Viaje Interior Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

La esclavitud materna

Las personas somos lo que somos. Somos seres completos. Un hombre no se define por el hecho de ser o no ser ingeniero, político, campesino, empresario o padre de familia. Un hombre, si se ha individualizado lo suficiente, si consigue ser lo bastante maduro y libre, se define por su capacidad de decidir lo que desea hacer con su vida. De una mujer, sin embargo, no se espera lo mismo. A diferencia del varón, la mujer está generalmente "predeterminada" por razón de sexo para ser madre. Y por este motivo, si no cumple con lo que se espera de ella, suele ser considerada por la mayoría un bicho raro.

Esto es, en mi opinión, una forma de violencia social. La sutil o a veces insoportable presión que las mujeres tenemos que aguantar está en todas partes y, a menudo, proviene de las propias mujeres. Y no hablo en teoría, sino por experiencia. Yo no tengo hijos, pero una conocida que tiene 6 aprovecha cualquier ocasión para acusarme veladamente de ser una "egoísta", de detestar a los niños y de saber muy poco de la vida porque "como no soy madre"... (frase favorita de las mujeres que quieren agredir a los que hemos decidido no reproducirnos). Su envidia es evidente. A mí me gusta mi vida, mi trabajo, mientras que ella, una mujer chapada a la antigua con pocos recursos y un marido infeliz que trabaja a todas horas, vive desbordada por los muchos hijos que, por su sumisión, ego, neurosis o descuido ha tenido... Pero es, en todo caso, a cada hijo a quien deberíamos preguntarle cómo se siente en tan feroz competencia por el amor de una madre siempre agotada ...

Para conseguir que la mayoría de mujeres deseen ser madres, se idealiza, se exhiben continuamente las bondades de la maternidad. Y ¡por supuesto! se silencian la mayoría de sus inconvenientes. Pero sobre todo, se oculta la base neurótica que mueve a muchísimas mujeres a tener hijos (por ejemplo la fantasía de que éstos la "realizarán" como mujer o le "darán la felicidad"), los enormes intereses sociopolíticos y económicos que la empujan a ello y, naturalmente, los daños inevitables que estas maternidades "forzadas" causan en millones de seres humanos. Por todo ello, cualquier mujer, sea o no feliz en su maternaje, se siente obligada a fingir que "todo va bien", que ser madre "es lo mejor que le ha pasado" para no ser incluida en esa temible categoría de "mala madre".

Con unos comienzos tan engañosos, no es de extrañar que muchas mujeres se arrepientan en secreto de su maternidad. Se quejan, se agobian, se neurotizan, comienzan a odiar y a maltratar a sus hijos, los cuidan poco y mal, los culpan inconscientemente de su desdicha, los van destruyendo emocionalmente poco a poco... Sólo las mujeres más sinceras se atreverán a reconocerlo ante sí mismas.... Y sólo las más valientes, muy pocas, decidirán pedir ayuda o psicoterapia, conscientes de su dolor y del daño que pueden provocar en sus hijos, sin hacerlos ¡por supuesto! participes de su conflicto. Tengo una paciente, una chica cuyos síntomas principales son una profunda inseguridad e ideación suicida. Una chica a la que su madre durante toda su vida le ha contado, una y otra vez, su sueño recurrente: "Hoy te he vuelto a soñar muerta, te he visto en el ataúd y estabas muy guapa y muy tranquila y ¡no como ahora!". Una mujer que, al mismo tiempo, afirma adorar a su hija...

El problema es que la mayoría de madres imaginan ser las únicas protagonistas de la crianza. Pero no es así. Los verdaderos protagonistas son, por una parte, los estados y, por otra, la más importante, los hijos. Hasta que la sociedad en general y cada mujer en particular no pueda o quiera aceptarlo, las madres seguirán siendo, sin saberlo, meras reproductoras al servicio del sistema político y de sus propias necesidades neuróticas. Y, por tanto, los niños seguirán siendo tratados y explotados (por muchos defensores de la infancia que aparezcan) como meros objetos para la satisfacción de los adultos. Lo vemos todos los días en el mundo y, sobre todo, en nuestras consultas.

La única forma de prevenirlo es, como en todos los campos de la vida, con lucidez, realismo, madurez y responsabilidad. Componentes imprescindibles a la hora de decidir algo tan importante e irreversible como ser madre o padre. Una lucidez que nos permitirá concienciar nuestros verdaderos deseos, nuestra capacidad de amar, nuestra situación socio-económica presente (y prever en lo posible la futura) y saber si realmente estamos dispuestas y capacitadas para acompañar, durante una larga etapa de nuestra vida, a un nuevo ser humano.

Ser madre es algo profundamente hermoso pero también tremendamente complicado y determinante como para decidirlo por imitación, fantasía o por sometimiento a las presiones de un mundo enfermo. La vida de una mujer sin hijos puede ser perfectamente satisfactoria siempre que lo decida conscientemente, sabiendo las ventajas e inconveniente que ello conlleva y la presión social que habrá de soportar (también de sus compañeras de género) a lo largo de su vida. Pero si es cierto que queremos ser libres e iguales a los hombres, ¿no deberíamos ser capaces de romper con las expectativas de género que colocan sobre nosotras nada más nacer, y decidir conscientemente sobre la maternidad como el ser humano completo que somos?

Fuente: este post proviene de Viaje Interior, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

"¡Ha sido sin querer!"

Todos conocemos los lapsus y actos fallidos, esos "goles" que le marca el inconsciente a nuestra voluntad. Por ejemplo, cuando queremos decir una palabra pero se nos "escapa" otra. ...

¿El hombre en 'crisis'?

Leo por ahí, en artículos supermodernos y políticamente correctos, que el hombre "está en crisis". Que se encuentra desorientado, que ha perdido su papel en la vida, que debe encontrar una n ...

Etiquetas: maternidadmujeres

Recomendamos

Relacionado

Crianza Las Aventuras de Mamá Ventura

NeoMachismo | Seguimos Cayendo en la Trampa

Quería crear esta entrada para desahogar mi espíritu, mi alma de mujer, de humana, de parte divina del Universo. Llevo años “apartada” de lo que llaman Sociedad, percibía y sigo percibiendo, pese a mi “ansiado retiro”, la lucha constante entre iguales, ese anzuelo en el que, estúpidamente, caemos una y otra vez, ese yo contra ti, ese blanco y negro, arriba y abajo, hombre y ...

Crianza Las Aventuras de Mamá Ventura Letras esculpidas

Querido Hijo, hoy es el Día de La Mujer...

Querido hijo, Hoy se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer, sí, lo hay, ya sabrás más adelante que hay un día para casi todo. Ustedes los niños y futuros hombres también tenéis un Día Internacional del Hombre, aunque no se ha visto necesario haceros conmemoración mundial en ese día especial para ustedes, pero no te preocupes, para mí, tú eres especial siempre, sin importar el día que señal ...

psicología maternidad reflexiones sobre ser madre ...

Reflexiones sobre ser madre

Ser madre, cuántas polémicas se escuchan últimamente en mérito a cómo tiene que ser una buena madre y, sobre todo, a qué tiene que decir una mujer en público de su experiencia maternal. Si como ser madre estuviera escrito en una especie de tratado que toda mujer tuviera que seguir sin poder salirse de lo escrito por el miedo al qué dirán. Patrones sociales que nos han exigido ser siempre perfectas ...

Enemigos sutiles Feminismo La teta es muy psicológica ...

Enemigos sutiles de la lactancia materna (V): feminismo mal entendido

Ya lo decía la enfermera que llevaba mi grupo de lactancia: la teta es muy psicológica. Las mujeres de países subdesarrollados no tienen opción de darle muchas vueltas al asunto o buscar alternativas, pero una madre occidental, moderna, que opta por la lactancia materna, está dando muestras de su ideología: de su vision de la maternidad, de lo que ella considera que es comportarse como una madre, ...

Estudiante Madre hijos ...

Querida Samanta Villar: los hijos no arruinan la vida

Twittear Hola a todas mis queridas Eemas: Acabo de leer una nota en Internet de una periodista Española llamada Samanta Villar que ha perdido calidad de vida por culpa de sus hijos (Yo No lo digo, lo dice ella). ODIO de verdad darle importancia a este tipo de comentarios y personas que se crean falsas expectativas de lo que es ser madre y después andan diciendo barbaridades por no decir (Pend..) ...

Mujer 8 de marzo dia internacional de la mujer ...

Huelga Feminista, por qué es necesaria

Provengo de una familia profundamente matriarcal. Los hombres han sido mayoría, pero las mujeres hemos pisado fuerte. Mi abuela era ciega. Ser mujer y discapacitada no fueron óbice para que no fuera una mujer luchadora, fuerte e independiente. Tuvo 5 hijos pero jamás se casó, ni siquiera convivió con un hombre. Trabajaba fuera de casa y su trabajo le permitió no solo sacar a sus hijos adelante sin ...

Para amamantar

La Lactancia materna: no es solo cuestión de leche

La leche materna es el alimento diseñado por la naturaleza para nuestros hijos; no es solo el mejor alimento, es placer, contacto, consuelo, comunicación, integración, amor, es un derecho, protección, felicidad, representa la máxima seguridad alimentaria, garantiza supervivencia infantil, imposible imitar, es tan buena que no tiene competencia ni sustituto. La leche materna es una sustancia viva y ...

cambio de vida estrés de madre Frustraciones ...

La mamá que fue persona.

Antes de ser mamá, fui mujer, si, así mismo... Increíble? No mucho, porque aún sigo siéndolo... Sabes cual es el problema? Que ante la sociedad el día que te convertís en madre, ese mismo día dejas de ser mujer, y además no importa la edad que tengas muchos mente cerrada ya te van llamando señora (en lo personal no me quita, ni me pone) pero se que a muchas nos puede ser fastidioso cuando sabes qu ...

acto de amor amamantar lactancia Materna ...

Lactancia materna, un acto de amor

Debido al rumor sobre la ley que prohíbe amamantar en público. "Se proponen ley que prohíbe a las mujeres amamantar en público" Se han generado miles de críticas y opiniones a favor y en contra. La lactancia materna es algo tan normal, tan natural, para imponer leyes sobre cómo y cuándo amamantar a nuestros hijos. La leche materna es el mejor alimento que una madre puede brindar a sus h ...

bienestar en general

Consejos de alimentación durante la lactancia materna

Se debe destacar la importancia de la lactancia materna puesto que la misma es vital para que los niños logren adquirir las vitaminas necesarias para un buen desarrollo. Existen diferentes aspectos que se deben conocer de la lactancia materna, entre ellos se encuentra la alimentación que la mujer tiene en ese periodo tan particular, puesto que todos los alimentos influyen tanto en el sabor como en ...