Anda si es mamá! Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cuando nace un hijo... mueren las manías



No es que me defina precisamente por ser una reina de las fisssssnura. Ni ahora ni cuando era una muchacha joven, esbelta, y con muuuuuucho tiempo libre. Pero cuando no tenía hijos cualquier cosa relacionada con aspectos escatológicos del ser humano me ponían de los nervios. Para no tolerar no toleraba ni los botes de Blandiblub que emulaban las excreciones verdosas de las fosas nasales. Ni que decir tiene que nunca pensé en dedicarme a nada relacionado con la medicina o la enfermería y cuando mi vida me acercó a varias personas relacionadas con el mundo sanitario les pedí finamente que temas profesionales, mejor no se abordaran.

Pero cuando mis pequeños llegaron a mi vida, la cosa cambió. Porque los niños no nacen con un pan bajo el brazo, sino con todo tipo de elementos escatológicos a su alrededor y que gracias a inventos como el pañal, el clinex o las toallitas se consiguen eliminar con más o menos dignidad. 

Y no sólo eso, el mundo infantil que aparece en las fotos de los catálogos, con niños limpios, sin mocos, brillantes, espléndidos, esconden una realidad más, digamos, natural. Porque además de los distintos fluidos que salen por muchos de los orificios de nuestros pequeños retoños, no nos tenemos que olvidar de los bichillos que se empeñan en hacerles compañía una y otra vez instalándose en los lugares más comprometidos de su anatomía. Las que sois madres ya sabéis a que elenco de asquerosillos seres me refiero.

Pero lo más maravilloso de todo esto es que, a pesar de que cuando no eres madre todas estas cosas te repugnan, cuando traes a un hijo al mundo, lo ves incluso como algo entrañable. Aunque cueste creerlo, al menos a mí me ha pasado que, como dice mi madre, en muchos aspectos es como si me hubieran dado la vuelta como a un calcetín.

Fuente: este post proviene de Anda si es mamá!, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Motivacion Mama se reinventa Maternidad ...

¿Porque el mundo de Otto?

Cuando asimilé la condición especial de Otto y asumí enfrentar lo que vendría, comencé en la búsqueda de material informativo para documentarme y no perder ni un instante de tiempo útil en la estimulación de mi hijo. Siempre me ha gustado mucho estudiar y la lectura, así que esta tarea me no resultó difícil. Logré obtener varios textos que se convirtieron en mi soporte y me guiaron estos dos pri ...

general anécdotas bebé sapito ...

El segundo hijo.

Vivaracho, picaron, caprichoso, llorón, inteligente. El pequeñín de la casa desborda simpatía, esa simpatía que a su hermano le falta. Siempre Feliz, siempre con una sonrisa. Aunque con un carácter fuerte, le decis que no y te rebolea algo. Sorprende con lo que hace, con lo que aprende, con la picardia que a su hermano se faltaba a su edad. Ese es mi segundo hijo. ¿Alguna vez haz tenido la sensaci ...

crianza Manual de supervivencia MATERNIDAD

5 compras innecesarias cuando eres Mamá Primeriza + bonus extra

Si me hubieran contando esto cuando tuve a J, me habría ahorrado mucho dinero y muchos disgustos. Porque cuanto te enteras de que vas a ser mamá, nada te parece poco para tu pequeño polluelo y crees a ciegas a todos los que te dicen (sobretodo dependientes, los cuales crees que son profesionales) que no podrás vivir los próximos 3 años sin tal o cual cosa. Pues bien, yo te cuento mi experiencia d ...

enseñaconamor redfacilisimo

Rutinas para niños en el hogar

Ser mamá es un cambio increíble. Dejas de ser esa niña y te conviertes en la mujer que todo lo puede, capaz de defender a ese pequeño bebé. Todo esto tan maravilloso, también trae un mundo de responsabilidades que ni pensábamos. Ahora es estar al pendiente del reloj, pues es la hora de bañar al bebé, de comer, de dormir y podría seguir mientras van creciendo. Muchas no conocemos el porqué debemo ...