Padres

Criar en positivo Idea guardada 65 veces
La valoración media de 206 personas es: Excelente

Te odio mamá ¿te suena la frase?

Te odio mamá, no te quiero, déjame en paz, me agobias, me voy de casa, no quiero saber nada más de ti. Esas frases….

Cuando un hijo las dice llegan a lo más profundo.

Las dicen desde niños muy pequeños a adolescentes. No hay una edad establecida para que esto ocurra. ¿Cuándo duele más, cuando las dice un niño de 3 años o un adolescente de 15?. Difícil respuesta.

Lo que sí podemos saber, es qué hacer en esos momentos y qué puede ocurrir para que nuestro hijo nos haya dicho algo así.

¿Qué hacer cuando tu hijo dice “te odio mamá”?

Ante todo y siempre mantener la calma, no entrar en una batalla con él porque no se trata de ganarle y convertirle en perdedor. Lo importante es hacerle responsable sin necesidad de culparle y encontrar una solución.

Como hemos dicho en otras ocasiones en Disciplina Positiva buscamos soluciones, no buscamos culpables.

Si nuestro hijo llega a decirnos cosas de este tipo seguramente lo que sienta es una gran necesidad de ser comprendido. De que entendamos sus sentimientos y le demos importancia a lo que le ocurre, a lo que piensa, a lo que le pasa y a lo que necesita. Realmente cuando una persona le dice a otra, “te odio”, quien lo está diciendo debe sentirse muy dolido.

Si nuestro hijo se siente dolido, se siente herido, no se siente aceptado y amado, su respuesta ante nosotros probablemente sea la de hacernos daños y hacernos sentir como él  se siente. Su dolor le impide darse cuenta de que hay más opciones. Para eso estamos nosotros, sus padres, para enseñarle que hay  otras maneras y que no es necesario sufrir.

A pesar de que sus palabras van a hacer que nos sintamos decepcionados y muy disgustados, la mejor manera  y lo primero que debemos hacer para llegar a encontrar  una solución es reconocer que nuestro hijo está dolido. Que su comportamiento “vengativo” es una reacción al dolor que siente. No es un mal niño, es un comportamiento normal de acuerdo a las circunstancias que le han llevado hasta ese momento. Es muy importante que saquemos de nuestra mente la idea de que nuestro hijo es malo por decir este tipo de cosas. Y más importante aún que no le transmitamos a nuestro hijo que es malo por ello.

Te-odio-mama


Aunque lo primero que te venga decirle en ese momento sea ¿cómo eres capaz de decirme eso?, ¿qué malo eres conmigo?, ¿cómo puedes hacerme esto a mi?, evítalo. Simplemente acepta y reconoce ese comportamiento como la señal que te está indicando que tu hijo está dolido y que debes acompañarle y ayudarle hasta que ese dolor desaparezca.  Y no sólo aceptarlo y reconocerlo, también hacérselo saber. Transmitirle que entiendes que con lo que te acaba de decir te has dado cuenta de lo mal que se siente y lo dolido y herido que debe estar para haber dicho algo así. Qué estás a su lado para que juntos podáis hablar de como os sentís mutuamente sin reproches ni sermones sobre lo que acaba de ocurrir. Hablando desde el corazón. Con ganas de resolver la situación, no con ganas de dar ninguna lección.

Cuando nuestro hijo nos dice este tipo de frases es algo que debemos trabajar con tiempo. No sólo cuando haya ocurrido. Debemos hacer un trabajo diario con él. Validando sus sentimientos tanto en ese momento como en días sucesivos. Seguir observando, preguntando cómo se siente, demostrándole lo mucho que nos importa que esté bien y que no nos importan esas palabras. Lo realmente importante para nosotros es él, no lo que dice y hace.

Que no necesita hacernos sentir mal para que nos demos cuenta de que nos necesita a su lado. Que somos sus padres  y le apoyamos incondicionalmente tanto en lo bueno como en lo malo. Que no solo vamos a estar apoyándole en los buenos momentos, estaremos en los malos también que será cuando más nos necesite.  Que va a ser capaz de solucionar con nuestro apoyo lo que le haga sentir así porque nosotros vamos a poner todo lo que esté en nuestra mano para conseguirlo.

te-odio-mama


Tenemos que ser capaces de dejar a un lado los sermones y charlas interminables llenas de reproches para abrir la puerta a una comunicación en positivo donde el objetivo sea encontrar la solución, no encontrar un culpable.

Una solución que debe ser respetuosa para ambas partes. Algo que se consigue, dejando de lado nuestro “orgullo” de padres y poniéndonos en el lugar de nuestros hijos. Lo que les enseñará a ellos a ponerse también en nuestra piel y se darán cuenta que estamos con ellos, no en contra de ellos. Sentimiento que especialmente en edad adolescente es muy común y que si desde pequeños lo trabajamos y les demostramos que estamos con ellos, nuestra tarea como padres de adolescentes será un poquito más “sencilla”.

Si tu educación gira en torno a estos valores puedes unirte a nuestro grupo de Facebook Educar con Disciplina Positiva donde podrás compartir experiencias.

También puedes seguirnos en facebook

La entrada Te odio mamá ¿te suena la frase? aparece primero en Criar en positivo.

