comunidades

Los Martes y Yo: Un poquito de hipocresía.

SwingersStyle

        No, no te has equivocado de blog. Estás leyendo Cuando Olía a Vainilla pero ya sabes que los martes dejamos a un lado las aventuras maternales, las anécdotas, consejos y demás historias que rodean el mundo de los más peques, el mío desde hace tres años y siete meses, para tocar otros temas. Y ahora se preguntarán ¿cuál es la relación entre la hipocresía y la foto? Y yo diré, yo escribo, yo tengo el poder, ja ja ja ja. Bueno, vale, les contaré....

          La semana pasada hablando con una amiga, antigua compañera de trabajo, y que se ha convertido en empresaria, exactamente, tiene una empresa online en la que entre otras cosas pueden encontrar el modelito, que no a la modelo, de la foto, volví a darme cuenta de lo hipócrita que es nuestra sociedad.¿Por qué?

              Ella estaba indignada, por no decir cabreada, ¡hala, ya lo he dicho! Facebook acababa de censurar una foto de su web porque se veía un par de tetas, y sí, he dicho tetas. ¡Y no hablo de las tetas y tetes valencianos! Esa era la segunda vez que le pasa y estaba subiéndose por las paredes, por las paredes cibernéticas. Entonces le comenté que no me extrañaba ya que recordé el tremendo  lío que el año pasado se montó en facebook cuando fueron censuradas fotos de mamás dando de mamar a su bebé. ¿Qué hay de pornográfico en una foto de una mujer dando de mamar? Sólo una mente calenturienta puede verla de tal forma o alguien cerrado de mollera. Por cierto, ¿qué dirán ahora cuando hasta el Papa autoriza a las madres a dar de mamar dentro de San Pedro?

            El asunto está que a mí no me molesta ver a una mujer desnuda, quien dice a una mujer dice a un hombre. Prefiero que mi hijo vea un cuerpo desnudo al cuerpo sin vida y maltratado de un perro, un gato o cualquier otro animal y, sin embargo, los señores de Facebook eso no lo prohiben. Prefiero que mi hijo vea una foto de un cuerpo desnudo que el rostro de una mujer maltratada. Prefiero que mi hijo vea una foto de un cuerpo desnudo a la imagen de un niño muriendo de hambre porque sinceramente no quiero que salgan de mi boca las palabras que explicarían los motivos por los que ese pequeño se muere de hambre.

           Ah, por cierto, aquí les dejo la página de su tienda por si se quieren hacer un regalito ahora que se acerca San Valentín, ja ja ja ja, SWINGERSSTYLE LENCERÍA ERÓTICA

Besitos Avainillados

Fuente: este post proviene de Cuando Olía a Vainilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos