Blog de Fátima A. Idea guardada -1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Ahorra en tus vacaciones de verano

Este año más que nunca

Cada año son más las familias que adelantan sus vacaciones al mes de junio. La huída de las aglomeraciones y la posibilidad de encontrar ofertas interesantes al no tratarse de temporada alta, son dos de las razones principales que animan a escaparse a la playa unas semanas antes de lo habitual.

Pero este año caracterizado por el déficit económico, en lo que se piensa es directamente en ese dinero que podemos ahorrarnos durante todo el transcurso de nuestras vacaciones. ?Quieres saber algunos trucos para notar en tu bolsillo esas ganancias?

Viajar económicamente en coche

Más de la mitad de los españoles elegimos como destino una zona de playa para nuestro descanso veraniego y, aunque cada vez somos más los que decidimos salir de nuestras fronteras, el atractivo de nuestras costas y la variedad climatológica y cultural de nuestra geografía hacen que sean muchos los que se queden. Si estás entre ese grupo de personas, el coche siempre es una buena opción pero ojo, no de cualquier manera.

Despacito y buena letra. El tándem seguridad y ahorro te tiene que acompañar tanto a la ida como a la vuelta. Piensa que viajas con tu familia y ellos son la prioridad, pues están, por así decirlo 'en manos del conductor' y cada imprudencia que evites, será un punto a favor de vuestra integridad física en la carretera.Los frenazos, volantazos y adelantos son innecesarios, peligrosos y hacen que aumente desproporcionadamente el consumo del vehículo.

Circula con paciencia. Si no habéis salido de casa a la hora que teníais programada y ahora os ha pillado la caravana, piensa que las prisas no son buenas consejeras, poned una música que os guste por igual y disfrutad del viaje en carretera, puede ser un vínculo que os una más aún, sin daros cuenta.

                                            

Destinos baratos

Afortunadamente, hoy en día encontrar paquetes de viajes interesantes y en los que invirtamos poco dinero a la vez no es tarea difícil. Con la crisis muchas compañías, hoteles y aerolíneas están 'tirando los precios por el suelo' y saben que las familias no suelen comprar sus vacaciones con mucha antelación, por ello, si a estasd alturas aún nos sabéis dónde descansaréis en familia, tened en cuenta que dadas las circunstancias, vais a contar durante prácticamente todo el verano con ofertas económicas de viajes.

En España existen muchas zonas que tradicionalmente han sido destino de familias de clase media y que cuentan con un montón de actividades y atractivos turísticos para todas las edades. Si quieres ir a lo seguro, elige en base al tiempo que hará (el Mediterráneo casi siempre cuenta con clima cálido en verano) y que el lugar en sí os permita disfrutar sin gastar mucho dinero. Ya sabes que depende de qué zona de costa vayamos, podemos gastar el doble, incluso el triple.

Acorta la estancia

Si acostumbrabas a irte con tu familia más de una semana fuera, quizá este sea el año en el que debas acortar un poco tus vacaciones de verano. Piensa que 'lo bueno si breve, dos veces bueno', y que, en vez de diez días pensando en 'llegar bien' al fin de vuestro descanso playero, seguramente sea mejor pasar seis o siete disfrutando holgadamente.



También puedes dedicar una semana a pasar esos días de relax con tu pareja e hijos y reservar los fines de semana para lo que últimamente se viene catalogando como turismo de crisis, que es visitar a familiares o amigos cercanos que residan en destinos atractivos o sencillamente diferentes a la ciudad o localidad donde vivimos habitualmente. Descanso, cambio de aires y seres queridos, ?qué más podemos pedir?

Gastar 'lo justo'

Has de contar con los gastos e inversiones extras típicas de estas fechas, pero sin recortar del ocio y disfrute que os merecéis. Los helados, los souvenirs, las cenas fuera del hotel o apartamento, están incluidas dentro de lo normal pero cuidado, dosifica los gastos y trata de que la variedad siempre prime en vuestros planes. A los niños les divierte igual o más comerse unos bocadillos caseros jugando en la playa, que tomárselos en un chiringuito o restaurante donde quizá no estén tan ricos y cuesten el triple.

Si todavía no sabes qué hacer este verano, piensa tranquilamente qué es aquello que más os apetece dentro de vuestras posibilidades y decidid en familia qué es lo mejor para todos. Pero ten en cuenta que ocio y ahorro no tienen por qué ser incompatibles.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado