Padres

Mamá quiero leche Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Trabajar o no trabajar... sin culpas

¿La maternidad está en contraposición con la vida laboral?


La mayoría de las mamás que trabajan fuera de casa, sufre por dejar a sus hijos. Muchas veces se llenan de culpa porque se perdieron los primeros pasos o las primeras palabras, porque no estuvieron cuando se cayó al querer correr (porque si hubieran estado lo habrían podido evitar) o porque no pudieron ir a la actuación del nido. Suspiran cuando ven a una mamá que se queda en casa y disfruta de sus hijos.

Pero qué paradoja. Porque muchas mamás que se quedan en casa, se sienten culpables porque no aportan económicamente a la casa (vivir con un sueldo no es lo mismo que vivir con dos), porque estudiaron 3 o 5 años y no ejercen, porque están subidas de peso y no alcanza para el gym o la dieta, porque extrañan tener un tiempo para ellas, o porque esto o porque el otro...
Pareciera que la culpa fuera el apellido indeseado (y casi inevitable) que se le acollera al del esposo.


¿Les ha pasado? Pues creo que a todas, en mayor o menor medida. Y cuando ocurre, una sufre, se frustra, se enoja y hasta se deprime.
Cuando mi hijo mayor tenía alrededor de 2 años, trabajaba como independiente y tuve que viajar por unos días. El último día antes de volver sentía angustia y ansiedad, estaba hecha un loco por dentro, mis emociones a mil por hora, como un torbellino. Cuando llegué, abracé a mi esposo y cuando mi hijo me vio, se le iluminaron los ojos, sonrió, hasta que se acordó que me había ido y su mirada cambió a enojo y me volteó la cara. No me dejó abrazarlo ni cargarlo hasta el día siguiente! Casi me muero. Y eso que mi esposo pidió vacaciones para quedarse con él esos días que yo no estaría. Fue duro. Y ni qué decir de la culpa que sentía.
La culpa merece todo un post independiente así que en este me voy a centrar en lo que puse en el título: Trabajar o no trabajar... sin culpas.
Hace unos días estaba leyendo en la Biblia acerca de lo que significa ser una mujer virtuosa y me quedé pensando en que esta mujer sí que era trabajadora. Atendía a su familia, su esposo la llamaba bienaventurada, sus hijos la alababan, tenía criados, negocios, administraba su hogar.
Esta mujer virtuosa que se describe aquí, ciertamente trabajaba y con esmero y sabiduría. Pero también se dedicaba a su familia, no en vano la alababan sus hijos y su esposo. Y ese equilibrio no es sencillo de conseguir.
Entonces, creo, es una cuestión de etapas y prioridades. (Eso, en sí mismo, es un reto porque lo queremos todo).
Cada familia es un mundo. El carácter de cada cónyuge, de cada hijo, las necesidades particulares de esa familia, la etapa que están viviendo, los recursos con los que cuentan y decenas de consideraciones más. Por eso, lo que funciona para una familia, no necesariamente funciona para otra.
Si trabajo en oficina, desde mi casa, si tengo un negocio, si hago algo esporádico, si solo me dedico a mi casa y a mis hijos... es una cuestión de prioridades y necesidades familiares.
¿Tienes que decidir? Pon las cartas sobre la mesa y evalúa.
Primero que nada, no decidas sola. Tú y tu esposo son un equipo. Conversen con el corazón. Hagan una lista si es necesario.
¿Qué podrían considerar?
Qué edad tienen tus hijos
Si son pequeñitos ¿tendré alguien de confianza que los cuide bien mientras yo estoy trabajando?
Si están en el nido ¿quien los llevará, recogerá, atenderá y cuidará cuando yo no estoy?
Mi hijo es muy difícil a la hora de comer, ¿lo alimentarán bien cuando yo no esté?
Si están en el colegio ¿quién estará con ellos cuando vuelvan, con quien harán las tareas y compartirán lo que les suceda en colegio, a quién le contarán del primer chico o chica que les guste?
