Padres

Viaje Interior Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

La esclavitud materna

Las personas somos lo que somos. Somos seres completos. Un hombre no se define por el hecho de ser o no ser ingeniero, político, campesino, empresario o padre de familia. Un hombre, si se ha individualizado lo suficiente, si consigue ser lo bastante maduro y libre, se define por su capacidad de decidir lo que desea hacer con su vida. De una mujer, sin embargo, no se espera lo mismo. A diferencia del varón, la mujer está generalmente "predeterminada" por razón de sexo para ser madre. Y por este motivo, si no cumple con lo que se espera de ella, suele ser considerada por la mayoría un bicho raro.

Esto es, en mi opinión, una forma de violencia social. La sutil o a veces insoportable presión que las mujeres tenemos que aguantar está en todas partes y, a menudo, proviene de las propias mujeres. Y no hablo en teoría, sino por experiencia. Yo no tengo hijos, pero una conocida que tiene 6 aprovecha cualquier ocasión para acusarme veladamente de ser una "egoísta", de detestar a los niños y de saber muy poco de la vida porque "como no soy madre"... (frase favorita de las mujeres que quieren agredir a los que hemos decidido no reproducirnos). Su envidia es evidente. A mí me gusta mi vida, mi trabajo, mientras que ella, una mujer chapada a la antigua con pocos recursos y un marido infeliz que trabaja a todas horas, vive desbordada por los muchos hijos que, por su sumisión, ego, neurosis o descuido ha tenido... Pero es, en todo caso, a cada hijo a quien deberíamos preguntarle cómo se siente en tan feroz competencia por el amor de una madre siempre agotada ...

Para conseguir que la mayoría de mujeres deseen ser madres, se idealiza, se exhiben continuamente las bondades de la maternidad. Y ¡por supuesto! se silencian la mayoría de sus inconvenientes. Pero sobre todo, se oculta la base neurótica que mueve a muchísimas mujeres a tener hijos (por ejemplo la fantasía de que éstos la "realizarán" como mujer o le "darán la felicidad"), los enormes intereses sociopolíticos y económicos que la empujan a ello y, naturalmente, los daños inevitables que estas maternidades "forzadas" causan en millones de seres humanos. Por todo ello, cualquier mujer, sea o no feliz en su maternaje, se siente obligada a fingir que "todo va bien", que ser madre "es lo mejor que le ha pasado" para no ser incluida en esa temible categoría de "mala madre".

Con unos comienzos tan engañosos, no es de extrañar que muchas mujeres se arrepientan en secreto de su maternidad. Se quejan, se agobian, se neurotizan, comienzan a odiar y a maltratar a sus hijos, los cuidan poco y mal, los culpan inconscientemente de su desdicha, los van destruyendo emocionalmente poco a poco... Sólo las mujeres más sinceras se atreverán a reconocerlo ante sí mismas.... Y sólo las más valientes, muy pocas, decidirán pedir ayuda o psicoterapia, conscientes de su dolor y del daño que pueden provocar en sus hijos, sin hacerlos ¡por supuesto! participes de su conflicto. Tengo una paciente, una chica cuyos síntomas principales son una profunda inseguridad e ideación suicida. Una chica a la que su madre durante toda su vida le ha contado, una y otra vez, su sueño recurrente: "Hoy te he vuelto a soñar muerta, te he visto en el ataúd y estabas muy guapa y muy tranquila y ¡no como ahora!". Una mujer que, al mismo tiempo, afirma adorar a su hija...

El problema es que la mayoría de madres imaginan ser las únicas protagonistas de la crianza. Pero no es así. Los verdaderos protagonistas son, por una parte, los estados y, por otra, la más importante, los hijos. Hasta que la sociedad en general y cada mujer en particular no pueda o quiera aceptarlo, las madres seguirán siendo, sin saberlo, meras reproductoras al servicio del sistema político y de sus propias necesidades neuróticas. Y, por tanto, los niños seguirán siendo tratados y explotados (por muchos defensores de la infancia que aparezcan) como meros objetos para la satisfacción de los adultos. Lo vemos todos los días en el mundo y, sobre todo, en nuestras consultas.

La única forma de prevenirlo es, como en todos los campos de la vida, con lucidez, realismo, madurez y responsabilidad. Componentes imprescindibles a la hora de decidir algo tan importante e irreversible como ser madre o padre. Una lucidez que nos permitirá concienciar nuestros verdaderos deseos, nuestra capacidad de amar, nuestra situación socio-económica presente (y prever en lo posible la futura) y saber si realmente estamos dispuestas y capacitadas para acompañar, durante una larga etapa de nuestra vida, a un nuevo ser humano.

Ser madre es algo profundamente hermoso pero también tremendamente complicado y determinante como para decidirlo por imitación, fantasía o por sometimiento a las presiones de un mundo enfermo. La vida de una mujer sin hijos puede ser perfectamente satisfactoria siempre que lo decida conscientemente, sabiendo las ventajas e inconveniente que ello conlleva y la presión social que habrá de soportar (también de sus compañeras de género) a lo largo de su vida. Pero si es cierto que queremos ser libres e iguales a los hombres, ¿no deberíamos ser capaces de romper con las expectativas de género que colocan sobre nosotras nada más nacer, y decidir conscientemente sobre la maternidad como el ser humano completo que somos?

