Padres

Criar en positivo Idea guardada 12 veces
La valoración media de 33 personas es: Excelente

La importancia de los límites en la crianza positiva

Una de las dudas más frecuentes tanto en padres como en educadores, es  ¿cómo marcar límites a los niños?.  Y es que de una generación a otra hemos pasado del autoritarismo total: “lo haces porque te lo digo yo y punto” a un exceso de permisividad,  tal vez debido a confundir el afecto y la atención con el “dejar hacer” continuo.

Por eso hoy quiero hablarte de la crianza positiva y ofrecerte las herramientas para establecer límites sin autoritarismo.

La importancia de los límites en la crianza positiva

La educación respetuosa no carece de límites y si, es cierto que muchos padres tienen problemas a la hora de poner normas en casa por no querer imponer su criterio y evitar así un modelo educativo autoritario, sin embargo, esto puede ser negativo ya que al no poner límites podríamos caer en la permisividad muchas veces. Entonces, ¿Cómo conseguir que los pequeños colaboren  sin recurrir a chantajes, gritos ni discusiones?

¿Qué es la crianza positiva?

Es  una metodología educativa que tiene como objetivo ofrecer a padres y educadores de estrategias educativas para que sean amables y firmes a la vez, con el fin de que cualquier niño pueda sentir que pertenece a la familia y a tener autodisciplina sin perder su dignidad ni el respeto.

La crianza positiva se basa en el respeto mutuo y la colaboración, todo con la intención de enseñar al niño competencias básicas para la vida.

La Crianza Positiva pretende entender el comportamiento de los niños y nos guía para saber la forma de abordar su actitud para guiarles en su camino siempre de forma positiva y afectiva, pero firme y respetuosa tanto para el niño como para el adulto.

Se basa en la comunicación, el amor, el entendimiento y la empatía para que ambas partes puedan disfrutar de las relaciones familiares y proporciona herramientas a los padres para entender el comportamiento de sus hijos y reconducirlo con respeto, sin luchas de poder.

Los 5 principios de la crianza positiva

Es amable y firme al mismo tiempo

Ayuda a los niños a sentirse importantes

Es eficaz a largo plazo

Enseña valiosas habilidades para la vida

Ayuda a que los niños desarrollen sus capacidades y sean conscientes de ellas
Como ves, se pueden marcar límites sin por eso dejar de ser respetuoso y cariñoso con los peques. Es más, con la crianza positiva le estarás otorgando herramientas para llevar una vida equilibrada.

Recuerda que el respeto empieza por uno mismo. Un niño solo puede optimizar su desarrollo al máximo con unos padres sensibles, constantes, afectuosos y comprometidos.

Educando con responsabilidad

Como te comentaba, es frecuente ver a padres con dudas sobre si es adecuado o no implantar normas y límites en la crianza de los niños. Es un tema que ha creado mucha controversia ya que a veces se tiende a confundir la crianza con apego, la crianza respetuosa con el libre albeldrío y por ende, la falta de normas y límites lo cual trae consecuencias negativas en la educación y crianza de los niños.

Parece que marcar un límite significa coartar la libertad del niño, matar su creatividad o imponer una crianza autoritaria. Sin embargo, si te pones a pensar, vivimos en una sociedad donde existen normas y que acatamos día a día para hacer mucho más sencilla la convivencia con los demás. Respetamos la cola en los supermercados, en los bancos…. nos detenemos en los semáforos y respetamos los límites de velocidad y las señales de tráfico.

Es importante que los límites que marquemos estén siempre acordes a la edad del niño, esto le hará ser consciente de su papel en las tareas de su hogar y a sentirse parte perteneciente del grupo familiar, lo que le hará ganar en seguridad y autoestima.



Es habitual que cuando los padres deciden implantar ciertas normas en su hogar tengan dudas sobre cómo hacerlo. Así que, a continuación, veremos algunas pautas para conseguir marcar normas en nuestro hogar e iniciar a los más pequeños en la ardua tarea de cumplir con sus responsabilidades.

1.- Llegar a un consenso acerca de las normas y los límites

Es fundamental que todos los adultos sigamos el mismo camino en la educación de los niños, tengamos los mismos objetivos y nos sintamos acompañados y respaldados en esta tarea.

2.- Hacer partícipes a los niños

Ellos también son parte de la familia y es importante que se sientan integrados en este proceso. Habrá límites que puedan ser flexibles o negociables, como por ejemplo la hora de acostarse o levantarse puede retrasarse un poco durante el fin de semana.

3.- Pocas normas y acordes a su edad

Al niño le encanta imitar al adulto en esta etapa y conseguir su aprobación, por lo que podemos utilizarlo para introducirle en las tareas. Los más pequeños pueden ayudarnos a poner la mesa, esto es algo que les gusta mucho y por lo general lo hacen de buen agrado.

4.- Ser coherentes con nuestras palabras y nuestros actos

Nosotros somos su mejor ejemplo. Si queremos que los niños adquieran ciertos modales en la mesa, por ejemplo que no vean la tele mientras comemos, lo lógico es que nosotros seamos los primeros en mostrar ese buen comportamiento y no estar comiendo con el móvil en la mano.



5.- Ser pacientes, firmes y afectuosos

Para adquirir un hábito es necesario repetir la misma actividad, de la misma forma gran cantidad de veces. Acompañémosles siempre, siendo firmes y amables.

6.- Dar las indicaciones en positivo

Es importante indicarle al niño lo que debe hacer, en lugar de enfatizar lo que está haciendo mal. En lugar de decir siempre dejas los juguetes tirados, puedes decirle: recuerda guardar los juguetes cuando termines de jugar. Otro ejemplo, “si juegas ahora con la consola se nos hace tarde para la cena, mejor lo dejamos para otro día más temprano y así llegamos a tiempo para leer antes de dormir”. (Has eliminado el no y le estás dando opciones)



7.- Acompaña la introducción de nuevas rutinas con algunas que le resulten agradables

Si hay algunos hábitos que le cueste más interiorizar, podemos tratar de recompensar su esfuerzo realizando después otra actividad que le sea más placentera. Leer un cuento antes de dormir, esto se hará después de que se lave los dientes y se ponga el pijama.

Para acompañarte en este camino de crianza positiva, puedes formar parte de nuestro grupo de Facebook donde más padres van en tu misma dirección y filosofía de crianza.

También puedes seguirnos en facebook

.

Fuente: este post proviene de Criar en positivo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Alimentación y conexión positiva

Desde el primer momento en que sabemos que esperamos un bebé, nos enfocamos en darle lo mejor de nosotros mismos y de que todo lo que esté en su entorno sea en pro de su beneficio. Queremos que duerma ...

Mamá, Papá, ¿estás aquí?

Mamá, Papá, ¿estás aquí?  A nuestros niños les encanta que formemos parte de sus experiencias. Pero es cierto que muchas veces estamos agotados por el trabajo y agobiados con las cosas de casa: Que si ...

Eres un padre esencial: No te culpes

Te veo. Te veo tratando de hacer lo mejor que puedes y  se que muchas veces piensas que no eres lo suficientemente bueno. Tus hijos significan el mundo para ti. Estás allí para tus niños, noche y día, ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

consejos de psicologia psicologia crianza ...

Crianza

Ser padres Cuando nos convertimos en padres no sabemos cómo vamos a criar a nuestros hijos, o si ya teníamos una idea la pondremos en practica, pero no siempre lo que nosotros queremos resulta. Existen 3 estilos de crianza que son los más utilizados por los padres: Autoritarismo Quienes utilizan este estilo valoran el control y la obediencia. Intentan que los niños se adapten a una conducta y se l ...

Criando-Creciendo Uncategorized Buen trato ...

¿Qué es la crianza positiva?

Es común escuchar en conversaciones entre adultos la creencia de que los niños de ahora no son iguales a los de antes, así como que la educación actual tampoco lo es. Bajo esta idea se asoma una especie de añoranza hacia esa educación que sí era efectiva, donde los niños sí respetaban y una especie de desconfianza hacia lo que se conoce actualmente como crianza positiva. Esta desconfianza es produ ...

general

¿CÓMO PONER LÍMITES A LOS NIÑOS?

No existe una ?Universidad para padres?, y lamentablemente tampoco nos dan, junto con nuestro hijo recién nacido, un ?Manual para padres?. Cuando nace un niño, nace una madre y un padre, y juntos van creciendo, aprendiendo y superándose.Visto de fuera esto parece aterrador. ¡Menos mal que siendo bebes no éramos conscientes de la inexperiencia e inseguridades de nuestros padres! Pero la buena notic ...

crianza Disciplina Positiva vínculo

¿Qué es la disciplina positiva? ¿Cómo puede ayudarme en la crianza de mis hijos?

Hace casi un año conocí a Johanna Henriquez, una increíble mamá y psicóloga con una certificación en Disciplina Positiva. He leido muchisimo y sigo leyendo sobre crianza con apego y DP pero gracias a los grupos de crianza y talleres realizados por Johanna pude entender como se siente mi hijo en algunos episodios, a ponerme en su lugar, a saber como actuar y manejar respetuosamente cada momento en ...

Crianza Disciplina Positiva crianza positiva ...

Crianza Positiva

La Crianza Positiva consiste en educar a los hijos fomentando las habilidades, capacidades y actitudes necesarias para la vida, siempre desde el respeto y el cariño incondicional hacia ellos ¡es uno de los objetivos  que los padres queremos para nuestros hijos! Cuando educamos a través de la Disciplina Positiva, abrimos nuestra mente a nuevas y beneficiosas formas de crianza para nuestros hijos. R ...

familia mamarecomienda redfacilisimo

Límites Sanos

¡Hola, hola! espero tengan una excelente semana, llena de actividades muy productivas. Para una convivencia sana, los niños necesitan de límites y normas sanas, logrando así la mejor insercion en el mundo. La gran pregunta, ¿cómo lograr límites sanos en nuestros hijos? sin morir en el intento... Lo primero que tenemos que entender es que debemos ir de acuerdo a la edad de nuestros hijos; un niño ...

psicología infantil uncategorized

LOS LÍMITES… ¿HACEN FALTA?

mamabuhomallorca: Hola familia, Entrobun segundo porque me gusta mucho este enfoque. Buhito ahora tiene 4 años y seguimos aprendiendo cada día. Hablamos de los limites de cada uno. Incluyendo todos los miembros de la familia. Las perras no pueden entrar en la cocina. Y Buhito solo puede ver una peli se dibus al día. Sin duda creo que los limites deben existir. Al igual que las normas. Cada familia ...

general hablando de todo y de nada

Ayuda a tu hijo a conocer sus límites…

A lo largo de la vida nos vemos envueltos en múltiples contextos donde tenemos que enfrentarnos a situaciones que son retadoras y difíciles. La confianza será una habilidad clave en el desarrollo de la autoestima de nuestros hijos, aunque muchas veces se convertirá en un camino difícil. Como familia debemos ayudarlos a identificar y conocer sus propios límites. La educación dirigida en valores mar ...

Educación Educación Emocional para niños Recursos ...

Disciplina positiva: límites sin autoritarismo

¿Qué es la disciplina positiva? Tras más de dos años escribiendo sobre educación, puedo confirmar que una de las dudas más frecuentes tanto en padres como en educadores, es acerca de cómo marcar límites. De una generación a otra hemos pasado del autoritarismo clásico: lo haces porque te lo digo yo a una exceso de permisividad, probablemente debida a confundir el afecto y la atención con el consent ...

Psicología desarrollo educación ...

Límites en los niños ¿Sí o No?

Una de las cosas que me encuentro en consulta muchas veces son situaciones donde los padres no saben cómo, cuándo y por qué decir no a sus hijos cuando no hacen determinadas conductas o no conseguimos lo que nos proponemos con ellos. Y es que muchas veces como padres nos inunda el sentimiento de culpabilidad y no sabemos si nos estamos pasando con una cosa o con otra o si estaré cortándole la libe ...