Padres

Asi piensa una mamá Idea guardada 90 veces
La valoración media de 206 personas es: Buena

No obligues a un niño a comer

Hace mucho tiempo contaba que la pequeña terremoto no comía ni come nada en casa, pero que en la guardería me decían que comía perfectamente.
Resumo un poco, para ponernos en situación:

La pequeña terremoto siempre fue una niña de mucha teta, a demanda y casi en exclusiva hasta los 10 meses y hasta los 17 meses con bastantes tomas diarias. Hasta los 10 meses estuvo en el percentil 90 en peso.

Tuvo intolerancias alimentarias desde bebé, muy difíciles de detectar porque lo único que le provocaban eran retortijones, cólicos, gases…¡pero menudos retortijones! Aquí agradezco la consideración de los pediatras que no pusieron en duda esos síntomas, aceptaron que era intolerante y no me dijeron que tenía algo que ver con la teta. Hasta que al año, cuando casi todo lo que probaba le provocaba los síntomas y apenas comía alimentos y el test de parches no nos dijo nada, la llevamos a un experto gastroenterólogo muy recomendado a ver si podía ayudarnos. Ese superexperto me dijo lo siguiente: “bravo, ya te has hecho la super madre dándole teta un año. Ahora puedes darle leche de continuación y verás lo bien que come. Como le gusta la teta rechaza la comida.” Le dio igual todo lo demás. Lo que llegué a indignarme en esa consulta no cabe aquí en palabras.
No le hice caso, y la amamanté hasta que ella quiso. De hecho, desde los 18 meses no toma teta, y hoy tiene 3 años y medio y sigue rechazando la comida. ¿Quizá debería llevarla al mismo experto a ver si ahora me escucha?

Bueno, a lo que iba. Intentamos el prueba y error mucho tiempo, y de hecho a los 15 meses comía bastante variado: algunas frutas, cereales, sopa, conejo o codorniz con patata o boniato, arroz, pasta y un par de cosas más. Teníamos una lista con los alimentos que toleraba bien, los que teníamos duda y los que le provocaban cólicos. Me preocupé cuando dejó la teta pero fue su decisión y la respeté...y entonces, recién cumplidos los dos años nos fuimos de vacaciones y dejó de comer. Y aquí empezó el retroceso…
Unas vacaciones que no sé si por el cambio horario o el calor o el cambio de rutina o qué, la hicieron dejar de comer (esto lo hace cada vez que vamos en realidad) y a la vuelta una guardería que supuestamente nunca la obligaron a comer y que me decían que comía perfectamente. Tiempo después supe que le decían que se quedaría sin recreo o que la cocinera se llevaría su mochila o cosas así, y ella comía. Ahora lo escribo y me parece tan horrible…entonces me enteré mucho más tarde, de hecho porque yo quise ver como comía porque no me creía que fuera tan distinta en un sitio y en otro, hasta que al final  me enseñaron un video para que me lo creyera. La vi comer pero la verdad, su cara no mostraba agrado alguna y no la veía muy convencida. Y ahí me lo contaron. En casa, solo comía sopa y fruta.



De ese viaje hace un año y medio. Estuvo 9 meses más en la guardería. Cuando yo supe como habían conseguido que comiera ya no se lo hacían, comía por costumbre o inercia o qué se yo. A mi me preocupaba qué comería una vez dejara de ir, porque en casa no quería nada de nada, excepto la sopa casera de su abuela y una vez al mes, pedía arroz o espaguetti. Pero el 7ª mes la cambiaron de clase en la guardería. Y ella empezó a no querer ir. Lloraba por querer quedarse en casa. Yo pensaba que era por el cambio de profesoras, porque había creado un vínculo muy fuerte con una de las profesoras que había estado un año. No podía dejarla en casa pero ¿sabes esa sensación de que algo no va bien?
Un buen día me plante a la hora en que les daban la leche y lo que vi no me gustó. Mi hija miraba con terror a la profesora que la vigilaba, y se terminó la leche con cara de asco. Dos días después me quedé un rato con ella por la mañana. Una niña lloraba mucho. La ayudante que estaba en prácticas me dijo que no le gustaba comer y no había manera de darle y añadió.. “pero tranquila que la tuya llora pero se come la comida”

QUÉ QUEEEEEEEEE!!!!!????????
Ese mismo día pedí, sin mencionar el chivatazo, tanto con la directora del centro como con la profesora responsable del curso, que no intentaran siquiera una vez que comiera. Que le pusieran el plato delante y si quería bien. Y si no, aceptaba que no comiera nada. Pero que nadie le diera ni una sola cucharada. Desde ese día cambiaron los informes. Apenas comía! De hecho, pasó una semana ayunando, solo tomaba leche. No quería ni siquiera sopa en casa. Creo que ella se sintió por fin libre de poder elegir entre comer o no. Algo había pasado en la guardería, ahora lo tenía claro. La habían obligado a comer!!! Ella seguía sin querer ir, y yo ya no confiaba en el centro, así que terminamos sacándola.

