comunidades

Asegúrate de que tus hijos aprenden inglés ¡y disfrutan con ello!

La educación de los niños es uno de los quebraderos de cabeza que más atormentan a los padres. “¿Lo estaré haciendo bien?”, “¿habré acertado con el colegio?”, “¿le podría estar ofreciendo más?”, preguntas con difícil respuesta, que rondan las mentes de casi el 100% de los progenitores. 

Sin embargo, hay una cuestión clara, y es que no queremos niños perfectos, sino niños felices y seguros de sí mismos, ¿verdad? Pero, a la vez, deseamos poder ofrecerles lo máximo de nosotros para prepararles para la futura carrera laboral en la que les tocará competir el día de mañana. Y si hay algo que se va a convertir en un requisito imprescindible en unos años es, sin duda, el conocer idiomas y, en concreto, el dominar el inglés. 



Es por eso que desde la escuela EF Education First nos quieren ofrecer algunos útiles consejos que puedes llevar a la práctica para que tus pequeños aprendan inglés y, además, disfruten con ello: 

-    Sin lugar a dudas, no podemos luchar contra la sociedad en la que vivimos, y hoy en día la tablet, la televisión y los móviles se han convertido en una constante habitual en el día a día de los niños. Por esa razón, el primer paso para familiarizarles con el inglés es hacer que, desde bien pequeños, vean todas las series de televisión y películas en versión original. 

Además, si el idioma predeterminado para estos dispositivos es el inglés, sin darse cuenta lo estarán asimilando como algo habitual. 

-    La música es uno de los primeros métodos de estimulación para los niños y, por eso, es también un medio ideal para enseñar inglés. En Internet podemos encontrar muchísimas canciones combinadas con juegos que harán que el aprender idiomas sea algo natural y divertido. 

-    Busca eventos para niños en inglés en tu ciudad para los fines de semana. ¡Seguro que encuentras más oferta de la que piensas! 



-    Si tú o tu pareja habláis inglés con fluidez, lo adecuado sería hablar al pequeño en este idioma desde su nacimiento. Y no te preocupes, porque sabrá distinguir los idiomas sin problema. 

Por su parte, aunque no lo dominéis por completo, eso no es razón para ‘expulsar’ a este idioma de la casa. Podéis establecer frases cortas y de uso cotidiano que empleéis de forma común en casa para que el pequeño lo perciba desde siempre como algo habitual: saludos, órdenes cortas, el nombre de prendas, de las comidas, etc. 

-   Enséñale vocabulario cada día, y de forma amena. Por ejemplo, puedes establecer un juego a través de cartas o tarjetas, con el que el niño asimile 3 o 4 palabras nuevas cada día, que después podéis ir aplicando diariamente. Sin darte cuenta estarás implantando en él un amplio vocabulario. 

-    ¡VIAJAD JUNTOS! Sin duda, viajar en familia a países de habla inglesa, no solo permitirá al pequeño familiarizarse con el idioma, sino que, además, le permitirá despertar en él una mente abierta a diferentes culturas, tradiciones… Y es que viajar es uno de los mejores métodos de aprendizaje, ¿no crees? 



-    Por supuesto, para apoyar todos estos conocimientos y permitir el perfeccionamiento del idioma según el niño va creciendo, se puede complementar su formación con colegios bilingües, clases de inglés extraescolares, una niñera nativa… 

En cualquier caso, más allá de cualquier técnica que podamos llevar a cabo, hay algo de lo que no cabe la menor duda, y es que la mejor vía para perfeccionar el idioma es estudiar cursos de inglés en el extranjero, y gracias a la escuela EF es posible desde que son pequeños. 



Desde los 8 a los 14 años pueden acceder a los cursos de idiomas junior, basados en un método innovador con clases amenas, participativas y centradas en la conversación. Además, la experiencia irá mucho más allá de aprender el idioma, y es que conocerán a niños de todas partes del mundo, descubrirá un país nuevo, compartirá muchísimas actividades, y todo ello bajo la vigilancia y protección de monitores las 24 horas del día.

Los cursos pueden durar de 2 a 4 semanas, se llevan a cabo en países como Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido, y los pequeños podrán alojarse en residencias o con familias, para mezclarse aún más con la cultura. Puedes encontrar toda la información aquí.  

Por su parte, si tus hijos superan los 16 años de edad, las posibilidades se amplían, y es que, además de realizar cursos desde 2 a 24 semanas, tienen la opción también de cursar en el extranjero un año académico completo. ¡Incluso cuentan con un programa de preparación para la universidad en el extranjero! 

Entra en la página de EF Education First y descubre en profundidad todo lo que sus cursos de idiomas en el extranjero pueden ofrecer al futuro de tus hijos. ¡Una experiencia que cambiará sus vidas! 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos