Padres

Blog de fátima Idea guardada 3 veces
La valoración media de 16 personas es: Muy buena

Remedios caseros para mejorar la salud de los niños

Trucos y consejos para el día a día

niña feliz


Muchas veces los medicamentos no son suficientes para calmar el malestar de los más pequeños, o simplemente han sufrido un pequeño percance de menor importancia, como una picadura de mosquito, que no merece asistencia médica. Para todos estos casos siempre hay un remedio casero o “remedio de la abuela” que alivia las pequeñas molestias o ayudan a disminuir los síntomas.

Siempre que se trate de algo sin gravedad, estos consejos ayudarán a calmar a tu niño y a ganar tranquilidad para los padres. 

niña


Remedios para el malestar general



1) Para combatir la fiebre: Siempre que un niño tenga fiebre debe acudir al médico porque es síntoma de infeción. Una vez ya en casa y con el medicamento adecuado puedes ayudar a bajar la fiebre quitando ropa al niño y poniéndole compresas frías en la frente.

Otro remedio casero es ponerle rodajas de patata crudas y bien frías en los pies y cambiarlas cada vez que se calienten. También, puedes preparar una infusión de pétalos de girasol y mezclarlo con miel, sus propiedades ayudarán a bajar la calentura.

2) Contra la diarrea: Además de una dieta blanda hay alimentos que actúan como antidiarrea, como por ejemplo la manzana. Debes rallar la manzana, añadirle un poco de miel y esperar a que se ponga marrón antes de comerla, porque el efecto real se encuentra en el óxido de esta fruta.

3) Contra los mareos durante un viaje: Lo primero que puede tomar el niño es un poquito de chocolate ya que es perfecto para recuperar el azúcar que se ha perdido en el mareo. Además, otro aliado es la manzana verde, ya que sus jugos ácidos calman la sensación desagradable.

niño


Remedios para agresiones en la piel



1) Picaduras de insectos: El primer paso es limpiar la zona con agua y jabón. También puedes aplicar frío en la zona para calmar el picor o el escozor. Por último, sino dispones de pomada, haz una pasta con bicarbonato de sodio y agua y lo aplicas en la picadura.

2) Quemaduras leves: Siempre que se trate de quemaduras superficiales y de importancia menor, podremos aplicar al pequeño un trozo de aloe vera bien fresquito. Si no disponemos de la planta, también podemos utilizar miel, que tiene muchas propiedades desinfectantes y curativas.

3) Irritación en la piel: Lo mejor en estas ocasiones para la piel con dermatitis es aplicar aceite o crema de calendula porque suaviza la zona y calma el escozor. El aloe vera, al igual que para las quemaduras, va muy bien contra irritaciones.

niña llorando


Otros remedios caseros



1) Contra la tos: La cebolla es el truco más fomoso para aliviar la tos molesta durante la noche. Parte una cebolla en dos y ponla sobre la mesilla del niño. Procura que el ambiente esté húmedo.

2) Hemorragia nasal: Si a tu hijo le sangra la nariz intenta mantener la calma para que él se pueda tranquilizar. La posición correcta es echar la cabeza hacia delante para dejar que la sangre salga y no se la trague. Tampoco se recomienda poner ningún tapón de algodón, es mejor dejarla fluir. Si no consigue cortar la hemorragia es mejor acudir al médico.

3) Golpes y moratones: Cuando un niño se da un golpe, lo primero que hay que hacer es aplicar frío en la zona y procurar calmarle para que el llanto cese. Después, lo mejor para tratar el golpe es aplicar alguna crema o preparado que contenga árnica.

Agradecimientos: Fotos de Kevitivity/flickr; CoreyAnn/flickr; RunarPedersen/flickr; Xtream_i/flickr

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

alimentación sana para niños concentración aumentar la capacidad de concentración de los niños ...

Alimentos que mejoran la concentración de nuestros hijos

Prepara a tu hijo para la vuelta al cole

Aunque parezca mentira, algunos alimentos pueden mejorar las capacidades neuronales de los niños. La fruta, el pescado, la carne o los huevos mejoran notablemente la capacidad de concentración de los niños. ¿Quieres saber por qué? En este reportaje, te lo contamos.