Padres

Criar en positivo Idea guardada 19 veces
La valoración media de 32 personas es: Excelente

Niños rebeldes y desafiantes

Lo primero que quiero decir es que con este artículo en ningún momento pretendo etiquetar a los niños rebeldes o desafiantes como tal. Todo lo contrario.

Estamos muy acostumbrados  a decir que un niño es malo, a decir que es un desobediente, un rebelde, un pegón, etc, cuando no hace lo que nosotros queremos que haga en ese momento, ya sea lo mejor o no para el niño.

Lo decimos constantemente, tanto a ellos directamente como a nuestro entorno, con ellos delante. Lo más probable es que ellos se comporten así porque es el momento en el que más caso les hacemos. Cuando están tranquilos o portándose “bien” no estamos tan atentos a ellos. Sin embargo, cuando no se portan tan bien como a nosotros nos gustaría les prestamos más atención.

Cuando hablamos de ellos delante de otras personas, lo que conseguimos además de avergonzarles, es animarles a que mantengan ese comportamiento, si lo que buscan es ser tenidos en cuenta. Les transmitimos un mensaje erróneo. Creen que como hablamos de ellos delante de nuestros amigos les tenemos más en cuenta y son más importantes. Por lo tanto les da igual, por lo menos son importantes aunque sus padres no hablen bien de ellos.

Si su forma de comportarse tiene como objetivo llamar nuestra atención, de esta manera lo reforzamos.

Una de las grandes herramientas que ofrece la Disciplina Positiva es  la de “ponerse en su lugar”. Si miramos a través de sus ojos y nos ponemos en sus zapatos, además de saber lo que sienten, lo que les afectan nuestras palabras y gestos,  también somos capaces de encontrar una solución al respecto.

Cuando de verdad eres capaz de empatizar totalmente con tu hijo, te transformas en otra persona. Ya no solo sabes lo que siente y lo que necesita. Sabes como el adulto que eres, resolverlo y sobretodo, sabes entenderlo. Como padres nuestro gran “problema” suele ser que no sabemos qué les ocurre. Seguro que has dicho a veces eso de “no sé por qué se porta así”, “he hecho de todo para que cambie”.

Hacemos de todo, es cierto, nos vamos a internet y buscamos información, hablamos con otros padres, lloramos de desesperación, probamos una y otra vez con distintos métodos, pero lo que pocas veces hacemos es ponernos en su piel.

Tenemos una creencia que nos limita muchísimo acerca del  comportamiento de los niños.  Consideramos desde que tienen pocos meses de vida que ya son mayores para lo que nosotros llamamos portarse bien. Ya son mayores para dormir solos y no despertarse en la noche nunca. Ya son mayores para llorar. Ya son mayores para portarse como un adulto. Y los adultos ¿cómo nos portamos?.

Los adultos procuramos contenernos (aunque no siempre lo conseguimos), ante situaciones que nos desagradan, nos controlamos, e intentamos portarnos como está establecido que nos portemos en sociedad para poder pertenecer y ser aceptados en un grupo de amigos, de trabajo, o en cualquier lugar donde estemos interesados en tener un lugar.

Los niños, también lo hacen. Hacen todo lo que pueden hacer para ser una parte importante en su familia cuando por distintos motivos no lo sienten así. La diferencia con los adultos es que ellos no pueden controlar muchos de sus comportamientos. Su desarrollo no se lo permite. Tienen muchas más limitaciones que los adultos. Si nosotros como adultos no reaccionamos ante situaciones que no nos agradan como se debería hacer, para un niño es todavía mucho más complicado.

Si asumimos que la realidad es que los niños están desarrollando, que no tienen todas las capacidades que nosotros les pedimos y que hay cosas que no pueden evitar porque su cerebro no está preparado todavía, empezamos a entenderles un poquito más y a conectar.

Ya hablábamos el otro día de conectar con ellos con un juego sencillo para mejorar la comunicación cuando decíamos que no nos escuchan, ni nos  hacen caso.

