Ventajas de ser madre con más de 35 o 40



 

 

Los beneficios de ser una madre mayor, puede ser significativo para muchas. Ya que, en tan sólo dos décadas, la edad de concepción de las mujeres ha aumentado de los 20 a los 33 años en nuestro país. Pero son muchas las mujeres que deciden esperar otros tantos años más, por razones que ellas, en soledad o en pareja, consideran válidas y merecedoras de esa larga espera. La edad hoy se prolonga incluso hasta poco antes de la llegada de la menopausia, algo que, hace años, parecía impensable.  Los expertos coinciden en que a medida que pasa el tiempo, las desventajas físicas para madre e hijo aumentan, así como aumenta el riesgo de complicaciones que pueden culminar en aborto. Pero no todo son problemas. Nosotros te desvelamos las ventajas que puedes tener si eres una madre madura.

Lo ideal, entre los 20 y 30 años
 Desde el punto de vista fisiológico, una mujer está en la edad plena y recomendada para ser madre en la década que discurre desde los 20 hasta los 30 años de edad pero, si es más cerca de los 20 que de los 30 mucho mejor. Nuestros ovarios van produciendo óvulos desde antes de que nacemos. A la edad de 20 años sólo contamos con menos de la mitad de esos folículos que van a  permitir que se produzca un embarazo y de éstos, no todos son ya ‘jóvenes y fuertes’ para ser fecundados. Por lo tanto a medida que vamos cumpliendo años, los folículos empeoran a la par que disminuye su calidad.

Pero lo cierto es que ni nuestro ritmo de vida, caracterizado por el estrés y la dedicación casi exclusiva al trabajo ,ni las convicciones y creencias actuales favorecen que los embarazos se den entre mujeres veinteañeras, en cambio sí en las que tienen o superan la treintena.

La sociedad laica y secularizada en la que vivimos y la tendente desaparición del matrimonio como institución religiosa a la que secunda tener hijos, sin tener en cuenta el momento económico de la pareja, son otros factores que influyen en los embarazos tardíos.                            

Lo real, entre los 30 y los 45
A medida que la edad de la futura madre avanza, lo hacen con ella las posibilidades de enfermedad física y mental en su futuro bebé. Es un dato real pero que no tiene por qué ocurrir si se toman precauciones desde el primer momento en que se conoce la noticia del estado de la mujer.

Las visitas al ginecólogo y las revisiones periódicas son uno de los principales rasgos de la nueva vida como embarazada, pero si se trata de una mujer de 35 años en adelante, van a tornarse mucho más frecuentes y necesarias.

Hace décadas era casi inexistente que una mujer tuviera hijos a partir de los 40 años pero lo cierto es que, desde el punto de vista natural y genético, las probabilidades de quedarse embarazada, aunque disminuyen, existen hasta el momento en que viene la menopausia.

Si una mujer que roza los 50, sigue teniendo reglas, aunque irregulares, aún está a tiempo de tener hijos. Esta tendencia se está generalizando en los últimos años en Europa, sobre todo en los países nórdicos donde las familias mono parentales y las madres solteras y maduras crecen notablemente. Además, las técnicas de reproducción asistida están tomando cada vez más auge fuera y dentro de nuestro país.

 

Tu situación económica es mejor
Cuando una mujer se encuentra rozando los 40 años o va, irremediablemente, de camino al medio siglo de edad, las dudas y miedos ya no van a ser fruto del desarreglo hormonal que tiene debido al embarazo sino que, van a ser más reales y evidentes pues no se encuentra, fisiológicamente hablando, en la edad ideal de ser madre.

Lo más probable a esta edad es tener un trabajo fijo, o por lo menos estable, y que a consecuencia de ello, haya tenido tiempo para organizarse, ahorrar y en definitiva, gozar de una coyuntura económica beneficiosa para traer a un niño al mundo.Se trata de una ventaja mucho más importante de lo que parece pues en ocasiones una u otra situación económica significa poder ofrecer al hijo una buena educación y que no sufra ningún tipo de carencia.

El hijo, suele ser más deseado y querido
Cuando se tiene un bebé a partir de los 40 años, casi con toda seguridad se trata de un hijo deseado. Lo normal es haber tomado precauciones previamente a que se produzca la concepción y dejar de poner barreras anticonceptivas porque la decisión está más que meditada.

Según los psicólogos, cuando la mujer alcanza su plena madurez, es decir, los 40 años en adelante, la mujer sabe lo que quiere y le conviene en cada momento, por lo que la llegada del niño al hogar, seguramente traiga consigo emociones positivas en detrimento de  cualquier emoción que pueda afectar negativamente a la madre (dudas, temor, inseguridad acerca de su futuro y nuevo rol).

No renuncias a otras etapas
Cuidar de un hijo resulta una tarea complicada de la que no tenemos una idea real hasta que la vivimos en nuestras propias carnes. Los sacrificios se multiplican y las nuevas prioridades cambian de forma radical nuestro antiguo esquema de vida. Entre los cambios más evidentes está la ausencia de tiempo libre.

