comunidades

CUENTOS SOBRE EL OTOÑO RECURSOS INFANTILES-EL ABRIGO

Cuentos fantasía para niños

Hoy os traigo un cuento fantástico (en todos los sentidos) es un cuento que me resulta precioso de principio a fin.

Es un cuento que no es muy largo y que nos puede ser útil para trabajar con los niños en otoño, pues está lleno de viento y hojas y mucha fantasía…nos transporta con su abrigo a un mundo maravilloso dónde todo parece posible.

Creo que comienza ha hacer frío y vale la pena cobijarse entre este cuento ABRIGO calentito y lleno de imaginación



Este cuento de Otoño lo podéis imprimir si queréis.

CUENTO EL ABRIGO descargar

Para Jeremías, su abrigo era el más maravilloso del mundo. Era largo, amplio, gigantesco… ¡COLOSAL! Con el dobladillo de su abrigo arrastraba todas las hojas del otoño, formando enormes montañas doradas; y al atardecer, Jeremías y el Sol se ocultaban detrás de ellas para que no les descubriera la noche.

Las mangas de su abrigo eran espléndidas cuevas mágicas. Allí escondía Jeremías las ranas y los sapos de las charcas, para evitar que las brujas los convirtieran en príncipes y princesas encantados.

El cuello era como una campana gigante de cristal. Con él, rompía los vientos helados que atacaban sus mejillas en el invierno, y le ocultaba de los vampiros que perseguían con apetito su cuello. Los botones eran medallas. Medallas de todas las guerras que Jeremías había ganado en el mar y en la tierra; luchando contra bravos piratas y valientes pistoleros.

Por eso, cuando a Jeremías le compraron una cazadora nueva, su mundo se vino abajo. El viento alejaba las hojas de su camino, las ranas lloraban porque nadie las protegería, los vampiros afilaban sus colmillos y los piratas le gritaban desde sus barcos:

— ¡Sublévate…! ¡Rebélateee…!

Aquella noche hubo una manifestación en el dormitorio de los padres de Jeremías. Las ranas y los sapos, los vampiros, las brujas, los ratones del otoño y los piratas gritaban:

— ¡QUE SE VAYA LA CAZADORA NUEVA…! ¡QUE SE VAYA! Pero fue inútil.

Los padres de Jeremías dormían y, por la mañana, sólo lo recordaron como un mal sueño. Así que Jeremías, en señal de protesta, se encerró en el armario con su viejo abrigo.

El armario se transformó en un ascensor que bajaba por la boca de un volcán en erupción hacia el centro de la Tierra, en busca de los últimos dinosaurios perdidos. Luego el armario fue un submarino y Jeremías su capitán, navegando por los mares del Caribe a la caza fotográfica del fiero tiburón azul.

Pero una puerta se abrió y toda el agua salió en un torrente invisible, arrastrando a Jeremías entre las piernas de sus padres.

— ¡Quiero mi abrigo! ¡No lo tiréis…! —sollozaba Jeremías.

Sus padres no comprendían este capricho.

— ¡Es viejo! ¡Te queda muy grande! ¡Mira…! ¡Si hasta le valdría a tu padre!

Entonces el padre de Jeremías se puso el abrigo. Sintió que las mangas le quedaban largas y que el dobladillo le arrastraba por el suelo; y que la suave corriente que cruzaba la habitación se convertía en un vendaval que traía viejos olores a regaliz. Notó que sus pies se despegaban del suelo y estiró la mano para agarrarse a la madre de Jeremías.

Pero los dedos que atrapó eran los de una niña, igual que su mujer, pero con veinte años menos. Los padres de Jeremías se elevaron por los aires arrastrados por una cometa, hasta un día cualquiera de sus propias infancias. Allí encontraron a los duendes y a las brujas y a todos los monstruos que habían llenado de fantasías sus sueños de niños.

Y fueron náufragos en islas desiertas, que vaciaban a sorbos el océano para encontrarse. Y él fue un vaquero y ella una india, y a lomos de sus caballos recorrían las praderas bebiendo el agua de los arroyos y robando fresas. Galoparon sin parar, hasta llegar de nuevo a la habitación donde Jeremías los esperaba con la boca abierta de asombro.

Al día siguiente, cambiaron la cazadora por tres pares de zapatillas. El invierno comenzaba a asomarse. Prometía fantásticas nevadas que convertirían las calles en un continente helado, donde Jeremías y sus padres serían osos polares, esquimales, focas, exploradores…

Ese invierno, sus zapatillas fueron trineos y sus abrigos alas.

