Criar en positivo Idea guardada 27 veces
La valoración media de 25 personas es: Excelente

Cuando papá y mamá educan diferente

Cuando en la pareja uno de los dos decide en cierto momento o desde el principio, educar con una metodología diferente a la tradicional como es la Disciplina Positiva y la otra parte no, se produce un desequilibrio y un gran malestar para la persona que ha tomado la decisión.

A nuestra consulta llegan muchas mamás que desesperadas nos preguntan qué pueden hacer para que el papá de los niños no emplee castigos, gritos o amenazas.

Normalmente es la mamá quien da el primer paso y decide que no quiere seguir educando a sus hijos con el método tradicional y quiere con todas sus ganas tener el apoyo del papá. No suele ser el padre quien da el primer paso, aunque algún caso hemos conocido.

Esta mamá que en nuestros talleres o en consulta está totalmente convencida de querer un cambio porque ve cómo cada día que pasa todo sigue igual y los momentos que pasa con sus hijos no son lo que ella espera, sino que son momentos de tensión, de conflictos y peleas, resulta, que aparte de encontrarse desesperada por lograr que las cosas cambien, se encuentra muy sola. Se encuentra con que el camino que ha decidido andar con respeto y mucho amor es un camino muy duro, no solo con relación a los cambios que supone con los niños sino con respecto a la pareja. Es un gran reto educar con Disciplina Positiva cuando uno de los pilares sobre los que la educación de nuestros hijos se sostiene va en un camino totalmente opuesto al nuestro.

Este camino que muchas mamás y papás han elegido es un camino lento. Un camino en el que no se ven resultados inmediatos, pero es el camino por el que nuestros hijos llegarán a ser adultos autónomos, con salidas en la vida, felices, con una estupenda autoestima, con un recuerdo feliz de su infancia y no un amargo recuerdo de peleas y castigos, siendo personas proactivas en la vida y con las habilidades suficientes como para poder vivir sin depender de nosotros. Estarán a nuestro lado reportando su amor como nosotros lo hemos hecho desde su infancia, pero no tendrán la necesidad y dependencia de sus padres porque ellos mismos serán capaces de hacer lo que se propongan.

Puede que como madres estemos “solas” hasta que ese momento llegue, mientras que dura su infancia y su adolescencia, mientras vemos cuando comenten errores y mientras nosotras los cometemos, pero lo haremos bien porque hemos tomado una decisión y porque sabemos cómo queremos hacerlo y cómo queremos educar a nuestros hijos.

Como madres podemos y tenemos el deber de educar y enseñar a nuestros hijos pero no a nuestra pareja. Es libre de decidir cómo quiere educar a sus hijos al igual que nosotras como madres hemos decidido libremente educarle de esta manera.

Tienen el mismo derecho que nosotras como sus madres a querer educar en libertad y no es obligación que estemos de acuerdo en ello.

Sí es cierto que delante de los niños debemos evitar el reproche entre nosotros como adultos y solucionarlo en privado.

Discutir con nuestra pareja no nos va a ayudar en nada, vamos a seguir igual de solas en el camino, lo único que conseguimos en un distanciamiento que de nada nos va a ayudar.

pareja


Antes de ser padres, fuimos pareja y es algo que debemos tener muy presente. No solo somos padres también somos pareja. Pareja a la que hay que cuidar, hay que entender, respetar y con la que también tenemos que empatizar. Si nos paramos a pensar en ello y olvidamos por un instante nuestra faceta de padres lograremos revivir los momentos de pareja y conectar. Al igual que con nuestros hijos, si estamos conectados con ellos las cosas siempre funcionan mejor. Difícilmente podremos entendernos si estamos desconectados el uno del otro.

