Padres

Mientras vivimos Idea guardada 5 veces
La valoración media de 46 personas es: Muy buena

Sentir el rechazo de tu hijo/a

Cuando te preparas para ser madre/padre, como ya os he dicho alguna que otra vez, nadie nos suele informar de muchas de las cosas que te irás encontrando poco a poco a medida que tienes a tus hijos.

Uno de esos aspectos de los que no nos suelen informar es del posible rechazo de nuestros hijos. ¿Os ha pasado?. Como en muchos otros temas, hay veces que la maternidad no es un camino de rosas donde todo lo que vives te hace sentir bien, sino que nos encontramos con situaciones que no solo nos hacen sentir mal sino que nos duelen y no sabemos cómo cambiarlo.



CUANDO NO ENTIENDES EL RECHAZO DE TU HIJO/A…

En mi caso esta sensación vino unida a la llegada de la hermana pequeña. Cada niño vive la llegada de un hermanito de maneras diferentes, pero sin duda, de un modo u otro, son muchos los niños que tienden a sentir una especie de rechazo, bien al recién llegado/a o hacia los padres. En nuestro caso, cuando la peque llegó  a casa, nuestra “mayor” aún tenía dos años y siete meses, y  no notamos que sintiera ningún rechazo especial hacia su hermana pero sí hacia nosotros, y especialmente hacia mí. Sabía que pasar tanto tiempo con la peque, dándole el pecho (la mayor continuaba también tomando teta) no iba a facilitar las cosas y pronto, llegó esa sensación.

Muchos de los momentos que antes quería compartir conmigo, llegó un momento en el que sólo quería compartirlos con papá y a mí, de algún modo, me apartaba de ese tiempo con ella. Después, derivó en los abuelos.

Un poco antes de que naciera la peque, ella ya se quedaba en casa de los abuelos, por eso de ir preparándola, pero pasamos de eso a que todos los fines de semana e incluso entre semana quisiera quedarse en su casa y prácticamente prefería estar allí a estar con nosotros en casa.

Mentiría si no dijera que al principio nos aliviaba porque podíamos dedicar más tiempo a la pequeña, sabiendo que ella estaba genial en casa de los abuelos, pero más tarde, teníamos la sensación de que el motivo por el que decidía estar allí siempre era una manera de rechazarnos. Y en parte, la entiendo. Cuando llega un hermanito/a cuentas con el mismo tiempo a compartir entre los dos y esto no siempre es fácil. Nuevo rol para la mayor, menos tiempo para ella, amamantando a las dos al mismo tiempo… y así un sinfín de extras que hicieron que nosotros estuviéramos más nerviosos y cansados de lo normal.

Cuando sientes que el vaso se llena, acabas perdiendo el norte e intentando que tu hija “mayor” de dos años y siete meses, se comporte como si fuera mayor de lo que es, pidiéndole responsabilidades que no son acordes a la edad que tiene e incluso pagando con ella parte del cansancio que vas acumulando. En este sentido, es lógico que buscara un lugar en el que tenía mucho más tiempo y compañía de juego, donde quizás se sentía más tranquila, sin necesidad de tener que luchar para encontrar su lugar.

Ahora, viéndolo ya desde lejos, entiendo lo que nos pasaba y lo que le pasaba, comprendo las necesidades que tenía y no de todas ellas nos dimos cuenta, pero para todas las que os encontreis en este punto, os diré que todo pasa, que todo vuelve a la calma, cada uno encuentra su lugar y “los mayores” acaban por entender que nadie ha venido a ocupar su lugar, sino que por el contrario tendrá un compañero/a de juego genial.

A todos los que alguna vez me habeis comentado situaciones parecidas, y estais pasando por ello, deciros que cada uno debe vivir su propia experiencia (porque ninguna es igual), cada uno debe intentar desde su lugar hacer todo lo posible porque el hermano/a mayor se sienta cómodo, querido y acompañado, y sin duda, nada de autoculpabilizarse por ello.

Está claro que la maternidad tiene sus luces y sus sombras y esto forma parte de éstas últimas, pero crearse un sentimiento de culpa continuado no ayuda. Cuando nosotros encontramos nuestro equilibrio y lugar, empezamos a disfrutar de la nueva situación, es justo ahí, cuando conseguimos que nuestros hijos/as también sean partícipes de ese disfrute, desde la calma y tranquilidad, desde el acompañamiento y la empatía.

¿Y vosotros, habeis sentido este rechazo? ¿cómo habeis vivido estos momentos?¿os sentísteis acompañados?

.

Fuente: este post proviene de Mientras vivimos, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El Verano a la vuelta de la esquina

Sin duda, este año está siendo atípico en cuanto al tiempo, al menos en Córdoba, hace años que no recuerdo un mes de junio como éste, esperando el verano, pero por otro lado, deseando que se quede est ...

Día de la familia y diversidad

La familia es el pilar más importante de nuestra vida o al menos uno de los más importantes. Hoy 15 de mayo se celebra el día de la familia y me parece genial que este día se celebre ya que hasta hace ...

