Padres

Blog de NeuroMamá Idea guardada 1 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

¿Primero tú, o primero tus hijos?

¿Ponerte a ti primero te hace una mala madre?

Esto es lo que se preguntaba una amiga mía en su Facebook hace unas semanas atrás: ¿Primero tú, o primero tus hijos? Es una pregunta válida pues, como mujeres y más aún, como madres - siempre nos enseñan y educan para poner a nuestros hijos primero. Ellos son y deben ser nuestra prioridad siempre, sin importar nuestras circunstancias. Y si en algún momento no lo hacemos, si no los ponemos a ellos antes que a nosotras, seremos juzgadas y catalogadas como malas madres.

Y es que no son solo las historias de amor maternal con las que hemos crecido, esas que ensalzan el amor de una madre hacia su hijo, si no también están los programas de TV donde la buena es una madre abnegada y la mala de la novela no tiene hijos, o si los tiene simplemente los ignora peor que a un trapo; si no, son también los avisos comerciales que subliman y hacen hincapié en el amor y sacrificio de las madres y por supuesto, están nuestros familiares y amig@s que de alguna u otra manera nos señalan y recuerdan que la norma correcta, el deber ser es poner a nuestros hijos primero, siempre.
Happy Woman jumping into the ocean


Por todo esto, para muchas de nosotras, ponernos primero es sumamente difícil y viene con mucha culpa. Pero, como bien señala mi amiga (toda una revolucionaria de la maternidad, dicho sea de paso) es necesario e incluso, saludable ponernos a nosotras primero. ¿Por qué? Por simple lógica: yo tengo que estar bien, para que la gente que depende de mí (léase, mis hijos, y en mi caso particular, marido y hogar) estén bien.

Primero, debo estar bien yo, saludable yo, contenta yo, tranquila y satisfecha con mi vida yo, para poder estar bien con ellos y con el mundo en general. Esto no es ser egoísta, para nada esto es – en mi opinión – ser conscientes de nuestra propia importancia.

Ponernos a nosotras primero, no nos hace malas madres, no nos hace egoístas. Nos hace personas conscientes de nuestro valor. Por supuesto, todo en su real dimensión. Si mi hijo o hija tiene alguna emergencia o está pasando por un momento difícil, naturalmente mi dedicación y atención irá prioritariamente hacia él o ella. Pero, como pauta de comportamiento diario yo debo estar primero.

Nosotras como personas, como individuos, necesitamos nuestros espacios propios y éstos deben ser significativos y respetados. Si nosotras no nos damos importancia y no nos preocupamos por nuestras cosas ¿quién lo va a hacer? Necesitamos ser nuestra prioridad. ¿Cómo pretendemos enseñarles a nuestras hijas a que se amen y respeten, si nosotras no lo hacemos con nosotras mismas? La única manera de enseñar respeto, transmitir felicidad y educar en amor y comprensión es viviendo esa felicidad, sintiéndonos amadas, importantes y haciéndonos respetar.

Primero yo, pues ¿no? O ¿Uds. qué opinan?

Fuente: este post proviene de Blog de NeuroMamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bolívar Baby&Kids

En la actualidad todos estamos al tanto que los bebés y niños pequeños tienen la piel más sensible y delicada, y necesitan productos especializados que consideren estas características no sólo para el ...

Carolina Barrantes Del Río

Profesora de teatro para niños. Profesora principal del Taller "Había Una Vez" Un poco sobre Carolina Carolina Barrantes del Río es la directora del taller de teatro para niños: Había Una V ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

abierta

¿Terapeutas con o sin hijos?

Hace algún tiempo, alguien me agredió en el blog con la siguiente perla: "Menos mal que, desde Cristo y San Agustín, siempre hay un hombre iluminado y sin hijos para indicarnos a las madres el camino del amor!" Lo de llamarme "iluminado" y demás, dicha persona sabrá desde qué fantasías y mala uva se le ocurrió. Pero mencionar que no tengo hijos como si ello fuera incompatible ...

sabías qué? animales derechos de los animales ...

12 consejos para que tus hijos sean vegetarianos o coman menos carne

Hace unos días, una madre vegetariana me preguntaba cómo podía hacer para que sus hijos fuesen también vegetarianos como ella. Eso me hizo pensar en el hecho que existen muchas familias con un sólo miembro vegetariano, bien sea el padre, madre, o alguno de los hijos. Esto puede presentar dificultades, malos entendidos, y que el simple hecho de sentarse a la mesa se convierta en una batalla diaria. ...

general bebé crianza ...

Fin de semana ¿con hijos o sin hijos?

En este post he querido describir cómo es un fin de semana con hijos y uno sin hijos. Le he pedido a mi amiga Lidia que nos cuente su finde y describiré cómo ha sido el mío como madre. ¿Tu con cuál te identificas? Un fin de semana sin hijos Hace un tiempo que teníamos Cindy y yo pendiente escribir un post para comparar nuestros fines de semana, y es que el hecho de tener hijos y de no tenerlos te ...

Recursos confianza Hábitos ...

Cómo aprender a resolver problemas y ser resilientes.

photo credit: peek a boo via photopin (license) La resiliencia es un término que últimamente está muy de moda. Se está hablando mucho de la importancia de la resiliencia en los docentes, pero desde mi punto de vista es una habilidad fundamental en cualquier ámbito de la vida. Para los que no estéis muy familiarizados con el término, según la RAE la resiliencia es: la capacidad de adaptación de un ...

psicología infantil desarrollo del niño educacion de los hijos ...

Cómo educar a tus hijos para que no mientan

La honestidad es uno de los valores más importantes qué enseñar a nuestros hijos, pero no siempre es fácil hacerlo pues intervienen factores como los miedos, la imaginación, influencias de otras personas o incluso de la misma televisión. A cierta edad muchas de las mentiras que legan a usar parecieran ser inofensivas o incluso graciosas, pero está en nosotros como adultos el saber dirigir y contro ...

general planes con niños cuentos

SEIS CONSEJOS PARA LEER CON TUS HIJOS

Con motivo de la celebración del día del libro, el pasado 23  de abril, Madresfera y Penguin Random House Grupo Editorial, organizaron un taller de cuentacuentos cuya protagonista fue la famosa cerdita Peppa Pig y que tuvo lugar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Con él se pretendía acercar a los más pequeños al hábito de la lectura con uno de los personajes más emblemáticos del mundo infant ...

general

No juguemos con nuestros hijos?

Ser madre es algo maravilloso, fantástico, indescriptible en la vida de una mujer. Es un momento inolvidable que marca nuestra existencia para siempre. Pero esa felicidad lleva intrínseca la creación de un ser inocente e indefenso que dependerá durante mucho tiempo de nosotras. Y no sólo dependen a nivel práctico, vestirles, bañarlos, alimentarlos. Dependen también, y sobretodo, a nivel emocional ...

general

Casados con hijos

Nunca jugué al juego de la princesa. Mi mamá siempre me puso ropa para jugar, para correr, De más grande nunca pensé en casamiento, ni en hijos, ni en familia, ni en casa-auto-perro. Como leí hace poco, si hubiera que inventar las cosas desde cero, seguramente celebraríamos una gigantesca fiesta del amor de 10 mil dólares justo al final de la historia, cuando tuviéramos sesenta o setenta años, l ...

Hoy reflexionamos Álvaro decisiones ...

Cuando tus hijos (pequeños) tienen sus propios planes

Aquí estamos, a mediados de septiembre, asumiendo que nuestro hijo mayor, Álvaro, se hace mayor. Nunca pensé que llevaría mal que se hiciera grande, es verdad. Siempre me digo a mi misma que no soy perfecta, que tengo fallos, pero esto me ha pillado por sorpresa. ¿Qué se hace cuando tu hijo tiene sus propios planes de vida? Mis hijos no son mayores. Álvaro cumplirá cuatro años el mes que viene, Di ...

general

¿Subestimamos a nuestros hijos?

Este inverno la Princesa comenzó a ir a clase de patines. El entusiasmo por esta afición se la hemos tratado de inculcar nosotros por tres motivos fundamentales. El primero porque haga ejercicio. Excepto la natación (media hora a la semana) y la educación física del cole (hora y media a la semana) no practica ningún otro deporte. Como hija de deportista profesional que soy (os aclaro que he salido ...