Viaje Interior Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Los hijos muleta

El amor es imprescindible para el alma humana. Pero la mayoría de personas no logran obtener el que necesitan. Primero esperan recibirlo de su madre. Luego, sobre todo si ésta falla, lo buscan en su padre u otros parientes cercanos. Más tarde lo intentarán de nuevo con todas sus parejas. Y si en éstas tampoco lo encuentran... lo roban de sus propios hijos. Unos hijos que se verán, así, convertidos en muletas emocionales de una madre y/o padre desesperados, hambrientos de amor.

Muchas personas deprivadas amorosamente, sobre todo cuando no son conscientes, cuando no se dan cuenta de ello, buscan en los niños un consuelo para su vacío. El problema suele comenzar con la "ilusión", a veces obsesiva, de tener un hijo. Después el niño nace y, pese a las obligaciones de la crianza, al principio es, sin duda, una fuente de "alegrías". Alimenta la autoestima de los padres, promueve la admiración o envidia de otras personas, ayuda a olvidar los conflictos personales o de pareja, es una potente y continua distracción, etc. Es casi una droga.

Pero, a medida que el bebé crece, las cosas se complican. Por un lado, los padres carenciales adoptan conductas claramente sobreprotectoras, vigilantes, serviles, dominantes hacia el niño. Es su forma de mantenerse aferrados a éste, de canalizar su dependencia emocional y su escapismo íntimo a través del hijo. Pero, por otro lado, como el niño va desarrollando cada vez más su propia voluntad, sus propios deseos, su necesidad de mayor autonomía, etc., los conflictos con sus débiles padres serán cada vez más frecuentes. Y la convivencia puede acabar convirtiéndose en verdaderas guerras (a veces secretas, a veces evidentes) de poder.

Los padres deprivados, siempre temiendo perder su "droga", además de sobreprotectores, agobiantes, etc.,. tienden a ser también cada vez más duros, autoritarios, castradores, incluso en ocasiones y lamentablemente... violentos con sus hijos. Éstos, por su parte, se muestran cada vez menos "dulces" y "sumisos", se sienten cada vez más ansiosos, agitados, agresivos, rebeldes, deprimidos... Los padres justifican estos conflictos diciéndose que son fruto de su "amor" o la consecuencia de edades "difíciles" o de las "malas compañías". Pero lo cierto es que, lejos de amar realmente a sus hijos, viven a costa del amor de éstos. (Un ejemplo típico es cuando una madre o padre pide/ordena a su hijo: "¡dame un beso!". O "dale un beso a la abuela". Etc. En vez de regalar besos a los niños, se los roban). Es decir, se comportan, inconscientemente, como nocivos vampiros emocionales de los críos.

Y ¿qué sucede a medio y largo plazo con estos niños-muleta? Según cada caso, pueden desarrollar diversas psicodinámicas:

un intenso amor-odio hacia esa madre y/o padre que no les dejan crecer, y que siempre los explotaron como aliviaderos emocionales;

falta de autoestima y seguridad en sí mismos, ya que no las recibieron de los padres, ni hallaron en éstos ejemplo o modelo de casi nada;

cierto infantilismo buscando prologar las ventajas de ser eternos "niños pequeños" de los padres o, al revés, una tendencia a la rebeldía y la evitación de las relaciones familiares;

sentimientos patológicos de culpa, responsabilidad y "pena" por la infelicidad de los padres;

búsqueda en la adolescencia de ambientes de sustitución en los que poder reafirmarse y hallar por fin los apoyos que los padres nunca les dieron, aunque sea al "precio" de adquirir en tales ambientes algunas adicciones, o conductas sexuales de riesgo, etc.

problemas de vinculación amorosa, pues nunca se sintieron amados ni presenciaron un amor sano y estable entre sus padres;

en los casos de adicción/dominio extremos por parte de los padres (sobre todo, la madre) hacia los hijos, puede generarse en éstos inmadurez severa, problemas de personalidad, fobias sociales, problemas psicóticos...

etc.

Los hijos-muleta, si quieren distanciarse de sus padres "tullidos" para ser más felices, necesitarán mucha ayuda. Como somos mamíferos, y debido al cuarto mandamiento y otros muchos motivos, no es nada fácil conseguirlo. Cualquier intento de alejamiento despertará en los niños-muleta hondos sentimientos de culpa que los paralizarán y deprimirán. Los padres adictivos no renunciarán fácilmente al gratuito sostén emocional del que disfrutaron durante años, de modo que volcarán contra estos hijos "prófugos" toda clase de quejas, agresiones, culpabilizaciones, chantajes emocionales, victimismos y otras manipulaciones.... El divorcio hijos-padres es el más duro y prolongado que existe.

Por eso, como siempre, la mejor solución sería la prevención. El verdadero amor de unos padres siempre debe consistir en procurar que sus hijos crezcan y vivan por sí mismos. Por eso nunca, jamás, ningún adulto debería buscar excesivo apoyo emocional en los niños. Estas conductas son muy comprensibles en esta clase de padres, pero también son insanas y contra natura, y siempre traen consecuencias. Porque no les corresponde a las crías cuidar de sus padres, ni a los padres devorar a sus crías como el mítico Saturno.


Saturno devorando a su hijo (Goya)

Fuente: este post proviene de Viaje Interior, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

CASOS REALES: Vivir así es morir

por CKS Siempre la misma historia. La puta ceguera de lo políticamente correcto, que ya no soporto. Llevo diez años quejándome. Esto parece el mundo al revés. Todos os fijáis en el arañazo, en las bom ...

