comunidades

Jugar a adoptar diferentes roles: la magia de ser 'otro'

En el último post os contaba cómo potenciar la autoestima de vuestros hijos, especialmente, de vuestros peques bebés (0 a 3 años) . Algo aparentemente tan sencillo como el hecho de que tu hijo se sienta a gusto y libre jugando, va a ser vital para su buen desarrollo. Asimismo, será de gran importancia la percepción positiva que tenga de él mismo. Tener un sentimiento satisfactorio de nosotros, siempre ayuda a evolucionar. Y da igual si hablamos de niños pequeños. Ellos también pueden y deben desarrollarlo desde bebés.
Hoy toca hablar de un tema concreto que me hace especial ilusión abordar, probablemente, porque se, al hablar con mamás y papás sobre este tema ¡que funciona! Vaya si funciona...

Y es que, ¿hay algo más efectivo que poner a tu bebé a jugar con total libertad y dejando volar su imaginación?

El Juego de roles o jugar a ser otro es recomendado por expertos porque se trabajan diferentes lineas de la educación de los peques. Por un lado, estamos fomentando su creatividad. La imaginación toma todo el poder y como os venimos contando en post como el del Juego simbólico, vuestro hijo será el guionista y protagonista de su propia historia, pero siempre gracias a la inspiración de 'los mayores', sus referentes principales: vosotros dos. En segundo lugar, tu hijo potencia habilidades cognitivas como el lenguaje y  en tercer lugar, estaremos fomentando en ellos la capacidad de expresar sus emociones (inteligencia emocional)

Se suele decir que uno de los principales atractivos de este juego es que los niños suplen las ganas que tienen de ser mayores. Se convierten, por un día, o por unas horas, en sus superhéroes favoritos, en su futbolista preferido o quizá en ese astronauta que quieren ser de mayores. Pero esto no queda ahí. También pueden convertirse en perros o gatos, en un médico que salva vida o en el maestro de decenas de niños.

Si tu bebé está a punto de ir a la guardería, te recomendamos muy especialmente este tipo de juegos. Tu hijo se irá entrenando para convertirse en el ser más empático, gracias a vivir, aunque sea jugando, diferentes situaciones y perspectivas que no podría experimentar de ninguna otra forma. El juego de ser otro también alude a sensaciones o estados de ánimo. No tiene porqué incluir únicamente Ser otro personaje. Situaciones que no está acostumbrado a vivir, pueden ser igualmente efectivas para su aprendizaje mediante el juego.

¡Manos a la obra!

 


Imagen. Valentina Yachichurova/flickr

¿Algunos ejemplos de juego de intercambio de roles? Aquí van unos cuantos:

- Estar malito/a: si, a priori igual no suena muy apetecible, pero es uno de los típicos juegos que suele funcionar y en el que vuestros peques enseguida asumen 'de qué va' el funcionamiento. No se sabe a ciencia cierta por qué, pero es uno de los juegos de toda la vida que siempre han funcionado. Haced que vuestro hijo sea el 'paciente' y vosotros el médico o enfermero y luego intercambiais roles. Tu hijo adquirirá valores como la responsabilidad, la empatía y la solidaridad. Ponerse en el lugar del débil, ayudarle o tenderle una mano si lo necesita e identificar cuál es su tarea o rol en dicha situación, ayudarán a tu hijo en su futuro. ¿A que nunca pensaste que un juego pudiera dar tanto de sí?

-Maestro/alumno. Aunque sea pronto para mostrar a tu hijo cómo funciona una clase de primaria, si que puedes ir introduciéndole en el mundo Preescolar, gracias a este juego. Estarás fomentando en tu peque las ganas de aprender y de asistir a clase, valorará la figura del maestro, gracias a ponerse en su lugar, y comprenderá la necesidad de descubrir nuevos referentes que ya no son exclusivamente papá y mamá. La figura del maestro ha de cobrar importancia en la vida de tu hijo.  Aprovechamos, a su vez, este 'escenario' de escuela para potenciar el vocabulario académico, aunque sea temprano: maestro, alumno, clase, pizarra, compañero, patio, recreo, tarea, dibujo....

-Jugamos a ser animales. Pocas circunstancias como tener animales cerca, gustan tanto a los niños. Ya os comenté que los peques y las mascotas, por lo general, tienen un vínculo muy especial. Aprovechemos esta unión tan bonita para jugar a que ellos son los animales. Podemos fingir que hay un zoo en casa. Les pediremos que se comporten, cada vez, como un animal diferente. A su vez, podemos animar a nuestro hijo a que emule ''cómo hace la jirafa...'' o ''cómo hace el elefante''. Dejadle espacio y tiempo libre para que se explaye y saque toda su creatividad de sí. Os puede sorprender gratamente. Quizá tengáis a un artista en potencia en casa y vosotros, sin saberlo...

Para que los juegos se realicen de manera completa, podemos utilizar ciertos juguetes u objetos como parte de la ''escenificación''. LEGO DUPLO, una vez más, posee un sinfín de herramientas que nos vendrán de maravilla como padres. Y es que cuenta con todo tipo de juguetes, según la franja de edad de tu bebé, y con la certeza de que son seguros, para que tu hijo juegue libremente y no tengas que preocuparte por nada. ¿No es genial?

¿Se os ocurre algún otro juego para poner en práctica en casa?

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos