísimo el trabajo de los educadores infantiles, por supuesto. Pero estoy cansada de escuchar eso de: “tu hijo va a tener problemas por no ir a una escuela infantil” o “en la escuela infantil es en el único lugar donde pueden hacer amigos los niños” o “deberías llevar a tu hijo a la escuela infanti ...