comunidades

Nadie me advirtió sobre las otras madres

Nadie me advirtió sobre las otras madres

Esta frase la dijo hace unas semanas atrás mi amiga de noble corazón japonés cuando comentaba sobre todo lo que habló con el director del colegio en la entrevista de postulación de su hijo. El director le advirtió sobre todo lo que podría esperar del colegio, pero jamás le advirtió sobre las madres con las que se toparía. Si bien ella lo dijo en broma refiriéndose a nosotras, sus amigas del pandero. ¿Fue broma? ¿no? La frase quedó resonando en mi y ahora que se acerca fin de año y todas andamos más cargadas que nunca, resuena más fuerte.

Cuando buscamos colegio para nuestros hijos miramos todo: referencias educativas, valores, infraestructura, ubicación, rendimiento académico, idiomas y etc. Por supuesto, no nos limitamos a ir a un solo colegio (aunque algunas sí), vemos varias opciones y nos reunimos con jefes de admisión, profesores, directores y con quien sea necesario para estar tranquilos y seguros de nuestra elección. Cuando elegimos el colegio de nuestros hijos, sabemos con bastante certeza que esperar.

O creemos saberlo. Pues, como dice mi amiga de noble corazón japonés jamás se imaginó cuánto tendría que lidiar con otras madres y padres del colegio (pero para ser honesta ¿quién?). De alguna manera, el colegio logra sacar lo mejor (¿?) y lo peor de nosotras las madres. Algunas, regresan a la primaria y hacen tareas, llevan agendas, revisan horarios y andan más pendientes de las fechas de los exámenes de sus hijos que de sus propios compromisos. Otras, regresan a la secundaria y organizan planes, “play dates”, reus, fiestitas y similares, asegurándose -por supuesto – que en estos estén invitados los “más cool” pues, quieren asegurar la popularidad de sus hijos.

Al final, todo esto es válido siempre que no nos olvidemos que son nuestros hijos los únicos protagonistas de sus historias de vida y nosotras somos simples personajes secundarios. Nosotras tenemos nuestras propias vidas para protagonizarlas Espero.

El problema está cuando algunas neuromadres se ponen ellas mismas en actitud infantil o de quinceañera melodramática, dándole más fuerza a la frase de mi honorable amiga: “nadie me advirtió sobre las otras madres”. Cuando, por ejemplo, surgen rencores y resentimientos al crear panderos o grupos de whatsapp y no nos incluyen, o peor aún, cuando dejamos que un conflicto entre adultos influya en la relación de los niños y hacemos tonterías como dejar de invitar a cierto niño/a del salón porque hemos tenido algún problema con la madre. Incluso, hay casos que rayan en la insensatez y son aquellos en los que prestamos nuestros oídos a falsos rumores y habladurías creados por la mente artificiosa de alguna madre irritada.

¿A dónde se va nuestra madurez cuando caemos en estas murmuraciones? ¿Cómo podemos hablar sobre criar con empatía y respeto, criar niños leales y auténticos si nosotras no lo practicamos? Nadie le advirtió a mi amiga, así como nadie me advirtió a mí (ni a nadie para tal caso) que muchas veces nosotras mismas seríamos la traba más dura en lograr generar niños empáticos y de buenos sentimientos, amigos queridos y leales. ¿cómo lo vamos a lograr si nosotras mismas no lo somos?

Fuente: este post proviene de Blog de NeuroMamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: CrianzaMaternidad

Recomendamos

Relacionado

Crianza Familia Maternidad

¿Quién nos pone límites a las madres?

La semana pasada mientras tomaba café con una amiga nos topamos con una amiga suya. Ésta amiga, era algo mayor que nosotras y tenía hijos adolescentes. Como tenía que hacer tiempo mientras esperaba a su hija de 15 años, se sentó con nosotras y nos contó que su hijo mayor se graduaba este año, así que estaba muy emocionada pues su hijo se iría pronto de viaje de prom y además, a fin de año celebrar ...

