Blog de TipsDeMadre Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Maternidad tóxica: dile no al complejo de la Mujer Maravilla

Que la mujer es fuerte, luchona, resiliente, invencible, cariñosa, esposa comprensiva, madre abnegada, buena hija que siempre se preocupa por sus padres, mujer inteligente, profesionista exitosa, gran cocinera, ama de casa limpia y ordenada… esto y muchas cosas más.

Claro que las mujeres somos todo esto y más, pero no creo que todas las mujeres debamos serlo todo.

Pese a lo que nos han dicho toda la vida, estoy convencida de que las mujeres debemos combatir al complejo de la Mujer Maravilla que la sociedad nos ha impuesto: aunque digan que podemos con todo… ¡no, no podemos con todo! Y no tenemos razones para poderlo todo.

Aclaro, claro que creo en la mujer empoderada, capaz. Claro que creo en la igualdad de género, en la capacidad de las mujeres de lograr lo que se propongan. Pero justo eso, proponerse dos-tres objetivos, y no querer abarcarlo todo.

Es inhumano esperar que una persona sea capaz de realizar decenas de roles, tareas y compromisos e ir por la vida con una sonrisa, la mejor actitud, felicidad y salud mental. Simplemente no es posible, para nadie. Y sin embargo, todos los días nos despertamos creyendo que lo podemos hacer todo y saldremos bien libradas.

Aunque nunca nadie ha dicho que tener debilidades está bien, que es humano, creo que es momento de empezar a conocernos y aceptar para qué somos buenas y para qué no lo somos tanto. De esta manera podremos enfocar nuestros esfuerzos hacia esas actividades que se nos dan de manera natural y mejor dejar de lado aquellas para las que no.

Solo así podremos utilizar gran parte del día en, digamos, un empleo, un emprendimiento o en la vida hogareña, y equilibrarlo con tiempo de calidad hacia nuestros hijos, esposos y familia. Aunque tal vez la casa no esté rechinando de limpia, aunque tal vez determinado día haya que comprar comida para cenar, aunque tal vez un día no nos de tiempo de platicar horas con el marido.

Hay que detenernos a pensar qué le estamos enseñando a nuestros hijos:
¿un ritmo acelerado donde no hay tiempo para jugar? ¿Una vida en la que los “forzamos” a ser buenos en todo lo que hagan? ¿Una vida en la que condenamos a nuestras hijas a repetir el papel de la Mujer Maravilla? ¿Una educación en la que nuestros hijos tienen que ser los hombres fuertes, que no lloran, que no se caen con nada, que deben ser siempre exitosos?

¿Y la felicidad? ¿Y la salud mental? ¿Y los buenos momentos familiares? ¿Y los recuerdos con las amistades de la infancia?

La vida se vuelve un ciclo repetitivo que somos incapaces de detener, un bucle en el que la Mujer Maravilla trabaja, siempre se ve guapa, limpia la casa, hace de comer, lleva a los niños a la escuela, hace las tareas con ellos y los niños, por su parte, despiertan temprano, van al escuela, van a la natación, van a karate, van a música, van a clases de arte, van a clases de ajedrez, terminan agotados, duermen y no siempre descansan. Esto no está bien.

En esta acelerada vida que ya tenemos, debemos encontrar tiempo para “no hacer nada”. Como dirían los italianos, practicar el “dolce far niente” o “lo dulce de no hacer nada”. Esta expresión se refiere a ese tiempo en el que las actividades no giran en torno al dinero o a ser buenos en algo, sino al tiempo de calidad con los amigos y la familia, comiendo y disfrutando de las pequeñas cosas de la vida que de pronto se vuelven invisibles.

Hay que enseñar a nuestros hijos a disfrutar de la vida, y no solo a vivirla de paso, como por obligación.

Pero como con todo, la mejor manera de enseñarles algo es con el ejemplo, y si de entrada nosotras no le bajamos a nuestro ritmo, ellos tampoco podrán hacerlo.

No es tan difícil, simplemente se trata de repensar todo aquello que nos han enseñado por siempre, generación tras generación, romper con esas “figuras” de ejemplo que nos han impuesto como modelos a seguir, y atrevernos a pensar diferente. Solamente al hacer las cosas diferente se obtendrán resultados diferentes.

Y es que siguiendo con este tradicional modelo, nos volvemos tóxicas en algún punto. Nos volvemos madres dañinas que enseñan comportamientos estrictos a nuestros hijos, los encajonamos en estereotipos que deben seguir al pie de la letra para ser “exitosos”. Los condenamos a no llorar, a no estar tristes, a no aceptar que se sienten débiles ante ciertas situaciones. Los orillamos a ser machistas o feministas porque parece no haber otro camino. Los obligamos a vivir una vida que no es la que ellos quieren, sino la vida que nosotros elegimos para ellos. Les enseñamos a ser lo que los demás esperan que sean, y no a ser lo que ellos quieren.

Y cómo no, si con la acelerada y saturada vida que vivimos las madres, cada día les ponemos menos atención, estamos molestas, agotadas, ausentes, insatisfechas. Cuando ser madre debería ser lo más bonito de la vida, y deberíamos poder darles amor, abrazos, caricias y tiempo, como mínimo.

Porque además actuar el papel de la Mujer Maravilla implica “ser fuerte” por nosotras mismas, y por los demás, cargando sobre nuestros hombros los problemas propios y los de nuestra familia, pretendiendo ser un roble irrompible.