Uno de los primeros pasos para empatizar y entender a nuestros hijos es comprender que físicamente no están preparados para comportarse como nosotros queremos que lo hagan.

Además del juego que os propusimos el otro día, hoy os proponemos algo diferente que os acercará un poco más.

niños-rebeldes


¿Como acercarnos y mejorar la relación con nuestros hijos?

Cuando vengan a tu cabeza expresiones del tipo “es malo”, “es un niño rebelde”, “desobediente”. Sustitúyelas por frases que no etiqueten a tu hijo y no le animen a ser rebelde o malo de verdad. Todo lo que digamos a nuestro hijo se lo va a creer. Recuerda que somos su ejemplo y su principal referente. Cuidado con etiquetarle. Tanto en un aspecto positivo como negativo. No es lo mismo decir “que bien lo has hecho” refiriéndonos a la acción, que “qué bueno eres” refiriéndonos a la persona.

Recuerda siempre que todo comportamiento tiene un objetivo.

Para hacerlo crea una lista de todas las cualidades positivas que tu hijo tiene. Que sea una gran lista. Extensa. Tienes muuuuuchas cosas buenas que poner en esa lista.

Cuando la tengas acabada léela. Varias veces. Léesela a tu pareja, o a quien sea con quien compartes la educación de tus hijos, si es el caso.

Y lo más importante léesela a tu hijo. Hazlo. Da igual la edad que tenga, da igual tenga 4 meses o 15 años. Hazlo. Te servirá  tanto a ti como a él.

Hay muchas veces que nos olvidamos de las cosas buenas y damos mucha más importancia a las menos buenas.  Entramos en un patrón continuo de “reproches” y negatividad hacia nuestros hijos que lo único que consigue es empeorar la situación. Ellos llegan a creer que son malos de verdad y que por tanto es así como se tienen que portar.

Usa esa lista cada vez que tengas uno de esos días en los que crees que vas a explotar y no aguantas más.

Úsala cuando solo veas a tu hijo como un niño desobediente y no seas capaz de conectar con él.

Hazle saber lo importante que es, lo que valoras sus habilidades y lo que te importan. No que te importa lo mal que se porta y el poco caso que te hace. Valora lo bueno y deja de lado lo menos bueno.

Acepta como es, como se comporta y mira a través de sus ojos.

Disfruta cada oportunidad que te ofrece para aprender y crecer junto a él.

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de facebook Educar con Disciplina Positiva, clica en la imagen que dejo a continuación y solicita unirte:

Disciplina Positiva España


La entrada Niños rebeldes y desafiantes aparece primero en Criar en positivo.

Fuente: este post proviene de Criar en positivo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La tecnología y los niños

A diferencia de nuestros padres, madres y de otras épocas en las que la vida sucedía fuera de las pantallas, hoy es innegable que los dispositivos electrónicos forman parte de nuestras vidas. Sin exag ...

Recomendamos

Relacionado

general 4 años 4-5 años ...

niño malo, rebelde, conflictivo....o padres permisivos?

Cuantas veces habré escuchado eso de, no puedo con mi hijo! Y a veces me pregunto que si no pueden ahora con cuatro o cinco años que pasará cuando sean adolescentes.? He encontrado este post en www.todopapas.com y me parece interesante. Aunque yo le añadiré un par de cosas. 1 Establecer límites. El establecer límites de manera coherente ayuda a que los niños se sientan tranquilos y seguros. Util ...

Autoestima Comportamiento Desarrollo emocional ...

Decirle a un niño que es malo es perjudicial

Sí, decirle a un niño que es malo es perjudicial y totalmente desaconsejable. El tema de hoy es uno de esos temas básicos que todo padre, madre o educador en general, debería tener en cuenta para poder ofrecer la mejor educación a sus hijos o alumnos. Estos días estoy leyendo a Nora Rodríguez, pedagoga y escritora, autora de varios libros reseñados en este mismo blog. En el último de ellos “ ...

Crianza educacion empatía ...