Desmadreando Lifestyle

El incomprensible bullying entre las madres

AMORDESMADRE Se tiende a juzgar desde el desconocimiento, cuando debemos ser más empáticas y comprensivas entre nosotras Antes de ser madre pensaba diferente sobre la maternidad. Quizás pensaba que estaba sobrevalorada o no entendía por qué las madres se volcaban tanto en sus hijos y a algunas les cambiaba completamente el carácter tras la maternidad. Yo era de las que no entendía circunstancias, ...

niños

El club de las malas madres

Yo no soy una buena madre. Y probablemente usted, que me lee, tampoco. Si usted ha decidido quedarse en casa y consagrase al cuidado de sus hijos es usted una madre hiperprotectora, amén de un parásito, un ser que vive a expensas de otro y a espaldas de las verdaderas preocupaciones y dificultades de la vida. Si usted trabaja fuera de casa entonces desatiende usted a sus hijos, y nadie valorará el ...

general mamá busca su sitio

¿Sabemos las madres parar?

La entrada de hoy quizás podría ser titulada de forma algo mas genérica: -¿Sabemos las personas parar? O quizás también escrita en masculino: -¿Saben los hombres parar? O dirigida a las mujeres en general, sin especificar si son o no madres: -¿Sabemos las mujeres parar? Pero la he titulado: -"¿Sabemos las madres parar?" Por que soy mujer y pregunto por que motivo no se parar desde que ...

Crianza

Madres etiquetadas  o madres juzgadas

Madres etiquetadas, madres juzgadas todo el tiempo, nadie nace sabiendo nada, todas estamos en constante aprendizaje,  bueno sería que cada mujer que acaba de tener un hijo naciera con un libro de instrucciones, un manual para criar. Pero no, todas estamos experimentando la maternidad bajo diferentes circunstancias, presiones o situaciones y hacemos lo mejor que podemos. Últimamente leo mucho sobr ...

dialogo Hogar madre ...

MALAS MADRES (PERSPECTIVA)

Escucha el podcast Hoy comparto mi opinion de porque somos malas madres y la perspectiva desde el otro lado del consejo o sugerencia, el ser receptivos en situaciones que pueden ayudarnos a mejorar nuestra vida pero sobre todo aprender amarnos y buscar la independencia de nosotras quienes somos madres y que tarde que temprano somos quienes debemos despegarnos de los hijos con responsabilidad y amo ...

general artículos

LA CULPABILIDAD

Si habéis leído mi último post ¿eres una madre zen o una madre estresada? Sabréis que el 90% de los cuidados de doña Cuchufleta recaen sobre mis hombros debido al horario laboral de mi señor marido. Así que cuando llega el fin de semana, aprovecho para soltar lastre, darle a él parte de esa responsabilidad para que puedan tener los momentos padre-hija que durante la semana no pueden tener y, ya de ...

general los in accesorios ...

Las bici madres

Muchas son las madres que utilizan la bici como medio de transporte, ya sea por deporte, para recorrer varios puntos sin el problema del estacionamiento, para ahorrar en transporte público o porque se desenchufan pedaleando. Hoy sale mash up de secciones, "Los in" + "Tiempo de 02", dedicado a las bicimadres, con una selección de cositas preciosas para las que eligen las dos rue ...

2 Años 3 Años 4 Años ...

Ideas para recordar su primer día de colegio

Se acaban las vacaciones de verano y cada vez está más cerca la vuelta al cole. Ya seas de las madres que no pueden pensar en que su pequeñín empiece el colegio sin llorar, o de las que están deseando que empiecen las clases, te proponemos comenzar una nueva tradición familiar: Hacer una foto a tus hijos en su primer día de colegio (y, si te ves con ganas también del último día de colegio como yo ...

curiosidades mensajería redes sociales ...

Los 10 mandamientos para que grupo de WhatsApp de madres del colegio no sea una pesadilla

Recientemente un colegio de Buenos Aires, ha publicado en su red social oficial un manual de uso de WhatsApp para madres, ya que muchos de los mensajes que se reciben no aportan realmente información útil en el grupo. Publicar una imagen de una prenda de ropa perdida implica recibir al menos 25 mensajes de mamis con un "De mi hijo no es" como respuesta ¡Conozcámoslo para saber como usar ...