Padres

Maternidad Rock Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cuando eras bebé

Cinco años pasaron desde que escuche tu llanto por primera vez. Cinco años que nos separan de noches en vela, kilómetros gateando en el piso de la casita de San Miguel, cinco años que te acunaba en mis brazos para encontrarte con los angelitos de tu sueño. Ahora te lavas los dientes y te vistes solo, has mejorado en tu lenguaje y hasta sabes palabras en inglés. Puedes limpiarte el potito y bañarte solo. Estoy enseñándote a dominar tus frustraciones y tu carácter explosivo cuando algo no te sale bien, vamos por buen camino. En tus cinco años de vida has llorado mucho, por que no te querías quedar en el kinder y porque no te di la golosina que querías antes de cenar. Has llorado de sueño y por el dolor de una vacuna. Y de tantos llantos he aprendido a ser yo la que tampoco debe llorar, pero la vez pasada lloraste nuevamente y mientras te corrían las lágrimas por las mejillas, te quedaste dormido en mi hombro, en silencio, abrazados, como cuando eras bebé, con la cara pegoteada de lágrimas, yogur y sudor del día; y lloré al verte, resistiéndome a verte crecer, haciendo un duelo por el bebé que fuiste, y te dije al oído: "quédate así para siempre, bebé"   



Fuente: este post proviene de Maternidad Rock, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Willy

Es de los tipos que creen que ir al psicólogo es una estupidez. No tiene una comida preferida, ni una banda de música ni un lugar del mundo que muera de ganas por conocer. Nada es maravilloso. Para él ...

Las sombras de la maternidad

Las sombras de la maternidad, es esa parte oscura, que nos llena de pesar, de sentimientos de culpabilidad, de miedos, de angustias, de sentir la dificultad de fusionar las exigencias de nuestra socie ...

Etiquetas: general

Recomendamos

Relacionado

general

Hay cosas que cambian con la maternidad

Cuando nos proponemos tener un hijo puede ser desde una cuestión previamente hablada con la pareja y planeada o algo que nos toma por sorpresa. Sin embargo, en ambas situaciones les podría apostar que cuando mencionas la palabra "bebé" tu subconsciente piensa en todo el lado rosa y lindo de la maternidad. Oigan no está mal pero también es necesario ser consciente que los hijos nos cambi ...