Padres

La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Ocho meses con mi bebé

Mi bebé, mi precioso bebé que es mi tercer hijo, acaba de cumplir ocho meses de vida. Y yo, en este caos de vida en la que me ha sumido de nuevo me doy cuenta de que me en este intento de dejar constancia de su primer año, he vuelto a saltarme un mes.
 photo bebe-8meses-pie-cabecera_zpsklwjys6c.jpg


Mea culpa, tengo la cabeza a las mil y abril -valga la rima- ha sido un poco complicado con virus y enfermedades varias. Quería haberme sentado a escribir esta entrada antes pero de esto que lo vas dejando para mañana, y mañana es hoy y con retraso de más de un mes. Mal, suspenso en buenmadrismo de manual.


Pero lo importante es que, a pesar de todo, no me he perdido ni un solo minuto de vida de mi gordito guapo, mi bolita calentita como me gusta llamarlo. Esta tri-maternidad, dentro del caos y la casi locura, me ha dado la oportunidad de criar a mi bebé a tiempo completo, es un regalo de la vida que no se paga con dinero. Mi bebé estaba destinado a ser especial a su manera, no solo por ser el tercero, y parece que el hecho de que haya sido el menos pensado -pero no menos deseado- se compensa así.

Yo sigo con esa sensación de que crece demasiado rápido y que, a pesar de disfrutarlo, no es suficiente. Cada día, en cada gesto o acción lo veo más grande, mayor, y me da una pena tremenda que poco a poco vaya dejando atrás el bebé que es. Se que para muchas madres el primer año se hace eterno, a mi sin embargo me parece que la etapa del bebé más que corta, es casi efímera. Cuando te das cuenta ya no tienes bebé.

Claro que esto lo digo yo, que tengo la suerte de que mi bebé me está regalando una crianza maravillosa, soy plenamente consciente de que con bebés así todo es mucho más fácil. Y es que no me ha dado una mala noche, ni un mal momento, todo es sumamente fácil con él y eso hace que su crianza y mi tri-maternidad sea mucho más llevadera.

Son ya ocho meses y no puedo sentir más que ese amor desbordante que no encuentro las suficientes palabras para describirlo. Es increíble cómo se puede querer tanto a una cosita tan pequeña, como puedo morir de amor por sus deditos de sus pies, por los rollitos de sus muslos, por su sonrisa picarona, por esa mirada de adoración que me hace sentir el ser más imporante de su mundo. Lo veo perfecto en cada pequeño detalle de su cuerpo, de sus gestos, de su forma de ser,me parece un milagro que un ser tan bonito haya salido de mi cuerpo. Creo que no hay nada en la vida capaz de superar esto.

Para mi hay un hecho evidente: me ha salido guapo, el jodío. Pero guapo, guapo. Puede que esté feo que yo lo diga, pero es que aunque no quiera la gente que lo ve me lo repite una y otra vez, "¡hay que ver lo bonito que es! sus hermanos son guapos, la niña es preciosa pero chica, ¡con éste te has lucido!". Y a mi se me cae la baba y se me sube el ego de madre.

Para mi, evidentemente, es el bebé más bonito del mundo. Es perfecto. Lo miro y está tan bien hecho, tan proporcionado, tan redondito, con unas facciones tan suaves, con sus ojos claros -que no sabemos si verdes o azules, pero ojazos de todas maneras - y ese pelito que le cubre la cabeza, que parece dibujadito como me dicen muchas señoras. Y me hincho como un pavo cada vez que me dicen lo rematadamente precioso que es mi bebé.

En cuanto a la crianza ahí vamos, dejando que fluya, siguiendo el ritmo de mi bebé y haciendo las cosas según van saliendo. Creo que le truco para que esto de criar sea relativamente fácil es no empeñarme en hacer las cosas de tal o cual manera sino dejarme llevar por mi instinto y escuchar a mi bebé. Estoy segura de que él contribuye en mayor medida a ponérmelo así de fácil pero no imponerse una manera de hacer las cosas ayuda mucho.

Seguimos disfrutando de la lactancia materna, que es su principal alimento y el favorito, sin lugar a dudas. Le encanta su teta pero no es un bebé exigente, espacia bastante las tomas por lo que me permite ir muy relajada en este tema. Tampoco me preocuparía lo contrario, para eso estamos siempre juntos y yo no tengo problema por sentir que me paso el día con la teta fuera, ya que estoy plenamente convencida de que es lo mejor que le puedo dar y no me supone ningún esfuerzo. Pero es verdad que se lleva mejor cuando demanda de manera regular a si lo hace intensivamente.
 photo bebe-lactancia-materna-8meses_zpsp9eip3wx.jpg


Curiosamente es el que aparentemente está mejor criado de mis tres bebés, entiéndase por mejor criado que luzca gordito y repollete. No es un bebé bola rolliza, pero sí es verdad que es más carnoso que sus hermanos, recuerdo que el mayor se estancó a los 6 meses y a partir de entonces fue mi canijo, y mi niña fue siempre fue menudita, de poner poco peso. A mi Bollicao se le ve eso, bollicao, tiene esos molletes en brazos y piernas que dan ganas de comérmelo a mordisquitos y unos mofletes que son mi locura.