Me costó 7 días que comiera en casa. No la obligamos, no la forzamos. No hubo aviones ni chantajes. Solo le poníamos la comida delante. Y si no quería, pasábamos a la siguiente comida. No le dábamos galletas que no fueran de cereal como merienda, y así fuimos ganando posiciones. Hasta que establecimos un “menú” con ella. Leche y galletas para desayunar, sopa y yogur para comer, galletas y leche para merendar, y cereales y yogur para cenar. Hace casi un año de ese momento. Y seguimos con el mismo menú, aunque el postre de las noches ahora es fruta. Y muy de vez en cuando, nos sorprende y pide pasta para comer.

¿Que si me preocupa? Sí. Me gustaría que comiera más variedad. Pollo, verdura, legumbres, arroz, algo!!! Pero no la forzamos. No sé qué pasó en la guardería. Para mi, lo que me queda es que primero comía con chantajes, y después la obligaron a comer. Aunque nadie me lo reconociera, pedazos de comentarios aquí y allá me daban información suficiente. Aun me parece increíble. ¿Qué ganamos con obligarla a comer? Ayuno, aversión a la comida, desconfianza cuando quieres que pruebe algo nuevo. 1 año y medio que llevo para que confíe cuando el plato que le ponen delante no es exactamente el que ella conoce. Ella siempre se sintió segura con la comida. Nunca le llamó la atención, probaba lo justo y rechazaba lo que le sentaba mal. Y comía sola desde bien pequeña. Ahora la comida para ella, en general le da asco. Estudia cada plato, lo mira con desconfianza, rechaza marcas distintas (de los potitos que le gustan por ejemplo) Y eso, no es causado por las intolerancias solamente, es por como las manejaron en la guardería. La manía que tenemos con que los niños tienen que comerse el plato entero, que tienen que comer de todo, y sino, son unos “mañosos” y nos toman el pelo.
Y sí, yo podría haberme dado cuenta antes. Pero confiaba en el centro. Mi hija mayor pasó casi 3 años ahí, lo sentía como su casa, y ella que habló de bien pequeña jamás nos contó nada que nos hiciera sospechar. ¿Podría haberla sacado cuando supe que la habían chantajeado para que comiera? Sí, pero entonces ya no lo hacían porque comía sin que le dijeran nada. Pensé que ya era tarde. Pero obligarla a comer, eso sí que no. Hay dos platos que a mi siempre me obligaron a comer en el colegio aunque los detestaba. Aun hoy, solo el olor, me produce arcadas.

No se saca nada bueno de oligar a los niños a comer.
He escuchado muchas mamás preocupadas por la cantidad o variedad de comida que comen sus hijos. Muchas me han contado que sus hijos no comen nada, donde nada les parecía mucho cuando les contaba lo que come la terremoto. Pero pienso seguir sin obligarla. Ahora que va al colegio, no la obligan a comer, le preguntan y ella decide que come y que no. Y ha ido probando cosas nuevas por decisión propia. Si a nosotros como adultos nadie nos obliga a comer lo que no nos gusta, ¿por qué tendemos a hacerlo con los niños?
suscribete


Archivado en: Guarderia, Colegio, Educación, Lactancia y alimentación
Fuente: este post proviene de Asi piensa una mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tiempo compartido

Dos hijas, nacidas con 2 años de diferencia. Cada vez que digo eso, recuerdo lo convencida que estaba yo en su día de que quería que se llevaran poco tiempo. Y lo loca que me llegué a volver con las d ...

El punto Peter Reynolds

Hay libros que cuando los lees te cautivan, o al menos a mi me pasa eso. Hace poco, una de las terremoto eligió un libro de la biblioteca para llevarse a casa que le llamó la atención por la ilustraci ...

Y de repente, crecen

Te inicias en la maternidad y los días no tienen horas, solo distingues que es de día o es de noche. No sabes que día es, ni de la semana ni del mes. Los días son un continuo de lactancia, cambios de ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

vídeo viral niño que no quiere comer animales niño que no quiere comer pulpos ...

