Anda si es mamá! Idea guardada 0 veces
La valoración media de 2 personas es: Muy buena

Quiero ser mujer (y que mi hija también lo sea)



Últimamente estoy leyendo cierto debate existencial en las redes y en artículos de distintos medios referente a los estereotipos sociales que separan a hombres y mujeres. Una discusión en la que encontramos posiciones radicales (inevitable, por otro lado) y otras más moderadas (por suerte).

Personalmente estoy en contra de que a una niña se le enseñe a fregar platos mientras su hermano está repantingado en el sofá. Me parece que esto ya está más que superado, al menos de cara a la opinión social en general. Creo que niños y niñas cada vez se tratan con mayor igualdad en lo que a conceptos esenciales se refiere, dígase responsabilidades en el hogar, respeto mutuo, rutinas, acceso a la educación?

Pero lo siento. Me niego a negar, valga la redundancia, las diferencias esenciales, naturales, básicas, de hombres y mujeres. Quiero que mi hija sepa que es ella y mi hijo él. Que sean conscientes que físicamente son diferentes y que puede que tengan inclinaciones distintas vinculadas a su género. 

Ya sé que habrán algunos o algunas que se me echarán a la yugular (ya lo han hecho en otras ocasiones por lo que ya estoy curada de espanto). Pero insisto, los niños deben crecer creyendo en la igualdad de oportunidades, el respeto entre personas (sean del género que sean) y los valores humanos más básicos. Aunque sabiendo también que una mujer puede ser madre, para empezar, puede ser más sensible, tener unas aptitudes distintas que los hombres, un poco más ?bestias? y con unos caracteres más ?sencillos?, dicho sin ningún tipo de intención. Y si para ello los tengo que distinguir con azul y rosa, pelota y Hello Kitty, pues oye, yo encantada. Siempre respetando que uno pueda jugar con muñecas y la otra con la pelota. Con naturalidad, RESPETO, siempre RESPETO, pero sin negar la evidencia. Creo que las cosas son más sencillas de lo que algunas mentes retorcidas nos quieren hacer creer. Por lo que no le voy a negar a mi hija un vestido rosa (si le gusta) ni a mi hijo que juegue con espadas (si es lo que le apasiona).

Pero digo todo esto porque hay momentos en los que me siento culpable de comprarle a mi hija un kit de princesa o a mi hijo unas cartas de Pokemon. Como si eso fuera a ser determinante para su comportamiento hacia el otro sexo. Y ahora que me acuerdo, la vez que le regalaron a mi hija un set de limpieza alguien un poco más y me come. Un juguete que, por otro lado, utilizan indistintamente, para limpiar, usarlos de espada o de stick de hockey. No sé por qué le ?cayó? a mi hija en su cumpleaños pero dudo que fuera con ninguna intención. 

Sigo. A mi hija le regalaron una plancha de la Hello Kitty que se ha quedado muerta de asco al fondo de un cajón mientras mi hijo me pedía hace unos días que le dejara a él planchar.

Cuando enseño a mis hijos que no se pega, el mensaje va dirigido a los dos. Cuando se pone la mesa en casa, van uno detrás de otro. Y así con muchos ejemplos que no voy a seguir apuntando para no aburrir al personal. 

Me parece curioso que constantemente se publiquen estudios sobre las capacidades intelectuales de las mujeres, la naturaleza del hombre, por qué unos tienen más resistencia física y otras son más capaces de según que tipo de trabajos, y en la infancia nos empeñemos en negarles que uno es uno y una es una. Yo creo que es porque se confunden los términos. Deberíamos dejar de obsesionarnos con los ?estereotipos?, los colores, los juguetes, las pelotas, el azul, el rosa, y demás, que no dejan de ser cuestiones secundarias, al menos para mí. Lo importante es educarles en la igualdad de personas sin olvidar la diferencia de sexos, vista como eso, como una diferencia, y no como una desigualdad de uno respecto a otro.

Y ahora sólo hablo de cara a las niñas. Si queremos que en el futuro sean feministas convencidas, prefiero que lo sean defendiendo su naturaleza como mujeres que no empeñándose en negar la evidencia y querer imitar a los hombres. Por poner un ejemplo, para conseguir sus mismos sueldos no tenemos que renegar de lo que somos, hemos de luchar por una igualdad de derechos sin vender en ningún momento nuestra propia esencia.

Pero como siempre digo, es mi humilde opinión.

Fuente: este post proviene de Anda si es mamá!, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general

Healthy Munchies: Barritas de Chocolate

Hace poco probe unas barritas energéticas de esas tipo Larabar que tienen ingredientes crudos y muy saludables. La cuestión es que cada barrita cuesta un ojo de la cara, así que me di a la tarea de buscar una receta similar y resultó que son muy fáciles de hacer. Modifiqué algunos ingredientes por que no los tenía pero aquí les dejo el link a la receta original que saque de Pinterest. Además fuero ...

bebés experiencias consentir ...

Gracias mamá, pero no

A ver, como decir esto sin que suene desagradecido por mi parte. Mi madre nos adora, soy consiente de ello, tanto a mi como a mi hermana. El problema viene por la pequeña Minijijijiji, que no es que la adore, es que mejor no le hagamos escoger que en ese caso la balanza se inclina fácilmente. Pero no vengo hablar del amor que siente mi madre por nosotras, sino de ese superpoder que se creen algun ...

educación estereotipos de género hijos ...

¿Y si las niñas quieren ser princesas y los niños no quieren ser superhéroes?

Está mal visto que las niñas quieran ser princesas. Quien dice princesa dice reina, hada, cualquier personaje cursi de cuento, de dibujos animados, cualquier personaje típico y tópico de niñas. Llega el carnaval, o cualquier fiesta o evento en la que toque disfrazarse, le pregunto a mi hija de quiere ir disfrazada y me responde sin dudas: de princesa. Incluso especifica, de Elsa, de Rapunzel. Y ...

crianza familia neurotips ...

¿Cómo criar niños y niñas empáticos?

Estas últimas semanas he estado escribiendo mucho sobre la importancia de criar niños (varones) amables y tiernos en un mundo donde – lamentablemente – la masculinidad está asociada con agresividad y violencia, las mujeres son consideradas objetos y las cualidades consideradas femeninas están desvalorizadas; cualidades como la paciencia, la empatía, la ternura y el servicio. Unido a es ...

2019 Colaboradores 8M

Nuestras niñas serán Mujeres

Hoy celebro el 8 M por muchos motivos, sobran motivos pero el más importante es por ella, por mi hija. Os dejo el enlace al articulo Nuestras Niñas serán Mujeres que he escrito para Cantabria DModa donde hablo de educar en igualdad a los más pequeños.                   […]

Escuela de padres Juegos Juegos y material educativo

Juegos tradicionales infantiles para niñas y niños

Hay juegos tradicionales para niños a los que hemos jugado todas y cada una de las generaciones y de diferentes unas partes del planeta. Son actividades que, en algunos casos, ya jugaban los niños y niñas incluso en el Egipto de los faraones. Es posible que cambie el nombre del juego conforme la parte del planeta en que se desarrolle la actividad, y que aun tenga ciertas alteraciones o bien regla ...

general blog bloguer@s ...

Mamá y blogger

Hoy te voy a contar algo curioso que me pasó estos días, no tiene nada que ver con la maternidad en sí, sino con el hecho de tener un blog. Estando en la sala de espera del pediatra (lugar que frecuento mucho últimamente por desgracia...) escuché cómo una mamá aconsejaba a otra sobre darle el pecho a su bebé. Sí, ya sé que está mal escuchar conversaciones ajenas, pero es que era inevitable no oirl ...

general andar solo bebés de 17 meses ...

17 meses y aún no anda sola

"¿Aún no se va sola? Bueno... ya se soltará". Últimamente esta es una de las frases que más oigo. De un día para otro. Dichas por las mismas personas. Y yo estoy un poco frita. ¿Importa tanto cuándo anden solos? Igual aún no he puesto bastante cara de ogro... Esto de la maternidad a veces es una extraña competición con meta vaya-usted-a-saber-cuál y medalla mi-hijo-es-el-más-espabilado-d ...

general maternidad rock

10 confesiones

Este año mi hijo Gael y yo cumplimos dos años juntos. No pretendo hacer un recuento edulcorado de estos realmente maravillosos y divertidos meses ni tampoco ahondar en relatos amargados de la difícil vida de una mamá de tres. Lo que sí quiero hacer es un lista de confesiones que tal vez ayuden a ? no, no van a ayudar a nadie. En realidad me provocó confesarme. Debe ser mi educación católica manif ...

Libros estereotipos igualdad

Las muñecas son para las niñas, ¿o no? Un libro para hablar de igualdad y de estereotipos

Bajo el título polémico ‘Las muñecas son para las niñas‘, este libro de la Editorial Tramuntana cuenta la historia de lo que ocurre en una familia cuando llega una muñeca a casa. El último libro que nos ha llegado desde Boolino es una historia que habla con ironía de los estereotipos de género y de una casa revolucionada porque al hermano pequeño le han regalado una muñeca. El juguete ...