Padres

De mi casa al mundo Idea guardada 4 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El desorden en el espacio de juego

3 L1180081 FOTO 5
He tenido la oportunidad de escribir junto a Casiana Monczar de Grapat Joguines varios artículos relacionados con el juego infantil y siempre he aprendido mucho de ella, es una gran experta y conocedora de los procesos infantiles y el juego. Por fin ha llegado el momento de ficharla como colaboradora habitual del blog, así que mensualmente Casiana compartirá con nosotros un artículo que nos ayude a todos a entender y acompañar el juego infantil.

Esta vez nos invita a reflexionar sobre el desorden y el caos en el espacio de juego, ¿lo toleramos?,  ¿lo restringimos?, ¿lo aceptamos pero no llegamos a entenderlo?… Es un tema que francamente todos nos topamos cuando acompañamos, aunque sea como observadores pasivos, a un niño o niña en su juego. Sus reflexiones no te dejarán indiferente.

Te dejo con ella…

¿Qué es el desorden en el espacio de juego?

Cuando un niño juega puede haber una gran expansión en la relación material/espacio: canicas repartidas por el suelo rodando cuando las pateas dando golpes en los muebles (francamente incómodo), trocitos de papelitos que no quieren tirar… el desorden, todo por el suelo, todo fuera del lugar preestablecido para ese objeto. Sin embargo, cuando permito –a veces requiere un esfuerzo y hasta un ejercicio de meditación para no caer en un grito salvaje– podré ir observando como poco a poco esa canica va encontrando su propio lugar en el juego, pasando a ser guisante, burbuja…

Ahora bien, permitirlo siempre significa conectar, mirarse hacia adentro y valorar si estoy cómoda, si me siento a gusto conviviendo con mil y un objetos que pueden estar por el suelo sin orden ni concierto desde la mirada del adulto. Pero si permitimos debemos hacerlo desde el corazón, no desde la resignación, porque si es desde aquí, luego pueden aparecer demandas o reproches desplazados.

Foto del evento #creando Mini Mundos BCN Joguines Grapat
Foto del evento #creando Mini Mundos BCN Joguines Grapat
Foto del evento #creando Mini Mundos BCN Joguines Grapat

¿Qué lugar ocupo como adulto en el espacio físico?

Frente a este caos lleno de significado, y desde una actitud activa pero no intervencionista, suelo decidir varios caminos;

El más habitual es ponerme al servicio del juego, en silencio y ocupando físicamente la menor cantidad de espacio posible (esto también es no intervenir).

¿Y qué significa esto?

Que desde este lugar podré valorar observando qué material estorba más que aporta, y lo retiraré siempre dejándolo disponible.

Se hace bastante evidente cuando algún material lo siguen necesitando, solo con acercarme sus ojos se levantan y me miran diciendo que no. A veces no hace falta ni palabras, se puede percibir una reacción parecida a cuando alguien te arrebata algo de las manos.

Otras veces ni siquiera me han visto, señal de que ese material concreto no les hace ninguna falta en ese momento. Con este gesto de pre-recogidas enriquezco su juego dándole un plus de calidad, porque pasa a estar más armónico, libre, espacioso, bello, y esto también nutre.

¿Cuáles son los límites dentro del espacio de juego?

A veces escojo una opción más radical: dejar hacer.

Casi sin ningún límite salvo los básicos de no hacernos mal a nosotros mismos, a los nosotros, al material y al espacio –para valorar hasta dónde puede llegar el caos-.  Y casi siempre compruebo que ellos mismos encuentran su límite, apartan material, buscan espacios liberados y vacíos.

Cuando la expansión del caos según mi mirada es demasiado elevada, verbalizo: “Veo que hay demasiadas cosas por todos lados, iré recogiendo.”  Y aquí quería compartir mi forma de hacer que puede o no ser válida para todos: en esos momentos recojo yo, yo sola.

¿Y por qué?

Porque estoy al servicio del juego, estoy disponible, y ellos están ocupados, o así lo veo yo, en plena sesión de juego y considero que nada debería interrumpirlos. Esas pre-recogidas, las considero una parte de lo que llamamos favorecer un entorno adecuado.

Foto de Joguines Grapat
Foto de Joguines Grapat
¿Y cómo es el momento de recoger?

Diferente es cuando el juego acaba, tanto sea por decisión suya propia o porque llegó la hora (previos pre-avisos) de ir a la ducha por ejemplo.

Aquí llega el momento de los acuerdos:

¿Puede quedar algo montado?

Ese dejar montado, ¿es un huida para ahorrarse la recogida?

¿O hay interés real para darle continuidad al juego más tarde?

¿Es solo un afán de conservación porque la creación les gusta y le han dedicado mucha energía?
Acordamos la extensión, en casa no es válido que los espacios comunes queden invadidos porque no estarían disponibles para el resto de la familia.

Acordar requiere un rato de dedicación, de mirada, de darle voz a todos: La creación puede quedarse montada hasta aquí porque esta es la sala donde yo a la noche trabajo. … Pero mamá, es que la familia de perritos quiere dormir juntos., Así a mí no me va bien, ¿se te ocurre otra opción?.

Acordar implica movernos de nuestro lugar, de nuestros intereses, y poder escuchar al otro. Abrazo mis necesidades y contemplo las del otro, y esto es una oportunidad preciosa para conectar con nuestros hijos.

Rebeca Wild dice en uno de sus libros que da un aviso con antelación: Media hora antes de la cena tiene que estar todo otra vez en su sitio. Ya os avisaré con tiempo. Comparto esta idea, y a la vez quería compartiros cómo lo hacemos en casa:

En casa los adultos siempre  ayudamos a recoger

SIEMPRE.

Y esto tiene una razón: Recoger no suele ser la parte más agradable para ellos y yo en mi posición activa con su juego me siento parte, y por lo tanto siento obligación también de recoger con ellos.

Nunca a hacerlo sola (salvo en las pre-recogidas que mencioné antes).

A veces me he preguntado si este deshacerse de la propuesta de juego no tiene una carga como de pérdida. A pesar de permitir que queden propuestas montadas de un día para otro, tarde o temprano se deberá recoger, y considero necesario acompañar esos momentos como cuando un día perdieron a su muñeco preferido o como cuando un juguete se rompe… O como cualquier otro momento de la vida donde se mueven emociones del tipo pérdida o separación después de una fusión.

Y en el recoger hay alegría, no disgusto y reproches, es una especie de danza plena de momentos dulces, hay escucha, hay encuentro: Mama en este árbol el mono se balanceaba de una rama. ¡Veo que en este parking caben mucho coches!…

¿Y cuando su propio orden se antepone al nuestro?
3 L1180081 FOTO 5


¿Qué pasa cuando su propio orden es caótico desde nuestra mirada de adulto?

En casa intentamos tener clasificado el material, un contenedor por cada concepto, piedras con piedras, elementos de cocina… Bajo mi criterio, porque soy yo quien organiza el espacio de juego en función de lo que percibo que son sus intereses. Pongo, quito, retiro de su espacio visual.

Y un buen día ellos quieren organizar por color y eso significa que la lana cardada sale de su lata para ir a convivir con una pajita amarilla del zumo. Y la cuerda amarilla sale de la caja de disfraces para ir a la caja amarilla… ¡Y la ficha amarilla del juego de la Oca! Delante mío veo el caos total: ¡ha llegado la revolución! ¡He perdido el control!

Y vuelvo a lo mismo, me hago la pregunta: ¿permito o no permito?

Tal vez retirar de la caja la ficha del juego de la oca no, porque en ese caso el juego estará incompleto para jugar la próxima, el resto puedo contemplarlo, sí, me permito como madre romper mis estructuras y ver dónde me llevan las suyas… Y normalmente me aportan profundos aprendizajes, me vienen grandes temas como: ¿por qué mi estructura de adulto es más válida que la suya de niño?

El resultado:

Un aparente caos desde mi mirada, sin embargo un orden pulido visto por sus propios ojos. He puesto un límite de un estante para su propia clasificación, reconozco que sino la sensación de caos me hubiera superado. Pero ese estante -este que ven en la foto – tiene sentido para él, sabe en qué cajita concreta está el trocito de lana, y esto remueve otra vez la pregunta de: ¿por qué mi sentido del orden es más legítimo que el suyo?

4 IMG_1195 desorden FOTO


Fundar un orden sobre el caos o vacío: eso es jugar-. G. Scheines.

Casiana

Fuente: este post proviene de De mi casa al mundo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Y si cantamos cuentos?

Nunca he sabido cantar, y siempre me ha dado bastante vergüenza cantar en público (aunque mi público fuese infantil), pero desde que tengo hijos mi visión sobre esto ha ido evolucionando hasta tal pun ...

Recomendamos

Relacionado

Ordenando el desorden

El tema juguetes y más concretamente el orden en casa una vez tienes críos creo que podría dar para varios post, cuando me decían nunca volverás a tener la casa recogida no me lo creía mucho la verdad para que os voy a decir lo contrario yo nunca he sido demasiado ordenada, pero esto supera con creces mis expectativas. Sabia que yo tenia limites pero ayer creo que toqué fondo, ayer llegue al lími ...

Orden habitación de estudio habitación de juegos ...

