Blog de Fátima A. Idea guardada -1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Empezar a comer con cuchara

Un pequeño paso que marca un hito

portada
La primera cucharada de comida marca un hito de crecimiento en la vida de tu bebé. No sólo porque es el comienzo de una nueva etapa en el desarrollo, sino porque los buenos hábitos alimenticios empiezan desde temprano.

Si bien es cierto que cada niño tiene su propio ritmo, a los cuatro meses, la mayoría de los bebés ya tienen su aparato digestivo maduro como para procesar alimentos sólidos, posee el control de la mandíbula necesario para mover los alimentos de un lado a otro de su boca y los riñones listos para el desafío que implica esta nueva forma de alimentarse.

En esta fase alimenticia, el bebé dejará de chupar como única manera de nutrirse y empezará a utilizar sus encías para morderlo y masticarlo todo, incluso la comida. Antes y durante la aparición de los primeros dientes, el bebé morderá y masticará con las encías, utilizando la gran cantidad de saliva que produce para ablandar los alimentos. Es más, dicen los expertos que morder y masticar con las encías estimula el alineamiento correcto de los dientes cuando éstos aparecen.

¿Cómo saber si está listo para la cuchara?

Lo primero que debes hacer es observar a tu bebé para darte cuenta de si ha llegado el momento de la incorporación de los sólidos en su dieta. Tu bebé mismo te dirá cuándo está listo para comer. Existe una serie de puntos a considerar para saber si ha llegado el momento de darles de comer con cuchara:

   1. Parece que se queda con hambre después de tomar la leche.

   2. Pide el pecho o el biberón más a menudo.

   3. Se despierta más durante la noche después de haber logrado dormir más horas seguidas.

   4. Se sienta correctamente en su sillita.

   5. Mantiene la cabeza erguida con estabilidad.

   6. Es capaz de hacer movimientos de masticado.

   7. Ha aumentado de peso significativamente desde que nació (en general, se sugiere que se incorporen sólidos cuando el bebé ha duplicado su peso desde su nacimiento).

   8. Demuestra interés o inquietud por las comidas que comen los demás.

   9. Parece más inquieto y llorón que antes.

Si tu bebé muestra algunos, o todos estos signos, es probable que esté listo para empezar a comer. Recuerda que siempre debes consultar con su pediatra cuándo, qué y cómo le darás sus primeros alimentos sólidos.

Agradecimientos: a Univisión Online. Univision.com All Rights Reserved.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado