Cuando Olía a Vainilla Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Conversaciones con el Piojo : ¡Salvada por las 'cuerditas'!



              Sábado. Nueve y media de la noche. Duchados y cenados. Tumbados en el sofá viendo una película de perritos. Derrotados por el agotador día en el Monte de los Dinosaurios. El piojo, aún despierto, le presta una atención increíble a la película. Todo porque hay un perro en la película, y él los adora.Bueno, a los perros y a todo bicho viviente.

_Mamá, ¿por qué no tenemos perritos?_Va y me pregunta como el que no quiere la cosa.

_Ya tenemos un perrito, tenemos un súper perro, Gabo.

_Sí, mamá, pero yo quiero que Gabo tenga perritos.

_Cariño, Gabo no puede tener perritos porque es macho y ya sabes que los bebés, los cachorritos, los tienen las mamás.

_Ah, entiendo....pues, le buscamos una novia.

      Ante el razonamiento de mi hijo y su afán por tener más perros me toca buscar una escapatoria a su petición.

_Cariño, para tener perritos tendríamos que tener una casa grande.

_Mamá, nuestra casa es grande.

_Más grande y con un jardín muy grande para que Gabo, su novia y los cachorritos puedan vivir, correr y jugar contigo. Mira como esa casa de la tele.

_Ah, vale. Entonces, ¿cuándo tengamos la casa con jardín tendremos perritos?

_Sí, te lo prometo.

_Vale.

_Pero, ¿quién va a darle de comer a los perritos?

_Yo, mamá.

_Vale, ¿y quién los va a sacar a pasear?

_Yo, mamá, yo los sacaré a todos con sus cuerditas (correas).

_Muy bien, perfecto entonces.

_Mamá_ dice tras pensar un momento._No, tenemos tanta cuerdita, sólo tenemos la de Gabo. No los voy a poder sacar.

_Vaya, pues, entonces no podemos tener perritos.

_Ooh.

          Y ahí quedó la conversación. Resulta que mi hijo visionó la casa con jardín, eso es posible, je je je,a ver si me gano El Planeta y se la regalo, pero lo de tantas cuerditas lo vio más complicado. Curiosidades de los niños, ja ja ja ja. 

Besitos Avainillados

Fuente: este post proviene de Cuando Olía a Vainilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general animales anécdotas ...

Conversaciones con El Piojo: ¡Mi Gabo nunca...!

Si yo le digo a alguien que me conozco, que me conozca de verdad, que la noche del 24 de diciembre mi piojo me hizo llorar, dirá ¡No es extraño, eres una llorona! . Cierto, como bien diría Buzz Light Year, ¿por qué me vendrá este muñeco como ejemplo? Je je je, no sé, no sé, he visto Memorias de África ¡hasta el infinito y más allá!y he llorado cada una de las veces. No, no he soltado lagrimitas, ...

general

Conversaciones con el Piojo : El Cansancio de Mamá.

Martes cuatro de la tarde estoy terminando de fregar el suelo de la cocina. Los goterones de sudor me corren por la cara, estaremos en septiembre pero yo sigo teniendo calor por mucho que los escaparates nos muestren la ropa de otoño. Desde el salón me llega el sonido de la tele, los Animales Mecánicos resuenan por la casa mientras el Piojo va saltando por el salón. ¿No debería estar cansado por e ...

general animales anécdotas de niños ...

Conversaciones con el Piojo: Estás equivocada, mamá.

Ayer de camino al colegio por la mañana el piojo estuvo cotilleando, para no variar, en el césped. Le gusta ver las gotas de rocío en la hierba, buscar las raíces de los árboles y observar bichos varios. Cotilleando encontró un par de caracoles que se paseaban plácidamente por la hierba. Al salir del cole se acordó de ellos y pasó esto: _Mamá, vayamos por el césped. _No, no podemos ir por el césp ...

general anécdotas de niños conversaciones con el piojo ...

Conversaciones con el Piojo : Mi mamá lo sabe todo...

Ésta es una conversación robada. El piojo no hablaba conmigo sino con su queridísima amiga la Princesa Caaracol. Domingo pasado. El piojo y la Princesa Caracol andan jugando en el salón del reino piojeril mientras ésta que les escribe terminaba la comida. Entro un momento en el salón para controlar que todo va bien y veo un manchurrón de plastilina en el mueble. Me quedo mirando el ...