Orden para el nuevo curso

Esta habitación va a ser transformada de cuarto de los juegos en cuarto de estudio y juegos. Para eso es importante el orden. Cuando empecé a aplicar el método del orden Claudia Torre me encontré con una mezcla de juguetes, rotuladores, muñecos, tijeras y disfraces. Los juguetes ya los había ordenado en otra ocasión, pero había vuelto el caos y mi clienta volvió a solicitar mis servicios. Le acons ...

Juego Infantil autoconocimiento educación activa ...

Los desafíos de la libertad en el espacio de juego

Todos los niños, desde toda la historia de la humanidad, nacen con una disposición espontánea, con un deseo irrefrenable de jugar. Hoy en día sabemos con pruebas de neurobiología humana que el juego es el mejor medio de aprendizaje que existe. No hay ninguno mejor. Por lo que cuando un niño está jugando, está haciendo la actividad más importante, más constructiva y útil que puede hacer. Entonces, ...

materiales y juguetes educativos

Elementos para el juego simbólico

¡Hola a todas!  Hoy os he preparado un post para hablar un poquito del juego simbólico a raíz del furor que provocó el tendedero de madera de Valentina. Y sí, la verdad es que no le quiero sacar mérito porque es precioso y a mi me ha servido para hacer alguna foto de bodegón como la que os colgué en Instagram con la ropita de Julieta. Pero el caso es que elementos como estos forman parte del gran ...

actividades para toddlers (18 - 36 meses) materiales y juguetes educativos

Construcciones y el papel del adulto en el juego

¡Hola a todas! Hace mucho que tenía pendiente este post, pero por mil motivos siempre he tenido que ir posponiéndolo. Os pido disculpas y por fin aquí lo tenéis.  Son muchas las veces que me escribís preguntando cómo le propongo los juegos a Valentina, cómo actúo, qué hago, qué le digo, si dejo que ella escoja lo que quiere hacer o coger de la PlayRoom… Así que he intentado resumir todas vue ...

juegos y juguetes 3 en raya juego del tres en raya ...

Como hacer el juego del 3 en raya para niños

Os acordáis cuando éramos pequeños? No teníamos tantos juguetes como ahora, y sin embargo jugábamos mucho más con los que había. Si tenías una muñeca, tenías una y no 20 de ese mismo modelo, y si no tenías juguetes no pasaba nada, te los inventabas. Estábamos todo el día en la calle, jugando con los vecinos, corriendo por las calles y con una goma, un balón o una tiza pasábamos las tardes, sin nec ...

general 3-6 años 6-9 años ...

Jugar a indios, vaqueros, el juego simbólico en todo su apogeo.

Mami, ¿quieres jugara a indios y vaqueros?  Esta es la propuesta de hoy, hablar del juego simbólico y del tradicional juego de indios y vaqueros. Porque llega un momento en todo niño o niña en el que aparece el clásico juego, al que todos en un momento u otro de nuestras tiernas infancias hemos jugado, de ser indios y vaqueros. Un momento dónde el juego simbólico se impone y llena el mundo interio ...

educación manualidades y juegos barnizar madera ...

Juego y madera: Cómo pintar y tratar juguetes de madera en casa

Cada día somos más los que vemos el juego como una gran herramienta de aprendizaje. Mediante el juego simbólico o juego de roles, nuestros hijos interiorizan el funcionamiento de la sociedad que les rodea, mediante el juego estructurado, nuestros hijos aprenden a seguir unas normas y a trabajar por un objetivo específico y, ¿con el juego desestructurado? ¿qué ganan nuestros hijos? El juego desestr ...

aprendizaje inteligencia emocional ocio y juegos ...

Jugar a adoptar diferentes roles: la magia de ser 'otro'

En el último post os contaba cómo potenciar la autoestima de vuestros hijos, especialmente, de vuestros peques bebés (0 a 3 años) . Algo aparentemente tan sencillo como el hecho de que tu hijo se sienta a gusto y libre jugando, va a ser vital para su buen desarrollo. Asimismo, será de gran importancia la percepción positiva que tenga de él mismo. Tener un sentimiento satisfactorio de nosotros, sie ...

planes en familia 3-6 años juego simbólico ...

5 espacios fundamentales para desarrollar el juego libre en casa

En numerosas ocasiones se habla del juego libre como base del desarrollo del niño, no sólo a nivel creativo, sino, especialmente, de su crecimiento y maduración neuronal. Cuando el niño juega libremente, sin unas pautas que regulen su actividad, es quién decide qué, cómo y cuándo utilizar un determinado elemento, y obtiene una experiencia mucho más enriquecedora. El adulto no dirige la actividad, ...