Padres

La Brujita Tapita Idea guardada 17 veces
La valoración media de 8 personas es: Buena

De la crianza respetuosa y otras cosas

Desde que soy mamá, y ya ha hecho cuatro años de ello, no ha pasado ni un solo día de mi vida sin que me cuestione a mí misma : ¿lo estaré haciendo bien? ¿será esto lo mejor para mis hijos? ¿podría hacerlo mejor? ¿soy la madre que mis hijos merecen?  Ni qué decir tiene que jamás encuentro respuestas, sino más y más preguntas que me pueden llevar a la locura total en cuestión de segundos. 
Un día, siendo la mayor un bebé de apenas 4 semanas, me navegué todo el intenné buscando desesperadamente el remedio mágico que hiciera que mi dulce bebita dejase de ser la niña del exorcista en una mañana de resaca y cogiera de una... vez el... chupete, para así yo poder hacer la cama y tal vez, sólo tal vez, darme una ducha de 5 minutos. 
Y ahí, agazapadas detrás de las letras de GOOGLE, estaban las dos palabras que me han perseguido desde entonces. "CRIANZA RESPETUOSA". 

Llámalo crianza respetuosa, llámalo criar con apego, llámalo como te dé la gana, el mensaje siempre es el mismo: el niño está por encima de todo. De todo. De to-do. Ojo cuidao, que estoy totalmente de acuerdo. Casi. 
Por supuesto, quiero a mis hijos más que a mi propia vida y/o a la de cualquier otra persona que conozca, haya conocido o conoceré, pero ¿significa eso que desde el día en que me convertí en madre mi vida ya no tiene más valor ni función que la de atenderles, cuidarles, amarles, mimarles y ser su fan namberguan? Pues yo digo no. 


Por supuesto, las necesidades básicas de mis hijos son infinitamente más importantes para mí que las mías propias o que las de mi Contrario, como para cualquier madre o padre del mundo mundial que no sea un psicópata. Pero a lo que vamos es a lo otro, al llanto en la cuna como si no hubiera un mañana, a la rabieta porque "me viste mamá", al pataleo incontrolado porque "quiero jugar con tu móvil" o al cabreo monumental porque le has dicho que en este momento de tu vida, en el que acabas de terminar de planchar cuatro lavadoras (y de colocarlas en los armarios), pues no te apetece mucho desenredarle el pelo a la muñeca de Elsa, sí, la misma a la que les has dicho cuarenta veces que no le suelten la trenza, que se iba a espelusmar.
Ante estas situaciones, tenemos dos salidas: la opción A, perder el culo por coger al enano de la cuna y que no llore, porque por lo visto llorar es lo peor de lo peor, dejar que la vista mamá, aunque eso signifique que mamá se vaya a trabajar a cara lavada o sin desayunar, y peinar a la... muñeca Elsa, aunque te duelan hasta las tiroides, o... y aquí viene el lío, la opción B, la opción de malamadre, la opción de "me voy a sentir culpable un mes", o lo que es lo mismo, terminar de ducharte tranquila, aunque eso signifique que tu bebé de cuatro meses llore (chille) de forma incontrolada durante tres minutos, pintarte el ojo y que la vista papá y tirarte en el sofá y dejar a Elsa con la melena alborotada hasta dentro de un ratito o incluso, hasta mañana. 
Y sí, lo habéis adivinado, yo opto por la B, por la malamadre, por permitir a mis hijos que sientan un poquito de frustración y por enseñarles a respetar que los demás también tienen sus necesidades, por hacerles ver que aunque siempre pueden contar con papá y mamá para lo importante (por ejemplo, para hacer una bola de Navidad para la guarde, que es a lo que voy a dedicar la tarde con Piruleta, mi mediana) habrá momentos en los que papá y mamá tengan que decirles "ahora no puedo" y no pasa nada, porque papá y mamá les quieren igual. 
Cada una lo hace lo mejor que puede y probablemente, muchas de las decisiones que tomamos no las hacemos pensando es si es "respetuoso", "natural" o con apego, sino en si es lo que nuestros hijos y nosotros necesitamos en ese momento. Porque si algo tengo claro es que lo que mis hijos necesitan es una madre descansada (aunque la mayoría de las noches somos cinco en la cama y a ver si sabéis quien duerme abrazada al larguero), una madre realizada, una madre con tiempo de ser madre, pero también mujer, hija, nuera, amiga, prima y hermana, una madre que sepa que no ha perdido nada al tener a sus hijos, que sólo ha ganado amor y más amor. 
Por cierto, por si os lo preguntabais, no conseguí encontrar la fórmula mágica para que Bubú, mi mayor, quisiera el chupete. Tampoco lo quiso Piruleta, la mediana. Y con Pititi, mi chiquitín, doy la batalla por perdida. 
Fuente: este post proviene de La Brujita Tapita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El lenguaje de los cromosomas

El pasado día 21 de marzo fue el Día Internacional del Síndrome de Down. A grandes rasgos, el síndrome de Down consiste en la duplicación de parte del par cromosómico 21, lo que hace que las personas ...

¡Felicidades, papá!

Mañana es el Día del Padre, lo que tiene su parte buena, que es que es fiesta (ya, ya sé que no es fiesta en toda España, pero aquí sí y estoy feliz, qué queréis que os diga) y su parte mala, que es c ...