El paciente narcisista

El terapeuta sufre a menudo con sus pacientes pero lo soporta por amor a ellos, y a su propio oficio. Sin embargo, hay también esfuerzos y sufrimientos que, demasiado a menudo, no sirven para nada. No ...

"¡Ha sido sin querer!"

Todos conocemos los lapsus y actos fallidos, esos "goles" que le marca el inconsciente a nuestra voluntad. Por ejemplo, cuando queremos decir una palabra pero se nos "escapa" otra. ...

Recomendamos

Relacionado

general destacados escuela de padres ...

10 maneras de equivocarse con los hijos.

Los padres nos equivocamos con frecuencia, no somos infalibles, si revisamos nuestro día día comprobaremos que algo de lo que hemos hecho o dicho hoy a nuestros hijos podría mejorarse. No digo nada nuevo, lo sé, porque todos somos conscientes que en ocasiones podríamos hacerlo mucho mejor, pero el cansancio, los momentos de arrebato emocional o la necesidad de controlarlo todo nos deforman la visi ...

Caos y familia

Como es arriba es abajo. Como es adentro es afuera. Tabla de Esmeralda Muchos padres se quejan en consulta del "mal comportamiento" de sus hijos. De que son desordenados, desobedientes, no respetan, tienden a hacer siempre lo que les da la gana... Pero, con sólo unas pocas preguntas, en la mayoría de casos descubro que en estas familias hay muy pocas costumbres, apenas hay hábitos ni ho ...

eventos eventos familia ...

Taller familiar: Escuela para padres e hijos por Beatriz Espina

¡Atención familias que residan en Venezuela! Este 30 de Junio, en Cagua, Estado Aragua, se realizará la acción de Formación Familiar: Escuela para padres e hijos, facilitado por Beatriz Espina @orientaconducta Es una gran ocasión para reforzar sentimientos, emociones y compromisos familiares positivos. Los interesados pueden asistir y aprender: Educación para padres e hijos. Educación afectiva y e ...

salud familia

42 consejos para los padres en un divorcio con hijos

Todos sabemos lo difícil que es un divorcio y si a esto le añades un divorcio con hijos hay que tener mucho cuidado para no lastimar a nuestro tesoro más preciado. Y es por eso que me he decidido a hacer este artículo. Soy divorciada y tengo la custodia de mi hija, no es fácil terminar con un matrimonio y para un niño es terminar con su mundo tal y como lo conocen. Pero muchas veces, por no decir ...

abierta

Pedir perdón a los hijos

Sabemos que muchos terapeutas consideran curativo "perdonar" a los padres. Nosotros consideramos que, al revés, sólo si sanamos podemos (a veces) perdonarlos. En todo caso, ¿se defiende con igual ardor que los padres pidan perdón a sus hijos? Casi nunca lo he visto. ¡Qué maravilloso y reparador sería para el mundo que se fomentase por todas partes la necesidad de que los cuidadores se di ...

Escuela de padres libros para padres Libros y manuales ...

Dar voz al niño. Ser los padres que nuestros hijos necesitan

«Dar voz al niño. Ser los padres que nuestros hijos necesitan» es un libro de Yvonne Laborda publicado por Grijalbo editorial que estoy convencida que transformará tu modo de entender a tus hijos. Pero no solo eso, te permitirá entenderte mejor a ti mismo/a y al modo de proceder de tus padres. Hoy deseo darte a conocer esta propuesta «Dar voz al niño. Ser los padres que tus hijos ...

Escuela de padres

Disfrutar de los hijos.

Disfrutar de los hijos es mucho más que ir de vacaciones, pasar un feliz fin de semana o ir a un parque de atracciones, que también, no lo vamos a negar. Disfrutar de los hijos debería ser algo que debiéramos realizar  en el día a día, con solo parar un instante y mirar a nuestros hijos a los ojos, escuchar sus risas o leer sus pensamientos. Todos los padres queremos disfrutar de los hijos, disfru ...

hijos integra salud talavera laura corrochano ...

Violencia de hijos a padres. Segunda parte

La psicóloga, Laura Corrochano, nos habla sobre la violencia de hijos a padres. ¿Qué consecuencias produce? ¿Cómo se puede prevenir? Lee otros artículos sobre salud mental Ver vídeo sobre violencia de hijos a padre. Fuente: RTVE ¿Qué consecuencias psicológicas encontramos en la violencia de hijos a padres? Tanto las víctimas como el agresor se ven inmersos en un círculo de violencia recíproca di ...

niños pareja

Los hijos son de sus padres

Este post va dirigido a todas aquellas parejas que ya tenéis hijos y a las que estén pensando en tener un bebe, espero que lo leáis despacito y después de haberlo leído toméis una decisión. Aunque parece un mito, una leyenda urbana o un error de la sociedad se sigue creyendo que los niños deben ser educados, criados, formados y mantenidos por los colegios, y además los padres se sienten casi ins ...

abierta

Carta abierta de un terapeuta a los padres de sus pacientes

Estimados padres, Como psicoterapeuta de vuestros hijos/as, me siento obligado a comunicaros que la mayoría de ellos están bastante heridos. Sus personalidades son demasiado débiles para afrontar o adaptarse con éxito a las exigencias de la vida, de lo que derivan los diversos síntomas que sufren. Vuestros hijos, dada la total falta de pruebas médicas que lo demuestren, no están enfermos. No sufr ...