¿Quién se dará cuenta de las dificultades que está atravesando que él no sabe cómo explicar?
¿Es fundamental que trabaje ahorita? ¿Puedo posponerlo un tiempo más?
Qué necesidades económicas tenemos ahorita, ¿podemos vivir con un solo sueldo?
Mi hijo es de alta demanda o de voluntad firme, no se trata solo de cuidarlo, hay que educarlo, enseñarle a obedecer. Quien lo cuide ¿lo hará? ¿podrá?
¿Qué posibilidades tengo de hacer algo por mi cuenta o por horas?
Estas son solo algunas cosas, de hecho se te deben estar ocurriendo muchas más.
Cuando formas una familia ya no solo eres tú y tus deseos o aspiraciones (o yo con los míos, por supuesto). Se convierten en una comunidad, donde los miembros se aman de verdad, donde el amor significa hacerle el bien al otro; donde los anhelos y necesidades de todos entran al tablero familiar y todas cobran importancia y, según la etapa que están viviendo, se convierten en la prioridad de esa etapa. El egoísmo no tiene lugar y, por tanto, la culpa tampoco (no deberían, al menos).
Pero tampoco es que la individualidad de cada uno se pierda en ese proceso, las cosas no tienen que ser excluyentes, pero sí es fundamental establecer prioridades saludables para la familia como comunidad, con sus características, necesidades, expectativas y consideraciones, sin egoísmos, sin culpas, con amoroso sacrificio. Todos ponemos el hombro para construir la etapa que toca.
La verdad es que lo que siembras, cosechas.
El tiempo que inviertas en tus hijos tendrá impacto en el corto y largo plazo. Si tienes que trabajar, no dejes que la culpa te torture por no estar todo el tiempo con ellos; trabaja con amor y esfuerzo, y aprovecha el tiempo con tus hijos, involúcrate en sus vidas aún estando en la oficina. Si dejas de trabajar, tampoco dejes que la culpa te torture por no aportar económicamente a la casa o porque no estás creciendo profesionalmente. Estás creciendo como persona y como familia, estás sembrando en la vida de tus hijos y, como leí una vez, en esta época es un lujo para la familia que mamá se quede en casa. Son etapas, tal vez más adelante lo hagas, o no. Lo evaluarán cuando toque hacerlo.
Piensa también en tus motivaciones. La mayoría de los padres queremos darle todo a nuestros hijos, darles lo mejor. Pero es una cuestión de perspectiva. Para tus hijos, tú -papá y mamá- eres lo mejor. Así que, trabajes en oficina, desde tu casa o te dediques a ellos (lo cual también es trabajo pero no remunerado económicamente), hazlo sin culpa, con amor, alegría y gratitud. Porque sabes que cualquiera que sea tu decisión, lo haces por tu familia.
Fuente: este post proviene de Mamá quiero leche, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

general coaching coaching personal ...

Ya no tendrás que trabajar más.

¿Eres capaz de responder a esta pregunta? Si fueras un superhéroe, ¿cuál sería tu superpoder? Conocerte a ti misma, descubrir tu elemento en los tiempos actuales es más que necesario para alcanzar una vida real en la que podamos vivir con plenitud y consciencia. ¿Cómo hacerlo? A través de un mapa mental plantea un conjunto de palabras, imágenes y/o dibujos que reflejen tus deseos, tus aspiraciones ...

general blog

Lactancia materna, opción libre y sin presiones. ¿O no?

Lo primero que voy a dejar claro en este tema es que la lactancia es una opción personal por la que toda madre puede decidirse a ejercer o no. En los últimos años hay una especie de persecución para que las madres den el pecho a sus hijos como si no hubiera más opciones, cuando sin ir tantos años hacia atrás estaba casi mal visto dar el pecho y decían que era mejor y más prácticos los biberones. ...

general apps atención ...

