Padres

Educar para el futuro Idea guardada 5 veces
La valoración media de 6 personas es: Muy buena

Mi hijo no me obedece

Éste es motivo de preocupación para muchos padres y muchas madres. Me llegan muchos emails en los que padres y madres me escriben contándome sus preocupaciones y ésta es la estrella de todas ellas.

Ya escribí un artículo acerca de esto: ¡Deja de frustrarte porque tus hijos no te obedezcan! (Puedes leerlo haciendo click aquí). Es un tema delicado, lo sé, pero creo que solucionaríamos muchos problemas y mucho malestar si ajustásemos nuestras expectativas a lo que realmente un niño, por naturaleza, va a hacer.

Los niños tardan más en venir a hacer las cosas. Los niños prefieren jugar porque es lo que necesitan. Los niños necesitan explorar. Necesitan cuestionarse las cosas que les dicen los mayores para desarrollar su criterio propio. También necesitan reafirmarse aunque eso a veces suponga cometer errores y dar una mala contestación.

Te dejo con el vídeo en el que reflexiono sobre esto y hablo sobre ejemplos más concretos.



¡Espero que te haya resultado muy útil este vídeo! Te agradezco que lo compartas con todos tus amigos.

¡Un abrazo!

¿Quieres que te envíe a tu email todos los artículos del blog y las novedades de los cursos y formación para padres?

¡Puedes suscribirte gratis a la Newsletter y te mantendré informad@ de todo!

[contact-form-7]

.

Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Quiero ganar dinero, mamá.

El dinero, un tema tanto o más tabú que el sexo, es un tema que intento tratar con mis hijos del modo más neutro, natural y abierto posible. Desde hace unos meses mi hijo quiere ganar dinero y así me ...

¡Hoy están insoportables!

Todo comenzó en la cola para pedir comida preparada del Ikea. Los niños no paraban de tocar las galletas y los paquetes de patatas fritas que estaban tan bien expuestos a lo largo de toda la cola. Fue ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora