Padres

Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Obligar a comer a los niños?


¿Cuantas veces nos encontramos ante la escena del menor de la casa haciendo sus pataletas o berrinches a la hora de probar una verdura, una sopa, etc.? El momento de la comida, que debería ser gratificante para toda la familia, se convierte en un real campo de batalla, de gritos, de llantos y de padres crispados y frustrados. Pero a no desesperar, todo en la vida tiene solución...
&&&&&
A comer, como todo en esta vida, hay que aprender. Por ello el objetivo de los padres debe ser enseñar a los niños de una manera eficaz, positiva y libre para conseguir que coman y, más que eso, lograr que quieran por sí mismos aquellos alimentos que son buenos para ellos, un objetivo que, si se les fuerza, nunca se conseguirá. Distintos expertos, desde los dietistas o nutricionistas hasta los pediatras y los psicólogos, coinciden en que obligar a un niño a comer jamás tiene buen fin y, en cambio, puede acarrear varios problemas y efectos negativos. A continuación encontrarás diez consecuencias de obligar a los niños a comer, sugerencias para que los pequeños quieran hacerlo por sí mismos y dos ejercicios para mejorar su relación con la comida.
Consecuencias de obligar a los niños a comer
Lejos de favorecer una alimentación equilibrada, una relación armoniosa con la comida y un ambiente de tranquilidad en el hogar, forzar a los niños a que coman puede acarrear unos cuantos problemas y convertir la mesa en un pequeño campo de batalla. Algunos padres viven la inapetencia de su hijo como un agravio personal. Esto hace sentir mal al niño cuando rechaza un alimento. Entre los principales inconvenientes, destacan los siguientes:

Si el niño es pequeño y aún no tiene uso de razón, pensará que los padres, de quienes solo espera cariño, de pronto le atacan: insisten en darle de comer cuando ya no le entra más o en obligarle a comer algo que no le gusta y, encima, se enfadan y le gritan.
Incluso si se obliga a comer con amenazas, gritos o chantajes, los pequeños comen lo mismo.
Meterles la comida en la boca a la fuerza provocará el vómito de los niños.
Obligarles a comer solo sirve para hacerles sufrir y, si asocian la mesa con el sufrimiento, acabarán por detestar ese momento y la comida.
Presionar a un niño para que coma un determinado alimento puede conducir a que rehuse comer muchos otros.
Angustiarse porque un niño no come denota una sobre protección de los padres, que es mala consejera en la educación infantil.
El uso del chantaje emocional, de los premios y castigos con la comida, es un error pedagógico y un error nutricional.
Un niño se puede negar a comer porque quiere llevarse él mismo el alimento a la boca y no se lo permiten. Es importante fomentar la independencia y dejarles crecer en autonomía.
Sugerencias para conseguir que el niño quiera comer por sí mismo
Corregir los modales en presencia de los hermanos u otros niños, agravará el rechazo hacia la comida.Sugerencias para que el niño acepte la comida
En la mesa solo cabe la actitud positiva. Lo fundamental es fomentar la autonomía personal e intelectual. Hacer creer al niño que es él quien quiere estar sano, quien quiere conocer los alimentos y quien ha descubierto un nuevo sabor. Para ello, hay trucos muy útiles y fáciles de poner en práctica.
Presentar a los niños pequeñas cantidades de un alimento nuevo de forma repetida.
Dar ejemplo de conductas alimentarias saludables.
Implicar a los niños en la preparación de los alimentos.
Presentar las comidas de manera atractiva.
Ofrecer los alimentos sin obligar, sin perder la paciencia y sin inquietarnos.
Mantener su estómago vacío de caprichos antes de las comidas, no llenarlo de chucherías.
Darles opciones en la mesa. Presentar unos alimentos que les gusten y otros que les gusten menos, para que puedan elegir, e intentar que coman un poco de todos.
Apagar la televisión y sentarse a comer con ellos, en familia y sin distracciones.
Durante la comida, mantener conversaciones distintas al hecho de hacerle comer.
Dos ejercicios para mejorar la relación de los pequeños con la comida
Ya sea en el aula o en casa, se pueden desarrollar dos ejercicios con los niños a partir de 6 o 7 años de edad, cuando tienen capacidad de razonar. Estos ejercicios han demostrado funcionar en la práctica con resultados extraordinarios.
La lista del "me gusta" / "no me gusta". Algunos niños son muy conscientes de que su inapetencia o su afición a solo 2 o 3 alimentos es el centro de atención y preocupación de sus padres. Sin embargo, resulta útil trabajar con ellos y pedirles que escriban en un folio en blanco estas dos listas: lo que les gusta comer y lo que no. Si el ejercicio lo dirige un nutricionista, podrá explicarle al niño que en realidad ya hay muchos alimentos que le gustan y, lo que es más importante, que con ellos casi cubre sus necesidades nutricionales.
Tal vez se detecte la carencia de algún grupo de alimentos por completo, como las verduras. Entonces es el momento de hacerle ver al niño que con incorporar uno o dos alimentos a su dieta, esta será perfecta. Con este ejercicio, se logra desbloquear a un niño que tiene el control de su alimentación, al hacerle ver que no era para tanto y que falta muy poco para que sus padres estén contentos y tranquilos. Por último, es interesante plantear al niño un objetivo, al que llamaremos "compromiso saludable", y cuyo fin es que él esté más sano, más fuerte y más guapo. Es decir, sin premios ni castigos: solo se busca la adherencia del niño a un cambio de hábito por el mero hecho de que es mejor para él.
La "cata a ciegas". Este es un ejercicio en grupo y, como su nombre indica, consiste en vendar los ojos de los niños. En concreto, los de la mitad de la clase. Una vez hecho esto, se les pone delante un plato con un alimento sin que sepan cuál es. El ejercicio lo explicaremos como una experiencia de los cinco sentidos. Primero deben tocarlo, después olerlo, también acercárselo al oído y, finalmente, probarlo. A medida que descubren de qué se trata, levantan la mano y nos acercamos para que nos digan al oído qué es. Si aciertan, pueden quitarse el pañuelo de los ojos y seguir como observadores. Si no aciertan, continúan con el siguiente sentido. En paralelo, es una experiencia muy enriquecedora para los niños que les observan.
El resultado de esta actividad puede ser traumático al principio. Puede haber niños que se enfaden porque han probado aquello que nunca habían querido probar. Incluso niños que lloren y pataleen para demostrar su enfado. Sin embargo, habrá muchos niños que manifiesten su sorpresa al haber sido capaces de probar algo nuevo. Para finalizar, todos los niños deben manifestar en voz alta los alimentos que no les gustan, o que no han probado nunca, y anotar en su agenda al menos tres. En la semana siguiente, tendrán el reto de probar estos tres alimentos. Respecto a los niños que se enfadan, la experiencia también demuestra que, al cabo de una semana, serán los primeros en decir en voz alta que ya han probado tal o cual alimento.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Consejos para bajar el colesterol

Un elevado porcentaje de la población española, concretamente el 20% mayor de 18 años, presenta un nivel de colesterol superior a 250 mg/dl (un valor excesivo), según un estudio de la Sociedad Español ...

Los genios de la humanidad

En tiempos de Jacob, en tierra de Canaan, alrededor del 1600 a.C, los hebreos fueron exclavizados por los egipcios y por eso, el conocimiento de los ángeles cabalísticos, fueron asociados a dioses egi ...

Copan la ventana al tiempo

Copan es un sitio arqueológico de la antigua civilización maya ubicado en el departamento de Copan al occidente de Honduras, a poca distancia de la frontera con Guatemala. Del siglo v al siglo IX fue ...

Iridología

El iris es la zona del centro del ojo que rodea la pupila, formando un círculo a su alrededor. Se lo distingue por el contraste de su color con el de la membrana denominada esclerótica (parte blanca d ...

Recomendamos

Relacionado

general

LAS PATALETAS Y BERRINCHES

Las pataletas o berrinches son comportamientos predecibles en el proceso de desarrollo de los niños de 18 meses a 3 años. Con frecuencia anuncian el comienzo de lo que algunos llaman "los terribles dos años". Los padres y adultos que acompañan al niño en la crianza a menudo se preguntan el por qué de este comportamiento, el cómo actuar ante la situación y el cómo evitarlas. Empecemos por ...

general pedagogía waldorf claves ...

6 claves para la regeneración educativa que los niños piden a gritos

1. El juego como base para el pensamiento abstracto El juego no debe ser considerado una liberación de un aprendizaje serio, sino que es en sí mismo un aprendizaje serio. El juego es el empleo de los niños. A través del juego, los niños aprenden acerca de sí mismos y el mundo que los rodea; es jugando que aprendemos, lo queramos o no. Jugando, los niños aprenden a conocer su cuerpo, sus capacidade ...

general crianza maternidad

¿Pataletas a mí? Jamás

Sí claro. Ja-más. Jamás. Si fuera posible tragarse las palabras, yo ya hubiera muerto atorada. Pues, como ya deben sospechar, las peores pataletas de las que he sido testigo me las han hecho a mí y no una, sino varias veces. Sobre todo, mi hijo con espíritu. Y, cómo ya escribí anteriormente (acá) sus pataletas han sido épicas. Me han hecho morir de vergüenza, me han hecho llorar, me han hecho entr ...

alimentación bien comer ...

Niños: la importancia de comer bien (I)

Se me ha ocurrido comenzar el eje central de este Especial infantil hablando de un tema que es básico en el crecimiento de cualquier niño: ¿cómo comen nuestros niños? La verdad es que es un difícil interrogante para algunos padres que no tienen demasiada idea de lo que comen sus niños diariamente, pero aún así, en canal de padres quisimos poner 'un poco a prueba' vuestra honestidad mediant ...

¿Estresamos a los niños?

Hoy en día, especialmente en las ciudades, muchas personas solemos llevar un ritmo de vida frenético, estresándonos constantemente por la poca disponibilidad de tiempo que tenemos para llevar a cabo nuestras actividades cotidianas: hijos, familia, trabajo, tareas domésticas... Esto acaba generando que queramos hacer las cosas deprisa y corriendo y nos volvemos impacientes en cuanto alguien hace la ...

6-9 años Desarrollo

Niños de 6 a 7 años

Alegres, divertidos, atrevidos, inexpertos pero ansiosos de libertad. Así son en general los niños de entre 6 y 7 años. Cierto, cada niño es único y especial. Cada uno de ellos es diferente pero, sin embargo, podemos enumerar algunas características generales que definen a estos niños de 6 a 7 años que llenan de risas y carcajadas, aunque también de rabietas y pataletas, tantos y tantos hogares. D ...

alimentación comer niños ...

Niños: la importancia de comer bien (II)

Pocas veces he tenido que dar de comer a un bebé, pero lo cierto es que cuando lo he hecho, con mis primos, cuando eran muy pequeños, o bien con hijos de amigos, me he dado cuenta de una serie de cosas que me gustaría que comentásemos aquí. A ver si a vosotras también os parecen dignas de destacar: La primera, que los niños, por lo general, se muestran reacios a comer, o al menos, a comer a horar ...

consejos de vida sana vida sana alimentación niños ...

Niños y alimentación: Consejos para que aprendan a comer sano

A pesar de que nuestra dieta es una de las más sana del planeta, en nuestro país hay cada vez más niños que sufren problemas de sobrepeso y obesidad. Este es un problema que recae en los padres, principales responsables del buen y sano crecimiento de nuestros niños: ¿Cómo podemos crear una buena relación con la comida? ¡Te ayudo a resolver todas tus dudas! Los más peques de la casa, e incluso los ...

general boega hotel lugares para niños ...

Comer con niños: Boega Hotel

¿Quieres pasar un día distinto? ¿Disfrutar de unas vistas increíbles y respirar un ambiente de paz? ¿Y si te digo que además es en un lugar ideal para que los más pequeños jueguen? Ya estás queriendo coger el coche ¿verdad? Pues hoy te voy a hablar de un lugar que reúne todas esas características. Está al norte de Portugal, en los alrededores de Vila Nova da Cerveira, concretamente en Gondarém. Es ...

pobreza infantil niños españoles obesidad infantil ...

Malas noticias sobre los niños españoles

Quien siga los telediarios de diferentes cadenas, como yo, cada noche, seguro que se siente algo pesimista con respecto a las noticias que últimamente hablan de nuestros chavales, los niños españoles. Y es que ayer ya dijeron cómo estábamos en el primer puesto de pobreza infantil de la lista de países europeos, sólo alcanzados por Bulgaría y Rumanía. Pero no sólo esto, también nuestros peques, se ...