Ser niños no es nada fácil

Somos padres y personas adultas con un día a día intenso. A veces con graves problemas. Con días buenos, con días malos y con la responsabilidad de educar a nuestros hijos. Es una gran responsabilidad la que tenemos. A veces, se nos pasa por alto que para los niños tampoco es fácil el día a día. En muchas ocasiones nos quejamos de lo difícil que nos lo ponen los niños, del poco caso que nos hacen ...

general mi experiencia con... comparaciones ...

¿POR QUÉ COMPARAMOS A LOS NIÑOS? MI EXPERIENCIA CON….

Las comparaciones siempre son odiosas. Pero cuando se trata de niños muchas veces podemos crear un trauma en ellos que les puede repercutir en su vida adulta. @Trucosdemamás os contamos nuestras experiencias, primero como hijas y luego como madres en este tema. ¿ Por qué comparamos a los niños? ¿Por qué los adultos nos empeñamos en comparar todo lo relacionado con nuestros hijos y conocidos? Cuan ...

espacio para padres aprende a pintar beneficios de ...

¿Porque estimular a los niños para que pinten ?

Si eres profe de niños de preescolar seguramente sabrás mejor que nadie los beneficios de estimular a los niños para que pinten. También las características de sus dibujos según la etapa evolutiva en en la que se encuentran. Sin embargo los padres, probablemente no veamos mucho más allá de las destrezas de motricidad fina y creatividad. Pero las pinturas de los niños, a parte de ser importantísima ...

psicología infantil adaptación centro educativo ...

¿Por qué los niños lloran cuando comienzan la escuela infantil?

Si septiembre es un mes que se caracteriza por algo, es porque se inicia el curso escolar. Y con ello, muchos niños de todo el mundo comienzan a acudir al colegio/escuela por primera vez en su vida. Pero, ¿realmente que sucede en estos primeros días de escuela? El inicio de la escuela supone un cambio muy importante para los niños, ya que se dan multiples situaciones desconocidas para ellos hasta ...

Pequeñas cosas experiencia juventud ...

¿Y por qué no?

Mi abuela y casi todas las abuelas que conozco dijeron alguna vez eso de: “Quién tuviera tu edad, pero sabiendo lo que sé ahora!”. En su día no comprendí bien lo que significaba, pero la frase siempre me gustó, como aquella otra de: “Podría ser tu madre”. A día de hoy tengo la edad suficiente para decir ambas cosas, pero por alguna razón ya no me suenan tan bien. Cuando ere ...

niños disciplina positiva educación consciente ...

'No soy ni bueno ni malo, solo 'Soy yo'.Serie ¿Por qué los niños se portan mal? Capítulo 4.

Fortaleciendo la autoestima de nuestros niños. Eliminando etiquetas: "Eso no se hace, eres un niño muy malo". "Mira, ya te has manchado, ¡qué marrano eres!". "Siempre pides las cosas llorando, ¡eres un llorón!". Etiquetar con estas frases a los niños no ayudará a que el niño se porte mejor, se manche menos o que recoja su habitación. Lo que conseguiremos a largo plaz ...

general crianza hijos varones ...

Ser mamá de dos chicos

Hoy estreno sección en el blog: DIARIO DE MIS MENUDOS REMOLINOS ¡¡Yupiii!! Ya os conté hace unos días que quería postear sobre embarazo, maternidad, niños, etc. desde un punto de vista personal; desde mi experiencia como mamá, y dando mi opinión sobre aquellas cosas que a mí me han ayudado. Así que, empezamos por el principio ¿no? Soy mamá. Mamá de dos niños. Niños sí; chicos; machos; varones; del ...

niños disciplina positiva educación consciente ...

'Quiéreme hasta el infinito y más allá'. Serie ¿Por qué los niños se portan mal? Capítulo 5.

Fortaleciendo la autoestima de nuestros niños. El respeto y el aprecio: Ya hemos visto la importancia de ser honestos con nuestros hijos para crear confianza, y la necesidad de eliminar las etiquetas de nuestras conversaciones y expresiones, también cuando estamos enfadados. Hoy abordamos la necesidad en el niño de sentirse apreciado para una buena construcción de su autoestima. El capítulo de la ...