comunidades

Cómo manejar frustraciones en los niños




Como padres se pasa por una y otra situación complicada con los hijos y por eso el mejor manejo de las emociones es el primer paso. Una de las emociones más difíciles de trabajar es la frustración,  no es tarea fácil, pero si se puede llevar a cabo un buen manejo de esta.

Para comprender lo que siente tu pequeño es bueno empezar a poner un ejemplo de cómo tu como padre trabajas tus emociones y así poder dar ejemplos reales para que tu hijo sea capaz de ver las soluciones.

Es una tarea que necesita de perseverancia y paciencia; como padre también debes de estar consciente de las causas que género que tu hijo este frustrado; la sobreprotección y permisividad descontrolada son señales que debes atender. 

Quédate en el post para aprender a manejar con tu pequeño la frustración.
 

- ¿Qué es la frustración?

Se define como frustración al sentimiento de privación de satisfacer un deseo. Es una emoción desagradable que tiene algunos síntomas que se identifican como la depresión, enfado, molestia; y debes saber que todos en la vida la pueden llegar a sentir. Darse cuenta de esto y saber que todos pasan por ese sentimiento ayudará a que  generes con tus hijos cierta empatía. 

- Gestionar la frustración 

Es sumamente importante gestionar las emociones en la etapa de la niñez sino esto puede causar desilusión en la adolescencia y vida adulta. Acompañar a tu pequeño, escuchar lo que siente e identificar lo que ralamente quiere dar a conocer será un buen paso como padres. Ayudarles a identificar como se puede solucionar lo que les sucede; les hará madurar y comprender la situación para seguir adelante a pesar del malestar que les causa.

- Técnicas de relajación

En la actualidad no está demás aprender a relajarse, ya que se vive la vida un tanto acelerada. La niñez además se caracteriza por ser una etapa donde hay demasiada energía y emociones por descubrir y un buen manejo de estas será clave. Una de las mejores prácticas de relajación para todos los seres humanos es la respiración; esto es porque tomas conciencia de tu cuerpo y al inhalar profundo y exhalar lento haces que disminuyan las sensaciones de frustración. Una práctica, que además es recomendaba para adultos, es colorear mándalas, enseñarles yoga y guiarlo con imaginación donde le permitas a tu hijo estar consciente de relajar los músculos y ver la situación como un espectador.


- Identificar emociones 

Para tener la respuesta a esta cuestión será realizándole preguntas a tu hijo que lo hagan razonar y expresarse acerca de cómo se siente. Tolerar la frustración permitirá sentirse capaz de realizar lo que llega a pensar que no puede logra, es por esto tan importante enseñar desde pequeños a manejar este sentimiento.


Espero estés ansioso de poner en práctica lo aprendido y no dudes en compartirme tu experiencia en comentarios. Si te ha gustado mi post te invito a compartirlo con los demás padres de familia.

Te espero en mi próximo post.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos