Padres

Un Papá en Prácticas Idea guardada 1 veces
La valoración media de 3 personas es: Excelente

Elogio de la libertad

libertad


Como os comenté hace unas semanas, Maramoto ha empezado a gatear. Y de la mano del gateo ha crecido todavía más su ya de por sí desarrollado instinto de exploradora. Todo lo quiere coger, todo lo quiere tocar y todo lo quiere alcanzar, lo que provoca que no sea difícil verla de pie en la estantería y poniéndose de puntillas para alcanzar los objetos del estante superior, que son los mismos que los que tiene a su alcance (libros), pero que a ella parece que le hacen más ilusión por aquello de la dificultad que entraña cogerlos. Como ya he dicho muchas veces, la pequeña saltamontes es una niña de acción y a ella lo que le gustan son los retos. Cuanto más difíciles y peligrosos, mejor.

En fin, que hace unos días leía un post de Buggy Mamá sobre la pedagogía Montessori aplicada a la decoración doméstica y me di cuenta de que, salvando las distancias, era algo muy parecido a lo que habíamos ido haciendo nosotros en casa durante el fin de semana anterior. Y digo salvando las distancias porque nuestra casa (de momento y hasta que nos mudemos) no está confeccionada siguiendo esos patrones con los que nos sentimos tan identificados, pero sí que es verdad que hemos ido vaciando los estantes y cajones inferiores y poniendo allí objetos de la pequeña saltamontes para que ella pueda acceder a ellos sin necesidad de nuestra ayuda, de forma que pueda tener más autonomía y nosotros más tranquilidad sabiendo que todo lo que tiene a su mano no reviste peligro para ella.

Creo sinceramente que el gran beneficio de las casas Montessori es ese, la tranquilidad que aportan a los padres. Y esa tranquilidad trae aparejada una mayor libertad de acción para el bebé y un mayor respeto a sus necesidades. Hasta ayer, que me topé con el post de Buggy Mamá, nunca había leído nada al respecto, pero nosotros teníamos muy claro desde el principio que no queríamos un parque para Maramoto. Todo lo contrario, queríamos que ella pudiese campar a sus anchas por la casa sin tener que estar recluida en un habitáculo pequeño (en el que conociéndola sabemos de sobra que no aguantaría ni diez minutos). Y es por ello por lo que este fin de semana decidimos “adaptar” la casa para que en todos los estantes más bajos ella encontrara alicientes y no objetos potencialmente peligrosos.

Evidentemente no estamos tan locos como para dejar a la pequeña saltamontes sin vigilancia, pero siempre que ella quiere la dejamos hacer, toquetear y descubrir a su ritmo. De vez en cuando se pega algún coscorrón y tiene algún que otro pequeño moratón en las piernas, pero eso también es parte de su aprendizaje y de su descubrimiento vital. Lo más importante es que ella es feliz recorriendo la casa a su libre albedrío, gateando de aquí para allá y poniéndose de pie cuando lo necesita para coger algo. Nosotros sólo estamos para orientarla cuando lo vemos necesario, ayudarla si lo necesita y levantarla cuando cae (aunque ya tiene tanto dominio que verla caer es difícil). Creo que no hay mayor elogio de la libertad que su permanente sonrisa.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

general andanzas bebé ...

Mara la Exploradora

Ya os había comentado en algún post anterior que Mara es un terremoto (o Maramoto según la mamá jefa) y que no para ni un instante. Siempre en continuo movimiento. Sorprendiéndonos cada día con algo nuevo. El lunes pasado pasó lo que tenía que pasar y nos pegó el primer susto. El primero de los muchos que intuyo que vendrán. Primero porque nosotros, aunque intentemos evitarlo, tenemos el gen de lo ...

general colaboraciones crianza con apego ...

Papá, no te escondas

Hoy me sumo con este post a la iniciativa bloguera #PapaNoTeEscondas que hemos puesto en marcha un grupo de locos papás blogueros que intentamos cambiar el mundo a través de nuestros grupos de whatsapp y Facebook. No sé si lo conseguiremos, pero nadie podrá decir que con nuestras acciones y sumándonos a toda iniciativa que se mueve no lo intentamos. Cada uno en su blog, a su manera, con su estilo ...

general a debate

¿Vivimos en una sociedad que no respeta a los bebés? Reflexiones de Un papá en prácticas

¿Vivimos en una sociedad que no respeta a los bebés?

Lanzo esta pregunta al aire para que me la contestéis vosotros. Yo tengo claro que mi respuesta es un SÍ como una catedral de grande. Ahora os expondré dos casos que he vivido en primera persona y en los que se basa mi contundente opinión. Está claro que hay personas, entre las que me gusta incluirme a mí y a todos los que os pasáis por este blog de forma habitual, que sí que respetan a los bebés: ...

general eventos alboraya ...

El Papá en Prácticas en el XII Congreso Fedalma: La crónica

Cómo ya os anuncié, el 17 de abril tuve el honor de participar en la XII edición del Congreso Nacional de Lactancia Materna FEDALMA, que en esta ocasión organizaba en Alboraya la asociación valenciana Mammalia. El evento tenía un cartel espectacular (no precisamente por mi presencia) y la organización estuvo a la altura de las circunstancias. Todo fluyó en las dos jornadas de duración del Congreso ...

gato sueco cuentos crianza respetuosa ...

El papá de Tesla no quiere (con sorteo)

Si el verano pasado llegó a nuestra casa la mamá de Tesla y nos encantó el intercambio de roles entre madre e hija. Ahora vuelve Tesla, esta vez con su papá travieso. El papá de Tesla no quiere levantarse. No quiere desayunar, ni vestirse. ¡Y tampoco quiere ir al trabajo, a menos que vayan en trineo, por supuesto! ¿Qué hará Tesla para convencer a su papá de todo lo que toca hacer? Tendrá que sacar ...

general andanzas bebés doble personalidad ...

De papá a mamá: Bebés con doble personalidad

Hoy os vengo a hablar de una faceta que Maramoto está desarrollando mucho en las últimas semanas: La doble personalidad. Sí, como escucháis. La pequeña saltamontes no se aclara. Y si al comenzar el día dice que blanco, al cabo de unas horas está con que es mejor negro. Y después otra vez blanco. Y luego volvemos al negro. Y así hasta el infinito. O hasta que logramos, a eso de las once de la noche ...

general andanzas bebés de alta demanda ...

Entre gritos y rabietas de una bebé

Como escribí en la carta de cumpleaños que le dediqué a nuestra pequeña saltamontes, “no ha sido un año fácil”. El primer año de vida de un bebé siempre es complicado para unos padres (sean estos primerizos o no), pero la cosa se dificulta un poco más cuando ese bebé cumple todas y cada una de las características que definen a un BAD (Bebé de Alta Demanda). Esas características inicial ...

Entrevista A contramarcha entrevista ...

Mejor A CONTRAMARCHA. Entrevista a Marta Erill

Acabando casi la semana os traigo hoy un post muy especial porque he tenido la suerte de poder entrevistar a una persona que está 100% concienciada e implicada con la seguridad infantil de los niños/as en coche. Día tras día, nos montamos en el coche con nuestros hijos para movernos por nuestra ciudad, y de vez en cuando, lo hacemos  para emprender un largo viaje. Este gesto nos parece algo tan ha ...

Andanzas crianza niñez

Cuando tu bebé se hace mayor

Es difícil precisar cuándo sucede, en qué momento exacto tu bebé se hace mayor. Y no me refiero a mayor de crecer unos centímetros, sino a mayor de sensaciones, de hacer cola en el peaje que conduce a la niñez, en esa frontera difusa que separa a las bebés de las niñas. Maramoto llevaba ya tiempo dándonos señales de ese cambio, de ese salto vital a una nueva etapa. Ha sido con la mudanza y la lleg ...

general andanzas baby led weaning ...

Sobre cacas de bebé y aromas varios

Las cacas de los bebés son un tema recurrente. Y no es que seamos escatológicos y nos encante abordar con frecuencia el maravilloso mundo de las mierdas. Que también. Lo que sucede es que las cacas de los bebés dan mucho juego por su constante evolución y sus continuos cambios. Y más todavía por los desastres naturales que son capaces de desatar en casa cuando el pañal que las debe contener cede o ...