Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Frases de manual (#14): “Yo no me quiero meter, pero…”

Hace ya un tiempo que tengo abandonada esta sección. Y no, no es por falta de frases de manual, que parecen inagotables. Tres meses después de la última, ya va siendo hora de tratar un nuevo clásico de la frases que acompañan a todo padre/madre durante los primeros años de crianza de sus pequeños. Hoy hablaré sobre una que en las últimas semanas la mamá jefa y un servidor hemos tenido que escuchar en más de una ocasión, como si todo el mundo se hubiese puesto de acuerdo para abordarnos con ella a la vez. Más que de una frase de manual, en este caso hablaríamos de una introducción de manual. Es decir, se trata de una expresión que introduce una reflexión posterior (generalmente plagada de lugares comunes, teorías de dudosa credibilidad y una base científica cuyo argumento principal es el clásico “porque lo digo yo y punto”).

No recuerdo el porqué de las primeras veces que la escuchamos, pero por proximidad en el calendario sí que recuerdo el motivo que provocó que la tuviésemos que aguantar por última vez. Estaba la mamá jefa intentando enseñar en el ordenador una web a una tercera persona. Entonces, Mara se empezó a enfadar porque ella quería aporrear el teclado y tocar la pantalla. Un minuto más tarde, el enfado se había transformado en una rabieta de aquí te espero. ¿Qué decidimos la mamá jefa y yo en ese momento? Dejar de lado el ordenador, que se estaba convirtiendo en el foco del conflicto. Ya habría tiempo de enseñarles la web en otro momento. El resultado inmediato: Mara dejó de llorar y, perdido el foco del ordenador, se empezó a entretener con otras cosas.

No le dimos más importancia al asunto, ya que buscar otros puntos de interés es algo que hacemos de forma habitual cuando Maramoto se emperra en hacer algo que nosotros no queremos que haga. Apenas le ponemos límites en ese sentido y los que hay son principalmente por motivos de seguridad (cosas que se puede romper y partirse en mil pedazos, artefactos que nos costaron una pasta y no queremos ver convertidos en chatarra… vamos, cinco o seis cosas en nuestra casa). Cual fue nuestra sorpresa cuando, al sentarnos y seguir con la conversación como si nada hubiese pasado, una cuarta persona que también estaba en casa nos soltó la frase de rigor:

“Yo no me quiero meter, pero…”

Una vez que escuchas esa introducción, lo que viene después sólo puede ser malo y sacarte de tus casillas. En este caso se trató de una divagación teórica que venía a decir que lo estábamos haciendo fatal si nosotros dejábamos de hacer cosas porque la niña llorase. ¿Pero qué demonios es eso? ¿Cómo se nos ocurre dejar el ordenador porque la niña llora? Nada de eso, “que se acostumbran”, y se convierten en “pequeños Napoleones”, y nos dominan, y nos manipulan… y bla, bla, bla. La mamá jefa argumentó que en ese sentido hay teorías que defienden todo lo contrario y que, en todo caso, nosotros preferimos no escuchar a nuestra hija llorar si lo que tenemos que hacer lo podemos realizar un poco más tarde sin provocar una rabieta. Pero ya no había nada que discutir, era así porque lo decía ella (que ni siquiera tiene hijos). Y punto.

Hablándolo después con la mamá jefa, llegamos a la conclusión de que la próxima vez, cuando alguien nos diga “yo no me quiero meter, pero…”, le vamos a contestar inmediatamente, antes de darle tiempo siquiera a explicarse, con un “¡Pues no te metas!”. O en su defecto siempre podemos hacer un Rey Juan Carlos I…

3748522


Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: generala debate

Recomendamos

Relacionado

general para debatir abuelas ...

Frases de Manual (#2): “Esa niña lo que tiene es sueño”

La frase que nos traemos hoy entre manos es uno de los grandes hits del gran manual de la crianza de cualquier abuela que se tercie. También de cualquier bisabuela, tatarabuela y tía-abuela que comparta un rato con nosotros. Si la peque, hace unos minutos alegre y sonriente, se pone de repente inquieta, la causa parece evidente. Al menos para ellas. No digamos si a la comestible bebé le da por toc ...

general para debatir acostumbrar ...

