Padres

Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Mara la andadora: Sus tres condiciones

maraandadora
Hace poco más de 15 días, recién cumplidos los 11 meses, Maramoto decidió que era el momento de empezar a andar. Dado el dominio absoluto que tiene del gateo, sus papás en prácticas pensaban que tardaría en dar el paso, pero nada más lejos de la realidad. Como con todo en este primer año de vida, la pequeña saltamontes se ha destapado como una kamikaze sin miedo a nada y con muchas ganas de comerse el mundo.

Y la verdad es que, si somos sinceros, no ha sido nada que nos pillase de nuevas. Sobre los nueve meses, nuestra pequeña nos empezó a dar las primeras señales de que tenía ganas de empezar a caminar. Así que, agarrada a los más diferentes muebles de la casa, iba dando sus primeros pasos y sus primeras vueltas a la mesa de centro del salón. Un mes más tarde, con 10, Maramoto empezó a aguantarse de pie solita por unos segundos. Y con 11, como os he comentado al inicio del post, ha empezado a dar sus primeros pasos sin sujetarse a ningún sitio y no quiere otra cosa que caminar cogida de nuestras manos.

Ahora, vayamos donde vayamos, Mara quiere ir andando. Y si por alguna de aquellas no se acuerda y nos da por bajarla para hacer la gracia, se acabó. Ya no hay manera de devolverla a la mochila. Andar se ha convertido en una obsesión para ella. Y también, por qué no decirlo, en otro medio para demostrarnos que es una bebé con mucho carácter. Las cosas se hacen como ella quiere. Y si no, pues no se hacen. Y me va a servir el andar como ejemplo. La pequeña saltamontes nos ha puesto, sin decir esta boca es mía, tres condiciones inamovibles para sus primeros días como andadora. Y ojo con llevarle la contraria.

Ella anda con nosotros, pero sólo cogida de una mano. ¿Qué es eso de que sus papás la lleven cada uno de una mano? ¡Ni hablar! Que se vayan turnando si quieren, pero ella necesita una mano libre para poder investigar sin impedimentos cualquier cosa que se encuentre en su camino.

El que la lleve, la tiene que llevar cogida de su mano izquierda. Y si por alguna de aquellas te equivocas y vas a su derecha, no te preocupes que ella se encarga de recordártelo amablemente. La derecha es para investigar. Y eso es así. Innegociable.

Es ella la que te coge a ti. Y no hay más que hablar. Y si te da por llevarle la contraria, a los tres o cuatro metros se para, te suelta la mano y es ella la que se coge a tu dedo para reiniciar la marcha.

Y estas tres condiciones no son fruto de la casualidad de un día. Llevamos ya unos 15 desde que Maramoto decidió que era el momento de empezar a andar y desde entonces sus condiciones han sido inamovibles. Una bebé con carácter

¿Tienen o tuvieron vuestros hijos al empezar a andar alguna manía del estilo de las de nuestra pequeña saltamontes?

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

general andanzas conciliar el sueño ...

La ley de Mara (Murphy)

Últimamente me topo mucho con situaciones propias de la Ley de Murphy, rebautizada como Ley de Mara en los confines de la tierra dominados con mano de hierro por Maramoto. Y me sucede mucho, especialmente, en lo que respecta a este blog. Tengo un tema para escribir, una pauta de comportamiento que nuestra pequeña saltamontes empieza a interiorizar y a marcar como rutina, y en cuanto pienso en escr ...

Andanzas crianza porteo

Mi niña de casi tres años no quiere andar

He vuelto de las vacaciones con la espalda hecha un ocho tras patearme buena parte de Galicia con una niña de casi tres años en la mochila. O en su defecto en brazos, cuando ella consideraba que hacía demasiado calor para ir tan pegados. Mis camisetas chorreando tras sus siestas dan fe de ese calor. Y lo de las vacaciones, desgraciadamente para mi espalda, no es una novedad, porque aproximadamente ...

general andanzas bebés de alta demanda ...

Entre gritos y rabietas de una bebé

Como escribí en la carta de cumpleaños que le dediqué a nuestra pequeña saltamontes, “no ha sido un año fácil”. El primer año de vida de un bebé siempre es complicado para unos padres (sean estos primerizos o no), pero la cosa se dificulta un poco más cuando ese bebé cumple todas y cada una de las características que definen a un BAD (Bebé de Alta Demanda). Esas características inicial ...

Andanzas

Paternidad, maternidad y divorcios

Andaba yo el sábado por la mañana en el parque con Maramoto, aprovechando los rayos de sol que hacen más llevadero el frío, cuando de repente apareció por allí una mamá con una niña de la edad de nuestra pequeña saltamontes con la que suelo coincidir a menudo. Y mientras las dos peques ponían a prueba sus límites y se jugaban la cabeza subiendo de la forma más inverosimil posible a los columpios, ...