Educar para el futuro Idea guardada 2 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Cuando mamá y papá no se ponen de acuerdo...

Cada vez son más las parejas que se sientan a hablar sobre la educación de sus hijos, comparten opiniones y llegan a acuerdos para educar a los niños del mismo modo. Lo estoy viendo en mis asesoramientos de educación con disciplina positiva y en los talleres, en los que son ambos papás los que vienen.   

Pero aún hay parejas que no logran ponerse de acuerdo. A veces no saben cómo hacerlo, es lógico, no nos han enseñado a "sentarnos a hablar y a establecer acuerdos", nos han enseñado a obedecer, a hacer "lo supuestamente mejor" y a seguir las reglas. Pero, cuando en la crianza de los hijos, papá cree que "lo mejor" es educar de una manera y mamá cree que "es mejor" educar de otra.... ¿Qué hacemos? ¿Cómo sabemos qué es lo mejor? ¿Quién de los dos tiene la razón? Realmente, ¿hay alguno que tenga más razón que el otro?

Otras veces, uno de los dos miembros de la pareja descubre un modo de educar basado en técnicas respetuosas y se da cuenta que quiere desbancarse de sus antiguos métodos que, ni funcionan ni transmiten respeto verdadero. Entonces, lo más seguro es que quiera transmitir a su pareja todo lo que ha descubierto y  que desee que ésta deje de lado sus creencias y "se pase a la nueva educación" descubierta.  

Sea como sea, lo más fácil es que la pareja caiga en una lucha de poder por lograr llevarse a su terreno al otro, "tener la razón". 

educación niños estar de acuerdo


A mi me ocurrió lo segundo cuando descubrí la Disciplina Positiva. Lo veía todo taaaaan claro, sus principios me parecían taaaaan lógicos, era todo taaaaan respetuoso.... que quería que mi marido los tomase todo con las mismas ganas que yo. No paraba de hablarle con todo lo nuevo que encontraba, le decía que tenía que leerse este libro y el otro, que si esto, que si lo otro....Pero él no lo veía tan claro como yo.

Pronto llegaron las correcciones: el "no hagas esto", "no hagas lo otro", "esto así", "esto asá"....Mi intención no era hacerle sentir mal, sino lograr que los dos actuáramos del mismo modo ante las situaciones con los niños, pero sin darme cuenta inicié una lucha de poder en la que él acabó sintiendo que todo lo que hacía estaba mal hecho para mi. Se sintió atacado y dolido y también empezó a actuar con correcciones sobre lo que yo hacía. Así no íbamos a llegar a ningún acuerdo. Al final, la conclusión fue que teníamos opiniones diferentes y punto, que cada uno actuara del modo que mejor creyera y que no nos corrigiéramos delante de los niños. 

No era la solución ideal, ni mucho menos la que yo deseaba, pero al menos íbamos a dejar de estar como el perro y el gato. 

Comprendí que no podía obligar a nadie a actuar de un modo distinto a sus creencias, igual que nadie podía obligarme a mi, y que lo único que podía hacer era ser coherente conmigo misma y poner en practica lo que estaba aprendiendo.

Cuando crees que existe un modo de educar a tus hijos que puede ayudarlos a ser personas responsables, con habilidades de vida y con valores sociales cuesta aceptar que tu pareja no comparta tu misma opinión, pero el caso es que desde los zapatos de tu pareja, a él o a ella le ocurre exactamente lo mismo que a ti y cree que ese es el mejor modo de educar. Porque una cosas está clara: También quiere lo mejor para sus hijos.

Y suele ocurrir que cada uno piensa en todo "lo malo que puede pasar" en el futuro de su hijo cuando ve a su pareja actuar con el niño de un modo con el que no está de acuerdo (siendo demasiado permisivo o demasiado autoritario), y piensa en que si el niño crecerá sin autoestima, que irá faltando al respeto continuamente, que no se hará responsable, (como en algunos programas de la tele que la verdad, yo prefiero ya ni verlos porque te hacen darle más vueltas a la cabeza de las necesarias). 