Vídeo: Asombrosas palabras de un niño que no quiere comer animales

Este niño brasileño es Luiz Antonio y con tan solo tres años explica a su madre que no quiere comer animales con palabras muy convincentes. ¡A través de una serie de preguntas e inteligentes argumentos consigue emocionar a su madre! Todo empieza cuando su mamá le pone de comer pulpo. A partir de ahí comienza a cuestionar la idea de comerse al animal. Con bonitas frases como "No me gusta que l ...

ACTIVIDADES CON PEQUES atención cine

Los niños y el cine

Ir al cine con pequeños sin morir en el intento Una de las actividades que podemos hacer con los peques también durante el verano es ir al cine los días que el tiempo no acompaña para disfrutar al aire libre. Es que a mí el cine me encanta y me encantaría compartir cada vez más con ellos. Pero a veces me asalta la duda de si llevarles o no, ya que mis mellis son movidos, sobretodo mi pequeña. Qué ...

general

Porque no es bueno obligar a los niños a darle besos a quien no quieren!!

"Fragmento tomado de la pagina Baby Center"No encuentro nada de malo en que mi hija no quiera darle un beso a sus tías y tíos, a sus abuelos o a mi mejor amiga, si es que en ese momento no le nace. Tampoco se lo exijo para mí. Más bien, si tengo ganas de mimarla y la veo que no está muy de ánimo, le pregunto: ¿puedo darte un beso? Creo que poner el poder de decisión en ella es mucho ...

Bicicleta sin pedales Cocinita de madera DIY teatrillos para marionetas ...

¿Qué regalar a un niño de 3 años?

En este post te voy a contar lo que le regalamos o regalaron a Blastonpower para su tercer cumpleaños. Nosotros somos bastantes minimalistas con el tema juguetes y ropa. Blastonpower no suele recibir regalos nuestros más que para su cumpleaños y en navidad. En mi opinión, los niños no necesitan un montón de juguetes, porque al final no saben ni lo que tienen y se pierden entre tanto juguete. Ademá ...

general pollo receta de horno ...

Receta ligera de pollo con piña

En la última receta os dije que la siguiente iba a ser ligera y lo voy a cumplir. Una de cal y otra de arena, como se suele decir. He de reconocer que no soy mucho de dietas, ni de comidas ligeras pero veo que esos pantalones ya no me quedan igual de "cuquis" que antes. Así que digo, venga, que un día es un día y hay que hacer algo ligerito, aunque mañana me zampe un trozo de brownie. Es ...

Casos Reales amamantar embarazo asesora barcelona ...

¿Qué opinas sobre la lactancia en tándem?

En este post sobre la lactancia durante el embarazo y en tándem, os comenté que había realizado un estudio sobre este tema y ahora os voy a explicar lo que averiguado. He realizado una encuesta para saber ¿Qué opinas sobre la lactancia en tándem? Estas son las preguntas que han respondido 40 personas. ¿Es posible que una mujer se quede embarazada mientras esta amamantando? El 97% de las personas h ...

general colegio entre papis ...

Papá, se me ha roto un diente / entrepapis.com

Uno cree que su hijo va a tener siempre dientes de leche, pero llega un día en el que el Ratoncito Pérez aparece, hacia los 5 – 6 años.  Es ley de vida, lo sabemos todos, pero parece que los niños van a ser siempre niños, ¿verdad?  Sin embargo, los dientes también se pueden caer o romper por motivos no naturales y, precisamente, el otro día coincidimos con otros papis a los que no veíamos de ...

general alimentación malcomedor ...

¿Y ahora qué hago? (Mi niño no me come. Parte II)

Hace unas semanas escribí un post - con gran éxito de crítica y público - en el que os contaba las técnicas de negociación directamente aprendidas de la KGB con las que mis padres trataban de hacerme comer verdura, más concretamente espinacas. Como hoy en día, el chantaje emocional a los hijos y la persuasión bajo amenaza de hundir la reputación escolar de los mismos están muy mal vistos, en mi ex ...

Historias de Embarazo zFeatured bebe ...

Yo no quería hijos, nunca…

Yo no quería hijos, nunca…Me daban miedo los niños, los rechazaba, si por mala suerte uno se sentaba al lado mío en el avión pedía cambio de asiento, si me tocaba agarrar a uno me daba terror y lo cogía como con pinzas, y si había una fiesta infantil, huía despavorida o me tomaba todas las cervezas. En mi familia ya me imaginaban como una vieja solterona, ya se “habían hecho al dolor&# ...