Música alrededor. Reseña Boolino

La música puede ejercer efectos muy positivos en los niños y niñas y está demostrado que tiene multitud de beneficios en ellos. En muchas escuelas, utilizan la música como elemento relajante, inspirad ...

Libros para el día de la Madre

Metida aún en la semana del libro, y teniendo en cuenta que me encanta la lectura y me encantan los libros, qué mejor regalo para el día de la madre que un libro bonito. Por eso, para acabar esta sema ...

Recomendamos

Relacionado

general escuela de padres familia

Cómo evitar sentir celos de la cuidadora de tu hijo.

¿Sabes cómo evitar sentir celos de la cuidadora tu hijo? ¿Los has sentido alguna vez? ¿Has sentido, pensado, creido o imaginado que tu hijo quiere más a su cuidadora que a ti? ¿Crees que es verdad o solo son imaginaciones tuyas causadas por ese sentimiento de culpa por no pasar suficiente tiempo con tu hijo? Hoy tocamos este tema volviendo a uno de nuestros libros de referencia “QUEREMOS HIJ ...

general

¡Yo soy una súper mamá!

De la mano de dos blogs amigos  Pequeboom y Pipo Pepe y Papá  me llegó este premio “Yo soy una súper mamá” tengo que agradecerlas por acordarse de éste humilde blog y querer compartirlo conmigo, verdaderamente hacéis que cada día como mamá sea diferente y aportáis una nota de humor y color al día día, gracias por leerme y apoyar la iniciativa que organiza Ainara del blog Piezecitos. Si ...

4 pautas sobre cómo comunicarte con tu hijo adolescente

Comunicarse con un hijo adolescente no es fácil. La adolescencia es una etapa de cambio que suele comportar conflictos familiares que antes no aparecían o intensificar aquellos que ya se daban a la etapa de la infancia. En la adolescencia, nos encontramos jóvenes que generalmente muestran rebeldía ante normas y límites, discutiendo sobre casi todo. Esto puede desesperar a muchos padres y madres qu ...

hermanos celos entre hermanos relación entre hermanos ...

Cómo preparar a tu hijo ante la llegada de un nuevo hermano

Los niños son el centro del universo de sus padres como de la misma forma ellos son lo más importante para sus hijos. Por eso, cuando una familia ya está plenamente formada, la llegada de un nuevo miembro puede provocar cierta inestabilidad en el hermano mayor. Los celos son sentimientos normales que aparecen en ese momento, pero siempre que se vivan dentro de unos límites razonables. Las cosas ca ...

cachete cachete a tiempo educación respetuosa ...

REFLEXIONES DE UNA LECTORA SOBRE EL "CACHETE A TIEMPO"

La semana pasada escribí un post sobre los cachetes, que se llamaba "El cachete a tiempo no existe, son los padres". Para mí un post y un tema muy necesario, hay que hablar mucho de ello hasta que cambiemos el chip de una vez por todas y nos demos cuenta de que el cachete no es un recurso, no es la solución. Y una de mis lectoras se sinceró, escribió unas líneas que me llegaron a lo más ...

deportes niños niños deportes ...

El mejor deporte para tu hijo

La mayoría de los padres llevan a sus hijos a realizar algún deporte como actividad extraescolar. Lo más usual es el fútbol, seguido de baloncesto, kárate o gimnasia rítmica, en el caso de las niñas. Sin embargo, cuando apuntamos a nuestros hijos a un deporte, ¿lo hacemos por que les gusta? ¿O por qué nos gusta a nosotros mismos? ¿Es adecuado el deporte al que le apuntamos? Aunque parezca mentira, ...

Embarazo parto y posparto emociones ...

Se está gestando un hermano mayor

Siempre digo que en mi útero se está gestando un bebé, pero fuera se está dando una transformación también increíble: la creación de un hermano mayor. Un niño que, a nuestros ojos, va creciendo por momentos y que ha cambiado de papel desde que supimos que estábamos embarazados. Es increíble cómo un positivo le da la vuelta a todo, incluso a esto. Al peque le dimos la noticia el primero, a los dos ...

#niños educacion estilo de vida ...

Educando a mi manera!

Siempre he dicho que ser padre de uno es fácil, pero cuando llega el segundo las cosas cambian, no necesariamente para mal, pero definitivamente tu esquema gira. Recuerdo que con mi primer embarazo todo era muy emocionante, las primeras pataditas, la primera cosa que compré, la cuna, el cuarto, con el segundo todo es mas relajado, y nada te sorprende. Cada niño es diferente y nace con su propia pe ...

▀ reflexiones ▀ salud y bienestar ▀ belleza ...

Aprenda qué hacer para no malcriar a su hijo

Aprenda qué hacer para no malcriar a su hijo El afamado magistrado español Emilio Calatayud publicó el libro Reflexiones de juez de menores, texto que se ha convertido en un suceso, pues el mismo viene acompañado por el Decálogo para formar un delincuente. Fuertes palabras que dirige el hombre de leyes a los padres sobre la formación de sus hijos. Sometimos el escrito a los criterios de una psicop ...