comunidades

Cómo germinar un fríjol – El valor de la paciencia




En casa es costumbre por las noches leer un poco, y en una de esas lecturas nos topamos con una muy interesante: El valor de la paciencia, del libro “El jardín de Dios”. De esta lectura surgió la idea de experimentar o aprender sobre la paciencia. Para ello llevamos a la práctica el experimento de hacer germinar un fríjol.

Que aprenden los niños:




Que tener paciencia es mantener la calma.

Para crecer se requiere paciencia.

Tener paciencia es esperar.

Aprenden a cuidar y ser responsable con las plantas.

Aprenden las partes de la planta.

Para este experimento necesitamos:

Un frasco o recipiente.

Semillas de fríjol

Algodón

Agua y mucha paciencia.

Procedimiento para la germinación del frijol

Dentro del frasco colocamos algodón de una manera que cubra todo el fondo. Colocamos algunas semillas de fríjol, nosotros colocamos 5, deben estar separadas. Luego agregamos agua, muy poca, no debemos sobrepasar de agua, es para humedecer el algodón. Buscamos un lugar de la casa donde entren los rayos del sol y todos los días humedecemos el algodón.


Los primeros días nos damos cuenta la ansiedad que tienen los niños para que la planta germine, preguntan siempre ¿cuándo va a salir la plata?. Cada día íbamos detallando los cambios que presentaba el frijol, y también notamos que algunos germinaron y otros no.

Después que la planta ha crecido, podemos pasarla a una maceta y esperar que dé frutos.



Esperamos puedan vivir esta experiencia con sus niños, aprenderán a saber esperar. @Madrenovata1

@MadreNovata

Fuente: este post proviene de Madre Novata , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos