Criar en positivo Idea guardada 68 veces
La valoración media de 222 personas es: Excelente

Te odio mamá ¿te suena la frase?

Te odio mamá, no te quiero, déjame en paz, me agobias, me voy de casa, no quiero saber nada más de ti. Esas frases….

Cuando un hijo las dice llegan a lo más profundo.

Las dicen desde niños muy pequeños a adolescentes. No hay una edad establecida para que esto ocurra. ¿Cuándo duele más, cuando las dice un niño de 3 años o un adolescente de 15?. Difícil respuesta.

Lo que sí podemos saber, es qué hacer en esos momentos y qué puede ocurrir para que nuestro hijo nos haya dicho algo así.

¿Qué hacer cuando tu hijo dice “te odio mamá”?

Ante todo y siempre mantener la calma, no entrar en una batalla con él porque no se trata de ganarle y convertirle en perdedor. Lo importante es hacerle responsable sin necesidad de culparle y encontrar una solución.

Como hemos dicho en otras ocasiones en Disciplina Positiva buscamos soluciones, no buscamos culpables.

Si nuestro hijo llega a decirnos cosas de este tipo seguramente lo que sienta es una gran necesidad de ser comprendido. De que entendamos sus sentimientos y le demos importancia a lo que le ocurre, a lo que piensa, a lo que le pasa y a lo que necesita. Realmente cuando una persona le dice a otra, “te odio”, quien lo está diciendo debe sentirse muy dolido.

Si nuestro hijo se siente dolido, se siente herido, no se siente aceptado y amado, su respuesta ante nosotros probablemente sea la de hacernos daños y hacernos sentir como él  se siente. Su dolor le impide darse cuenta de que hay más opciones. Para eso estamos nosotros, sus padres, para enseñarle que hay  otras maneras y que no es necesario sufrir.

A pesar de que sus palabras van a hacer que nos sintamos decepcionados y muy disgustados, la mejor manera  y lo primero que debemos hacer para llegar a encontrar  una solución es reconocer que nuestro hijo está dolido. Que su comportamiento “vengativo” es una reacción al dolor que siente. No es un mal niño, es un comportamiento normal de acuerdo a las circunstancias que le han llevado hasta ese momento. Es muy importante que saquemos de nuestra mente la idea de que nuestro hijo es malo por decir este tipo de cosas. Y más importante aún que no le transmitamos a nuestro hijo que es malo por ello.

Te-odio-mama


Aunque lo primero que te venga decirle en ese momento sea ¿cómo eres capaz de decirme eso?, ¿qué malo eres conmigo?, ¿cómo puedes hacerme esto a mi?, evítalo. Simplemente acepta y reconoce ese comportamiento como la señal que te está indicando que tu hijo está dolido y que debes acompañarle y ayudarle hasta que ese dolor desaparezca.  Y no sólo aceptarlo y reconocerlo, también hacérselo saber. Transmitirle que entiendes que con lo que te acaba de decir te has dado cuenta de lo mal que se siente y lo dolido y herido que debe estar para haber dicho algo así. Qué estás a su lado para que juntos podáis hablar de como os sentís mutuamente sin reproches ni sermones sobre lo que acaba de ocurrir. Hablando desde el corazón. Con ganas de resolver la situación, no con ganas de dar ninguna lección.

Cuando nuestro hijo nos dice este tipo de frases es algo que debemos trabajar con tiempo. No sólo cuando haya ocurrido. Debemos hacer un trabajo diario con él. Validando sus sentimientos tanto en ese momento como en días sucesivos. Seguir observando, preguntando cómo se siente, demostrándole lo mucho que nos importa que esté bien y que no nos importan esas palabras. Lo realmente importante para nosotros es él, no lo que dice y hace.

Que no necesita hacernos sentir mal para que nos demos cuenta de que nos necesita a su lado. Que somos sus padres  y le apoyamos incondicionalmente tanto en lo bueno como en lo malo. Que no solo vamos a estar apoyándole en los buenos momentos, estaremos en los malos también que será cuando más nos necesite.  Que va a ser capaz de solucionar con nuestro apoyo lo que le haga sentir así porque nosotros vamos a poner todo lo que esté en nuestra mano para conseguirlo.

te-odio-mama


Tenemos que ser capaces de dejar a un lado los sermones y charlas interminables llenas de reproches para abrir la puerta a una comunicación en positivo donde el objetivo sea encontrar la solución, no encontrar un culpable.

Una solución que debe ser respetuosa para ambas partes. Algo que se consigue, dejando de lado nuestro “orgullo” de padres y poniéndonos en el lugar de nuestros hijos. Lo que les enseñará a ellos a ponerse también en nuestra piel y se darán cuenta que estamos con ellos, no en contra de ellos. Sentimiento que especialmente en edad adolescente es muy común y que si desde pequeños lo trabajamos y les demostramos que estamos con ellos, nuestra tarea como padres de adolescentes será un poquito más “sencilla”.

Si tu educación gira en torno a estos valores puedes unirte a nuestro grupo de Facebook Educar con Disciplina Positiva donde podrás compartir experiencias.

También puedes seguirnos en facebook

La entrada Te odio mamá ¿te suena la frase? aparece primero en Criar en positivo.

Fuente: este post proviene de Criar en positivo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Crianza responsable y respetuosa

Años atrás, la principal forma de educar a los niños era a través del estilo autoritario y a veces punitivo, los padres y maestros se comportaban de manera arbitraria, controladora, represiva, sin ten ...

El secreto para ser una mamá feliz

Hay momentos en mi vida en que la gratitud se escapa de mi presente. Encontrar gratitud y alegría puede ser difícil cuando estamos constantemente enfrascadas en las luchas de poder en la crianza de nu ...

Recomendamos

Relacionado

embarazo me dijeron que mi hijo era infeliz

Cuando me dijeron que mi hijo era infeliz

Como la mayoría de las madres que deben reincorporarse a sus empleos luego de la baja de maternidad, recurrí a una guardería para poder dejar a mi hijo, lo que nunca imaginé es que llagaría aquel día en que me dijeron que mi hijo era infeliz. Cuando dejas a tu bebé, tu preciado hijo en la guardería, piensas en que ese lugar que has estudiado previamente, del que te has asesorado en cuanto a su mét ...

general escuela de padres imprescindibles

¡Siéntate conmigo mamá!

“¡Siéntate conmigo mamá!” ésta es una de las frases que a diario me dicen mis hijos. A ellos, al igual que a todos los niños, les gusta que esté a su lado, que me siente con ellos a pintar, a ver la tele o a jugar. ¿Te sientas suficiente con tus hijos? Hoy hablamos de la importancia de parar y compartir tranquilamente unos momentos con nuestros hijos, de sentarnos junto a ellos y disfr ...

general maternidad rock

10 confesiones

Este año mi hijo Gael y yo cumplimos dos años juntos. No pretendo hacer un recuento edulcorado de estos realmente maravillosos y divertidos meses ni tampoco ahondar en relatos amargados de la difícil vida de una mamá de tres. Lo que sí quiero hacer es un lista de confesiones que tal vez ayuden a ? no, no van a ayudar a nadie. En realidad me provocó confesarme. Debe ser mi educación católica manif ...

general

Permite que tu hijo te conozca

Lo sé, el titulo suena extraño y es casi seguro que todas las mamas me dirán que sus hijos la conocen desde que nacieron, lo cual hasta cierto punto es cierto, pues como tal vez muchas dirán el hijo sabe el color de cabello de su mama, su nombre, su contextura, sabe cómo cocina, sabe si se maquilla o no, sabe cómo se viste, en fin sabe muchas cosas cotidianas de su mama En cierto modo el niño solo ...

Libros infantiles Libros y manuales álbum ilustrado ...

A veces mamá dice un álbum sobre dos mundos que colisionan

«A veces mamá dice …» es un álbum ilustrado de Ana Sarrías Oteiza dirigido a niños y niñas a partir de los 3 años. Una propuesta de Bruño Editorial perteneciente a la colección Menudos álbumes. Un libro que desde una tierna sencillez nos explica cuán diferente se ve el mundo cuando eres niño y lo difícil que es entender algunos mensajes que los adultos les lanzamos. Reseña editori ...

Comunicacion respetuosa Consejos para padres y madres Experiencias reales

Refuerzo positivo o alternativa al castigo

En su libro “Como hablar para que los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen” Adele Faber y Elaine Mazlish explican que en muchos de los grupos de padres que ellas gestionaban, surgía a menudo el tema del castigo. “Pero ¿por qué castigas a tu hijo/a ante determinada conducta?” preguntaban ellas a esos padres confundidos. – Porque si no castigo, el niño trata de salirse con ...

Hijos Maternidad Reflexiones Personales ...

No le diga a mi hijo "ven conmigo que te voy a dar caramelos"

No le diga a mi hijo “ven conmigo que te voy a dar caramelos”. Por mucho que crea que es un comentario inofensivo. Por favor, no se lo diga. Estas mismas palabras he pronunciado hace unos minutos, no muchos, inmediatamente antes de llegar a casa. Aunque estoy segura de que no se pronuncian a menudo. No tantas veces como realmente quisiéramos, por prudencia, por educación, por respeto. ...

psicología infantil educación infantil crianza natural ...

10 consejos para mamis primerizas

¡Buenos días a todos! Aprovechando que se acerca el Día de la Madre (y pasando por alto que hoy es el Día del Trabajador), he querido  crear este post. Durante mis años como educadora infantil, siempre he recibido numerosas consultas de padres (sobre todo mamis, aunque también algún papá), preocupados por la forma en la que estaban criando a sus hijos. Hábitos como la alimentación, el sueño, el or ...

embarazos y partos parto

Mi segundo parto: Noah

Yo lo llamo el parto exprés. Rompí aguas y a la hora y 40 minutos ya tenía a mi hijo en brazos. Una maravilla. Así que muy largo no será el relato jeje. Cumplía el 10 de diciembre. Esa misma noche, la madrugada del 10 de diciembre estaba mi marido estudiando para un examen de la Universidad y yo me puse a limpiar como una loca hasta las 03:00 a.m. . Mi marido bromeaba diciendo que me veía muy act ...

embarazo caricias crianza ...

Felicidades señora por ese... ¿Hermoso bebé?

Este fin de semana leía el comentario de una madre que se sentía un poco mal porque la gente centraba toda su atención sobre el nuevo bebé y no dirigían ni un cariñito a su niño mayor, lo cual visto así es bastante cruel, y nos hace considerar, si en estos casos los mimos deben ser equitativos, que es lo que se espera de esta situación meramente social, ¿queremos que solo nos digan Felicidades señ ...