comunidades

¿Padres o colegas?

Actualmente existe la creencia de que los padres tienen que ser "amigos" de sus hijos. Y quienes lo consiguen presumen de ser familias "democráticas", de tratarse de igual a igual... Pero muchos sabemos que esto no es lo adecuado. Que los niños necesitan, además de afecto y cuidados, normas, límites, adultos de referencia capaces de ofrecer seguridad, contención y guía. Pero hoy la sana autoridad, que la mayoría confunde con autoritarismo, está mal vista. Todo tiene que ser "horizontal", todos pretendemos ser iguales, nadie manda, nadie obedece, todo tiene que decidirse "en común"... Por eso muchos padres, amparados en este marco ideológico "moderno", renuncian a sus responsabilidades parentales (que no siempre son fáciles, agradables ni divertidas) y se hacen "amigos" de sus hijos.

Son padres inmaduros y/o culpabilizados (por el estilo de vida que llevan o por conflictos/rupturas de pareja) que intentan ganarse, apoyarse y/o controlar a sus hijos mediante el "colegueo". Alternan con ellos en las redes sociales, se visten igual, lo hacen todo juntos (deberes, compras, cocina...), pagan sus "botellones" y caprichos, salen con ellos de fiesta, se emborrachan juntos, ligan juntos y, en los casos más patológicos, incluso comparten actividades sexuales... Nos hemos ido al extremo contrario. Antes a los padres había que tratarles de usted y tenían carta blanca y mano dura para todo. Hoy, temerosos y permisivos en exceso e identificados con sus hijos, muchos ni siquiera pueden ofrecer un mínimo referente y guía. Porque cualquier progenitor-amigo, siendo tan inmaduro como el hijo, sólo podrá transmitirleconfusión y desamparo.

Los padres-amigos en realidad lo que hacen es alentar la dependencia de sus hijos, no su capacidad para vivir. Y esto es así porque los utilizan para canalizar su propia neurosis y prolongar su propia infancia o adolescencia, que nunca quisieron/pudieron abandonar. Se refugian en ellos para robarles inconscientemente su amor, para obtener poder, para usarlos como alivio de sus males o confidentes de sus penas, y también, en algunos casos, para competir con ellos por envidia de su fuerza, belleza y juventud... Esta clase de vínculos son, evidentemente, disfuncionales porque anteponen las necesidades de un adulto dañado a las del niño, y porque, en definitiva, niegan al hijo. Y la consecuencia de esta negación es que lo llenan de confusión sobre su identidad, le privan de referentes respetables/admirables, bloquean sus verdaderos sentimientos, le impide sentirse protegido, seguro y genuinamente amado... Todo eso constituye, en fin, una dolorosa orfandad que repercutirá negativamente en muchos aspectos de su vida (relaciones, parejas, trabajo, etc.). Una orfandad que sólo le acarreará sufrimientos neuróticos (inseguridad, adicciones, depresiones, ansiedades, trastornos alimentarios o de personalidad, oposicionismo, problemas con la autoridad, etc.).

Porque los padres-colega son, en realidad, una renuncia, una negación del rol parental. Toda buena madre, todo buen padre debería ser consciente de que los hijos no están llamados a sustentar en ningún sentido, ni físico ni emocional, a sus progenitores, sino al revés. Como en el resto de la Naturaleza. Que la maternidad/paternidad es un vínculo intenso, difícil, hermoso y profundo, pero también debe ser... transitorio. Que los roles de mamá y papá, dada su vital trascendencia, no son compatibles con ningún otro. Que padres e hijos deberían desarrollar las demás funciones importantes de su vida -amistades, pareja, aficiones, vida social.... fuera del marco familiar. Porque las relaciones padres-hijos nunca podrán ser realmente libres y maduradoras si están interferidas o debilitadas por funciones que no les corresponden y que impiden al hijo destetarse, construir su propia vida. Esto forma parte, en mi opinión, del AMOR.

En conclusión, vemos cómo creencias tan modernas, mensajes tan populares y admirados por la mayoría como la "amistad" entre padres e hijos, son en realidad síntomas de una sociedad extraordinariamente confundida, en la que todo vale y en la que muy pocos son capaces de comprender que se puede ser afectuoso y tener autoridad al mismo tiempo. Y que eso es precisamente lo que los hijos necesitan: padres que ejerzan como tales, que les proporcionen afecto, pero también seguridad, fuerza para vivir, confianza en sí mismos y en el mundo... Cuando esto ocurre, esos hijos vivirán satisfechos y podrán elegir todos los amigos que quieran.

Fuente: este post proviene de Viaje Interior, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La verdad del "contacto cero"

Últimamente leemos con frecuencia que, si tomamos la decisión de romper con la familia, la pareja o cualquier otra persona/s que nos daña sin remedio, es mejor evitar toda relación con ella. Necesitam ...

CASOS REALES: Vivir así es morir

por CKS Siempre la misma historia. La puta ceguera de lo políticamente correcto, que ya no soporto. Llevo diez años quejándome. Esto parece el mundo al revés. Todos os fijáis en el arañazo, en las bom ...