Trabajar las dificultades de aprendizaje

Desde Special Apps nos ofrecen un montón de aplicaciones que podemos utilizar para trabajar las  dificultades de aprendizaje, Síndrome Down y autismo. Sus creadores son una organización sin ánimo de lucro que pretende acercar el aprendizaje a todos aquellos que tienen alguna dificultad a través de la tecnología  con la interactividad, sencillez e intuición que las aplicaciones proporcionan. Todas ...

general recursos agresión ...

Estrategias para trabajar con alumnos agresivos.

photo credit: grouch via photopin (license) Seguramente como profe, tienes o has tenido algún alumno agresivo en clase. Este suele ser un tema delicado y difícil de tratar, sobre todo, cuando hablamos de un aula con 30 alumnos, solo un profe y uno o varios de ellos con una conducta agresiva hacia el profesor o el resto de sus compañeros. En el post de hoy os voy a dejar algunas estrategias que cre ...

Vivencias dejar de trabajar con niños especiales niños especiales ...

Cuando dejas de trabajar con niños especiales

Por diversas circunstancias de la vida a día de hoy no me encuentro trabajando en mi rama profesional, pero eso no me impide seguir pensando en mi profesión, la cual amo con locura y me fascina. Cuando dejas de trabajar con niños especiales sientes un vacío grande, al menos a mi me ha pasado. Es muy difícil hacer tu día a día sin realizar lo que más te gusta para recibir a cambio lo más maravillos ...

general coaching coaching personal ...

El desafío de trabajar en la actualidad. Respetando tu intimidad.

Hablábamos en el post anterior sobre lo mucho que han cambiado los puestos de trabajo desde la Revolución Industrial y sobre cómo respetar esta actualidad laboral y nuestros espacios. Puedes leerlo completo aquí: El desafío de trabajar en la actualidad. Respetando espacios. Esta semana, trataremos sobre Nuestra Intimidad y la Intimidad de la Familia porque, cada persona es un mundo y no todos se m ...

Para amamantar

¿Amamantar o trabajar? Una mujer no debería tener que elegir

“Un responsable de la toma de decisiones de un país de América Latina una vez me preguntó si creía que al proporcionar incentivos monetarios se podría convencer a más madres de que amamanten a sus hijos. Lo primero que me vino en mente fue decirle que sí, que siguiera adelante con su iniciativa. Pensé en el programa de promoción de la lactancia materna “breastfeeding gear model”, pero luego ...

general educación infantil años ...

Tengo casi 37 años y estoy cansada de tanto trabajar!!!

Hola a todxs!!! Sé que todavía no me toca buscar cole para mi princeso y que queda unos cuantos años para eso, pero desde que soy mamá no puedo negar que el tema de la educación infantil es unos de los que más me apasiona y que a la vez me tiene más preocupada :-S Yo particularmente, no deseo que me hijo (y ningún niñx) tenga el tipo de educación que tuve yo…ni de lejos vamos!! Antes de empe ...

general actividades con niños cuentos ...

Princesas sí o princesas no

He leído en varias ocasiones que nuestras hijas no deberían creer en cuentos de princesas, porque las engañamos y crecen pensando que las mujeres conocerán a su príncipe azul y vivirán en un palacio de ensueño, felices para siempre. Que las guapas tienen todo lo que desean y las feas se quedan en casa fregando el suelo. Es cierto que la todas las películas de princesas realzan una parte de la muje ...

general

Deberes ¿Sí o no??

Estos días están saliendo en los medios de comunicación noticias y libros centrados en desprestigiar el uso de los deberes en casa. Un debate encendido, como muchos que rodean el mundo de los niños, y del que cada uno saca sus propias conclusiones pero nadie da una respuesta científica ni objetiva contundente. Los que están a favor dicen que es fantástico y los que están en contra argumentan que n ...