La Aventura de mi Embarazo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Los miedos nocturnos: monstruos, bichos y otras criaturas feroces

¿Quién no se ha despertado alguna vez muert@ de miedo en la cama, en mitad de la noche?. Sí, puede parecer algo muy de niños, pero de adultos estoy segura que a más de un@ le pasa. Que levante la mano si hay algún/a valiente en la sala.
Yo la primera. Hay noches que me despierto sin ser capaz de asomar un dedo fuera del colchón.
Pero de lo que vengo a hablar es de los miedos de los niños, sobre todos aquellos que asolan cuando se apaga la luz y toca dormir. Esos monstruos y bichos que parece que salen de debajo de la cama o tras la puerta entrecerrada del armario, que se los vayan a devorar con feroces dientes, y no esos adorables Monstruos S.A. que Pixar ha creado para que los niños se hagan amigos de estos seres profesionales del susto.

Qué majos, si hasta dan ganas de adoptarlos :)

De pequeña yo era muy, pero que muy miedosa. Recuerdo perfectamente que no me atrevía a ir al baño a oscuras porque juraba y perjuraba que en el pasillo había cocodrilos. Eso, con tres ó cuatro años, fijáos si me alcanza lejos la memoria. Es el miedo que recuerdo con más fuerza. Ese, y el que vino a eso de los 9-10 años cuando me dio por ver Pesadilla en Elm Street... hubo una época en que mis noches eran un infierno, daba por hecho que el señor Freddie Kruger estaba bajo mi cama y si asomaba un solo dedo fuera del colchón me desguazaría con sus cuchillos. Me quedaba arrebujada en el centro de la cama, tapada hasta las orejas, tanto que casi ni entraba el aire para poder respirar. Luego pensaba, tonta de mi, que en la peli atravesaba el colchón con los cuchillos, pero no, a mi solo me mataría si sacaba alguna parte de mi cuerpo fuera de la cama.
Iván no ha sido miedoso en ese aspecto. Aunque a día de hoy no quiere dormir solo, pero no es por un miedo a algo en especial. No ha sido niño de miedo a los monstruos o a los bichos. Su miedo era y es, precisamente, estar solo. Es un niño muy sensible que necesita mucho contacto y apego, su verdadero miedo es que nosotros le faltemos. Pero estando acompañado, no tiene miedo. Por eso es que ahora duerme con su hermana, más feliz que una perdiz.
Sin embargo Antía sí que nos ha salido miedosa. Le ha bastado hablar un poco para que los "monstos" entren en su vida y nos lo cuente. Ve monstruos en cada escondrijo, en cualquier lugar sin luz, y no se atreve a acercarse ni acompañada. Cuando menos te lo esperas te dice "Mamá, he estutao un ruido", con la mano ahuecada en la oreja y cara de misterio. "Cariño, no es nada, ha sido el viento", "¿El viento? No mami, ha sido un monsto", "no cariño, los monstruos no existen"; "sí existen mamá, yo lo he visto", " ah sí, ¿y como es?" "es mu gande y mu feooooo y hace uuuaaaaahhhhhh". Entonces busca mi consuelo y se refugia en mi como si no hubiera monstruo que pudiera conmigo.
Hasta ahora estos miedos, estos monstruos, era algo anecdótico y casi enternecedor, ya que no era un terror atroz sino más bien una ilusión con la que hasta nos hemos reído. Como ya duerme en su cama, acompañada por Iván, no se suele despertar por la noche, y si lo hace, ella misma se baja y se viene a la cama, tan tranquila, o yo me levanto, la calmo y se vuelve a dormir, a veces sin necesidad de que yo me quedara allí. Algo que me sorprendía porque Iván no es capaz de dormirse solo -solo, sin nacie cerca- sin embargo una vez me acerco y la tranquilizo, le doy un besito y le digo que se dueram de nuevo, puedo irme porque se duerme.
Pero esta noche ha sido diferente. Mi niña ha gritado de terror, me ha llamado a gritos, no ha sido capaz de bajarse de la cama y cuando he ido a consolarla se me ha agarrado como si yo fuera una tabla de salvación. Tenía auténtico terror. Al llegar a su cama y cogerla en brazos le he preguntado qué le psaba y con un llanto entrecortado me decía "teno medo del mostro".
Intenté acostarla de nuevo pero no se me soltaba, seguía llorando y gritando y me pidió venir a mi cama. Así que me la llevé, sin dudarlo. Lo que no me esperaba es lo que sucedería luego.
Normalmente cuando se mete en la cama se acomoda a sus anchas y se duerme, sin más. Pero esta vez no ha sido así, se encogió, se abrazó a mi con una fuerza increíble y no quería separarse. Como hacía mucho calor intentaba separarla un poquito porque ella estaba empapada en sudor pero en cuanto me movía un centímetro volvía a llorar de pavor y a agarrarse como si alguien la fuera a arrancar de mi.
Le costó mucho volver a dormirse, se pasó una hora revolviéndose inquieta, sin separarse un milímetro de mi y con la respiración agitada. Estaba realmente asustada. Yo tampoco fui capaz de dormir y mi única reacción fue abrazarla fuerte y besarla para que se sintiera segura y protegida. Pobrecita, lo mal que lo ha pasa
¿Y por qué esta noche?. Pues me temo que por un hecho que sucedió ayer por la noche cuando salíamos de un centro comercial donde habíamos ido a que jugaran un rato en los hinchables. Cuando íbamos de camino al coche noté algo que volaba, pensé que era un pequeño murciélago, pero al momento Iván se clavó en el suelo diciendo "ayyyyyy, se ha posado algo en mi espalda" -tal cual, me ha salido redicho el niño- y ojiplática me quedé cuando vi que era un saltamontes tamaño mutante. Gañafote lo llaman en estos lares. Mi marido, que es Johnny de la Jungla, lo cogió con sus manazas y tuvo a bien posar con él.

ojocuidao con el bicho, y eso que papá tiene manazas enormes


Contemplación de saltamontes con distancia de prudencia

El bicho era enorme. El mismísimo Hopper reencarnado en su homogéneo real, y si no atent@s al parecido, si hasta clavan la postura.


Hasta yo me cagué de miedo y aún siento repelús al ver la foto. Ay omá pero qué asco más asqueroso.
Creo que hasta yo tendré pesadillas con el puñetero gañafote. Uffff solo pensarlo me pica tó.
Le he preguntado ahora a mi niña a qué tenía miedo esta noche y dice "he vito un oso polá blanco". Madre mía, qué le pasará por la cabeza a esta niña para que le de tanto pavor. Yo creo que por culpa del bicho se han despertado sus peores fantasías y de ahí la ensoñación.
Espero que esto haya sido algo aislado y pasajero, porque no me mola nada, pero nada, ver a mi pequeñita aterrorizada por algo que solo existe en su imaginación. Al menos me consuela saber que estar conmigo la tranquiliza.
Y vosotr@s, ¿habéis pasado por algo así?, ¿vuestros peques tienen pesadillas o sueñan con monstruos y bichos que los aterrorizan?, ¿ y qué hacéis en esos casos?. Estaré encantada de leer vuestras experiencias.
Fuente: este post proviene de La Aventura de mi Embarazo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Monstruos, miedos, fantasmas y terrores nocturnos

La fórmula mágica para hacer desaparecer monstruos y miedos nocturnos. Todos los que somos padres reconocemos el problema que suponen los miedos, fantasmas y terrores nocturnos a la hora de ir a dormir a nuestros hijos. Esta sintomatología, en según qué casos, suele estar presente durante toda la infancia. De hecho, quién de nosotros no reconoce haber tenido miedo o terror en alguna noche de torme ...

Familia Rincón lector jo matare monstres per tu ...