Si educando con Disciplina Positiva se vieran resultados tan inmediatos como los conseguidos con un castigo, no existiría ningún desacuerdo en la pareja en este sentido. Pero no es así, los resultados no son para nada inmediatos, hablamos incluso de cuando sean adultos. Sí que es cierto que con todas las herramientas que la Disciplina Positiva ofrece logramos una mochila llena de recursos que nos facilita mucho el camino y con el paso de los meses los niños muestran comportamientos que con la educación tradicional son impensables. Cada pequeño logro es un grandísimo avance. Pero pretender convencer a nuestra pareja es muy complicado.

Convencer u obligar a que nuestra pareja siga nuestros pasos es agotador para todos, tanto para la pareja como para los niños. No pasa nada si el papá no está de acuerdo. Nuestros hijos no viven en una burbuja y en su vida se van a encontrar situaciones de todo tipo.

Con la enseñanza que por nuestra parte les damos, cuando sean adultos se darán cuenta que aunque su papá y su mamá no estaban de acuerdo y uno les castigaba y el otro no, ambos querían lo mejor para ellos. Cada uno con sus herramientas y con sus formas, unas más acertadas que otras. Lo que recordarán es que les acompañamos en su crecimiento aportándoles la suficiente fuerza  como para poder comprender a los demás porque les enseñamos cada día que pasaba a ponerse en el lugar del otro.

No obliguemos a papá a hacer lo que no quiere. Mostremos lo que hacemos y con el tiempo se irá dando cuenta de lo que sucede. Al final sin darse cuenta irá detrás de nuestros pasos, con la suerte eso sí, de tenernos a su lado. Momento en el que la pareja volverá a estar unida ya no solo como pareja sino como padres.

Escucha a tu pareja, ponte en su lugar, no obligues, respeta su decisión, su momento y dale el tiempo que necesite. No podemos cambiar a los demás pero sí podemos cambiarnos a nosotros mismos.

No sólo somos padres, también somos pareja.

Con este artículo no queremos excluir a los papás que dan el primer paso y son los que primero van solos en el camino pero la tónica general es al contrario. Así que si eres uno de los papás que has decidido educar desde el respeto y la mamá no te acompaña, no te apures, confía en ti y en tu decisión. Al final todo llega.

Si quieres participar en alguno de nuestros cursos, talleres o nuestra consulta privada y quieres información puedes enviarnos un mail a talleresdp@criarenpositivo.es , te responderemos lo antes posible.

Para acompañarte en este camino si lo deseas puedes formar parte de nuestro grupo de Facebook donde más padres van en tu misma dirección.

También puedes seguirnos en facebook

La entrada Cuando papá y mamá educan diferente aparece primero en Criar en positivo.

Fuente: este post proviene de Criar en positivo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Crianza responsable y respetuosa

Años atrás, la principal forma de educar a los niños era a través del estilo autoritario y a veces punitivo, los padres y maestros se comportaban de manera arbitraria, controladora, represiva, sin ten ...

El secreto para ser una mamá feliz

Hay momentos en mi vida en que la gratitud se escapa de mi presente. Encontrar gratitud y alegría puede ser difícil cuando estamos constantemente enfrascadas en las luchas de poder en la crianza de nu ...

Recomendamos

Relacionado

Escuela de padres Ser padres Educar

¡Qué difícil es educar!

¡Qué difícil es educar! ¿Verdad? Sí ¡Qué difícil es educar si lo queremos hacer bien! y, sí, ¡Qué fácil seria si …! Sí, qué fácil seria si no no nos dejáramos arrastrar por las emociones negativas, o por las expectativas frustradas. Si estuviéramos menos cansados o cansadas. Si entendiéramos mejor a nuestros hijos e hijas, o lo que es más importante, si nos entendiéramos mejor a nosotros mis ...

Ayuda para padres Noticias Aprendizaje ...

Disciplina positiva: que es y como implementarla

Qué es la disciplina positiva y en qué consiste La disciplina positiva es una metodología basada en el psiquiatra infantil Adler que junto con Dreikurs idearon unos principios para educar. Este modelo educativo intenta entender cómo se comportan los niños y de qué forma tenemos que responder ante diferentes actitudes para guiarles en su aprendizaje de forma positiva y afectiva. Está basada en la c ...

Escuela de padres

Educar es difícil, que nadie te engañe

Educar es difícil, sí, sobre todo si quieres educar bien. Es fácil equivocarse, perder la paciencia o tener un día malo. No es fácil estar siempre llena de energía positiva y esas fotos tan bonitas que vemos en las revistas de maternidad no tienen nada que ver con lo que ocurre en nuestra casa ¿verdad? Educar es difícil, sí, que nadie te engañe con esas fotos maravillosas de familias blancas vivie ...

general consejos para evitar abusos en niños educación ...

Educar para prevenir

España está de nuevo revolucionada, consternada y atemorizada con la detención del presunto pederasta de Ciudad Lineal. Sobre todo los que somos padres de niñ@s en edad de ser víctimas de este tipo de depredadores sexuales. Yo estoy acojonada, no os voy a engañar. No se trata de salir con miedo a la calle y encerrar a nuestros hijos en una burbuja de cristal para evitar que corran ningún tipo de p ...

niños autoayuda para mamás disciplina positiva ...

Cuando mamá y papá no se ponen de acuerdo...

Cada vez son más las parejas que se sientan a hablar sobre la educación de sus hijos, comparten opiniones y llegan a acuerdos para educar a los niños del mismo modo. Lo estoy viendo en mis asesoramientos de educación con disciplina positiva y en los talleres, en los que son ambos papás los que vienen. Pero aún hay parejas que no logran ponerse de acuerdo. A veces no saben cómo hacerlo, es lógic ...

Educación respetuosa disciplina positiva

Cómo educar con firmeza y cariño

Cómo educar con firmeza y cariño, de Jane Nelsen. Este libro es el manual “de instrucciones” de la Disciplina Positiva. En él encontrarás toda la filosofía educativa de esta metodología y no se deja ninguna estrategia por explicar. Une capítulos para el autoconocimiento de los padres con capítulos para aprender a gestionar la educación de los niños. El principio del libro ya te invita ...

libros para padres Libros y manuales Editorial Salvat ...

Educar con criterio, criterios para educar

“Educar con criterio, criterios para educar” es el nuevo libro del prestigioso psicólogo Javier Urra publicado por Salvat (Grupo Anaya). Una guía para padres y educadores, eminentemente práctica y preventiva, donde se analizan temas tan actuales y diversos como el cyberbullying o la educación emocional. “Educar con criterio, criterios para educar”, una guía imprescindible L ...

ser madre ser padres general ...

¿De qué sirve sentirse culpable?

¿De qué sirve sentirme culpable? Esta es una pregunta que me hago justo después de todas y cada una de las veces que me siento culpable, y suelo llegar a la conclusión de que he perdido el tiempo. Me siento culpable por muchas cosas, incluso por cosas que ni siquiera he hecho yo. No sé cómo lo hago pero siempre acabo encontrando la conexión entre el hecho en si y yo misma, y acabo pensando en ...

Disciplina Positiva principios disciplina positiva

Disciplina Positiva: Educar con amabilidad y firmeza

La Disciplina Positiva tiene como principio ser amable y firme a la vez con los niños. En muchas ocasiones, los padres suelen malinterpretar este principio ya que tienden a confundir ser amables con ser permisivos o cometen el error de creer que si muestran enfado están siendo firmes. Son tantas las creencias erróneas sobre como impartir la Disciplina Positiva y este principio, que hemos querido a ...

curiosidades familia maternidad ...

¿Por qué las parejas con hijos se dicen mamá y papá?

Me consta que una de las cosas que no entienden las personas que no tienen hijos es que las parejas, en cuanto se convierten en padres, se llamen uno a otro papá/mamá en lugar de por sus nombres, o cari, o churri, o lo que sea que se venían llamando hasta ese momento. Yo no se por qué lo harán otras parejas, se por qué lo hacemos mi santo y yo. Y no, no es porque la ma/paternidad nos inunde con su ...