Padres

Blog de Mamadeverdad Idea guardada 3 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Diario educar sin castigar

disciplina-positiva-educar-sin-castigar

Vía pixabay

Como ya os he contado alguna vez, inicié el blog como reto personal para dejar de gritar a mis enanos e intentar ser mejor madre.

Hace unos días os contaba como iban las cosas, si no lo habéis leído aquí os lo dejo y os sigo contando como van. Lo cuento especialmente para las mamis que me hacen preguntas sobre disciplina positiva, que no soy ninguna experta, ojalá lo fuera, solo voy aprendiendo a marchas forzadas. Así que os pongo un ejemplo de un caso concreto.

Estoy muy feliz y emocionada. No podía imaginarme que la relación con ellos iba a cambiar de esta manera. Los quiero igual y ellos me quieren igual que hace unos meses, pero ahora lo sabemos y valoramos todos mucho más. Esto no es que lo diga yo, es una lección que mi hijo me enseñó hace unos días.

En la foto no se aprecia bien y por eso os he hecho la traducción pero es que tiene 5 años. Lo que hay escrito dentro del corazón que me regaló es, "estoy lleno de amor tuyo".

disciplina positiva-castigos-premios


Os cuento lo que pasó:

Una de las cosas que más me pone a prueba como madre en casa, es el tema de las peleas entre hermanos.

Algo que además pasa muy a menudo y me pone muy al límite. Sé que es normal pero qué queréis que os diga que no lo llevo bien. Cuando hay una pelea, resolverlo no es nada fácil. He oído muchas veces eso de déjales que ellos lo solucionen, cosa que hasta cierto punto puede ser, pero cuando uno tiene cogido al otro del pelo y el otro le está mordiendo el brazo en plan caníbal total, o me meto en medio o acabamos en urgencias. No es nada fácil meterse en medio porque más de una vez me he llevado yo la patada de turno por separarles. Pero el problema no es ese, el problema de meterme, es que encima del enfado que ya tienen los 2, aparecen los celos. Por muy bien que lo quiera hacer siempre hay uno de ellos, "el herido de más gravedad" al que cojo en brazos y hago un examen rápido de "lesiones". Ahí es donde vienen mis problemas, "el menos grave" se enfada conmigo por no hacerle caso a él. Que no es que no le haya hecho caso, es que he tardado como 30 segundos más en mirarle a él, pero en ese momento el tiempo no importa. Lo que importa es que he cogido a su hermano primero antes. Esto fue lo que nos pasó el otro día. No penséis que son unos bestias espantosos y niños pegones, que solo se pegan entre ellos, pero cuando lo hacen uff, sacan lo peor de si mismos.

Empezó la cosa porque los dos querían el mismo juguete y al forcejear con él, el más pequeño se dio en la cara con una goma. Debió dolerle porque empezó a llorar mucho y su hermano se asustó porque además no era intención suya hacerle daño, por lo menos en ese momento, que solo habían empezado a tirar del juguete.

Enseguida me di cuenta de lo mal que se sentía pero su hermano lloraba mucho y estaba con él en brazos. En cuanto pude fui a ver a su hermano y ahí empezó la guerra contra mamá. Claro, es que mamá solo es una mamá, no puedo estar en dos sitios a la vez, no no se puede, se intenta pero es imposible, es física pura, no le demos más vueltas. Él también necesitaba mi consuelo, no se había hecho daño físico pero se sentía mal porque había hecho daño a su hermano y por esta vez no era intencionado. El caso es que al intentar consolarle ya estaba también enfadado conmigo y trasladó la pelea que tenía con su hermano a mí. Le dejé su espacio porque "no quería" que me acercara a él, de hecho al acercarme empezó a pegarme, así que decidí que lo mejor era mantener la distancia. Al darse cuenta de mi alejamiento, todavía se enfadó más. Mi intención no era alejarme, mi intención era dejarle su espacio. Poco a poco fue bajando su nivel de enfado y aunque no estaba muy receptivo conseguí que me escuchara. Le dije que no lo iba a castigar, pero no que no lo iba a castigar en ese momento por haberme pegado y haberse portado mal, que no lo iba a castigar nunca más. Le dije que se había equivocado y había hecho mal. Que el "error era suyo" (pero sin hacerle sentir culpable) y que él mismo debía solucionarlo. La clave para que me prestara atención fue decirle que no iba a haber castigo. Fue una especie de shock para él. También para mi, porque no fue algo planeado fue algo que me salió en ese momento. Poco a poco él fue acercándose a mí, medio escondido, medio no, y ya ahí intenté que empatizara con mis sentimientos. ¿Cómo se sentiría él si yo le hubiese pegado y me hubiese puesto como él se había puesto conmigo?. Aunque no contestaba ya había conectado conmigo totalmente y me prestaba atención. Le dije que cuando yo hacía algo mal y me equivocaba tenía que arreglarlo y que eso mismo debía hacer él. Quizás debería haber intentado empatizar yo con él y no al contrario pero al final el desenlace fue bueno.