Con la comida vamos bien, le gusta probar cosas y aunque no come mucha cantidad, no le hace ascos a nada. Tenía la intención de hacer Baby Led Weaning a tope pero hoy por hoy me es imposible porque no hay dos días iguales y al estar casi siempre sola con ellos me cuesta mucho organizarme en ese aspecto.
 photo bebeacute-blw_zpsayt5xt9a.jpg


Así que, sinceramente, hago lo que puedo. Si un día puedo pararme más a hacer de comer y sentarme con él le preparo un variado de verduras al vapor, por ejemplo, para que él vaya jugando con la comida a su ritmo. Si un día no puedo tiro de puré, pues cuando lo preparo aprovecho y hago cantidad suficiente para sacar varias raciones y congelar, así cuando se me echa el tiempo encima me basta con descongelarlo unos minutos en el microondas.

La fruta, el pan, las galletas, se las come directamente tal cual, ablandándolo con sus encías y poniéndose perdido pero disfrutando mucho con al experiencia. Un bebé que no ensucia comiendo es un bebé que no come. Tengo que buscar la manera de tenerle algunas verduras preparadas y listas para comérselas solo, pero como hablamos de texturas, también me parece positivo que conozca la textura del puré, que es algo que en casa comemos muy habitualmente.
 photo bebe-cuchara-pure_zps7snjysq3.jpg


Como sus hermanos, tengo la suerte de que es un bebé dormilón, durante el día sigue haciendo varias siestas, por la noche duerme muy bien con un par de despertares para mamar que no me suponen mayor esfuerzo -lo normal es que me quede dormida mientras le doy el pecho y me despierte horas después con él adosado a mi como una lapa- pero a diferencia de ellos, que no se dormían si no era en mis brazos o sobre mi, mi pequeñín, si tiene sus necesidades cubiertas, se duerme solo. Me parece milagroso porque aunque mis hijos han sido -y son- de buen dormir, siempre me han necesitado a mi principalmente, y mientras lactaban, mi teta, para quedarse dormidos.

Así que me tiene alucinada que por las mañanas cuando llego de llevar a los niños al cole y tras darle la teta del desayuno y unas galletitas, un currusco de pan o una fruta, lo acueste en su cuna, le deje juguetes a su alcance, y cuando me doy cuenta esté dormido como un tronco hasta casi el mediodía. O cuando por la noche, cuando ya se han acostado sus hermanos mayores y le doy la teta de la cena, su cena preparada y lo deje listo con pañal y pijama limpio, lo acueste en su cuna con la luz tenue del aplique de la habitación encendia, y se duerma sin hacer ruido.
 photo bebe-durmiendo-cuna_zpsmlidjgvc.jpg


Es una delicia porque además de descansar tranquilo me permite poner un poco de orden en casa, en mis cosas, ir más desahogada, me da la vida.

Está cada vez más espabilado, nivel no puedo dejarlo solo sobre la cama o el sofá porque en su afán de curiosidad ya me ha dado más de un susto. Se mantiene sentado -aunque a veces aún pierde un poco de equilibrio y se cae de lado el pobre mío-, si está acostado es capaz de incorporarse -menudos abdominales va a echar-, hace la croqueta, rueda, se arrastra...

Vamos, que no para quieto y más si hay algo cerca que se plantee como un objetivo a alcanzar. Está en ese momento en el que se arrastra como un caracolillo, con esfuerzo, emitiendo pequeños jadeos como si realizara un esfuero titánico, y cuando por fin alcanza su objeto de deseo sonríe con cara de triunfo.

La relación con sus hemanos es de pasión recíproca. Ellos lo adoran, lo cudian, están pendientes de él -aunque a veces se pasan y lo agobian, todo hay que decirlo-, me sorprende mucho porque aunque esperaba que estuvieran locos con su hermanito bebé, pensaba que en algún momento aflorarían los celos, al menos por parte de mi niña. Pero en contra de lo que creía no he notado ningún tipo de comportamiento relacionado con los celos, aunque no descarto que pueda llegar en al gún momento.

Creo que influye sobremanera que mis mayores tengan una relación estupenda, estén tan acostumbrados a estar siempre el uno con el otro y que, a pesar de la llegada del bebé su vida, sus rutinas y su relación no se hayan visto afectadas. Sin lugar a dudas, es mucho más fácil la llegada de un tercer hijo para sus dos hermanos, que la llegada del primer hermano para un hijo único, al menos en mi experiencia.

Por lo demás pues eso, que estoy loca de amor y encantada de este regalo que es mi bebé, que mientras escribo lo escucho gorjear, hacer pedorretas, llamarme en plan garrulillo como yo le digo, miro hacia atrás y lo veo mirándose los dedos de los pies como si el poder moverlos fueran un descubrimiento asombroso, mientras se pone, se quita y se vuelve a poner el chupete, se lo arranca, lo agita y se lo intenta poner en los pies a la vez que hace el pez con la boca. Es un personaje, podría estar horas observándole sin aburrirme.
 photo bebe.8meses_zpsnmubzt2l.jpg


Y si me dejas seguiría hablando hasta el infinito y más allá porque se me cae la baba y el orgullo de madre, no puedo evitarlo. Así que me voy a ir callando y, de paso, lo achucho un poco más antes de irnos a la cama, que ya son horas.

Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: 8 mesesbebecrianza

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

4 meses bebe crianza ...

Cuatro meses con mi bebé

Mi bebé tiene ya cuatro meses y parece mentira que el parto, sus primeras semanas de vida, ese bebé pequeñito y la sensación de ser indefenso, me parezcan ya lejanas cuando hace tan poco que las he vivido. Es como ver pasar el paisaje desde la ventana de un tren en marcha. Sí, parece que fue ayer y ese bebé tierno ahora es un bebé aún más tierno pero la mar de simpático y un poquito gamberrete. ...

bebe bebé 6 meses crianza ...

Seis Meses con Mi Bebé

Soy un desastre de madre bloguera, mi bebé está a punto de cumplir los siete meses y aquí ando yo, apurando las letras para contar sus maravillosos seis meses y dándome cuenta de que me he saltado su quinto mes. Muy mal por mi parte, ya me auto flagelo yo si eso. El caso es que... ¡qué te voy a contar!. Mi bebé está precioso, espabilado, risueño, es un amor y me está reconciliando con el lado má ...

Bebés Desarrollo del bebé Maternidad

Mi bebé de 18 meses

Soy la mamá de un bebé de 18 meses. Hasta hace poco era la mamá de un bebé, así en general, pero cada vez siento que más que un bebé, tengo un niño como tal. La etapa de bebé va llegando poco a poco a su fin y mi pequeño va perdiendo esos detalles tan característicos, en pro de los que le van definiendo como un niño en proceso. Casi se me ha olvidado cuando era un recién nacido. Y solo han pasado ...

3 meses bebe mi bebe

Tres meses con mi bebé

Uno de los inconvenientes de la trimaternidad es la limitación de tiempo a la que te ves sometida. Vamos, que no me da la vida, hablando claro. Desde que me levanto hasta que me acuesto no paro, y cuando digo que no paro es que no paro, porque incluso sentada en el sofá estoy dando teta, entreteniendo al chiquitín, leyendo un cuento o montando alguna Pin y Pon. Y esa limitación de tiempo se ve ref ...

maternidad. crianza. bebe

Los nueve, diez y once meses de mi bebé

Va a ser que eso que dicen que el primer año del bebé se pasa volando es verdad verdadera. Madre mía, ¡si estamos ya en septiembre! y eso significa que mi tercera vida va a soplar su primera vela. Que se pare el mundo o me tiro de cabeza, esto no puede ir tan rápido. Tan rápido tan rápido que me quedé en los ocho meses de mi bebé y hasta ahora no he dicho ni mu, cosa que no debería perdonarme. P ...

general 6 meses amor ...

Los 6 meses de mi bebé

Hoy es un día muy especial, mi bebé cumple 6 meses. No me lo puedo creer! Siempre lo digo, parece que fue ayer cuando me enteré de que estaba embarazada, y hoy mi leoncito hace medio año que está con nosotros. Así que esta entrada es para él: Hace exactamente 184 días que decidiste querer salir al mundo exterior. 183 que te dignaste a hacerlo. 182 días que te volví a ver después de que te llevar ...

16 meses bebe mi bebe

Quiero comerme a mi bebé de 16 meses

Quiero comerme a mi bebé de 16 meses. Definitivamente. Quiero comérmelo a besos, a mordisquitos, a abrazos, a cosquillas, a achuchones. En realidad no quiero comérmelo, quiero que el tiempo se pare en este mismo momento, que no crezca. Ains, mi bebé de 16 meses, mi tercer hijo, mi tercer bebé que creía que ya no me sorprendería en nada... Me tiene loca cual madre primeriza. Loca de amor desbordant ...

bebés el cuidado de los niños 9 meses ...

Mi bebé ya tiene 9 meses

Qué rápido pasa el tiempo, mi bebé ya tiene 9 meses y es increíble todas las cositas que ya va haciendo, como va interactuando con todos los que estamos a su alrededor.Dentro de poco empezará a caminar porque ya va buscando mesas y sillas para apoyarse e intentar escalar. También es increíble cómo gira su cabecita y te busca cuando pronuncias su nombre y le llamas. ¿Qué cambios e ...

bebe cosas de bebes crianza

Los 14 meses de mi bebé

¿Sabes cuándo algo ha pasado hace ya tiempo, pero en realidad no ha pasado tanto, sin embargo te da la sensación de que ha pasado muchísimo aunque en realidad parece que fue ayer?. Pues así es más o menos cómo me siento con mi pequeñín, porque el parto fue ya hace tiempo, pero en realidad solo han pasado 14 meses, pero viendo a mi bebé parece que fue recién nacido hace muchísimo aunque en realid ...