Fuente: este post proviene de Criar en positivo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La tecnología y los niños

A diferencia de nuestros padres, madres y de otras épocas en las que la vida sucedía fuera de las pantallas, hoy es innegable que los dispositivos electrónicos forman parte de nuestras vidas. Sin exag ...

Recomendamos

Relacionado

general

Apoya un cuento para bebés sobre crianza y apego

Cuando Marta Bg me presentó su cuento ilustrado para bebés con ilustraciones preciosas que muestran una crianza natural, me cautivó. Yo he pasado por la misma experiencia que ella, de buscar cuentos o libros infantiles que muestren que otra forma de criar es posible, sin chupetes, sin cunas, sin carritos último modelo,? Y como ella, no los he encontrado. Así que enseguida me interesó su proyecto d ...

embarazo me dijeron que mi hijo era infeliz

Cuando me dijeron que mi hijo era infeliz

Como la mayoría de las madres que deben reincorporarse a sus empleos luego de la baja de maternidad, recurrí a una guardería para poder dejar a mi hijo, lo que nunca imaginé es que llagaría aquel día en que me dijeron que mi hijo era infeliz. Cuando dejas a tu bebé, tu preciado hijo en la guardería, piensas en que ese lugar que has estudiado previamente, del que te has asesorado en cuanto a su mét ...

aprendizaje crianza natural guardería y colegio ...

''Todo lo que un niño hace tiene un propósito positivo'' Nuria Ortega, de Educar para el futuro

Detrás de Educar para el futuro asoma Nuria Ortega. Certificada por la asociación americana 'Positive Discipline' como 'Parenting Educator', Nuria es Técnico Superior en Educación Infantil y especialista en Educación consciente gracias a un método del que llevamos hablando algún tiempo en nuestro canal de padres: la Disciplina Positiva. Con esta carta de presentación, nos apetecía ...

general colegio entre papis ...

Papá, se me ha roto un diente / entrepapis.com

Uno cree que su hijo va a tener siempre dientes de leche, pero llega un día en el que el Ratoncito Pérez aparece, hacia los 5 – 6 años.  Es ley de vida, lo sabemos todos, pero parece que los niños van a ser siempre niños, ¿verdad?  Sin embargo, los dientes también se pueden caer o romper por motivos no naturales y, precisamente, el otro día coincidimos con otros papis a los que no veíamos de ...

general educación salud-enfermedad ...

Cómo gestionar las Rabietas

Las rabietas de los niños parece que tocan al adulto más allá de un simple fastidio. Todos hemos sido pequeños y hemos tenido nuestras rabietas.  ¿A qué se debían? Pues parece que nuestro pasado se actualiza cuando estamos ante ese niño o niña que grita, llora, pierde el control. “Los niños son auténticos y espontáneos por tanto sienten sus emociones intensamente. Cuando las expresan es para ...

niños psicología lateralidad ...

¿Será zurdo? ¿será diestro? ....

Llega un momento en el crecimiento de nuestro hijo que se nos plantea una pregunta ¿será zurdo?¿será diestro? seguramente si alguno de los padres o algún familiar es zurdo, tendréis la duda de si vuestro hijo también dominará la mano izquierda, ¡eso me pasó a mí, que soy zurda, con mis hijos! Hasta los tres años vuestro hijo no mostrará preferencia por ninguna mano, es a partir de esa edad cuando ...

general amor blog ...

30 cosas que aprendes cuando eres mamá

30 COSAS QUE APRENDES SIENDO MADRE

Madres o no, todas sabemos lo difícil que es ser mamá. Sabemos cómo nuestras madres han sido mamás para nosotras, conocemos a las madres de nuestras amigas y a las amigas de nuestras madres, por lo que a lo largo de la vida ejemplos tenemos muchos, y sabemos lo que es tener una madre, pero no sabemos cómo ser una. Lo cierto es que nadie te enseña, pero, como muchas cosas en la vida, ser madre es a ...

general artículos

SOY UN BICHO RARO

El sábado por la noche vi una de esas películas romanticonas en las que chica conoce a chico totalmente opuesto a ella, se lían, se queda embarazada y al final, todo sale bien: se enamoran, tienen a su bebé y son felices para siempre. A lo largo de la peli, entre momentos romanticones, discusiones y visitas al ginecólogo, se suceden diversas reflexiones en las que se sinceran y dicen cosas como qu ...

general andanzas bebés ...

Lactancia alucinógena: Efectos psicotrópicos de la teta

Dicen que la escritura es una buena forma de hacer pervivir los momentos más allá del instante en que suceden. Algo así como la imagen de una foto o de un vídeo, sólo que esa representación se hace con palabras y, por tanto, deja en manos de quien la escribe y quien la lee la posibilidad de modificarla a su antojo. Hoy quiero hacer pervivir uno de esos momentos, para que dentro de unos años, cuand ...

bebés a dormir el cuidado de los niños ...

¿La forma del cráneo de mi bebé es la correcta?

Las cabezas de todos los recién nacidos presentan una forma más o menos extraña porque debieron moldearse un poco para poder atravesar el canal del parto. El cráneo de un bebé está compuesto por varias placas móviles de hueso que se deslizan una sobre la otra para permitir este amoldamiento o cabalgamiento entre los diversos huesos que constituyen el cráneo.Pero ¿qué ocurre cuando estas placas no ...