El Nido de Mamá Gallina Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Buena

MINI COCINA DE JUGUETE: #DIOGENERAS

mini toy kitchen


Ya sabéis que la afición por la cocina me viene de cuando era pequeña, así como la de hacer manualidades: siempre estaba cabilando en que nuevo proyecto embarcarme. Cuando ví una cocinita en el blog Made by Joel, me hizo mucha gracia porque era el tipo de cosas que me gustaba hacer de niña. No tenía muchos juguetes comprados, pero para mí no era un problema porque enseguida hacía lo que necesitaba. Además mi madre siempre estaba dispuesta a echarme una mano, bien dándome materiales (cajas, botones, tapas..) o ayudándome con las tareas más complicadas.
Ahora todo viene de China y no perdemos tiempo en hacer estas cosas, pero creedme que no es tiempo perdido sino ganado: tiempo de jugar con nuestros niños, de enseñarles a usar su creatividad, tiempo de disfrutar con prácticamente nada.... Ahora que mis hijos han crecido, echo mucho de menos esos momentos compartidos.


Mi aportación diogenera de este mes es esta mini cocina de juguete que puedes llevar incluso en el bolso para amenizar las esperas con los niños, ya sabéis: pediatra, dentista, banco, café....
Es muy fácil de hacer y  todos los elementos son reciclados: un buen plan para una tarde en casa y muchas horas posteriores de entretenimiento.
mini cocina de juguete


Como véis tiene de todo: un mantel, dos servilletas, dos platos, cubiertos, sartén, puchero, espumadera y muchos ingredientes para preparar los más suculentos platos.
mini cocina de juguete


MINI COCINA DE JUGUETE
Materiales
Una cajita de caramelos metálica o similar vacía.
Rotulador permanente negro o chalk paint negra.
Rotulador permanente plateado
Palos de polo
Palillos
Trozos de tela y fieltro
Bolitas de madera
Cartulinas y cartón de colores
Tapas y tapones de botes y botellas
Realización
Pintar la tapa de la caja de negro y cuando esté seca, pintar los fuegos y los mandos con el rotulador metalizado. 
El mantel y las servilletas están hechas con tela de una camisa vieja ¿os suena?
Las manzanas son   bolitas de madera a las que he echado un poco de pegamento en el agujero y luego he metido un trozito de tela empujándola con un palillo de dientes.
Los cubiertos están hechos recortando palos de polo, hay que andar con cuidado porque se rompen con facilidad.
La sartén es una tapa de un bote de anchoas que he agujereado con un clavo y un martillo y le he puesto un palillo como mango.
La cazuela es el tapón de una botella de zumo.
Los platos los he recortado de un plato de papel muy mono que tenía por casa.
El pan de molde y las verduras son de fieltro.El huevo frito, el biecon, la chuleta y el queso están hechos con cartulinas de colores.
mini toy kitchen

Todo queda perfectamente recogido en el interior de la caja para que no se pierda y poderlo llevar a cualquier sitio. Dejad volar la imaginación, porque seguro que se os ocurren un montón de elementos más para añadirle.
Y si queréis otra cocina de juguete un poco más grande, no os perdáis esta que hice con cajas de vino.
Para ver más proyectos de reciclaje pasaos por el blog de LAS DIOGENERAS.
Besos







Fuente: este post proviene de El Nido de Mamá Gallina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Juguetes y juegos

El mejor juguete para cada etapa (hasta los 3 años)

A veces elegir juguetes para los niños se puede convertir en toda una odisea. ¡Hay tantas opciones que elegir uno es muy difícil!, ¿Cómo saber cuál es la mejor opción? En mejoresjuguetes puedes encontrar algunas de las mejores opciones, pero hoy te quiero ayudar a elegir el juguete perfecto para niños entre los 0 meses y los 3 años. En cada etapa del desarrollo infantil los juguetes deben tener u ...

juguetes soluciones creativas coches de juguete ...

Cómo organizar coches de juguete y decorar al mismo tiempo

Entrar al cuarto de tus hijos y toparse con al menos una docena de pequeños cochecitos de juguete tirados por todos lados, ¿a qué madre no le ha pasado? En mi casa es el pan de todos los días. Será la influencia de famosas películas de dibujos animados, la pasión por la velocidad, los colores vivos de los carritos, la infinidad de modelos que existen o que lo heredan de los papás, pero a los niño ...