Fuente: este post proviene de Viaje Interior, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Odio al odio

Al principio de las terapias, es habitual que algunos de mis pacientes se muestren resistentes, "alérgicos" al odio que sienten hacia determinados familiares supuestamente queridos, y se sie ...

Culpar a los demás

Hace algunos años, un anuncio de televisión mostraba a varios niños sentados en una mesita ante una caja de rosquillas prohibidas. Uno de ellos se comía traviesamente (ante el pasmo y la risa de los ...

Y tú, ¿quién eres?

"No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma" Jiddu Krishnamurti El ser humano necesita sentirse aceptado, querido ...

Casos reales: cosas que no te dije

Para José Luis, el Tamariz de la Psicoterapia por Ana S. (Foto cedida por Olga) Sí, ya sé que no te va a gustar nada la idea y que a lo mejor te enfadas conmigo. Pero una de las cosas que aprendí cont ...

Etiquetas: maternidadmujeres

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

lactancia materna bebe salud ...

Lactancia Materna

Antes de tener a mi hijo no había dado importancia a la lactancia materna ni tenia alguna opinión al respecto. Desde el primer encuentro con él después de su nacimiento, intenté darle de mamar, al principio fue muy doloroso, sobre todo cada vez que el comenzaba a mamar, luego iba pasando el dolor y eso se prolongó por quince días. Recuerdo que mi mamá me vio tan adolorida que me sugirió amamantarl ...

alimentos a evitar durante la lactancia lactancia materna leche ...

Qué alimentos evitar durante la lactancia materna

La llegada al mundo de un bebé cambia totalmente la vida de una mujer. Desde ese momento, la principal precupación de la madre es garantizar su bienestar, por lo que todo esfuerzo es pequeño para lograrlo. Un ejemplo es la alimentación del recién nacido. Cuando optamos por la lactancia materna la madre debe tener en cuenta que todo lo que coma va a ser transmitido al bebé, por lo que hay algunos a ...

amamantar Bebé leche materna ...

LACTANCIA MATERNA

La leche materna es el alimento ideal por excelencia, está demostrado científicamente que aporta todos los nutrientes que el niño necesita en sus primeros seis meses de vida. UNICEF y la OMS recomiendan a las madres que quieren dar pecho exclusivo esos seis meses lo siguiente: la lactancia debe comezar con las primeras horas de vida. el lactante solo debe tomar leche materna, nada más, ni agua. ...

Bebés y mamás Embarazo parto y posparto ...

Normalizando la lactancia materna: Congreso Lacta 21

Este pasado fin de semana se celebró en Pamplona el Congreso Nacional de Lactancia Materna Lacta 21, una oportunidad para que profesionales sanitarios y público en general se pusieran al tanto de todo lo relativo a la lactancia materna y que demostró que la reivindicación sigue activa: es necesario normalizar la lactancia. La socióloga Ana Carmen Irigalba lo dejó muy claro en su intervención: para ...

notas de salud almacenamiento lactancia materna

Beneficios de la lactancia materna

La lactancia materna como punto de partida es, según describen muchas madres, una de las experiencias más gratificantes de la vida. Los beneficios que puede tener la lactancia materna en los bebés es muchas veces superior a lo que puede ofrecer los suplementos o formulas en polvo que no logran entregar los nutrientes necesarios. La producción de leche materna, se da en un proceso fisiológico a par ...

niños

Lactancia materna

La mejor alimentación para el recién nacido es y siempre será la lactancia materna. Es entonces cuando la alimentación de las mamás cobra un importante papel (ya hablaremos de ella en otra entrada). Por ello, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que los recién nacidos sean alimentados exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de vida, pues aportará numerosos beneficios ...

comida saludable

Consejos de alimentación durante la lactancia materna

Se debe destacar la importancia de la lactancia materna puesto que la misma es vital para que los niños logren adquirir las vitaminas necesarias para un buen desarrollo. Existen diferentes aspectos que se deben conocer de la lactancia materna, entre ellos se encuentra la alimentación que la mujer tiene en ese periodo tan particular, puesto que todos los alimentos influyen tanto en el sabor como en ...

Acompañamiento del desarrollo en la infancia amamantar bebé ...

La Lactancia Materna

Mucho se comenta sobre la Lactancia Materna, algunos afirman que es necesaria sólo hasta los primeros 6 meses de vida, otros piensan que es suficiente amamantar al bebé hasta el primer año y hay quiénes incluso defienden una lactancia a libre demanda hasta pasados los dos años. ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Por qué es tan importante que un bebé lacte? Si estás pensando en destetar a tu bebé és ...

Enemigos sutiles Feminismo La teta es muy psicológica ...

Enemigos sutiles de la lactancia materna (V): feminismo mal entendido

Ya lo decía la enfermera que llevaba mi grupo de lactancia: la teta es muy psicológica. Las mujeres de países subdesarrollados no tienen opción de darle muchas vueltas al asunto o buscar alternativas, pero una madre occidental, moderna, que opta por la lactancia materna, está dando muestras de su ideología: de su vision de la maternidad, de lo que ella considera que es comportarse como una madre, ...