En fin, volviendo al tema, ante las diferencias de opiniones sobre la educación de los niños creo (y es lo que yo estoy intentando poner en práctica) que lo mejor que podemos hacer es aplicar disciplina positiva con nuestra pareja. Si, también, porque la Disciplina Positiva no solo nos sirve para educar a los niños sino también para relacionarnos positivamente con los demás. Su base es el respeto mutuo, y nada más importante en cualquier relación que el respeto mutuo. 

Si tu eres partidaria de la disciplina positiva, algunas actitudes que puedes tomar si tu pareja no comparte la misma opinión sobre este modo de educar es: 

Empatizar y comprender su punto de vista. 
Evitar corregirle o sermonearle. 
No pretender que haga lo mismo que tu. 
Confiar en tu pareja y cederle control. 
Muéstrale las herramientas de la disciplina positiva sin pretender que él también haga lo mismo (sé el ejemplo al que copiar). 
Explicarle cómo vas a actuar en determinadas circunstancia para que esté preparad@. 
Expresar tus límites con respeto y amabilidad.
Ante momentos de conflicto, esperar a que se enfríe el ambiente antes de hablar del tema.
Confía en el proceso de la Disciplina Positiva. Cuando tratamos con respeto a las personas, los demás también nos tratan con respeto a nosotros. Es algo que se contagia poco a poco. 
Por último, recuerda que no tienes que ser perfecta, que tu familia tampoco necesita ser perfecta, que no hace falta que las situaciones sean perfectas.....y la educación tampoco, ya que si todo fuera "perfecto" perderíamos una parte de la educación muy importante: La humanidad, la compasión y la visión de los errores cómo maravillosas oportunidades para aprender. Aplicando estos puntos y creando una base de respeto por las creencias y opiniones de la pareja (igual que de los hijos), estoy segura que con el tiempo podrás sentarte con tu pareja a hablar sobre situaciones que os preocupen y llegar a acuerdos sobre el modo de actuar de manera conjunta.  

Yo estoy en el proceso de aplicar los 10 puntos. Aún no ha llegado el momento de sentarnos para ponernos de acuerdo sobre cómo actuar frente a situaciones concretas, pero confío en que llegará. Sé que no es sencillo esperar, confiar, ser el ejemplo. Sé que hay cosas que duelen ver o escuchar, que hay otras que provocan miedo a cómo crecerán los niños el futuro. Sé que algunos días son más duros que otros y que hay mañanas que te levantas y lo ves todo negro, pero si CONFÍAS y RESPETAS lograrás la armonía que deseas también con tu pareja. 

Y tu, ¿compartes el mismo punto de vista sobre la educación de tus hijos con tu pareja? ¿Logras ponerte de acuerdo sobre el modo de actuar frente a las "conductas" de los niños? 

¡Cuéntamelo en comentarios! Tus experiencias me interesan mucho.





Fuente: este post proviene de Educar para el futuro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Te presento: El Pack Maternity

Si me sigues en el blog, habrás visto que desde hace mucho tiempo puedo escribir personalmente. Debo confesar que tengo mucho trabajo últimamente y que priorizo el tiempo con la familia y el trabajo a ...

Quiero ganar dinero, mamá.

El dinero, un tema tanto o más tabú que el sexo, es un tema que intento tratar con mis hijos del modo más neutro, natural y abierto posible. Desde hace unos meses mi hijo quiere ganar dinero y así me ...

Recomendamos

Relacionado

Familia desacuerdo de pareja educación sin castigos ...

Cuando papá y mamá educan diferente

Cuando en la pareja uno de los dos decide en cierto momento o desde el principio, educar con una metodología diferente a la tradicional como es la Disciplina Positiva y la otra parte no, se produce un desequilibrio y un gran malestar para la persona que ha tomado la decisión. A nuestra consulta llegan muchas mamás que desesperadas nos preguntan qué pueden hacer para que el papá de los niños no emp ...

Las Aventuras de Mamá Ventura Letras esculpidas

Cuando el "Amor" se acaba

El Amor, ése que emana de nuestras más sinceras entrañas, jamás puede agotase, pero, qué hay cuando hablamos de ese amor idealizado, ese concepto de amor de pareja al que estamos expuestos y condicionados desde muy pequeños ¿Se acaba?, mi conclusión es que sí, se acaba, se agota, se cansa, se rinde, se marcha, se esfuma y se fuma en un último cigarro desesperado. El amor de pareja no es para siemp ...

general maternidad no gritar ...

