Un Papá en Prácticas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Los primeros signos: Un sorprendente inicio

lenguaje de signos bebés
Como os comenté hace un tiempo, a finales de junio asistimos a un taller de lenguaje de signos impartido por Ruth Cañadas, de la web Otanana, que, además de suponernos el primer resfriado de Maramoto, nos resultó muy interesante. Lo cierto, sin embargo y si somos sinceros, es que empezamos muy fuerte pero pronto fuimos perdiendo constancia. El agotador ritmo que nos marca el día a día y el hecho de que Mara tampoco nos prestase demasiada atención provocó que poco a poco fuésemos abandonando la dinámica que habíamos instaurado en los primeros días.

Sin embargo, y aunque no nos demos cuenta, nuestras palabras suelen ir acompañadas muchas veces de otro lenguaje corporal que las complementa y reafirma. Y nuestros bebés, que son muy observadores, poco a poco se van percatando y conforme van cumpliendo meses empiezan a imitar nuestros gestos. Lo sorprendente, para mí al menos, no es que los repitan. Lo más fascinante de todo es que utilicen esos signos corporales justo en el momento en el que hay que hacerlo. Así, por ejemplo, desde hace unos meses, en cuanto escucha la palabra “Adiós”, Maramoto mueve su mano con un particular gesto de despedida. Y si escucha “¡Bien!” o “¡Bravo!”, por poner otro ejemplo, no tarda en lanzarse a aplaudir. A estos dos gestos ha añadido en las últimas semanas el lanzar besos de despedida (a su manera, ya que no sabe ni dar un beso), el dar besos de nomo a todos los niños con los que se topa en el parque y el decirnos con mucha claridad, mediante gestos de sus manos y gruñidos, qué es lo que quiere en cada momento.

Pero al margen de todo esto, hay un gesto que la pequeña saltamontes ha añadido a su repertorio en las últimas semanas y que a sus papás primerizos les tiene alucinados. Como bien sabéis los que seguís este blog, Maramoto es una bebé con mucho carácter y con las ideas muy claras. Y supongo que para reafirmarse en ellas, desde hace un tiempo ha empezado a decir que “no” moviendo su cabeza de un lado a otro. Lo más sorprendente de todo esto es que, como os comenté reciéntemente en otro post, en casa intentamos decir que “no” lo menos posible. Y si alguna vez lo decimos (porque se nos escapa bastante, para qué nos vamos a engañar), no somos de los que solemos remarcar la palabra con el gesto.

Y a pesar de ello Mara ha interiorizado que ese gesto significa “no” y lo utiliza de forma constante para hacernos ver que no quiere algo. La primera vez pensamos que era una casualidad. Pero nada de eso. Día a día nos demuestra que sabe perfectamente lo que quiere decir con ese signo. Así, si está en brazos de la mamá jefa y el papá en prácticas le anima a irse con él, la pequeña saltamontes ya opta entre cambiar de brazos (si le apetece) o decir un “no” rotundo si prefiere seguir donde está. O si estamos comiendo, mediante ese movimiento de cabeza nos hace ver qué cosas le apetece comer y qué no. Y lo mismo cuando jugamos o cuando empieza a señalar el armario de la cocina donde sabe que hay comida: ¿Arroz? ¡No! ¿Lentejas? ¡No! ¿Un bote vació? ¡No! ¿Patatas fritas? ¡Sí!

Se las sabe todas…

¿Cuáles fueron los primeros signos que empezaron a hacer vuestros peques?

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general andanzas lenguaje de signos ...

Los primeros signos: Un sorprendente inicio

Como os comenté hace un tiempo, a finales de junio asistimos a un taller de lenguaje de signos impartido por Ruth Cañadas, de la web Otanana, que, además de suponernos el primer resfriado de Maramoto, nos resultó muy interesante. Lo cierto, sin embargo y si somos sinceros, es que empezamos muy fuerte pero pronto fuimos perdiendo constancia. El agotador ritmo que nos marca el día a día y el hecho d ...

general andanzas bebés ...

Vida y milagros de Maramoto: Y nuestra peque aceptó la sillita del coche

Señores, señoras, compañeros de batallas varios, lectores habituales de este blog (No sé cómo he logrado engañaros para que me acompañéis en esta aventura), intrépidos navegantes de internet que algún día llegaréis por azar a este post buscando cualquier cosa en google: Os tengo que confesar una cosa. A todos. Hemos entrado en una fase de milagros. Vida y milagros de Maramoto, para ser más exactos ...

Andanzas

Los cinco tipos de personas que habitan el mundo de mi bebé

Como os comenté al regreso de las vacaciones, durante el verano a Maramoto se le ha soltado la lengua. Su vocabulario, sin embargo, aún es escaso, así que entre palabra y palabra se nos cuelan un sinfín de sonidos que aún no hemos sido capaces de interpretar (tenemos a sueldo a un grupo de expertos en lengua Dothraki para que nos subtitulen las conversaciones). En las últimas semanas la mamá jefa ...

bebés criando a dos control ...

¿Comienza la Operación Pañal?

A 3 meses de cumplir dos años, los mellizos ya tienen  días en los que los pañales parece que no se mojan durante horas y ya se bajan los pantalones solos al grito de  “pipí” o “caca”, o peor aún, aparecen con el pañal en la mano. Desde hace meses tengo  a dos personitas que me acompañan a hacer pis mientras me señalan el culete y escucho en estéreo”mamá pipi, pipí ...

Andanzas

Papá, son mis amigos

Hace ya casi un año (cómo vuela el tiempo, señor) publicaba en el muro de Facebook de Un Papá en Prácticas el vídeo que comparto a continuación: una promo de la marca de ropa infantil Mayoral que era a su vez una especie de experimento sociológico para demostrar la facilidad que tienen los niños para entablar amistad con sus semejantes, en clara contraposición a lo que pasa con nosotros, los adult ...

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...

Andanzas

Quiero escribir una canción: A la mamá jefa

No está atravesando una buena racha la mamá jefa en este final de año. Lo dejó por escrito hace hoy justo una semana en un post tan duro como necesario, tan estremecedor como realista. Había muchas tripas en aquel artículo que era el desahogo emocional y el grito desgarrador de quien se siente incomprendida, juzgada, minusvalorada, sola. No está siendo su maternidad (nuestra maternidad) un camino ...

general andanzas

Un papá en prácticas se toma un respiro (por vacaciones)

24 de julio. Desde hace ya tres meses tenía marcado este día en rojo en el calendario. ¡Vacaciones! ¡Sí, sí, sí! Las necesitaba como el comer. Imagino que como todo el mundo a estas alturas del año, con este calor insufrible que tiene al centro de la península en una ola de calor permanente desde que comenzó el mes de julio. Qué mal lo llevo. ¡Ay! Pero bueno, ahora ya no valen las lamentaciones, q ...

general para debatir bebé en brazos ...

Frases de manual (#3): “Tu acostúmbrala a ir en brazos, que luego ya verás…”

Retomo hoy una sección del blog que dejé abandonada hace unas semanas, la de las frases del manual de crianza de cualquier abuela (y no necesariamente abuela) que se tercie. Esas expresiones que todos los papás y mamás en prácticas del mundo hemos escuchado alguna vez en los primeros meses de vida de nuestros bebés. Utilizando terminología de las revistas de moda, diríamos que son las must have de ...

general andanzas bebé ...

Mara la Exploradora

Ya os había comentado en algún post anterior que Mara es un terremoto (o Maramoto según la mamá jefa) y que no para ni un instante. Siempre en continuo movimiento. Sorprendiéndonos cada día con algo nuevo. El lunes pasado pasó lo que tenía que pasar y nos pegó el primer susto. El primero de los muchos que intuyo que vendrán. Primero porque nosotros, aunque intentemos evitarlo, tenemos el gen de lo ...