Esta es una reflexión muy personal, conclusión a la que he llegado después de observar a las madres que me rodean… a mi propia madre. ¿Pero qué piensas? Gracias por compartir tus experiencias conmigo.

Cynthia Modesto Castro

Viaja y Come

Fuente: este post proviene de Blog de TipsDeMadre, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

otros temas embarazo miedo ...

Mujer, ¿por qué no tienes hijos?

Si eres mujer y superas los veinti muchos probablemente te hayan hecho esta pregunta alguna vez. ¿Y tú, por qué no tienes hijos? ¿Qué te pasa? ¿Estás mal hecha? ¿Tu pareja no te quiere? ¿Qué está mal en ti? Parece que no hayas visto el telediario, nos estamos convirtiendo en un país de viejos. Qué narices, lo somos. Quién se supone que pagará nuestras pensiones, quién será la generación del futuro ...

Crianza maternidad consciente mamá primeriza ...

Maternidad 2.0

Últimamente, con esto de ser bloguera novata, me he estado metiendo en muchos sitios relacionados con el ser madre. Y noté cierta presión (en mí principalmente) en querer ser una “buena madre”. Creo que antes, no había mucho cuestionamiento en esto de criar hijos de tal o cual manera. ¡Hasta me lo dijo mi propia madre! “Mariflor, es que antes no se hablaba de estas cosas.” Bueno, resulta (por suer ...

general otros puericultura

En busca de la toallita no tóxica

Hace un par de semanas o tres, una amiga en Facebook compartió este artículo.En él, se hablaba de la cantidad de ingredientes nocivos que tienen las toallitas húmedas para nuestros peques. Principalmente hablaban del Phenoxyetanol, un producto supuestamente tan tóxico que en algún país está hasta prohibido. Me quedé perplejo, ya que no imaginaba como es posible que si eran tan perjudiciales, todas ...

Mamma mía 100 años de soledad Carrie ...

Libros y maternidad

En casa si hay algo que falta es plata y espacio,  y lo que sobran son libros. Desde muy chica leo, leo y leo como si no hubiera un mañana. No es exagerado decir que muchas veces en mi tierna juventud, o no tanto, mejor dicho antes de ser mamá me he gastado aguinaldos enteros en libros. Claro después vienen los peques y ya esos lujos desaparecen. Igual una se las rebusca, por ejemplo es ley que  p ...

Consejos para Mamás Maternidad Reflexiones Personales ...

Lo que no me contaron de la maternidad

La maternidad no es tarea fácil y más en estos tiempos en los que criamos en soledad. Nos auto-exigimos hasta el infinito y más allá y además tenemos que ser la perfecta mujer, trabajadora, amante y esposa. Si no lo eres, ya vendrán a recriminártelo de alguna manera. Esta sociedad tiende a culpar a las mujeres de absolutamente todo, y no necesitamos que nos toquen mucho las palmas para asumir dich ...

Artículos sobre educación Blog Familia ...

Maternidad/paternidad prohibitiva

Cuando empecé con el blog hace ahora 6 meses llevaba un més leyendo sobre marketing online, sobre qué escribir para captar tráfico, sobre SEO… y hoy por hoy, sin descuidar estos aspectos no los considero prioritarios. Incluso el tráfico me la trae un poco al fresco, porque para mí este blog vale más que unas cifras, unos seguidores, o el dinero que le podría estar sacando y no le saco. Pero ...

embarazo maternidad

Maternidad ¿Por qué no te preparan?

Buenas, Cuando nos quedamos embarazas nos entran muchos miedos, todo irá bien, el bebe estará bien, el parto??? Pero nos preocupamos tanto de la maternidad??? Me explico, nos pasamos 9 meses, por lo que veo, más preocupadas del parto qeu de la maternidad. Siempre estamos nerviosas de cuando empezarán las clases de preparación al parto pero Por qué no dan clases de preparación a la maternidad?? ...

embarazo madres trabajadoras maternidad actualmente ...

Maternidad invisible: ¿qué opinas?

¿Alguna vez te has sentido fuera de lugar, o como un bicho raro, por el simple hecho de ser madre? Seguramente, el título de este post os sorprenda a más de una. En una sociedad donde la mujer ha alcanzado cuotas de poder y relevancia social, antes inimaginables, ahora cabe destacar una pregunta que cada vez más madres en el mundo se hacen: ¿Acepta la sociedad de hoy en día a las madres? Algo tan ...

ahogarse bebe comprender ...

Mi Maternidad

La maternidad , es un sentimiento de otro mundo, es un cambio total de tu vida cuando decides tener hijos. El día a día criando un bebe recién nacido es demandante y llega hasta estresar y si no tienes apoyo por parte de la familia te podrías hasta deprimir ,eso es mi opinión con la vivencia que tuve y saque mis conclusiones, ser madre es difícil ,nadie nace sabiendo , talvez pensamos que tener un ...

niños embarazo maternidad ...

La maternidad en otros países

Una de las primeras cosas que aprendes, la primera vez que visitas otro país, es que cada cultura tiene un encanto, unos matices, y unos rasgos, que la hacen diferente a todas las demás, y no por ello inferior o menos respetable. Y que nuestras costumbres, no sólo por ser nuestras,son las correctas... Por eso, en muchos temas que se tratan, hay dos puntos en los que me suelo fijar y que me parece ...