Yo mataré Monstruos por ti

Una de las cosas que impiden el correcto sueño de los niños son las pesadillas, esos sueños agitados que forman parte de las noches. Esos muñecos, esas experiencias diurnas que por la noche aparecen en la mente de nuestros pequeños como Monstruos y experiencias terroríficas. Pero es que ¿quien no le tiene miedo a los monstruos? Pues en casa hemos descubierto un libro que nos encanta, y que nos ayu ...

niños articulos imagenes ...

LA TEMIDA ETAPA DE LOS MIEDOS.

Cuando oigo a las mamas hablar de los miedos de sus pequeños me quedo pensando ?Jolín, que suerte, mi princesa no tiene miedo a nada?. Alguna me dice que si no tiene miedo a la oscuridad o a algún muñeco, pero la verdad es que no, o eso pensaba yo. Resulta que desde hace unas semanas estoy observando que mi pequeña me dice que tiene miedo a algo y luego no, pero esta vez empieza a ser más en serio ...

general consejos educación ...

Pesadillas y Terrores Nocturnos

Alrededor de los dos años, las pesadillas y los terrones nocturnos comienza a alterar el sueño de algunos pequeños. En los primeros años la hora de irse a dormir, representa para los niños la separación de los padres y eso puede dar lugar a problemas durante el sueño. Ambos problemas son muy frecuentes durante la infancia, pero suelen solucionarse solos. Se incluyen dentro de las llamadas Para ...

miedos miedo miedos infantiles ...

Miedos más comunes en los niños.

El temor a lo desconocido o miedos que tienen los niños durante sus primeros años de vida son lo más normal del mundo. Poco a poco van creciendo, desarrollando e interpretando todas las situaciones que les rodean, ayudándolos a formarse como personas. Según la etapa en la que se encuentre el niño, encontraremos unos temores u otros; así durante los 5-10 meses de edad prima el miedo a los extraños, ...

Bebés Psicología niños Psicología-Educación ...

Terrores nocturnos en niños. ¿Cómo actuar?

Los terrores nocturnos y las pesadillas, son ambos trasfornos del sueño pero son muy distintos entre sí y la forma de actuar en cada caso varia mucho. ¿Cómo podemos reconocer si nuestro peque sufre de terrores nocturnos? Los terrores nocturnos son trastornos del sueño, algo más complejos que las pesadillas. Los terrores nocturnos no despiertan al niño y pueden desencadenar manifestaciones físicas ...

general artículos

TERRORES NOCTURNOS

Cuando escribí la entrada de las 50 cosas que caracterizan ahora a mi peque, tenía pensado escribir una sobre los terrores nocturnos que padecía en esos momentos pero la he ido posponiendo tanto que ahora que me pongo cara al ordenador para hablaros sobre ellos me doy cuenta de que ya no los padece. Le han durado un mes aproximadamente y fue un mes horrible en el que apenas dormimos, yo estaba c ...

EMBARAZO miedo al parto miedo embarazo ...

MIEDOS EN EL EMBARAZO

[themoneytizer id=”25812-1″] Hoy os quiero hablar sobre los miedos en el embarazo. Como ya os comente en otro post, mi embarazo a parte de por las molestias, vino marcado por miedos, muchos miedos, que creo que hicieron que no lo disfrutara del todo. Soy una persona a la que no le suelen salir las cosas bien, especialmente cuando me ilusiono con ellas (llamadme gafe…), pero siemp ...

3-6 años 6-9 años Ansiedad ...

Miedos tapadera. ¿Qué son?

Los miedos tapadera esconden diversas situaciones (inseguridad, celos, soledad, necesidad de atención, …) que el niño utiliza para “manipularnos” ya sea de forma consciente o inconsciente. ¿Sabríamos diferenciar un miedo real que expresa nuestro hijo de un miedo tapadera? ¿Es posible que nuestro hijo nos esté manipulando a través de sus miedos o es que hay algo más que no sabemos ...