Fin

El abrigo, Ángel Jiménez, escritor. Perteneciente al proyecto Cuentos para Crecer. Editorial Everest, 1996 Adaptado

Más cuentos en :

Cuentos y cuentacuentos del canal de Youtube Mireia Cra Cri Crea :

https://www.youtube.com/channel/UCz0EoMDCGUl9LuOYqQcckIw

Facebook:

https://www.facebook.com/mireiacracricrea/

Blog:

https://cracricrea.blogspot.com/

Twitter:

https://twitter.com/cracricrea

Instagram:

https://www.instagram.com/cracricrea/

Página wordpress:

https://animacioninfantilcracricrea.wordpress.com/

Fuente: este post proviene de Animaciones Cra Cri Crea, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hoy quería compartir un cuento maravilloso, tierno y bello : El árbol de los recuerdos de Britta Teckentrup de Editorial Nubeocho. Es un cuento para adultos y niños y para poder llevar esa parte de la ...

Recomendamos

Relacionado

Blog Sin categoría

Los cuentos me parecen un recurso fundamental para poder trabajar con nuestros pequeños, son una herramienta para poder trabajar valores, rutinas, nos ayudan en el desarrollo psicológico de los niños. Beneficios de los cuentos: Son una herramienta didáctica Nos permiten adentrarnos en historias Nos ayudan a que adquieran vocabulario Mejoran la expresión Desarrollan la creatividad Permiten a los ...

Recursos blog de maternidad crianza positiva ...

Hace poco tuve la suerte de conocer Cupinit: Cuentos de padres inquietos para niños traviesos. Lo conocí por causalidad, por medio de una amiga en común ¡cosas de la vida! El cuento estuvo unos días rondando por casa, con ganas de que le devoraran pero ya sabéis que aquí quien marca el ritmo y elige lo que le apetece leer cada noche es mi pequeño. Así que esperé ansiosa el momento. Tenía mucha cur ...

A los niños les encantan los cuentos de princesas cortos que causen en ellos emociones tan profundas como la alegría o la sorpresa e incluso el miedo y la tristeza. Ellos no solo escuchan la historia, también la sienten. Escoge un cuento y sé hoy el protagonista de una fantasía. Transfórmate, a través de la imaginación , en la princesa valiente o el príncipe encantado y aventúrate a descubrir ...

Si los cuento gustan, los cuentos personalizados gustan mucho más. Y es que cuando tu hijo es el protagonista del cuento, se siente el niño más importante del mundo, y ese cuento pasa a ser "el cuento", SU CUENTO. ¿Y a cuento de qué te cuento este cuento?. Pues dejando trabalenguas a un lado, a que hemos recibido el cuento personalizado Supreprota y cuando tienes entre manos algo tan bo ...

niños

Contar cuentos a los niños pequeños es una tradición. Una de esas costumbres que nunca deben perderse. De esas cosas que las personas poco a poco vamos olvidando y el hueco que dejan es enorme. Principalmente los motivos por los que los padre nos cuentan cuentos a sus hijos pequeños antes de dormir es el estrés, la falta de tiempo, el abuso de las nuevas tecnologías, etcétera. Los beneficios de co ...

aprendizaje crianza natural guardería y colegio ...

¿Estás buscando cuentos para leer con tus hijos? ¿Crees que los cuentos tradicionales no siempre responden a nuestra actual escala de valores? ¿Te gustaría encontrar cuentos que les gusten y que merezcan la pena? Echa un vistazo a esta selección, puedes descargar cada cuento en PDF de forma gratuita y segura en http://www.invertirenfamilia.com/cuentos-infantiles-que-merecen-la-pena/

MATERNIDAD VIDA cuentos ...

Leer cuentos infantiles clásicos a nuestros hijos nos hace recordar y añorar bonitos momentos de nuestra infancia. Son antiguos y han pasado de generación en generación, aportándoles una mejor capacidad de comprensión a los más pequeños. Los cuentos infantiles se han caracterizado por hablar de aspectos reales de la vida y les ofrecen ideas para resolver sus problemas. También, les despierta a los ...

Cuentos con valores Libros infantiles Libros y manuales ...

En ningún hogar deberían faltar los libros de cuentos, y menos los clásicos de siempre. A nosotros nos gustan especialmente y nunca nos cansamos de leerlos o reinventarlos. En esta ocasión estamos inmersos en una versión de “Cuentos clásicos para leer y contar” que nos ofrece la Editorial Anaya Una versión con 10 cuentos de toda la vida. Aquellos que ya nos contaron nuestros padres y q ...

Educación Educación Emocional para niños Educación Infantil ...

En muchas ocasiones, tanto padres como docentes, me piden que les recomiende cuentos infantiles con valores. Como sabrás, recientemente colaboré como asesora pedagógica de una importante editorial en una colección de 40 cuentos infantiles para trabajar el conocimiento y gestión de las emociones. Sin embargo, a pesar de el proyecto era muy ambicioso y de … Continuar leyendo "Cuentos infa ...

sabías qué? abandono cuentos infantiles ...

Existen muchos cuentos infantiles que todos conocemos o hemos leído en alguna ocasión. Hablan sobre princesas, caballeros, animales, granjas, bosque encantados, reinos lejanos… A mí me gustaría mostrarte una lista de 10 cuentos infantiles muy especiales para mí. Cuentos o historias sobre el respeto a los animales que deberías leer a tus hijos. Hablan sobre la empatía, el respeto y los derech ...