Padres

Saludterapia Idea guardada 9 veces
La valoración media de 6 personas es: Muy buena

Descubre tu patrón de APEGO y si tu hijo lo repite

Cómo conocer tu patrón de apego
La formación del apego en nuestros primeros años de vida

La teoría del apego considera que los seres humanos necesitamos estar vinculados a otras personas de modo incondicional y duradero. Para lograrlo, al nacer, el bebé ya está dotado de los mecanismos de acción necesarios - o estrategias primarias promotoras del apego - que le permitirán interactuar con su cuidador principal, la figura de apego, que generalmente es la madre. En esta interacción con la figura de apego, tendrá lugar el desarrollo del bebé y la configuración del yo (self) que acompañará a la persona toda la vida.

Cuando la figura de apego responde sensiblemente a las señales del bebé, éste se tranquiliza y siente una sensación de seguridad que le permite desarrollar un apego seguro, basado en la confianza en el medio. En definitiva, cuando el bebé percibe a su figura de apego como incondicional, segura, estable y accesible se desarrolla un apego seguro.

Si por el contrario el bebé no obtiene respuestas a su despliegue de conductas promotoras de apego, o aquéllas son negligentes, el bebé se sentirá inseguro e intranquilo y activará unas estrategias secundarias para mantener la seguridad y la protección. Estas estrategias secundarias son la hiperactivación y la desactivación.

En la hiperactivación del sistema de apego el bebé intensifica las demandas de atención y afecto, exagera el peligro percibido y desarrolla una sobredependencia de la fuente de protección. Por el contrario, en la desactivación, el bebé inhibe la proximidad y desarrolla una hipertrofia de la autosuficiencia o una autoconfianza compulsiva, lo que generará el desapego.

En ambos casos, el bebé desarrollará un apego inseguro. En concreto, en el caso de la hiperactivación desarrollará un patrón de apego ansioso-ambivalente y en el caso de la desactivación desarrollará un patrón evitativo.

Esta primera interacción con la figura de apego es de gran relevancia en la vida de una persona, ya que la experiencia de la interacción con el otro significativo queda grabada en los circuitos neuronales de la memoria, conformando las representaciones mentales y los modelos internos del yo (self) y de los demás que nos acompañarán a lo largo de nuestra vida.

Clasificación de los patrones de apego

Partiendo de las aportaciones de Bowlby y Ainsworth - los padres de la teoría del apego -, Hazan y Shaver (1987) consideraron tres patrones de apego como expresión de los modelos internos de la persona: apego seguro, apego ansioso-ambivalente y apego evitativo.

Estos autores los describieron en su estudio del siguiente modo:

1. Apego seguro:

“Me es relativamente fácil estar unido íntimamente a algunas personas; me encuentro bien dependiendo de ellas y haciendo que ellas dependan de mí; no suelo estar preocupado por el miedo a que los demás me abandonen; ni preocupado porque alguien esté demasiado unido a mí.”

Patrón de apego: apego seguro


El 56% de la muestra pertenecía a este grupo.

2. Apego ansioso-ambivalente:

“Encuentro que los otros son reacios a unirse a mí tanto como yo quisiera; frecuentemente estoy preocupado porque temo que mi pareja no me ame realmente o no desee estar conmigo; deseo unirme completamente a otra persona y este deseo parece ahuyentar a la gente lejos de mí.”

Patrón de apego: apego ansioso-ambivalente


El 25% de la muestra pertenecía a este grupo.

3. Apego evitativo:

“Estoy incómodo en las relaciones íntimas - cercanas o de proximidad - con los demás; encuentro que es difícil confiar en ellos plenamente; me resulta difícil permitirme a mí mismo depender emocionalmente de ellos; estoy nervioso cuando alguien trata de intimar demasiado conmigo; con frecuencia mis parejas desean que yo intime más con ellos de lo que me resulta cómodo a mí.”

Patrón de apego: apego evitativo


El 19% de la muestra pertenecía a este grupo.

Así pues, las personas seguras tienden a integrar los elementos cognitivos y emocionales sin considerarse víctimas de estos, las personas ansioso-ambivalente se centran en lo emocional y las personas evitativas sobrevaloran los elementos cognitivos e ignoran lo emocional.

Cómo saber cuál puede ser tu patrón de apego

Se honesto contigo mismo y observa cuál de los tres patrones se acerca más a tu modo de percibir las relaciones con personas cercanas y significativas para ti; en especial tus padres, tu pareja - o parejas - y amigos íntimos.

Sin duda, hoy en día, existen instrumentos más elaborados para ahondar en el patrón de apego y en el modo en que éste influye en nuestras relaciones, pero como avance y de forma orientativa la clasificación de Hazan y Shaver sigue siendo una primera aproximación útil para saber cuál es nuestro patrón de apego.

Referencias bibliográficas:

Gómez-Zapiain, J. (2009). Apego y sexualidad. Entre el vínculo afectivo y el deseo sexual. Madrid: Alianza Editorial.

Hazan, C., y Shaver, Ph. (1987). Romantic love conceptualized as an attachment process. Journal of personality and social psychology, 52(3), 511-524.  

Fuente: este post proviene de Saludterapia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Qué es el Taichi Chuan tradicional

El Tai Chi Chuan o Taichi, según quien lo define, ha perdido mucho en su esencia, tanto como arte guerrero, que para mí es solamente la punta del iceberg, como arte vital, la parte debajo de la punta. ...

Arcilla cosmética

Las reinas de egipto eran muy conocidas por la importancia que les daba a la belleza femenina. Cada una tenía sus secretos, composiciones y elixires para resaltar y cuidar de la piel y del cuerpo. Alg ...

La kinesiología en la actualidad

¿De dónde nace la kinesiología? A principios de los años 60 el Dr. George Goodheart descubrió que ante una situación de estrés los músculos reaccionaban tensándose o debilitándose. Este fue uno de lo ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

embarazo embarazadas

¿Qué Debe Comer el Bebé de los 0 a 12 meses?

Nutrición infantil de 0 a 12 meses ¿Qué es la nutrición infantil? La nutrición infantil requiere asegurarnos de que nuestro bebé recibe alimentación suficiente durante su primer año. Cuando hablamos de nutrientes nos estamos refiriendo a calorías, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Asegurarnos de que nuestro bebé tiene una buena nutrición no solo lo protegerá contra eventuales enfermedades ...

embarazo lactancia maternity ...

Pros y contras del parto con epidural

Antes de ser madre, nunca me planteé si querría un parto con epidural o sin. Para mí, la respuesta era evidente. ¿Para qué sufrir si se puede tener un parto sin dolor? Una vez que supe que estaba embarazada de Mini C, viviendo ya en Alemania. Empecé a notar cierto rechazo en según qué entornos respecto al uso de la epidural. Rechazo en el sentido de los efectos secundarios y complicaciones que pue ...

concebir un bebé padres en la madurez salud del bebé ...

¿La edad del padre es importante a la hora de concebir un bebé?

Pues sí, cuanto mayor es el papá, aumenta el riesgo en la salud mental del bebé. Esta ha sido la conclusión de un estudio realizado en la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, con la colaboración de investigadores médicos del Instituto Karolinska, en Suecia. Ya no solo es crucial la edad de la madre como se pensaba, sino que el padre, de la misma forma que aporta la mitad del ADN, puede influ ...

general educación educación emocional para niños ...

¿Es recomendable asistir a la escuela infantil?

Hace unos días compartí en mi muro de facebook una noticia, que decía que los pediatras recomendaba que los niños comenzasen la escuela infantil a partir de los dos años. Escribí un comentario apoyando esta decisión, y este hecho causó en mi muro un pequeño debate, por lo que hoy decidí crear este post para explicar en parte los motivos por los que estoy de acuerdo, y además tratando un tema impor ...

embarazo cuando no se es padre paja

Cuando no se es padre se habla mucha 'paja'

Durante mis navidades, viví lo que yo llamo un gran hermano familiar, fue un experimento de convivencia entre suegros, hijos, hermanos, cuñados, y sobrinos, bajo un mismo techo, y con familia que hacia muchísimo tiempo que no convivía o con personas con los que jamás lo había hecho. Justo a los 13 días de la emoción y tolerancia del reencuentro, surgieron las primeras quejas y complicaciones, muc ...