comunidades

Willy

Es de los tipos que creen que ir al psicólogo es una estupidez.

No tiene una comida preferida, ni una banda de música ni un lugar del mundo que muera de ganas por conocer.

Nada es maravilloso. Para él lo bueno es lo que hay.

Cuando yo moqueo porque veo a alguien llorar en la tele, me mira y sé que piensa que soy una extraterreste.

Le revienta que le diga que conocí a fulanito y que es “lo màximo” escribiendo o que es un “genio” porque publicó un libro impresionante. Para él las personas son personas, con algunas bondades más, miserias menos.

Es de los que te queman tu instinto capitalista con una sólo pregunta. Dice: ¿realmente lo necesitas? Y te caga tu delgado costado de compradora compulsiva.

No entiende a los que se hacen problema por cualquier cosa. Si rompiste algo, él dice que no pasa nada, que se vuelve a comprar. Si la comida se me quemó, va por unas hamburgesas. Si se me cayó la botella de aceite sobre mis botas nuevas, él me convence de que el zapatero lo soluciona.

Para Willy no hay dolor que un masaje no pueda curar.

Cuando yo me siento mal o estoy triste o ando loca me manda a bañar. Para él darte una ducha es garantía de que sales nueva.

Si se me transforma la cara por alguna rabieta y siento impulsos de intoxicarlo con aceite jhonson, me mira y me dice: ríete.

La vez que yo abro la refri y decreto que no hay nada para comer, va él y saca una zanahoria y un huevo y te inventa una comida riquísima.

Todas las viejas del edificio lo aman.

Para èl “el desorden es un orden por descifrar”. Pero yo le recuerdo todo el tiempo que guarde las cosas en su lugar. Cuando yo no encuentro algo mío, él lo metió por ahí. Dice, irónico: disculpame si desordené tu desorden.

Pensaba que un hijo no te podía cambiar taaanto la vida. En esa se equicovó, lo reconoce.

Minimiza mi instinto obsesivo. A mí me daba miedo sacar en invierno al niño a la calle y él me mandaba a dar una vuelta manzana, porque el aire fresco hace bien.

Yo pretendìa lavar el chupòn absolutamente todas las veces que se caìa al suelo y él cuenta que antes las madres los chupeteaban para limpiarlo. Cuando era bebé Gael y le picaba un mosquito, él veìa una roncha y yo una potencial infección.

– ¿Hasta dónde? – le pregunto yo, porque bien pero bien en el fondo también soy una romántica imbécil.

– Hasta la puerta – contesta él, siempre.



Fuente: este post proviene de Maternidad Rock, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Es de los tipos que creen que ir al psicólogo es una estupidez. No tiene una comida preferida, ni una banda de música ni un lugar del mundo que muera de ganas por conocer. Nada es maravilloso. Para él ...

Las sombras de la maternidad, es esa parte oscura, que nos llena de pesar, de sentimientos de culpabilidad, de miedos, de angustias, de sentir la dificultad de fusionar las exigencias de nuestra socie ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

dudas separación ayuda ...

240 días. Esos son los días que han pasado desde que me fuí de casa hasta que presenté mi demanda de divorcio. En todo este tiempo, he pensado en todo lo que podría ir mal, en lo que podría ir peor, en lo que quizás pueda ir bien... Y te aseguro, que ni todo es tan bueno ni tan malo. Por eso vengo a contarte como lo hice, te puedo decir que me ha costado muchos años tomar esta decisión, que po ...

Crianza Reflexiones Personales crianza respetuosa ...

Cuando me quedé embarazada empecé a frecuentar foros de maternidad, gracias a los que conocí una manera diferente de criar a los niños, contraria a los estereotipos de no coger a los niños en brazos, no dormir con ellos, no dejarlos llorar… Ya sabéis a lo que me refiero. Crianza con apego, crianza respetuosa, son términos que no conocía por entonces y que llegaron a mi cuando ya tenía mi beb ...

El padre de la Novia Vida cotidiana vértigo

Menuda panzada de llorar mi di ayer por la tarde. Dormí una siesta de las de pijama y orinal y al abrir el ojo vi que estaban poniendo en la tele la versión moderna de El padre de la novia. Nada que ver con la genuina de Spencer Tracy, pero también me gusta y me enganché. Y me gusta porque ¡¡¡me recuerda tanto a mi padre!! Nada que ver con el tema del gasto, que yo creo que el pobre ni hizo cuenta ...

embarazo instinto maternal mujer ...

El instinto maternal es una de ésas cosas de las solemos hablar, dando por hecho que es una cualidad ineherente a la mujer. Un rasgo, que aunque puede permanecer oculto durante los primeros años de vida, pasada la adolescencia, empieza a manifestarse de diferentes formas. Algunas mujeres desean ser madres jóvenes y aseguran 'que están en su momento' para serlo. Otras, dan rienda a éste ins ...

Adolescentes (12-18) Niños (6-12)

Mi hermana María Nuestro valor no reside en nuestras capacidades Mi hermana María tiene doce años, tiene síndrome de Down y es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Tiene una capacidad muy superior a la del resto de entender y disfrutar.  No lo es porque sea una persona muy apta, al contrario, no sabe ni multiplicar.  Lo es porque me recuerda continuamente mi valor, porque está co ...

general amor de madre instinto maternal ...

Hace unos dias empecé a preguntarme como es que algunas mamis golpean o permiten que sus parejas golpeen a sus hijos, a estos seres tan indefensos, hasta el punto de llevarlos a luchar por sus vidas en un hospital, y me preguntaba una y otra vez, donde esta el famoso instinto maternal que dicen tenemos todas las mujeres? Pero primero definamos que es instinto maternal, pues es el vinculo que se e ...

aprendizaje embarazo parto ...

Te gustaría saber de la cesárea, cosas contada de primera mano, sin seguir frías teorías. Antes de entrar a quirófano para la cesárea, lo que más me daba miedo era la anestesia. Había leído mucho sobre los posibles riesgos de la cesárea, aunque el saber nunca esta demás a veces es mejor hasta no saber... Me aterraba que todo dependiera de las manos de una sola persona y de un solo momento. Ese m ...

bebés maternidad salud

Estoy plenamente convencida de que, cuando te conviertes en madre, inmediatamente brota tu instinto más puro y salvaje: el de proteger a tu cría. Puede que en ocasiones no te des cuenta, pero el instinto de madre está ahí, latente. El instinto de madre no es algo consciente, es decir, no sabes que lo tienes. Es como un radar, una alarma que se dispara cuando sientes algún peligro sobre tu bebé o ...

belleza cuidado de la piel embarazo ...

Hola buenasss Me paro por aquí para contar mi experiencia con la matrona de la Seguridad Social. Resulta que tuve cita la semana pasada y era la primera vez que iba, puesto que hasta ahora estaba yendo por lo privado. En resumidas cuentas cuando llegué a casa me eché a llorar por culpa de los comentarios de esta mujer. Era la típica mujer mayor (de unos 60 años mínimo) que no tiene pelos en la len ...

Cuando Eli es Madre Maternidad comidas ...

Mi hija a la hora de comer: y su tiempo… La pequeña L suele ser lo que llaman “buena comedora” come variado y si está de humor prueba cualquier nuevo plato que le presentes, aunque luego diga que le guste o no. Come una variedad de frutas , cereales, vegetales, etc. Aunque como a todos hay alimentos que no le gustan, como por ejemplo el aguacate y el mango solo le gusta en jugo ...