Frases de manual (8): “Tenéis que acostumbrarla a…”

Hacía casi un mes y medio que no actualizaba esta sección. Y eso, señores y señoras, no tiene perdón. Y más cuando las frases de manual florecen cual alergias en primavera. En cada esquina un comando de polen te espera para hacerte la vida un poco más difícil. En cada calle alguien te espera para hacerte partícipe de su imprescindible consejo vital para padres primerizos. Como pasa con el polen, s ...

general andanzas alta demanda ...

Bebés de alta demanda y rabietas prematuras

Tengo la sensación, sin ser ningún experto en el tema, sólo un padre con quince meses de experiencia con una BAD* de manual a cuestas, que en las rabietas confluyen muchas de las características que por regla general se asocian a un bebé de alta demanda. La intensidad, las ganas de descubrir por encima de sus posibilidades y la frustración que ello les conlleva, el tremendo nivel de exigencia cuan ...

general para debatir crianza ...

Frases de manual (#11): “¿Todavía tienes leche?”

Cinco meses llevaba sin actualizar esta sección. 150 días, que se dice pronto. ¡¿Y no me decís nada?! ¡¿No me llamáis la atención?! Anda que vaya lectores y lectoras que me he buscado… Hoy he tenido un momento de inspiración y he pensado algo así como: “Yo tenía una sección molona en el blog, ¿no? ¿Cuál era? ¿Cómo se llamaba?”. Y mi cerebro, que no está para muchas conexiones n ...

general para debatir bebé en brazos ...

Frases de manual (#7): “Vosotros la habéis acostumbrado a eso…”

Vaya por delante que tenemos una hija que es una terremoto. Maramoto, para ser más exactos, la ha renombrado la mamá jefa. Una niña que para nuestra suerte, por la noche duerme más o menos bien. Y digo para nuestra suerte porque durante el día no pega cabezaditas de más de 15 minutos si no estás tumbado junto a ella. Y se pasa las horas en movimiento. Brazos y manos por aquí, pies inquietos por al ...

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...

general andanzas fotografía de familia ...

Nuestra primera sesión de fotos en familia: Photitos

Este es un post que ya llevaba un tiempo con ganas de escribir, pero como se trataba de una sorpresa navideña para los abuelos, lo tuve que posponer hasta que sus Majestades los Reyes Magos de Oriente hiciesen su trabajo. Tampoco era cuestión de hacerles un spoiler a los pobres con uno de sus regalos, así que nuestra primera sesión de fotos en familia ha permanecido escondida en un cajón (para nue ...

general a debate frases de manual ...

Frases de manual (#16): “Ya eres un poco mayor para tomar teta, ¿no?”

La lactancia materna. Ay, la lactancia materna. Estoy seguro de que no existe mayor generador de mitos y falsedades alrededor de la crianza que la lactancia. No sé en qué momento algo tan propio de nuestro ADN como mamíferos empezó a ser visto como una acción extraña, anticuada, generadora de pequeños napoleones y de niños con problemas de personalidad por el excesivo apego materno (Ahí está Juego ...

Andanzas crianza niñez

Cuando tu bebé se hace mayor

Es difícil precisar cuándo sucede, en qué momento exacto tu bebé se hace mayor. Y no me refiero a mayor de crecer unos centímetros, sino a mayor de sensaciones, de hacer cola en el peaje que conduce a la niñez, en esa frontera difusa que separa a las bebés de las niñas. Maramoto llevaba ya tiempo dándonos señales de ese cambio, de ese salto vital a una nueva etapa. Ha sido con la mudanza y la lleg ...

0-3 años Desarrollo Escuela de padres ...

Rabietas ¿Por qué se producen?

Rabietas ¿Por qué se producen ? es el primer artículo de una serie de varios donde abordaré el tema de la rabietas desde mi doble vertiente, es decir como madre y como psicóloga infantil.  Como madre de un niño de ya 10 años y de otro de 7 me he encontrado en diversidad de ocasiones envuelta por alguna rabieta de mis hijos. Por eso, porque sé por lo que estás pasando y la frustración que te produc ...