Tengo superpoderes

Queridos lectores, hoy vengo a confesarme con ustedes, pues llevo sobre mis hombros una pesada carga, una losa que me acompaña de día y de noche y no me deja respirar. Tengo superpoderes. Poderes par ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

MATERNIDAD Y CRIANZA

Por qué elegí la crianza respetuosa para mis hijos?

Aunque la respuesta a la pregunta parezca obvia, para mucha gente no lo es... en muchas familias no se entiende una crianza donde si un niño hace algo que, a nuestro juicio, "está mal" no se le penalice con un castigo o con un sermón... Para muchos, quienes nos decantamos por una disciplina positiva, donde si algo no está bien, se explica al niño el porqué no lo está y que consecuencias ...

crianza experiencias

¡Logrando una crianza respetuosa!

Desde antes que naciera Sebastian, siempre mi esposo y yo tuvimos muy claro cómo sería la forma de crianza para nuestro bebé. Ambos creemos que nuestro niño tiene que ser escuchado, tomado en cuenta, ser criado con amor y cero violencia. Tenemos clarísimo que debemos darle tiempo de calidad a nuestro hijo, dejándolo explorar el mundo, descubrir poco a poco cosas pero siempre guiándolo. Aunque yo ...

Crianza Reflexiones Personales crianza respetuosa ...

La crianza respetuosa comienza predicando con el ejemplo

Cuando me quedé embarazada empecé a frecuentar foros de maternidad, gracias a los que conocí una manera diferente de criar a los niños, contraria a los estereotipos de no coger a los niños en brazos, no dormir con ellos, no dejarlos llorar… Ya sabéis a lo que me refiero. Crianza con apego, crianza respetuosa, son términos que no conocía por entonces y que llegaron a mi cuando ya tenía mi beb ...

general carlos gonzález crianza con apego ...

Mi selección de libros imprescindibles sobre crianza respetuosa

Si has visitado nuestra sección de libros mágicos te habrás dado cuenta de que me encanta hacer recopilatorios de libros. Así que hoy te traigo mi gran selección de libros relacionados con la crianza. Como puedes intuir, todos están enfocados en una crianza basada en el respeto del niño y en la nutrición afectiva como los pilares fundamentales para un desarrollo armónico del niño. No todos son li ...

general escuela de padres ser padres

Los 3 grandes retos de la crianza diaria.

Ser padre es una tarea inmensa, de aquellas que nunca acabas de imaginar hasta que tienes hijos y te conviertes en mamá o papá. Hay momentos muy buenos y otros en los que no sabes cómo acabará el día, sobre todo cuando debes hacer frente a alguno des estos 3 grandes retos de la crianza diaria, momentos en los que la hora de comer se ha vuelto un infierno, no hay quien recoja ni un solo juguete y p ...

general andanzas aprendizaje bebés ...

Los bebés y sus (r)evoluciones diarias

Recuerdo, porque provengo de una familia más que numerosa y tengo primos hasta debajo de las piedras, muchos de ellos menores que yo, que los bebés crecen muy rápido. Y que aprenden incluso a mayor velocidad. Y ser papá en prácticas y poder vivir esa (r)evolución diaria de una bebé no ha hecho otra cosa que confirmar esa percepción de rapidez que muchas veces uno tiene la sensación de que no deja ...

inteligencia emocional planes en familia psicología infantil ...

Si les hablamos con cariño y respeto conseguiremos MÁS cosas

¿Por qué tenemos asumido que los padres dicen, dictan y en ocasiones gritan y los hijos obedecen? ¿Es la educación un contexto unidireccional en el que los niños absorben normas sin posibilidad de dar feedback? Los expertos en crianza respetuosa defienden que cuanto más severo y duro sea nuestro lenguaje con nuestros hijos, más se bloquearán y menos caso nos harán. Si, como leéis. Puede que a cort ...

general andanzas círculos de padres ...

#SiLosHombresHablasen: Grupo de padres y crianza

Llevaba un tiempo queriendo hacerlo, pero por un motivo o por otro aún no había podido asistir en ninguna ocasión. Ayer, por fin, se aliaron los astros, y después de preguntar a cinco personas en poco más de 800 metros (ese es mi nivel en lo que a orientación se refiere) llegué a las 7 de la tarde a la Cocinita de Chamberí (Calle Trafalgar, 12 de Madrid), una encantadora tienda de alimentación inf ...

Mi mundo

II Jornadas de Crianza Respetuosa

¡Este finde nos vamos de evento! Bueno, de evento no, de EVENTAZO.  El domingo estaremos en las II Jornadas de Crianza Respetuosa de Sevilla con nuestro stand y dos talleres que ofreceremos gratuitamente a todas las embarazas que quieran pasarse para hablar sobre las alternativas naturales a la epidural. Las jornadas comienzan el domingo 8 de Mayo a las 11:00 h hasta las 20:00 h. ¡Así que te animo ...

general hablando de todo y de nada

Ayuda a tu hijo a conocer sus límites…

A lo largo de la vida nos vemos envueltos en múltiples contextos donde tenemos que enfrentarnos a situaciones que son retadoras y difíciles. La confianza será una habilidad clave en el desarrollo de la autoestima de nuestros hijos, aunque muchas veces se convertirá en un camino difícil. Como familia debemos ayudarlos a identificar y conocer sus propios límites. La educación dirigida en valores mar ...