El paciente narcisista

El terapeuta sufre a menudo con sus pacientes pero lo soporta por amor a ellos, y a su propio oficio. Sin embargo, hay también esfuerzos y sufrimientos que, demasiado a menudo, no sirven para nada. No ...

Recomendamos

Relacionado

crianza natural guardería y colegio planes en familia ...

Niños sin límites, padres sin autoridad

Lamentablemente todos conocemos casos de niños sin límites. Niños sin límites que al llegar al cole ejercen un poderoso efecto negativo sobre los demás. Niños con caracteres fuertes o sencillamente mal educados. Y cuando digo mal educados lo digo con todo el sentido de mala educación. El exceso de permisividad y la falta de autoridad de algunos padres da lugar a niños sin límites que navegan por e ...

Escuela de padres

Padres inmaduros, los Peter Pan que no crecen ni dejan crecer.

Existen un tipo de padres inmaduros, infantiles, eternos adolescentes que se niegan a crecer. Padres inmaduros que se resisten a asumir su rol de adulto, a tomar decisiones importantes, aponer límites y normas, que se rigen por el “laissez faire” o aquellos que pretenden seguir manteniendo su estilo de vida anterior a tener hijos, es decir, sin querer tener demasiadas complicaciones ni ...

Disciplina Escuela de padres Ser padres ...

Disciplina: límites y normas, algunas reflexiones

Todos nosotros vivimos en un mundo lleno de límites y normas, que nos gustan y aceptamos más o menos, pero que en definitiva nos ayudan a convivir, a ser respetados y a respetar a los demás. Los límites y normas nos proporcionan una forma de actuar e integrarnos en sociedad. (c) Can Stock Photo / serrnovik ¿Por qué son necesarios límites y normas en los niños? Para crecer y desarrollarse de un mo ...

límites y normas en la conducta infantil límites en los niños normas en los niños ...

¿Necesitan los niños con ECM normas & límites como el resto?

En la pasada feria de Biocultura, ocurrida en Madrid, tuve la ocasión de asistir a un taller-coloquio muy especial. Fue algo casi espontáneo porque no aparecía en ningún programa oficial del evento, pero quizá por eso se convirtió en el plato fuerte y más emotivo de las actividades allí acontecidas. Mamás (muchas de ellas, bloggers) de niños con ECM (errores congénitos en el metabolismo) hablaban ...

Escuela de padres Destacados

Padres obedientes

Padres obedientes trata de cómo los padres convertimos a nuestros hijos en niños mandones, desobedientes, autoritarios, pasotas, ególatras, individualistas o déspotas … Podría seguir añadiendo adjetivos pero creo que con éstos ya defino bastante bien el panorama que quiero dibujar. Inspirado en “El pequeño dictador” de Javier Urra, un libro altamente recomendable para todo aquel ...

general ana_cimino@hotmail.com

Padres para siempre

No es fàcil ser padres, lo repetimos una y otra vez a lo largo del tiempo y sin embargo vamos a ese camino interminable en medio de la mas absoluta ignorancia. Desde que nuestros hijos llegan al mundo empezamos la tarea de aprender a tratar con ellos, inundándonos de ternura al principio y haciéndonos crecer junto a ellos con sus altas y sus bajas, porque estas personitas llegan a cambiar nuestra ...

hijos integra salud talavera laura corrochano ...

Violencia de hijos a padres. Primera parte

La psicóloga, Laura Corrochano, nos habla sobre la violencia de hijos a padres. ¿Cuáles son sus características? ¿Qué factores la predisponen? Lee otros artículos sobre salud mental Noticia de Antena 3 sobre maltrato de hijos a padres.Ver vídeo Actualmente, por diferentes medios de comunicación, vivencias propias o de personas cercanas a nosotros, se da a conocer un problema cada vez más evidente ...

dermatitis atópica niños alergia ...

De Padres Atópicos...

Si es que ya nos lo dijo una dermatóloga a la que fuimos mucho antes de que naciera el peque: "Si ambos padres tienen dermatitis atópica o son de piel muy sensible, muy probablemente sus hijos correrán con la misma suerte". Y hete aquí que pensando yo que el peque se había librado, ilusa de mi, nos hemos encontrado con la aparición de tan indeseada visita. Una visita que, por lo que he l ...

En Familia crianza autoritaria crianza positiva ...

Estilos de crianza: padres autoritarios

La crianza autoritaria es un estilo de crianza caracterizado por altas demandas y baja capacidad de respuesta. Los padres con un estilo autoritario tienen expectativas muy altas de sus hijos, pero aportan muy poco en cuanto a retroalimentación y nutrición. Cuando los padres son autoritarios, los errores tienden a ser castigados severamente y si hacen algún comentario, suele ser negativo. Gritan en ...

abierta

Pedir perdón a los hijos

Sabemos que muchos terapeutas consideran curativo "perdonar" a los padres. Nosotros consideramos que, al revés, sólo si sanamos podemos (a veces) perdonarlos. En todo caso, ¿se defiende con igual ardor que los padres pidan perdón a sus hijos? Casi nunca lo he visto. ¡Qué maravilloso y reparador sería para el mundo que se fomentase por todas partes la necesidad de que los cuidadores se di ...