Algo, que a mujeres de todas las edades les suele compensar en muchas ocasiones pero que, si se trata de una madre madura, seguramente esta circunstancia le importe aún menos.La sensación tan frecuente en muchos casos de madres jóevenes que les lleva a creer que 'se están perdiendo algo' o que han renunciado a su juventud por ser madres y dedicarse por entero a la familia, va a ser muy difícil que aparezca entre los 40 y 50 años, pues se trata de otra etapa mucho más tranquila y casera. De este modo, aquellas salidas nocturnas hasta la madrugada ahora se reducen a quedadas excepcionales.

Lo cierto es que ser madre durante la madurez implica una intensificación en el cuidado del embarazo así como de las pruebas médicas pertinentes pero no tiene por qué suponer una desventaja vital ya que actualmente la calidad y esperanza de vida son afortunadamente muy superiores a las existentes hace décadas y merece la pena disfrutar de todas y cada una de las etapas del ciclo vital.

¿A qué edad fuisteis mamás u os planteáis serlo?

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

Relacionado

Cuando vemos los avances científicos en materia de maternidad asistida no podemos dejar de maravillarnos. La ciencia ha sorteado muchos escollos que la madre naturaleza no podía resolver por si sola y en este sentido, es una bendición el que muchas familias hayan podido ver realizados sus sueños gracias a estos avances; la inseminación artificial, las fecundaciones in vitro, la donación de semen o ...

Gracias a los tratamientos de fertilidad, hoy en día es posible ser madre pasados los 45 años, cada vez son más los casos que conocemos de mujeres que con 48 o incluso 50 años que se deciden a buscar un embarazo, empujadas por diversos motivos. En algunas ocasiones, la búsqueda de seguridad económica y laboral hace que la mujer posponga su maternidad, llegando a pasar la edad recomendada para el e ...

Recientemente un informe realizado en el Reino Unido, ha mostrado por primera vez que la proporción de mujeres que tienen hijos mayores de 40 en Inglaterra y Gales ha superado a la de los adolescentes.Las mujeres mayores de 40 años triplican la tasa de fecundidad de este grupo de edad en los últimos 35 años. Y hay muchas razones por las cuales las mujeres mayores están teniendo más hijos.Por supue ...

Que el embarazo cambia a la mujer en todos los aspectos, resulta una obviedad. Pero no tanto, si, tras haber superado esos nueve meses, tan difíciles como bonitos, y después de haber dado a luz, podéis decir, con aplomo,que sois 'personas diferentes. He aquí una de las circunstancias que definen a la maternidad. Ser madre, hace ser mejor persona. El otro día leí un artículo que hablaba un poco d ...

Hoy recupero la sección ¿quieres contar algo? con una historia desgarradora, llena de tristeza, en la que una mujer nos cuenta su experiencia en su lucha por ser madre. Aquí tienes sus palabras:Hola, quisiera compartir mi historia porque la verdad estoy cansada de lidiar con gente que o no me toma en serio o de plano no me escucha...Siempre quise ser madre, desde que tengo memoria, yo nunca me vi ...

Establezco un diálogo interno conmigo misma para no perder la cabeza. Entonces me digo "esto también va a pasar". Les regalé mi cuerpo, mi tiempo, mi identidad, y quiero que me devuelvan una partecita. No se las regalé, se las presté en concesión por los primeros.... ¿cuántos?... ¿cinco años de vida? ¿después se humanizan? ¿razonan? ¿entienden las limitaciones que padecen los padres? ¿y si cuándo ...

ALIMENTACIÓN PARA MADRES GESTANTES Uno de la etapas mas maravillosas de la mujer, es el embarazo pero muchas veces olvidamos lo importante que es mantener una buena alimentación, ya que no solo te alimentas tu. Una madre gestante es cuando la mujer está embarazada, que es el periodo que se conoce desde la ovulación y fecundación de dicho óvulo por el espermatozoide hasta el maravillosos momento ...

Una mujer completa es aquella que es capaz de sostener a su familia independientemente de otro, siendo soñadora y triunfadora. Para que esto pueda ocurrir debe saber cómo convertirse en madre y dueña de su propio negocio, atrayendo a una cantidad enorme de clientes que la hagan subir hasta el nivel más alto de sus competidores. Para ello existen varios metodos de financiamiento como lineas de cred ...

Hoy me siento nostálgica y me viene a la mente aquella chica de veintitantos que quería ser madre.Antes de tener hijos, pensaba que siempre iba a ser cariñosa pero firme con ellos. Que no iba a perder los nervios. Que nunca, jamás, les gritaría, porque es lo peor que se puede hacer.Antes de ser madre, se veía a sí misma hablando con ese hipotético hijo, razonando con él por qué no podía hacer tal ...

Ayer fui a un centro médico a hacerme un chequeo. El lugar estaba lleno de embarazadas haciéndose ecografías y mamás con bebés recién nacidos? que me resultaron encantadores. Esos pequeños extraterrestres con ojos de viejito me dieron ternura, me dieron ganas de tenerlos a upa, me descubría sonriéndoles? ¡¿ NOOO, FIORELLA ,EH?! ¡PELIGROSÍSIMO! ¡Basta, chiquita, que ya cerraste la fábrica! Me "la ...