El momento del cambio, no más gritos

fuente pixabay Fue a finales del mes de junio del ya pasado 2014 cuando todo cambió. El día a día en casa me tenía totalmente desquiciada, mis dos niños, mi vida de rutina y diversas circunstancias me llevaban a perder el control con mis hijos muy a menudo. Sí, vivíamos situaciones de tensión a diario, en las que mis gritos se tenían que escuchar en la otra punta de la calle. Yo me desesperaba po ...

fashion outfit ideas fashion kids ...

Outfits en conjunto para papá e hijo ¡Se verán increíbles!

Outfits en conjunto para papá e hijo ¡Se verán increíbles! En el post del día de hoy quiero compartir con todas nuestras lectoras algunas propuestas de outfits en conjunto para papá e hijo, ¡Se verán increíbles! Son opciones super fáciles de llevar a cabo y se ven lindisimas, así que puedes proponerlo a tu pareja que intenten alguna de las ideas, pueden conseguir looks casuales y looks formales to ...

Sin categoría autoayuda para mamás educar sin gritar ...

Cuando los conocimientos no son suficientes…

¿Alguna vez has tenido la impresión de que a pesar de haber leído, aprendido, estudiado…las teorías sobre la educación que quieres ofrecer a tus hij@s, no logras aplicarlas? ¿Te has dicho alguna vez la frase “si es que la teoría me la sé pero luego no la llevo a la practica”?Creo que no me equivoco si digo que todos los padres quieren tratar a sus hijos con empatía, amor, respeto ...

Recomendaciones castigar diciplina positiva ...

Alcanza tu bienestar con Completamente Mamá

Hoy os traigo un post diferente, hoy no lo escribo yo, ni trata de lactancia materna… pero sí habla de la maternidad y de cómo nos sentimos las madres. Nuria Ortega es experta en disciplina positiva, en la educación basada en el respeto mutuo, y hoy nos escribe este post que se llama Alcanza tu bienestar con Completamente Mamá. Cuando Belén me propuso que escribiera un artículo hablando sobr ...

Crianza educacion empatía ...

Ser niños no es nada fácil

Somos padres y personas adultas con un día a día intenso. A veces con graves problemas. Con días buenos, con días malos y con la responsabilidad de educar a nuestros hijos. Es una gran responsabilidad la que tenemos. A veces, se nos pasa por alto que para los niños tampoco es fácil el día a día. En muchas ocasiones nos quejamos de lo difícil que nos lo ponen los niños, del poco caso que nos hacen ...

Sin categoría

Te presento: Educar para el futuro

¿Qué es educar para el futuro? Cuando hablo de “Educar para el Futuro” no me refiero a educar para que los niños en el futuro dominen las nuevas tecnologías que podremos usar de aquí a 15 años o a que aprendan el idioma que será puntero dentro de 20. Cuando hablo de futuro pienso en nuestros niños, en todos, y en qué van a necesitar para ser felices el día de mañana. Pienso en el futur ...

divorcio separación pareja ...

Cuando se va el amor......llega la guerra

Ya, en nuestros tiempos es normal ver gran diversidad de familias e incluso familias que se forman de parejas que se han separado y han decidido rehacer sus vidas. Hasta aquí todo parece normal siempre que se haga con educación y con sentido común. El gran problema de las separaciones es la insistencia de los padres en que los hijos formen parte de la separación y tengan que decidir. ¿Alguien les ...

niños disciplina positiva educar sin castigar ...

Taller 'Cambiando gritos por besos y abrazos. Semana 4. El agradecimiento, el secreto de la felicidad.

Taller on-line: Cambiando gritos por besos y abrazos. ¡Hola! ¿Cómo ha ido la semana? Ya hace 3 semanas que empezamos con el taller. Dicen que los hábitos necesitan 21 días para instaurarse. Por esta regla, los abrazos del primer ejercicio ya deben de saliros prácticamente solos y sin tener ni que contar los segundos ¿Verdad? Hoy quiero hablaros de algo casi tan mágico como los abrazos: El agradec ...