Su respuesta fue, "vale mamá espera que tengo una sorpresa". Y la sorpresa ya la habéis visto, vino con ese dibujo.
 Educar sin castigar

Este cambio tanto en él como en mi ha sido gracias a Nuria y sus consejos, lecturas y charlas sobre disciplina positiva. Lo cuento porque sé que hay muchas madres que ya no saben como manejar algunas situaciones. Situaciones que por otra parte van a seguir existiendo y que hoy mismo volverán a pegarse, a pegarme o a lo que sea pero el desenlace no será un castigo, ni estar enfadados media tarde, ni que el niño se sienta mucho peor y ni que yo como madre me sienta mal. No, las cosas pasarán, pero el desenlace será feliz, el niño aprenderá que es capaz de hacer algo bueno después de haberse portado mal, que no es el fin del mundo lo que ha hecho y que no tiene que irse a un rincón a pensar, y a pensar y a pensar en por qué ha hecho lo que ha hecho.
Últimamente he hablado con alguna que otra mamá a la que le he contado que he cambiado mi forma de educar y de convivir con mis hijos para hacerlo dentro de la disciplina positiva. Lo que siempre digo es que he cambiado porque mi método, el cual consistía en dar premios o castigos según fuera la cosa no me funcionaba y no nos hacía sentir bien. Sin embargo la disciplina positiva les hace sentir bien a ellos y a mi.
¿Que si es difícil?, pues sí, mucho. Y los cambios no son de un día para otro. Yo estoy en pañales todavía y me voy guiando de la mano de Nuria. Me queda muchísimo por aprender pero solo por estos momentos pienso llegar hasta el final con ello, aprenderé y lucharé por aplicar todo lo que aprenda.
Seguro que en este caso lo podría haber hecho mejor y es posible que me haya equivocado pero sé que hace unos meses la cosa hubiera acabado en un gran enfado por mi parte, con un castigo. Lo que al final hubiera dado igual, porque claro que sabe que lo ha hecho mal y que no debe hacerlo pero no le quedará un mal recuerdo de una madre enfadadísima. Al contrario se ha quedado con la satisfacción de haber solucionado un problema.
Sé que me he extendido demasiado y realmente podría seguir haciéndolo pero ya os seguiré contando.
Lo hago porque hay muchas mamás que necesitan ejemplos y que otra mamá les cuente lo que realmente pasa en casa cuando aplicas la disciplina positiva.
Lo dicho que me queda mucho por aprender y que seguro tengo mucho que mejorar, pero lo que sí que sé es que mis hijos no me recordarán como una madre infeliz que se pasaba el día castigándoles.
Si quieres puedes hacerlo tu también, yo me encontré con Nuria de casualidad, tu puedes pedirle ayuda si lo necesitas.
Si esto te ha gustado puedes leer este artículo en el que hablo de los límites que te ayudará en tu día a día. 
Para suscribirte a mi blog pincha en la imagen de debajo y recibirás un email para confirmar tu suscripción, revisa tu spam si tarda en llegarte.


Fuente: este post proviene de Blog de Mamadeverdad, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Lasaña de calabacín y gambas

Hace poco que descubrí la masa filo y me ha encantado. Me parece práctica y original para darle un toque diferente a comidas habituales. Así que preparaos porque van a llegar varias recetas con esta m ...

Recomendamos

Relacionado

general abrazos talleres de disciplina positiva ...

Taller educar sin gritar ejercicio 1

by pixabay Estoy encantada de participar en el taller educar sin gritar cambiando gritos por besos, que encima de ser bueno, es un taller gratis. Cuando Nuria me lo comentó, la verdad que sin saber de qué iba le dije que sí, sin ninguna duda porque sabía que iba a ser bueno, como todo lo que hace. Es mi mentora en esto y gracias a ella he aprendido todo lo que sé sobre disciplina positiva. Así qu ...

general dar las gracias talleres de disciplina positiva ...

Taller educar sin gritar ejercicio 4

Lo primero que quiero hacer en este ejercicio aprovechando que es para ello, es dar las gracias a todos y cada uno de vosotros por dedicar vuestro tiempo, vuestras ganas, vuestras energías y vuestra vida a mejorar la relación con vuestros hijos. Cada minuto que dedicáis a pensar en estos ejercicios, a explicárselo a vuestra pareja, a vuestros hijos, a pensarlo, a comentárselo a vuestra amiga del ...

general educar con respeto educar sin castigar ...

Taller educar sin gritar ejercicio 3

Esta es la tercera semana del taller cambiando gritos por besos y abrazos, puedes ver el primer ejercicio "Abrázame" y el segundo "Háblame bajito" si estás empezando ahora. Tengo que confesar que cuando vi el ejercicio 3 "Todos tenemos cualidades" tuve que hablar con Nuria de alumna a profesora y que me explicara. Me ha costado un poquito hacer las listas porque hice ...

general talleres de disciplina positiva educar sin castigar ...

Taller educar sin gritar ejercicio 5

by pixabay El ejercicio de esta semana ¿cuántas veces dices no? me viene de perlas. Que no es la primera vez que Nuria me lo dice, además que cuando hice su curso fue uno de los temas que se tocaron pero aún así suspendo casi siempre, jeje. Lo que explica sobre llevar las mochilas y chaquetas de los niños no puede ser más real, en mi caso. Es más, es que ya hasta soy yo quien las coge sin que ell ...

general paternidad gañán

Educar Sin Premios Ni Castigos 'El Dichoso Pijama'

La semana pasada acudí a un curso de la Escuela de Padres y Madres que organiza gratuitamente el ayuntamiento de Barakaldo. Son unas charlas que van itinerando por las salas que les ceden los colegios del municipios. La temática de los cursos es variada y yo conseguí cuadrar mi agenda para ir a la primera sesión del que se titulaba "EDUCAR SIN PREMIOS NI CASTIGOS". De todas manaras en ...

general talleres de disciplina positiva educar con respeto ...

Taller educar sin gritar semana 7

El ejercicio de esta semana "Te quiero y miles de besos más" cuando lo vi en principio pensaba que iba a ser muy parecido al primero de los abrazos, bueno de hecho cuando damos un abrazo muchas veces va unido al "te quiero". Esta claro que dar afecto a nuestros hijos y a quien queremos es algo fundamental y básico para que las cosas funcionen bien. Cuando uno no se siente quer ...

general educar sin castigar taller gratis ...

Taller educar sin gritar semana 9

Este último ejercicio del taller "Cinco minutos para ti" lo considero casi el más importante. Hay mucho que podemos hacer por mejorar la relación con nuestros hijos para llegar a tener esa armonía que tanto buscamos. Digo armonía no perfección. Si vamos en busca de conseguir ser madres perfectas que quieren tener hijos perfectos no lo vamos a conseguir. Además de ser imposible no comete ...

general escucha activa talleres de disciplina positiva ...

Taller educar sin gritar semana 6

El ejercicio que nos propone Nuria esta semana " Lo mejor del día" aparentemente puede parecer muy sencillo pero a la hora de la verdad no somos conscientes del todo de ello. Vamos con nuestra rutina diaria y preguntamos a nuestros peques ¿qué tal el cole? pero muchas veces no hacemos una escucha activa. Ellos nos responden "muy bien mamá, mira que dibujo he hecho" y nosotros c ...

Recomendaciones amor cariño ...

Atrévete a educar sin castigar

Ya conocéis a Nuria Ortega porque os hablé de ella aquí. Ella es la escritora del libro “Atrévete a educar sin castigar” y es la persona que hay detrás de Educar para el futuro. Hos noy hace una pequeña introducción de su libro y ¡nos regala un ejemplar en formato e-book para sortearlo! ¡¡Suerte a todos!! Cierra los ojos e imagina que tus hijos tienen 25….30 años…. ¿qué te gustaría ver ...

niños disciplina positiva educar sin castigar ...

Curso Atrévete a educar sin castigos

Hoy escribo fuera de mis días habituales porque por fin he terminado un trabajo que me ha llevado mucho tiempo y en el que he puesto ilusión, pasión, esfuerzo y muchas horas.....al fin puedo decir que el curso en e-book que estaba escribiendo está listo....Te presento el curso: Atrévete a educar sin castigos. Es un curso escrito desde mi formación como educadora de padres certificada en disciplin ...